LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura en Wall Street. Comentarios positivos de la guerra comercial que se une a ese impulso desde los bancos centrales

Serenitymarkets.com Se espera una apertura alcista en Estados Unidos por una combinación un tanto extraña de factores que, en un principio, si los sopesamos fríamente, son contrapuestos. La sesión está siendo muy alcista en Europa dando extensión al rebote del día de ayer en la zona de la media de 200 sesiones con nocturno. La extensión del día de hoy viene provocado por esa rebaja de tipos de interés en 0,25% realizada por el Banco Central de Australia y además los comentarios acerca de que podrían venir muchas otras. Esto le ha dado pie al mercado para seguir descontando más rebajas de tipos de interés en todas partes, desde la Reserva Federal al Banco Central Europeo. Evidentemente, una ronda importante de reducción de los tipos de interés es crear colchón para aguantar el impacto negativo de la guerra comercial, así que todo el mundo, de momento, está contento.

Sin embargo, dentro de la frialdad y el cruce de acusaciones entre China y Estados Unidos acerca de quién rompió las negociaciones y quién es el bueno o es malo de la película, China, por boca del ministro de comercio, dice que la puerta está abierta las negociaciones y que las diferencias entre ambos países deberían resolverse mediante el diálogo y las negociaciones. Además, el canciller de México ha dicho que hay un 80% de probabilidades de llegar un acuerdo con Estados Unidos, ya que recuerden que amenazó con subir un 25% los aranceles a México por descontrol en la inmigración ilegal.

Teniendo los dos factores encima de la mesa, se ve claramente que hay una especie de contrasentido, porque si se llega a un acuerdo comercial tanto con China como con México, el impacto negativo en la economía no será tanto como se espera, por lo que los bancos centrales quizá no tengan que rebajar tanto los tipos de interés como ellos mismos temen o incluso el mercado. Sin embargo, la cuestión está en el tiempo de aparición de ambas cosas. La desaceleración económica es un hecho, la bajada de tipos de interés en Australia también es otro hecho, y hay cierta distancia entre el momento actual y el momento en que se puede alcanzar un acuerdo comercial, así que hasta que llegue ese momento, el mercado está reaccionando a que haya esa intención de crear un colchón para contener el impacto económico, así que los dos factores, al menos en el corto plazo, reman a favor.

Otra cosa es que haya movimientos contrarios en el día de hoy en los activos que representan seguridad y los que representan el riesgo. Por un lado, los que representan el riesgo están favorecidos por el impulso de los bancos centrales y además por la alegría de ver que podría haber un acuerdo comercial. Los activos que representan seguridad, en especial el oro y la renta fija, ayer estuvieron comportándose de buena manera, pero hoy tenemos un movimiento negativo, es decir, en cuanto aparecieron los comentarios de China, el oro se ha metido en negativo y tenemos ventas claras en la deuda norteamericana, así que hay más apoyo a los activos de riesgo.

El dólar, que estaba tocado esta mañana porque no se hablaba de otra cosa de una sucesión amplia de bajadas de tipos de interés en Estados Unidos, está volviendo otra vez a ganar fuerza precisamente porque si hay acuerdo, no habrá tanta bajada de tipos de interés, por lo que el Dólar se revaloriza.

El crudo, que estaba bajando de forma potente esta mañana, se ha metido otra vez ligeramente en positivo precisamente porque los problemas de la demanda, que es lo que nos ha hecho tanto daño, si llegamos a un acuerdo comercial, la demanda no caerá tanto, lo que es positivo para que se intente calmar la situación.

Hablando de bancos centrales, hoy la Reserva Federal también acaparará protagonismo porque después de la apertura hablará el presidente, así que estamos sujetos a riesgo de titulares.

Desde la apertura estaremos bajo el peligro de volatilidad porque hasta 30 minutos después de la apertura tenemos varios datos macroeconómicos, como los pedidos a fábrica 30 minutos después de la apertura, y 15 minutos antes de la apertura el ISM de Nueva York.

La temporada de resultados sigue su curso y hoy hemos conocido:

- Tiffany presenta resultados  con unos beneficios de 1,03 dólares, bajando desde los 1,14 dólares del año pasado, ligeramente mejores de lo esperado.

Las ventas pasan de 1030 millones de dólares a sólo 1000, muy ligeramente por debajo de lo esperado. El problema lo tenemos en las ventas en centros con más de un año porque se esperaba un retroceso de más o menos el -2% y queda en el -5%.

Sube el dividendo trimestral de 0,55 $ hasta 0,58 dólares.

Para su año fiscal 2019 espera que las ventas suban por debajo del 5%,  peores de lo esperado.

En el aspecto técnico,, si se confirma una sesión alcista de rebote, todos los ojos están puestos en las zonas de resistencia formadas por la media de 200 sesiones y los mínimos relativos del mes pasado.

iws.gif