LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Apertura en Wall Street. Se evapora totalmente el optimismo de ayer

serenitymarkets.com

Se espera una apertura fuertemente a la baja en Wall Street. No ha durado ni 24 horas el efecto de las presuntas medidas de acuerdo entre Estados Unidos y China que hacían ayer volar al alza a las bolsas.

Y digo lo de presuntas porque todos habíamos entendido una cosa y al final no era nada de eso. Lo que habíamos entendido era que tras hablar entre chinos y norteamericanos se había llegado al típico quid pro quo por el cual ambos habían cedido en cosas para intentar bajar la tensión.

Pero nada más lejos de la realidad, por las declaraciones del secretario de comercio de hace un rato se ha visto muy claro que fue una decisión unilateral del gobierno de Estados Unidos, mientras que los chinos no dieron nada a cambio ni cedieron absolutamente en nada.

Al parecer la decisión la tomó Trump para evitar que le echaran las culpas las empresas y los consumidores de una mala campaña de Navidad, que podría costarle bastantes votos. 

Y nada más. Los chinos no cedieron en nada ni ofrecieron contrapartida alguna, aquí acaba toda la historia. Que evidentemente ha sido sobredimensionada la por las bolsas. 

Paradójicamente a quien no afectó ni lo más mínimo fue al mercado de bonos. Las manos fuertes que operan en este mercado no tuvieron euforia alguna sino todo lo contrario incrementaron sus ventas, algo que han seguido haciendo durante toda la mañana europea, teniendo muy claro que el asunto no era más que el disparo de un castillo de fuegos artificiales. Y nada más.

Las cosas siguen igual, el daño ya está hecho y el hecho de que se aplace la mitad de los aranceles para mediados de diciembre no cambia en nada el profundo daño que la economía global ya tiene entre pecho y espalda. Como se ha demostrado por los malos datos macro que hemos tenido durante todo el día. Primero en China con la producción industrial a mínimos de 17 años, después en Alemania con un producto interior bruto en contracción y posteriormente con el dato de producción industrial de la zona euro que ha quedado peor de lo esperado.

Pero lo que más daño está haciendo en apertura al mercado, además del desencanto sobre el asunto chino, es el hecho de que se haya dado la inversión de las curvas de tipos entre 2:10 años en Estados Unidos. Realmente las curvas ya estaban invertidas desde hace mucho, con el bono a tres meses dando más rentabilidad que el bono a 10 años desde hace bastante. Pero esta curvas de 2:10 años tiene un gran efecto psicológico. Los titulares son masivos por todos los lados. Ahora ya todo el mundo tiene claro que se ha puesto en marcha el reloj de la recesión. Al presidente de Estados Unidos se le ha ido el juego de las manos y parece que ya difícilmente hay vuelta atrás porque prácticamente nadie confía en ningún acuerdo con los chinos durante mucho tiempo, algunos bancos incluso hablan de varios años.

Se espera que el sectorial bancario tenga problemas en apertura debido a la constante bajada de la rentabilidad de los bonos. También Apple está bajando claramente en pre apertura por lo que le afecta todo este desencanto sobre China. Los fabricantes de semiconductores bajan en promedio un 2% por la misma razón, además habría que añadir el desplome de la muy influyente en su sector, Macy's,  que cae tras unas malas previsiones más del 12%.

José Luis Cárpatos