Jueves, 13 Diciembre 2018

Apertura en Wall Street. La política se pone celosa y pide paso

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos como un movimiento de pausa a la espera de lo que se puedan decir en el evento de bancos centrales en Jackson Hole los nuevos comentarios de Donald Trump que hacen temer al mercado un nuevo retraso en la posible aprobación de la reforma fiscal.

Ya nos extrañaba que estuviese tanto tiempo callado, y no ha defraudado. Donald Trump vuelve otra vez a hacer declaraciones que han puesto en alerta a todo el mundo. Primero por decir que en algún momento él cree que se terminará cerrando el acuerdo de libre comercio que existe entre Estados Unidos, Canadá y México. Además, ha amenazado seriamente con dejar que la administración cierre por no aceptar un presupuesto que lleve incluido el coste de la creación del muro con México. Por lo tanto, volvemos a ver al Donald Trump más combativo, lo que no suele gustar mucho al mercado porque aleja la entrada de la reforma fiscal. Pero claro, cada vez que el mercado tiene miedo, aparecen las intervenciones verbales desde los republicanos diciendo que aprobar la reforma fiscal va a ser más fácil que la fallida reforma sanitaria.

En el lado europeo, Berlusconi dijo que proponía una moneda paralela para Italia y pocas horas después el diario alemán Bild ha hecho saber que Scheuble estaría preparando una propuesta en donde se dejaría que los países del sur, o los países en recesión o problemas, pudieran acceder a dinero del fondo de estabilidad para invertirlo en infraestructuras. Es un cambio absolutamente radical con las posturas anteriores pero de momento se mantiene en secreto dicha propuesta porque podría ver la luz después de las elecciones alemanas a finales de septiembre, siendo conscientes de que es una muestra de cesión de dinero público alemán para otros fines y podría perjudicar algo en las elecciones.

Los que faltan por hablar sólo los bancos centrales, pero de forma indirecta lo van a hacer a partir de mañana en ese simposio que tendrá lugar en Jackson Hole, así que todo el mundo está muy alerta y en cierto modo nos metemos ya en una fase muy parecida a la de espera que solemos ver antes de un dato importante o reunión de cualquier Banco Central.

Otro punto de atención lo vamos a tener e los datos macroeconómicos ya que 15 minutos después de la apertura tenemos el indicador de directores de compra tanto del sector manufacturas como de servicios en la lectura preliminar del mes de agosto. En Europa, los compuestos han salido mejor de lo esperado pero no tanto como muchos esperaban ver.

30 minutos después de la apertura, tendremos el dato de ventas de viviendas nuevas. Recuerden que los resultados trimestrales de Toll Brothers no gustaron por las malas previsiones y necesitamos que las ventas se mantengan estables como mínimo para compensar.

El crudo también pide paso porque tendremos la presentación de las cifras de reservas semanales en donde se necesita ver que se mantiene el descenso de las mismas pero todo el mundo está rezando que la producción no aumente.

En valores concretos hoy hemos conocido los resultados de Lowe’s:

Lowes presenta unos resultados trimestrales con unos beneficios netos de 1,68 dólares, subiendo desde los 1,31 $ del año pasado. Ajustados son 1,57 dólares pero quedan por debajo de los 1,62 dólares esperados.

Las ventas mejoran desde los 18.260 millones de dólares hasta alcanzar los 19.490, peor de lo esperado.

Ojo con los efectos secundarios en Home Depot porque el valor está siendo castigado con un descenso superior al menos 5% en preapertura.

En noticias de otros valores:

Google y Wal-Mart estarían preparando una colaboración otros dos para poder plantar cara a Amazon.

En el apartado técnico debemos tener cuidado porque una pausa en el mercado a la espera de lo que pueda pasar en Jackson Hole podría disparar alguna recogida de beneficio del rebote generado por el Dow Jones de industriales en la media de 50 sesiones.

indicesws.gif