Lunes, 20 Agosto 2018

Apertura de Wall Street. Abrimos la semana pendientes del tiempo

Se espera una apertura con un intento alcista apoyado en ver que el dólar pierde fuerza tras la Reserva Federal el viernes no decir nada acerca de la política económica. Aún así, muy pendientes de las consecuencias del huracán Harvey y el miedo a una repetición del Karina.

Comenzamos una semana que tiene principalmente dos líneas. Una de ellas comienza muy baja, pero irá ganando altura e importancia según nos vayamos acercando al final de la semana. La otra línea, comienza muy fuerte, muy alta, pero esperamos que vaya reduciendo su altura, y su importancia, según nos vayamos adentrando en la semana.

La línea que comienza muy fuerte es un evento paralelo al mercado que no es otro que el huracán Harvey. Ha hecho destrozos muy importantes, inundaciones impresionantes y además ha cerrado el 15% de la capacidad de refinado de Estados Unidos, lo que está haciendo que el precio del futuro de la gasolina haya llegado a colocarse por encima del 4% de incremento. A estas horas, el huracán ya se ha transformado en tormenta tropical pero se mantiene la expectativa de lluvias fuertes e inundaciones muy importantes, por lo que en estos momentos todavía no se puede hacer una valoración de los daños.

Como todavía es muy pronto, el sector petrolífero y el de las aseguradoras, todavía no están sintiendo en sus carnes miedos importantes.

El problema de este tipo de fenómenos es el precedente que tuvimos en 2005 con el huracán Katrina, ya que cuando se produjo dicho desastre, el crecimiento económico de Estados Unidos se redujo más de la mitad. Por lo tanto, hay mucha expectativa por si empiezan ha aparecer cifras de daños exageradas que supongan un golpe duro para la economía.

La otra línea, la que poco a poco irá creciendo en interés e intensidad, es la referida a los datos macroeconómicos. Hoy hemos conocido un par de cifras preliminares, los inventarios mayoristas que pasan del 0,7% de mejora a sólo el 0,4% pero es el doble de lo esperado. Además la balanza de comercio de bienes mantiene el déficit y ha aumentado más de lo esperado.

Lo importante es que en la segunda mitad de la semana tendremos el aperitivo que siempre va delante de las cifras de creación de empleo que conoceremos el viernes, y además también tendremos la lectura del producto interior bruto, por lo que vamos a dejar agosto y comenzar septiembre con mucho potencial de movimiento.

Punto a tener en cuenta es lo que ha hecho daño a Europa esta mañana, ver que el evento en Wyoming no ha dejado nada comestible a los operadores por parte de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo, lo que ha hecho que el euro haya ganado fuerza otra vez, dañando a los activos del viejo continente. Pin embargo, más debilidad del dólar es apoyo para Estados Unidos y gracias a que los futuros en el nocturno han pasado a positivo, Europa se ha alejado de los mínimos del día.

En el aspecto técnico, seguimos en momentos muy tensos porque si se fijan en el gráfico adjunto, la media de 50 sesiones sigue siendo clave en la mayoría de los índices importantes. El Dow Jones de transportes se mantiene debajo de la media de 200 sesiones y el Dow Jones de industriales acabó lejos de máximos de la sesión del viernes confirmando el canal bajista.

indicesws.gif