LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura Wall Street. A vueltas con la curva de tipos y la economía

Serenitymarkets.com Se espera una apertura en Estados Unidos con toque bajista tras ponerse encima de la mesa que la economía sigue mostrando toques de debilidad y además se amplia y profundiza el debate sobre la situación de la curva de tipos.

Comenzamos una semana que está completamente marcada por el desempeño de los mercados el viernes pasado en donde tuvimos un desplome realmente importante porque muchos estuvieron dándose cuenta de que ya teníamos una considerable inversión de la curva de tipos, superior a la que hemos tenido semanas atrás en donde eran algunos pedacitos de la propia curva por la parte de dentro las que se habían invertido pero es que ahora los tipos más cortos y están sensiblemente por encima de los de 10 años como se puede observar en la fila más baja de los datos al cierre del viernes:

tipos.JPG

 

Por otro lado, lo que pasó el viernes en la curva de tipos está siendo constantemente sujeto a valoración y la verdad es que no hay unanimidad. Por un lado, Harker, de la FED, dice que hay que prestar atención a lo que nos está diciendo la curva de tipos pero sigue diciendo que la economía es sólida y por eso dentro de sus perspectivas mantiene por lo menos una subida de tipos de interés este año y otra el año que viene, pero nada más. Por el contrario, la antigua gobernadora de la Reserva Federal ha dicho que la inversión de la curva de tipos quizá lo que nos está diciendo es que hay que bajarlos próximamente pero no tiene que llevarnos a una recesión de forma obligatoria.

La verdad es que el indicador de actividad nacional de la FED de Chicago tiene dos meses en negativo y eso hay que tenerlo en cuenta porque son dos meses en donde el desempeño es peor que la media  histórica.


source: tradingeconomics.com

 

Tampoco debemos olvidarnos del culebrón de Donald Trump con Rusia, ya que ha aparecido un informe final sobre las relaciones entre el Presidente y Rusia y parece que no hay relación de cara a las elecciones, pero sí parece que hay algunas irregularidades que han supuesto un menosprecio al sistema político estadounidense. Donald Trump vende esto como una victoria, sin embargo los demócratas ven espacio para seguir dando la batalla.

Con respecto a la guerra comercial, no hay novedades, siguen apareciendo de vez en cuando buenas palabras para poder llevarnos a un acuerdo comercial próximamente, pero recordemos que se suponía que se iba a firmar dicho acuerdo, o por lo menos tener una reunión de alto, nivel a finales de este mes y las últimas noticias ya lo están posponiendo hasta julio, precisamente porque China parece que quiere arreglarlo todo a base de comprar grandes cantidades de productos norteamericanos pero tiene muy poca disposición a realizar los cambios estructurales que pide Estados Unidos para poder llegar a un acuerdo. Seguramente la cuestión ahora mismo encima de la mesa es que los chinos se han dado cuenta de que no es Donald Trump el que tiene la sartén por el mango, sino que es China la más fuerte. Esto significa que Donald Trump es un político y necesita reelecciones, así que si China es capaz de aguantar su economía, pueden dilatar la llegada a un acuerdo comercial hasta un punto en donde la economía norteamericana se vea dañada, por lo que tendría muy poco rendimiento la guerra comercial iniciada por Donald Trump. Como sabemos, en China no hay elecciones ni democracia, por lo que ellos están más protegidos contra la opinión pública. También hay que recordar las previsiones de que se van a tener que bajar los tipos de interés en 2020 porque es la fecha cuando ya dejará de tener efecto la rebaja fiscal. Otro posible movimiento es que si se alarga la guerra comercial, Donald Trump podría buscar maneras para seguir bajando los impuestos y de esa manera poder sostener toda la economía, pero eso ya más bien a medio y largo plazo.

Valores concretos tenemos:

El punto más importante sigue siendo Boeing y lo que afecta a las aerolíneas. Hoy American Airlines dice que no puede prever los costes de tener toda la flota de 737 Max en el suelo y los operadores entienden que les pasará lo mismo al resto de Aerolíneas. A día de hoy ya se están haciendo pruebas sobre la nueva configuración del software del avión y necesita el visto bueno para que sepase al resto de aparatos, y recordemos que muchas autoridades han dicho que quieren estar presentes en esa instalación y en la validación de ese software para poder fiarse de que realmente soluciona los problemas.

En el apartado técnico, necesitamos seguir manteniéndonos por encima de la media de 200 sesiones para poder aguantar el tiempo suficiente y de esa manera tener un cruce alcista de la media de 50, tal como tiene el Dow Jones de industriales. El punto negativo importante es que tanto el de industriales como el de transportes están dibujando al mismo tiempo un hombro cabeza hombro con claviculares muy claras que en el de industriales es precisamente la media de 200 y el de transportes un nivel por debajo de la media de 50, por lo que tenemos un entorno técnico de mucha incertidumbre en todos los aspectos que hace complicado generar operaciones de medio largo plazo.

iws.gif