Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura en Wall Street. El mercado está digiriendo las palabras de la Reserva Federal

Se espera una apertura con dudas en Wall Street porque se mantiene la digestión de todo lo dicho por la FED ayer.

Hemos hablado largo y tendido de los efectos que están teniendo en el mercado lo que dijo ayer la Reserva Federal, pero a grosso modo lo que tenemos es que hay un aumento de las expectativas de ver subidas de tipos de interés, por lo menos una en lo que queda de año, tres el año que viene, dos al siguiente y una más en el último. Esta expectativa y mayor potencial de revalorización del dólar es lo que más se está notando en todas partes, con descensos de las materias primas, también descensos de los activos que representan la seguridad, aumento de rentabilidades en el mercado secundario, bancos y aseguradoras favorecidas en general y además también tienen el viento de cara las exportadoras de la zona euro.

En Estados Unidos las situación es más o menos la misma pero algunos puntos son justo lo contrario. Las aseguradoras y los bancos también tienen el viento de cara, las materias primas y el sector de materiales lo tienen en contra, y las exportadoras también, aunque ya sabemos que la mayoría de empresas fuertes en Estados Unidos han deslocalizado la fabricación, por lo que el aspecto divisa tampoco les daña demasiado.

Sin embargo, lo que si se nota es que existe una preocupación por lo que pueda pasar con la economía y el consumo con este aumento de tipos de interés, porque en cierto sentido tenemos un futuro encarecimiento de la financiación y ya veremos las repercusiones de esa liquidación de la hoja de balance de todo lo comprado durante la crisis. Es verdad que todo el mundo es consciente que tiene que irse a paso de tortuga porque el exceso de venta en el mercado secundario sería un desastre, pero lo cierto es que el inicio el mes que viene de esas ventas lo que crea es un cambio de ciclo, ya que hay una mano vendedora en todas partes, por lo que el camino de los tipos de interés es hacia arriba y algunas correlaciones deben empezar a deshacerse.

Punto importante es ver el optimismo que tiene la Reserva Federal con respecto a la economía de Estados Unidos, donde ha minimizado el efecto de medio plazo de los desastres naturales y además dicen que será bueno para la actividad económica. Justo aquí, tenemos que fijarnos en el dato de peticiones de desempleo semanales que acabamos de conocer hoy y que ha quedado mucho mejor de lo esperado. Todo el mundo espera con ansia que crucemos la zona de los 300.000 al alza, pero en vez de eso, lo que hacemos es ir descendiendo poco a poco, lo que significa que hay una cierta recuperación bastante mejor de lo esperado. Esto no se está tomando muy bien por el mercado porque habla bien de la economía, también habla bien de algunas empresas, pero como todo se está tomando en clave dólar, ver que hay una recuperación mejor de lo esperado es mayor seguridad en que vamos a tener una nueva subida de tipos de interés, lo que no está gustando a todos los sectores.

Siguiendo con los datos macroeconómicos, hoy el índice de manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia ha quedado mucho mejor de lo esperado con algunos indicadores de medio plazo también en buena posición y subiendo, aunque otros como el de empleo se ha visto deteriorado. En general, todo lo que sea mejor de lo esperado es apoyo para la economía y también para reforzar la posición de las perspectivas con respecto a ella por parte de la Reserva Federal.

El mercado inmobiliario es el que está arrojando cada vez más dudas. Sobre la base, pongamos una capa de mayor desilusión, o menor optimismo, de las constructoras. También descensos en los últimos meses en la venta de viviendas nuevas y además acabamos de conocer que el precio medio de las viviendas en el mes de julio sube el 0,2%, más que el 0,1% del mes anterior, pero es la mitad de lo esperado. Además, en la interanual se reduce un poco el crecimiento pasando del 6,5% hasta el 6,3%. Sobre todo esto, recuerden lo que se compró de activos inmobiliarios respaldado por hipotecas, así que deshacer la hoja de balance puede traer presión alcista sobre sus productos y dañar el mercado inmobiliario, así que todo el mundo está vigilando muy de cerca todas las cifras de compraventa para saber si estos pasos adelante de la Reserva Federal llega en un momento de fortaleza del mercado o simplemente dentro de un cierto estancamiento, lo que puede poner más problemas en los próximos meses.

El mercado del crudo también hay que vigilarlo, ya que no tiene el día precisamente por ese mayor potencial de aumento del precio del dólar, pero sigue habiendo ciertas intervenciones verbales por parte de miembros de la OPEP. Hoy le ha tocado a Kuwait diciendo que el grado de cumplimiento del acuerdo de reducción de la producción es superior al 100% pero que todavía no se han planteado aumentar dicho acuerdo por encima de marzo de 2018.

Como consecuencia de la Reserva Federal, estamos viendo en Europa que los bancos están bien, aseguradoras también, recursos básicos tiene problemas y las Utilities también porque su dividendo es menos atractivo. Por lo tanto, misma situación se espera en Estados Unidos.

En general, todo el mundo esta muy atento a cual es la reacción del mercado porque acuérdense la relación que existe por ejemplo entre el NYSE y el dólar index.

stoxxnyse.gif

En valores concretos tenemos cosas muy interesantes en el sector tecnológico:

Operación corporativa entre Google y HTC superior a 1100 millones de dólares que habilita a Google para poder crear hardware propio para nuevos smartphones.

Amazon sigue amenazando a todo tipo de minoristas y ahora parece que va a por la distribución de fármacos.

Apple técnicamente no está bien en gráficos de semanas, pero es que ahora todo el mundo se ha puesto nerviosos porque parece ser que la tercera versión de su SmartWatch tiene un problema que evita el correcto funcionamiento de algunas de sus funcionalidades, aunque ya han dicho que una solución está de camino. Se pone a la venta ya mañana mismo.

AMD y Tesla pueden tener movimiento porque están trabajando de forma conjunta para la creación de hardware específico de inteligencia artificial para poder insertarlos en los coches autónomos.

Y ojo con lo anterior, porque BlackBerry y Delphi Automotive también está yendo por el mismo sitio, pero en cuestiones de seguridad, intentando evitar que los sistemas autónomos puedan recibir ciberataques o software malicioso.

En el apartado técnico, podemos ver que ayer el mercado sufrió un shock bajista, pero se recuperó pronto. Lo cierto es que estamos en plena digestión de todo lo de ayer y hay que estar atentos a ver si el sector financiero es capaz de compensar las dudas que pueda haber en el sector minorista u otros sectores afectados por el encarecimiento del dólar y de la financiación.

iws.gif

Luis Javier Diez.