Sábado, 15 Diciembre 2018

Al cierre. Yellen no da pistas y el mercado debe seguir ponderando otras cosas

Sesión bajista en Europa con un resurgir del euro al tener algunos datos macroeconómicos de Alemania buenos y un discurso de Janet Yellen que no ha hablado nada sobre la política monetaria y el mercado lo ha tomado como bajista para el dólar.

Tal como se esperaba, la sesión verdadera del día de hoy ha comenzado a las cuatro de la tarde, hora española, justo cuando hemos conocido el discurso preparado de la presidenta de la Reserva Federal en el encuentro de banqueros centrales de Wyoming.

La verdad es que es lo que nos esperábamos, que no dijese absolutamente nada de política monetaria y ha hecho un extendido y espléndido resumen de todos los pasos que ha seguido el mundo financiero desde la crisis económica. Recomendamos encarecidamente su lectura traducida al castellano que pueden encontrar en este enlace:

https://www.serenitymarkets.com/index.php/secciones/intrad%C3%ADa/148-intrad%C3%ADa/destacado-en-intrad%C3%ADa/4450-discurso-de-janet-yellen-en-jackson-hole-en-castellano.html 

Los pocos participantes del mercado que esperaban algo, se han quedado completamente decepcionados pero donde hemos tenido el verdadero movimiento ha sido en el mercado de divisas, donde el dólar se ha visto todavía más perjudicado, y el eurodólar ha saltado al alza rompiendo la tendencia de las últimas sesiones buscando los máximos del año, lo que ha metido presión a las exportadoras europeas sacándolos de los máximos del día.

El otro punto interesante es que Donald Trump le ha tomado la medida al mercado y cada vez que se acerca un momento peligroso, vuelven otra vez a verter declaraciones acerca del progreso que se está haciendo en la reforma fiscal, esta vez en una entrevista en el Financial Times por parte del máximo representante del Consejo económico nacional en la Casa Blanca. Con esto, Wall Street abrió ligeramente al alza pero no ha sido suficiente pues el discurso comentado en Wyoming tomó el mando a partir de las cuatro de la tarde, hora española.

En cuanto a datos macroeconómicos, el euro se ve favorecido porque hemos tenido un producto interior bruto de Alemania positivo y además el clima económico calculado por el Instituto IFO que tiene un descenso muy ligero, casi no apreciable, y además esos comentarios dicen que el mercado se ha acostumbrado a la política de Donald Trump, por lo que se asusta menos. En conjunto, se ve mayor potencial de crecimiento a la economía alemana, algo que ya vimos en el último informe mensual del Bundesbank.

Por parte norteamericana, hemos conocido los pedidos de bienes duraderos en donde la cifra general ha tenido un desplome superior a lo esperado pero si quitamos los transportes tenemos una mejora superior a la esperada, lo que ha propiciado nuevas revisiones de las estimaciones de producto interior bruto para el tercer trimestre. La cuestión es que han sido dispares, porque unas lo han aumentado y otros lo han descendido. Veremos quién gana.