Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura Wall Street. La espera al FOMC nos para, pero el crudo se anima e intenta compensar

Se espera una apertura ligeramente alcista en Estados Unidos gracias a una nueva mejora del precio del crudo, aunque de fondos seguimos esperando a lo que tenga que decir la Reserva Federal el día de mañana.

A estas alturas ya no escapa a nadie que todo el mundo está muy pendiente de lo que pase mañana por la tarde en el final de la reunión de la Reserva Federal, donde no se esperan cambios en los tipos de interés pero sí más información sobre lo que puedan hacer con respecto a la reducción de la hoja de balance.

El asunto es altamente controvertido, porque necesitan volver a la normalidad en prácticamente todos los aspectos que toca la Reserva Federal, porque son conscientes de que si la situación actual se estanca, cuando llegue la próxima crisis, ellos tendrán las manos mucho más atadas y no podrán utilizar las armas normales, como bajar los tipos de interés o ponerse a comprar activos en problemas, porque no han conseguido llenar de munición su arsenal. Esto quiere decir que si los tipos están muy bajos, no los pueden bajar mucho más en la próxima crisis, y si la hoja de balance es muy grande, tampoco van a poder comprar nada porque ya han comprado mucho, deben subir los tipos de interés y vaciar la hoja de balance para que vuelva a ser efectiva otra vez la próxima vez que se necesite.

Precisamente, sobre vaciar la hoja de balance están corriendo ríos de tinta. Muchos son los que creen que no van a poder deshacerse de todo lo que tienen comprado a la velocidad que la Reserva Federal cree, ya que vender todo eso en el mercado implica inundar con una mano muy potente y vendedora un mercado que no está para nada interesado en comprar algo que sabe que no tiene posibilidades de futuro porque en poco tiempo vuelve a haber más activos que quizá tengan rentabilidades más atractivas.

Por lo tanto, es fundamental que la inflación y el crecimiento económico acompaña la Reserva Federal para intentar camuflar la reducción de la hoja de balance dentro de ese crecimiento de inflación.

Con respecto al crecimiento, seguimos a la espera de la contabilidad de los daños causados por los últimos huracanes, aunque en cierta medida muchos están esperanzados en ver más actividad económica precisamente por las labores de construcción, de ahí que valores como Carterpillar estén con varias recomendaciones de compra y apoyando seriamente al Dow Jones de industriales.

En el plano de la inflación, el crudo necesita despabilar y mucho. Algo a favor que tiene es que los precios de importación del mes de agosto han subido más de lo esperado gracias precisamente al incremento de precios del crudo. La cotización en el mercado ahora mismo está subiendo cerca del 1% pasando los 50,3 $ tras nuevos comentarios desde el ministro del crudo de Irak diciendo que los países productores están sopesando llevar más allá de marzo de 2018 el recorte de producción. A esto, debemos traer a la memoria que el recuento de instalaciones en activo de crudo en Estados Unidos descendió en -7 unidades, así que parece que la situación en el corto plazo es favorable.

El sector de energía del SP 500 es el punto a mirar. La sobrecompra en resistencias nos ha parado, pero mucho ojo porque ya tenemos estabilización y superar los máximos de julio puede abrir la puerta a una recuperación más potente.

Terminando con los datos macroeconómicos conocidos hoy, la construcción de viviendas en agosto ha descendido -0,8% con los espera un incremento del 1,7%, pero hay compensación por parte de los permisos de construcción, ya saben, el indicador de medio plazo, pues de esperar un crecimiento del 0,2% mejora el 0,6%.

Recuerden que ayer conocimos un decepcionante el dato de confianza de los constructores que quedó por debajo de lo esperado, así que hay que vigilar todo indicador que suponga medio plazo pues un descenso de los mismos traería consecuencias para la economía, especialmente si la Reserva Federal se deshace de activos demasiado deprisa y el mercado no puede absorber ese incremento de tipos.

En el aspecto técnico, podemos ver que ayer cerramos de manera positiva en gran número de índices, pero el Nasdaq volvió otra vez a quedarse a la altura de los máximos anteriores, por lo que todavía no acaba de romper la resistencia como se merece. El Dow Jones de transportes también acabó en negativo.

iws.gif

Luis Javier Diez.