Viernes, 17 Agosto 2018

Apertura en Wall Street. Más mejora de la mano de más hipótesis de recompra de acciones

Se espera una apertura alcista en Wall Street sin referencias macro pero el anuncio de más recompras de acciones propias de Wal Mart despierta la hipótesis de más movimientos de este tipo que lleven al mercado más arriba todavía.

Nos adentramos en una sesión de Estados Unidos en donde no tenemos referencias macroeconómicas importantes y además es casi la primera de la semana, porque ayer fue semifestivo por el día de Colón, aunque los mercados de riesgo estuviesen abiertos.

La ausencia de datos macroeconómicos nos deja sin esa guía fundamental de reacciones en la propia sesión, pero como suele ser habitual, cuando no hay datos macroeconómicos, las noticias corporativas son las que van a generar movimiento en el día de hoy.

No nos olvidamos de plano político, porque Estados Unidos mira desde la lontananza las tensiones que hay en España y en Europa para fijarse en las que tienen dentro de casa. La intención de la Casa Blanca de crear una reforma fiscal que ponga el impuesto de las sociedades al 15%, aunque más o menos se va a quedar al 20%, es algo que está empezando a resonar muy fuerte en el resto del planeta. Hoy hemos conocido que Reino Unido está tanteando la posibilidad de unirse al tratado NAFTA que le asociaría con México, Canadá y Estados Unidos, en el hipotético caso de que no se llegase un acuerdo con la Unión Europea. La Primer Ministro del Reino Unido está atravesando por unos momentos de duda interna y parece que eso está forzando a buscar más agresividad en las negociaciones, así que se toma muy en serio la advertencia de que podría no llegarse a ningún acuerdo, recuerden que Reino Unido cree que no llegar a un acuerdo es mucho mejor que un acuerdo que ellos considerasen perjudicial para el país.

Además, no es la primera vez que Reino Unido piensa en ser uno de los abanderados del comercio libre e internacional a base de convertirse en un paraíso fiscal, lo que sería un duro golpe para la Unión Europea que busca en los impuestos el garante del Estado del bienestar. Hoy hemos conocido que Holanda tiene un gobierno que quiere reducir el impuesto a las empresas a rondar el 21%, lo que le dejaría en una zona similar a la de Estados Unidos. Esto parecen noticias puntuales por aquí y por allá, pero debemos tener muy en cuenta que se avecinan curvas en el plano político y geopolítico que nos pueden meter en una espiral de reducción de impuestos a las empresas para evitar su traslado a otras áreas y de esa manera no perder ingresos y puestos de trabajo.

Siguiendo el hilo de la política, recuerden que uno de los aspectos que más se está vigilando de la posible reforma fiscal en Estados Unidos es que a lo mejor se reducen los impuestos a la repatriación de capital en el extranjero. Si esto se llevase a cabo, todos los ojos estarían puestos en Apple, que es una de las que más dinero tiene fuera, pero es que no se cree que ese dinero vaya a ir directamente a proyectos de crecimiento, sino que se podrá poner a trabajar en forma de recompra de acciones propias.

Precisamente, las recompras de acciones propias son uno de los protagonistas del día porque Walmart ha actualizado sus objetivos para 2018 y 2019 junto con la puesta encima de la mesa de un programa de recompras de 20.000 millones de dólares, así que es un punto fuerte y apoyo para el Dow Jones en el día de hoy. Otro detalle del anuncio es que cree que el comercio electrónico de su firma el año que viene va a despuntar nada menos que 40%, así que pone encima de la mesa un detalle que la va a enfrentar directamente Amazon, que probablemente intenten seguir el resto de compañías y que pone el acento en las tecnológicas, campo de batalla de lo que se llama ya la cuarta revolución industrial.

Como podemos imaginarnos, este movimiento de Walmart puede animar a otros a hacer lo mismo, así que los operadores están bastante contentos ahora que estamos ya a las puertas de la temporada de resultados del tercer trimestre, que se estima que puede ser muy positivo y dar más cuerda a la tendencia alcista del mercado norteamericano.

También en el plano de la política, Rusia dice que los recortes de producción que está llevando a cabo junto con la OPEP están funcionando, porque ya el precio se está moviendo en unos niveles asumibles. Por parte de la OPEP, hacen un llamamiento a los operadores de nuevas tecnologías del mercado del crudo, léase el fracking, para que apoyen a la causa y ayuden a que se estabilicen los precios, es decir, que corten un poquito su producción.

También pude gustar el hecho de que Credit Suisse haya pensado que el SP 500 en 2018 pueda subir más del 13%.

En el plano técnico, ayer tuvimos una pausa marcada por el Dow Jones de transportes que al tocar la zona de los 10.000 puntos nos dejó una vela de vuelta a semamas, que ha funcionado muy bien. Recuerden que Amazon quiere crearse su propia línea de distribución, lo que perjudica a UPS y FedEx.

iws.gif

En valores concretos tenemos:

Pfizer tiene malas noticias porque un fármaco destinado a aumentar la supervivencia de enfermos con cáncer de pulmón especiales no ha conseguido su objetivo.

General Electric es un valor que está dando muchísimos disgustos, no sólo porque puede acabar sin varios contratos de trenes diésel en manos europeas y eléctricos, sino porque hay cambios en las directivas que están generando desconfianza

Honeywell ha anunciado que está planeando la división de la compañía y cotizar por separado, ya saben que a veces esto se realiza para dejar un activo con mucho potencial de crecimiento fuera del alcance del lastre que supone estar combinado con uno de bajo potencial.

Luis Javier Diez.