Miércoles, 15 Agosto 2018

Apertura en Estados Unidos. Comenzamos el nuevo vencimiento y los ojos en el FOMC

Se espera una apertura con un intento ligeramente alcista al ver que las tensiones geopolíticas no aumentan la escalada y hay algunos signos de búsqueda de riesgo al no ver favorecido los activos que representan la seguridad, pero el FOMC es un peso pesado que siempre hay que contar con él como generador de incertidumbre y pocas ganas de jugársela.

La semana va a ser tremendamente interesante porque comenzamos teniendo en mente que solemos tener debilidad por estar ya fuera del vencimiento trimestral de derivados y ese esfuerzo se tiene que pagar de alguna manera. Pero sin embargo, el punto fuerte de toda la semana lo tendremos en la nueva reunión de la Reserva Federal, en donde se mira con lupa cuál es la interpretación de los efectos secundarios en la economía de los últimos huracanes y, si ya de forma decidida, empiezan a hablar en serio de la reducción de su inmensa hoja de balance.

Ya empezamos a tener datos en donde aparece el daño de los huracanes, recuerden unas ventas minoristas peores de lo esperado, y además producción industrial que también ha descendido, lo que llevó a finales de la semana pasada a que algunos bancos redujesen sus perspectivas de crecimiento, así que veremos si la Reserva Federal dice algo con respecto a este punto o si hay un alguna referencia nueva a las políticas desde la Casa Blanca. El punto positivo es que la confianza del consumidor no se aleja mucho de la zona de máximos del año y eso avisa de que hay un potencial de fondo positivo.

Europa no es que sirva de mucho como referencia, porque aunque tenemos la buena noticia de la vuelta de Portugal al grado de inversión, también tenemos debilidad intradía porque mantenemos un patrón de espera.

No debemos perder de vista lo que pueden hacer las tecnológicas, sobre todo por el buen comportamiento que tuvo Apple en la parte final de la semana, una vez ya puestos encima de la mesa los nuevos productos y a la espera de que aparezcan las primeras cifras de reservas.

Punto importante es ver que el yen sigue perdiendo fuerza, lo que anima el apetito por el riesgo y todavía más si se conjuga con ver fuertes descensos tanto en el oro como la plata, que en estos momentos ronda en el -0,8% para el primero y nada menos que -1,7% para el segundo.

En el plano técnico, a finales de la semana pasada otro índice se unió a los nuevos máximos históricos, en este caso el Dow Jones de industriales. El de transportes todavía está muy lejos y quien está acaparando más miradas es el Nasdaq compuesto que no acaba de romper máximos nuevos y muchos siguen creyendo que quien tiene que dar un nuevo disparo al alza son las tecnológicas, aunque las labores de reconstrucción del daño creado por los huracanes puede tomarles el relevo, como demuestra esa nueva recomendación de compra sobre Caterpillar.

iws.gif

Luis Javier Diez.