Martes, 16 Octubre 2018

Apertura de Wall Street. Yellen da el pistoletazo de salida

De toda la vida hemos comenzado la sesión en Estados Unidos a las 15:30, hora española, pero esta vez comenzará a las 16h00, hora española, debido a que en ese momento es donde hará su discurso la presidenta de la Reserva Federal en el simposio de bancos centrales que tiene lugar en Wyoming.

Todo el mundo está muy atento a ver si dice algo con respecto a los dos puntos importantes que tiene todo el mundo en mente: qué va a pasar con la subida de tipos de interés de aquí a finales de año, y además más claridad a la hora de reducir su hoja de balance.

Tanto la Reserva Federal como el BCE están muy al tanto de que el mercado reacciona con exageración a todo lo que dicen, por lo que la mayoría de operadores apuesta por un texto más o menos neutral y lejos de todo tema que pueda ser susceptible de tener movimiento en el mercado, dejando la “chicha” para septiembre.

Por otro lado, Donald Trump no se resigna a estar en la parte de atrás de la actualidad y si el lunes y el martes pasado fueron buenos días para el mercado porque no dijo nada, parece que ahora quiere volver a recuperar el protagonismo pero de manera positiva. La tibieza de sus mensajes sobre los altercados extremistas en Estados Unidos le dio un buen batacazo de realidad provocando el cierre de los consejos empresariales muy cercanos a la Casa Blanca porque nadie quiere estar cerca de alguien que sea tibio con ese tipo de altercados ya que los empresarios que formaban esos consejos están todos directamente vinculados al consumidor, por lo que nadie se quiere jugar un boicot de los clientes por estar demasiado cerca de esa tibieza.

Hoy, ha aparecido una entrevista en el Financial Times del máximo representante del Consejo económico nacional en la Casa Blanca y ha desvelado que el miércoles que viene Donald Trump hará el primero de una serie de discursos para convencer a la opinión pública de la necesidad de una reforma fiscal. Ya veremos si esos discursos son más ideológicos que realistas, pues recuerden que el mercado poco a poco está perdiendo la esperanza de ver dichas reformas, sobre todo cuando el propio Trump ha amenazado con dejar que se cierre el gobierno al vetar un presupuesto que no lleve incluido el coste de un muro con México. Este tipo de juegos no son favorables para la economía y el choque de trenes que puede aparecer en la negociación de dicho presupuesto, puede alejar todavía más la aprobación de esa reforma fiscal.

En datos macroeconómicos, muy poca cosa, porque el único que tenemos en el día de hoy lo hemos conocido antes de la apertura y son los pedidos de bienes duraderos donde la cifra general ha caído mucho más de lo esperado, rozando el -7%, aunque si quitamos los transportes tenemos un incremento del 0,5%, por lo que el saldo total es más o menos negativo, ligeramente, digamos.

Tras el dato anterior, los futuros sobre fondos federales descuentan al 44% una subida de tipos en diciembre, es decir, no ven una más de lo que queda de año.

En el aspecto técnico, la situación sigue siendo bajista en el corto plazo en donde ya podemos casi dibujar canales bajistas en los índices más importantes de Estados Unidos. A destacar la presión bajista que está ejerciendo el Dow Jones de transportes pues es el primero que está creando un nuevo mínimo del mes y además lleva ya unas cuantos sesiones por debajo de la media de 200. Recuerden que el rebote de esta semana nos lo produjo el Dow Jones de industriales al dejar una vela alcista justo en la media de 50 sesiones, pues es el único que se mantiene por encima.

indicesws.gif