LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura Wall Street. La oleada bajista en el resto del planeta, llega a Wall Street

Serenitymarkets.com Se espera una apertura fuertemente bajista en Estados Unidos como continuación de esa explosión que comenzó en Asia cuando los mercados reaccionaron a los comentarios en redes sociales del Presidente Donald Trump diciendo que tenía planes de subir los aranceles a China del 10% 25% esta semana, lo que ha sorprendido al equipo negociador de China y ha amenazado con abandonar la siguiente ronda de negociación.

Van los Tweets:

trump1.JPG

trump2.JPG

 

La cuestión es simple a estas horas, Donald Trump está henchido por los últimos datos macroeconómicos de la economía de Estados Unidos con un producto interior bruto muy bueno del primer trimestre y además una fuerte situación del mercado laboral, así que se encuentra en una disposición mejor que China para poder apretar las tuercas en las negociaciones. Los comentarios en todo el planeta han sido los mismos, una situación negativa para todo el mundo en donde no hay ganadores ni perdedores, porque perdemos todo el mundo, así que todo el mundo pide que la situación se resuelva cuanto antes. Al mostrarse Donald Trump como el generador de daño en la economía mundial, China ha recapacitado su aviso de abandonar las conversaciones y ha vuelto a decir que el equipo va a seguir tratando la situación como si de verdad existiese una nueva ronda de negociación, es decir, van a mostrar que el que es intransigente y dañino para el mundo es Donald Trump, mientras ellos siguen estando abiertos al multilateralismo y a las negociaciones. Esto ya lo vimos en el pasado, en el inicio de la guerra comercial, en donde China quiso mostrarse como el valedor de la Organización Mundial de Comercio y buscando ocupar la posición que aparentemente estaba dejando atrás Estados Unidos. Recordemos, también, que Europa reconoce con la boca pequeña que apoya la posición de Donald Trump porque tampoco le gusta el modus operandi de China en los aspectos de los que se queja Estados Unidos, cosa que también sufrimos en Europa.

Por lo tanto, el mismo efecto que hemos visto en Europa puede ser repetido en Estados Unidos. Las tecnológicas y automoción son los más dañados en Europa y tienen fuertes descensos en preapertura en Estados Unidos.

También tenemos daños en las materias primas por la expectativa de una posible cancelación de la recuperación de la economía mundial, lo que afecta negativamente a la demanda. Además, el índice general del dólar repunta, y eso les hace un daño doble.

En el día de hoy no tenemos datos macroeconómicos de contundencia, así que el núcleo de todo el daño está en esta salida de tono de Donald Trump y la reacción de los inversores a los descensos, en donde se dividirán entre los que tengan un incremento de miedo a la incertidumbre, y los que busquen mejores precios para entrar en los mercados de riesgos apostando porque al final habrá un acuerdo comercial si o si porque el daño es demasiado seguro como para que no se alcance.

En el aspecto técnico, lo que hay que vigilar es el nuevo acercamiento a la zona de máximos que tuvimos el viernes por el dato de creación de empleo, ya que si se confirma el descenso al cierre, podríamos estar hablando de algún intento de vuelta a la baja que hay que vigilar.

iws.gif