Lunes, 15 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. Repetición de la europea

Se espera una apertura bajista en Estados Unidos por la amenaza de Corea del Norte y además algunos movimientos en el mercado de deuda que no hablan precisamente bien de las perspectivas de la inflación y tampoco de la esperanza en Donald Trump.

Segunda sesión en el mercado norteamericano y parece que va a seguir un rumbo parecido a la apertura que nos encontramos en Europa.

En Estados Unidos nos encontramos con un problema añadido, y es que todavía siguen sin contabilizarse los daños creados por el huracán Harvey, así que todo el mundo contiene la respiración por si nos encontramos en una situación similar a la que dejó el Katrina y que consiguió reducir el crecimiento de Estados Unidos a la mitad.

Hablando de crecimiento, si la economía va bien, es hasta cierto punto poco ilógico ver que la rentabilidad de la deuda a 10 años en Estados Unidos esté en la zona que había antes de que Donald Trump se hiciese con la Casa Blanca, por lo que en cierto sentido hay algo que no acaba de cuajar porque esto hablaría de un nulo efecto de la esperanza que tiene el mercado con la reflación que traerían las políticas de inversión en infraestructuras y además la reforma fiscal. Por lo tanto, hay un cierto ambiente de desconfianza sobre la capacidad de la cúpula política de hacer realidad esas promesas.

Todo lo anterior hace que el dólar siga tenido problemas y la fortaleza del euro es uno de los quebraderos de cabeza a los que se enfrentan los activos en la Unión Europea. La debilidad del dólar y la situación general están haciendo que los activos que representan seguridad estén siendo muy demandados, lo que favorece la bajada de rentabilidades en el mercado secundario de deuda y además un aumento del precio del oro que está empezando a tentar mucho con romper la directriz bajista que viene desde los máximos posteriores a la crisis.

El punto central del día ha sido la contestación muy clara y concisa de Corea del Norte a los famosos ejercicios que están realizando algunos países cerca de su costa. El mercado se asustado muchísimo cuando han saltado las alarmas acerca de que un nuevo misil habría sido lanzado desde la costa y habría sido capaz de sobrevolar Japón, lo que ha sido calificado como un acto que sobrepasa todos los límites y ahora estamos todos pendientes de cuál es la respuesta internacional al evento porque se ha solicitado una nueva reunión de Naciones Unidas. Tanto Estados Unidos como Japón han acordado presionar a Corea del Norte y además intentar convencer al resto de países y la comunidad internacional de que hagan lo propio. La escalada de tensión es muy importante y el susto se ha metido en el cuerpo en los operadores porque Donald Trump no es precisamente alguien que se muerda la lengua.

En Europa a las bajadas son bastante potentes con un futuro del índice alemán que cae más del 2% colocándose ya por debajo de la media de 200 sesiones.

Si ahora miramos la situación de los índices principales en Estados Unidos, tenemos una apertura bajista en el día de hoy que nos colocaría en bastantes de ellos por debajo de la media de 50 sesiones que actuaría ya como resistencia, con el Dow Jones de transportes por debajo de la media de 200 sesiones y el Dow Jones de industriales buscando otra vez atacar el soporte de la de 50.

indicesws.gif