LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura en Wall Street. Trump intenta calmar al mercado tras el descalabro de ayer

Serenitymarkets.com  Se espera una apertura alcista en el mercado norteamericano tras el desplome del día de ayer por una combinación de rebote técnico junto nuevas declaraciones de Donald Trump y de China intentando calmar las reacciones de los mercados poniendo esperanza al acuerdo comercial.

Ayer tuvimos un desplome de consideración en los mercados financieros internacionales al ver que Donald Trump advertía a China de no tomar medidas de represalia por el aumento de los aranceles realizado por Estados Unidos, y ellos dieron un paso adelante subiendo los aranceles a los productos americanos. Tras las informaciones del propio presidente norteamericano diciendo que las negociaciones se habían roto, el mercado se desplomó y han aparecido declaraciones de altos cargos chinos diciendo que los dos países tienen la habilidad y la sabiduría suficiente para poder alcanzar un acuerdo, y además Donald Trump dice que espera que sean fructíferas las nuevas negociaciones en Beijin. También dice que hablará con el Premier chino en la cumbre del G20 a finales de junio, confirmando que las negociaciones van a seguir entre ambos países.

En resumidas cuentas, los dos países se han asustado con la reacción de ayer e intentan jugar a dos bandas, mantener la tensión con el país contrario pero al mismo tiempo insuflar suficiente optimismo para sostener al mercado y que las economías no descarrilen precisamente por un empeoramiento consistente de las perspectivas de las mismas a medio plazo.

Hablando de perspectivas de la economía, hoy Williams, de la Reserva Federal, dice que todo el mundo debe acostumbrarse a que hemos alcanzado una nueva normalidad consistente en que los tipos de interés van a estar bajos durante mucho tiempo. Evitar esta situación, que hace que los bancos centrales tengan menos armas a su disposición para afrontar nuevos problemas en la economía, solamente puede venir por factores externos como por ejemplo un cambio tecnológico que haga que el crecimiento aumente todavía más haciéndonos alcanzar los niveles de inflación que deberían aparecer con este nivel de crecimiento.

En base a lo anterior, todo el mundo esta fijándose muchísimo en el comportamiento de la renta fija. La situación de la curva de tipos en Estados Unidos no es positiva y, precisamente, con las tensiones comerciales con China, todo el mundo está asustado porque China tiene una especie de botón nuclear consistente en la venta en el mercado secundario de toda la deuda que ha ido acumulando de Estados Unidos para compensar el superávit comercial que tiene con ellos. Por lo tanto, nadie descarta que si hay que dar un tirón de orejas a Estados Unidos por parte de China, quizá tengamos un susto en el mercado secundario de deuda parecido al que tuvimos la semana pasada cuando una subasta a 10 años tuvo muy mala demanda.

Hablando de inflación, hoy hemos conocido los precios de exportación y de importación del mes de abril en Estados Unidos en donde tenemos cifras peores de lo esperado, mucha tranquilidad, crecimiento muy bajo e incluso variación negativa en los precios de importación en la interanual, con lo que todos estos datos van en la misma dirección que advirtió Williams.

Punto positivo para la inflación, no en los datos macroeconómicos sino en el comportamiento del crudo. Tras el fuerte desplome de ayer, hoy el crudo está intentando subir el 1% olvidándose de los posibles problemas de demanda a medio plazo y fijándose en los problemas de producción. Recuerden que hace poco hubo problemas con varios petroleros saudíes y hoy el ministro de crudo del país ha dicho que varias instalaciones de bombeo en uno de los oleoductos Este-Oeste, fueron atacados con drones armados, suspendiendo parte del bombeo, lo que está haciendo que la estrella del mercado de crudo sea el problema de suministro no el de demanda.

Volviendo los componentes del mercado, evidentemente, todos los que fueron duramente castigados en el día de ayer, se vigilarán con lupa para ver si tienen hoy un cierto rebote, especialmente Apple que tuvo un día muy malo porque se dio también el visto bueno a que los consumidores pudiesen demandar a la compañía por su App Store, lo que abre una panoplia de litigios bastante importante.

En otros valores particulares tenemos:

Deere tiene problemas en preapertura intentando abrir con descensos superiores al -1,5% tras una rebaja de recomendación por parte de JP Morgan a infraponderar desde neutral.

También, Coca-Cola intenta subir el 0,5% antes de la apertura por la mejora de recomendación de Morgan Stanley a sobre ponderar.

En el aspecto técnico, vean que ayer en algunos índices atacamos la media de 200 sesiones que está prácticamente plana, lo que nos deja claramente que la tendencia no están muy definida en el largo plazo. Si se confirma el rebote de hoy, hay que estar atentos por si la combinación de la vela de hoy al cierre, junto con la de ayer, nos deja alguna muestra de que se está intentado crear un suelo.

iws.gif