Miércoles, 15 Agosto 2018

Apertura de Wall Street. Pendientes del comportamiento en máximos históricos

Se espera una apertura ligeramente bajista o plana por la contención de la respiración tras ver a Apple que reacciona de forma negativa a la presentación de nuevos productos.

Primero de todo, echemos un vistazo a cómo acabó la sesión de ayer. Como pueden ver en el gráfico adjunto, tenemos al NYSE y al SP 500 por encima de los máximos anteriores, pero el Nasdaq quedó parado justo a las puertas.

iws.gif

Esto nos lleva directamente al evento del día de ayer, la presentación de los productos por parte del gigante de la manzana. Se están escribiendo ríos de tinta acerca de lo que se presentó, que no son otra cosa más que nuevas revisiones de productos anteriores y de momento no hay nada que sea comparable a la revolución que supuso la aparición del primer iPhone. Las críticas principales están situadas en el precio de la nueva versión llamada “X”, que ya está en la cota de los 1000 $. Materiales de mayor calidad y más caros, algunas características especiales y una clara diferenciación con respecto a modelos de nivel más bajo como la versión presentada llamada “8”. Algunos están comentando que el precio se debe a que los proveedores no han sido capaces de sostener el ritmo de fabricación que se espera de este nuevo modelo, así que todo se ha solucionado poniéndolo todo un poco más caro y retrasando la venta hasta el mes de noviembre.

Está claro que todo el mundo está muy pendiente de los ciclos de evolución de los nuevos terminales, el aumento de precio y los efectos secundarios de este movimiento, y el que la gente esté cada vez aguantando más con sus antiguos de smartphones. Para poder compensar esta situación, lo que se hace es buscar un escalón superior de calidad, crear menos unidades pero subir significativamente el precio, de forma que se intenta compensar la situación creando un nuevo estatus económico al que los usuarios quieran pertenecer mediante la compra de este nuevo producto.

Apple ayer cerró en negativo y de momento parece que mantiene esa tendencia negativa, algo que no es de extrañar en la compañía cada vez que presenta nuevas versiones. La situación suele cambiar cuando aparecen las primeras cifras de reserva, por lo que todo el mundo estará muy pendiente de la publicación de las mismas con este nuevo escalón de precios.

El viernes tenemos el vencimiento trimestral de derivados y hemos tenido un comienzo de semana realmente importante porque Corea del Norte no ha aumentado su hostilidad y además el huracán Irma no ha sido tan dañino como se esperaba. Que el vencimiento de derivados coincida en tiempo con la creación de nuevos máximos históricos hace que la situación sea realmente complicada porque quizá ya se ha alcanzado el objetivo de la mayoría de los vendedores de opciones, por lo que nadie sabe si vamos a tener más ganas de subir todavía más alto o se empieza a desinflar el Shuffle hasta que pase el vencimiento.

Por lo que respecta a bancos centrales y datos macroeconómicos, los futuros sobre fondos federales siguen sin ver, hasta donde alcanza la vista, agosto de 2018, una nueva subida de tipos de interés. Hoy hemos conocido los precios de producción industrial de Estados Unidos del mes de agosto, y aunque hemos tenido incrementos con respecto al mes anterior, y la cifra general y la subyacente no consiguen superar las estimaciones, así que tampoco presionan de forma contundente a la Reserva Federal para volver a subir los tipos de interés.

Hoy tenemos como punto de movimiento el mercado de crudo, ya que el Instituto API prevé un incremento de la reservas semanales de más de 6 millones, como nueva consecuencia de un sector de refinado dañado que no puede comprar crudo para producir gasolina por los daños del huracán Harvey.

En cuanto a la volatilidad, podemos observar que estamos por debajo de la media de 200 sesiones mientras el RSI del SP 500 anda buscando la sobrecompra. Esto hay que manejarlo con cierto cuidado porque el RSI de la volatilidad está cerca de un soporte y el juego con el vencimiento puede disparar algunos movimientos técnicos en la volatilidad que sean perjudiciales para los activos de riesgo.

vixsp.gif

Luis Javier Diez.