LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura Wall Street. De la alegría por la Reserva Federal, al miedo desde Europa

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos como resultado de una combinación de factores que van, desde una recogida de beneficios tras la fuerte subida de ayer por ver a la Reserva Federal que adoptaba la paciencia y la pausa en las subidas de tipos de interés, hasta la digestión de un buen número de resultados empresariales, y terminando por la preocupación de la aceleración de los problemas macroeconómicos en el planeta al ver que la zona euro frena de forma brusca el crecimiento y además Italia entra en recesión técnica.

Y ojo, todo lo anterior sin olvidar que mañana tenemos el dato de creación de empleo de Estados Unidos.

Pues si, en el día de ayer tuvimos un auge tremendo en los activos de riesgo, especialmente en Estados Unidos, al ver que la Reserva Federal se olvidaba de las subidas paulatinas de tipos de interés y adoptaba una actitud de “esperar y ver”, ya que la situación fuera de Estados Unidos sigue sin estar clara. Evidentemente, seguimos teniendo algunos datos macroeconómicos muy positivos que siguen dando carta blanca a Donald Trump para apretar las tuercas a China sobre la guerra comercial. El problema es que la destrucción fuera de Estados Unidos se está acelerando y alcanzando tales niveles, que el tiempo se le acaba para poder alcanzar un acuerdo. De hecho, para intentar calmar al mercado, hoy ha dicho en las redes sociales que las conversaciones con China van bien.

trump.JPG

 

En Europa, la lectura del producto interior bruto del cuarto trimestre muestra el menor crecimiento en cuatro años y encima Italia marca en negativo el segundo trimestre consecutivo, por lo que está en recesión técnica, lo que está despertando muchísimo miedo a lo que pueda pasar en Alemania, ya que está afectada directamente por la guerra comercial. En Italia, también afectada por la guerra comercial, hay un componente político muy importante que podría acabar desencadenando unas elecciones anticipadas.

El miedo al contagio está presente y, aunque algunas argucias de avisos de problemas en los beneficios han conseguido reducir el impacto en el mercado una vez presentados algunos resultados empresariales como los de Apple, el fondo sigue preocupando muchísimo porque todo el mundo se pregunta hasta cuándo puede aguantar la economía mundial y, sobre todo, la norteamericana.

Hoy hemos conocido que los costes laborales siguen creciendo en términos interanuales y han tenido unos crecimientos realmente importantes, cosa que es incompatible si empezamos a ver desaceleración económica, porque esos costes empezarán a encarecer todo mucho y entonces habrá que tener cuidado con la creación de empleo, que puede ser menor. De hecho, hoy hemos conocido que las peticiones de desempleo semanales en Estados Unidos han tenido un repunte muy importante por encima de las 250.000 y ha llamado mucho la atención a todo el mundo, ya que, recordemos, el nivel de peligro esta situado en las 300.000. Por un lado, muchos dicen que tras las vacaciones hay muchos cambios de turnos, etcétera, pero no debemos olvidar que estamos bajo el cierre de la administración norteamericana, por lo que debemos tener en cuenta este factor a medio plazo. Además, tal como están las cosas, hay que estar muy atentos a la evolución por si este repunte esconde algo más.

La temporada de resultados sigue su curso y hoy han sido numerosos los que hemos tenido para valorar encima de la mesa, que los hay de todos los colores y de todos los sectores:

- Qualcomm presentó ayer tras el cierre unos beneficios de su primer trimestre fiscal de 0,87 $. Ajustados son 1,2 dólares, por encima de lo esperado que eran 1,09 $.

Las ventas descienden hasta 4800 millones de dólares. Los envíos de chips para móviles cayeron un 22%, en línea con las previsiones de la propia compañía. Las ventas de este segmento descienden el 11% hasta los 3740 millones de dólares, peor de lo esperado.

Los ingresos por licencias también descienden el 20% hasta 1020 millones de dólares, peor de lo esperado.

Con respecto a las previsiones, espera que el trimestre actual ofrezca unos beneficios en una horquilla que va como mínimo de 0,4 $ un máximo de 0,5 $, ligeramente en la parte alta de lo esperado.

- Tesla presentó ayer resultados con unos beneficios de 0,78 $, recuperando muy poco de las pérdidas de -4,01 $ del año anterior. Ajustados son beneficios de 1,93 dólares, también recuperando una parte de las pérdidas de -3,04 $, peores de lo esperado que eran 2,19 $.

- Facebook presentó ayer resultados con unos beneficios de 2,38 $, subiendo desde los 1,44 dólares del año pasado, por encima de los 2,19 $ esperados.

Con respecto a las ventas, pasa de 12.970 millones de dólares a 16.910, por encima de lo esperado.

Con respecto los usuarios, los usuarios activos al día suben el 9% hasta 1520 millones y el mismo crecimiento para los mensuales hasta los 2320.

- General Electric presenta resultados con unos beneficios de 0,07 $, recuperando muy poco de las pérdidas de -1,27 dólares del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,17 $, peores de lo esperado que eran 0,22 $.

Las ventas alcanzan los 33.280 millones de dólares, lo que representa un 5% de crecimiento, por encima de lo esperado. La división de aviación crece en las ventas el 21%, mejor de lo esperado, pero el de energía tiene un descenso del 25%, peor de lo esperado. Energías renovables sube un 28% y cuidados de la salud mejora el 2%

De momento el mercado se toma bien los resultados y sube más del 3% en preapertura.

- Northrop Grumman presenta resultados con unos beneficios de 2,06 $, bajando desde los 3,83 $ del año pasado.

Las ventas mejoran desde 6550 millones de dólares hasta 8160, por encima de lo esperado.

Las previsiones para 2019 en cuanto a ventas se sitúan en 34.000 millones, muy por encima de lo esperado. En beneficios ajustados por acción la horquilla está por debajo de lo esperado.

- UPS ha presentado resultados con unos beneficios de 0,52 $, bajando fuertemente desde los 1,42 $ del año pasado. Ajustados son 1,94 dólares, por encima de los 1,91 $ esperados.

Las ventas alcanzan los 19.850 millones de dólares, un crecimiento del 4,6%, pero por debajo de lo esperado que era pegarse prácticamente a los 20.000 millones. Dentro de Estados Unidos, las ventas aumentan el 6,3%, por encima de lo esperado, y de forma internacional rozamos el 3%, también por encima de lo esperado.

La estimación de beneficios ajustados para todo 2019 está en una horquilla con un mínimo de 7,45 dólares y un máximo de 7,75, dentro de lo esperado.

El mercado está recompensando las cifras con una mejora en preapertura superior al 5%.

- ConocoPhillips ha presentado resultados con unos beneficios de 1,61 $, subiendo desde los 1,32 $ del año pasado. Ajustados suben a 1,13 dólares, por encima de lo esperado que eran 0,98 $.

- Mastercard presentó resultados con unos beneficios de su primer trimestre fiscal de 0,33 $. Ajustados son 1,55 dólares, por cima de lo esperado que eran 1,53 dólares.

Las ventas netas pasan de 3310 millones de dólares a 3810, por encima de lo esperado.

Las referencias a la economía no han terminado con los datos antes de la apertura, sino que 15 minutos después de la apertura tendremos el índice de directores de compra del área de Chicago y 30 minutos después de la apertura tendremos los datos de la venta de viviendas nuevas, sin perder de vista los malos datos que hemos tenido en el pasado.

El sector de energía va ser un punto de apoyo importante porque, aparte del miedo a la falta de crecimiento mundial, que puede afectar a la demanda, hoy el crudo está por encima de los 54,5 $ porque sigue afectado por ese pensamiento acerca de que el mundo podría quedarse sin la producción de Venezuela por las sanciones de Estados Unidos.

Europa está teniendo problemas para sostenerse por encima de la media de 50 sesiones, y ahora mismo vamos de camino a ella, así que exactamente lo mismo es lo que preocupa en Estados Unidos, aunque con la subida del día de ayer nos hemos alejado mucho. La clave sigue estando en mantenerse por encima de esa media para seguir pensando en un cambio de tendencia que está en manos de Donald Trump, porque la Reserva Federal ya ha hecho su parte, poner en pausa a la subida de tipos.

iws.gif