Miércoles, 17 Octubre 2018

Apertura de Wall Street. Navegando la temporada de resultados pero incrementando la preocupación por el sector petrolero

Ya hemos dejado atrás gran parte de los resultados empresariales del sector bancario, pero todavía queda el resto, aunque lo que hemos visto de los mismos no ha gustado a todo el mundo, ya que la banca tradicional es la que ha impulsado los beneficios y los recortes de costes, pero la negociación en los mercados financieros ha tenido un descenso bastante notable.

Esta semana en cierto sentido es bastante neutra, con datos macroeconómicos del sector inmobiliario y lo que tenemos hoy encima de la mesa son un gran número de cambios de recomendación que pueden mover mercado.

En el plano político el mercado se sigue moviendo por las consecuencias de la suspensión de pago de subsidios por parte de Estados Unidos a los planes de seguridad social creados por Obama, lo que sigue dañando al sector de cuidados de la salud, así que no sería descartable ver movimientos fuertes en algunos valores tal como vimos ya la semana pasada.

Todo lo anterior es peccata minuta comparado con el revuelo y mar de fondo que se está generando con respecto al sector del crudo. Hay muchísimo que contar aquí, pero en resumidas cuentas el fondo del asunto es que cada vez se ve más cerca la inundación de coches eléctricos en el mercado del transporte privado y público, lo que pone encima de la mesa la posibilidad de un fuerte desplome de la demanda de crudo por esta movilidad que no lo necesita. Se está hablando de 8 millones menos de barriles de demanda al día a partir de unos cuantos años. Recordemos que el presidente de la República francesa pidió ayudas públicas para desplegar una gigantesca red de cargadores eléctricos, también que Alemania hizo una apuesta muy importante por el coche eléctrico hace unos pocos años y que las grandes marcas ofrecerán híbridos y eléctricos 100% en apenas cuatro años. Además, China, conscientes de sus problemas con la contaminación, quieren crear desde su propia industria millones de unidades al año de coches eléctricos con descuentos fiscales muy importantes durante casi un lustro. Y no hay que olvidar las constantes prohibiciones de circulación dentro de las ciudades importantes por episodios de contaminación que incluso llegan a impedir el aparcamiento en el centro.

Muchos están mirando con lupa lo que está haciendo Arabia Saudita y el resto de países productores con respecto a esta situación, porque el hecho de no tener una economía diversificada significa una lenta muerte en los próximos años, no demasiados. Algunos están muy pendientes de lo que pueda pasar con la salida a bolsa de la compañía petrolífera estatal de Arabia Saudita. Todavía es muy incierto lo que pueda pasar en esa operación, porque un gobierno sólo se deshace de un activo valioso si ese activo valioso están problemas o bien es el Estado el que está en problemas. En este caso, sería el Estado el que está en problemas, porque si se acerca un grandísimo desplome del precio del crudo por una fuerte rebaja de la demanda, hay que vender esa empresa antes de que quede patente que el negocio tiene menos futuro de lo que parece, así que veremos en qué condiciones se hace esa salida y qué es lo que ofrece realmente el mercado por ella, ya que el resultado final medirá la temperatura a los posibles pasos que puedan dar otros países con sus activos en este sector.

De momento, en el sector del crudo quien está sacando verdadera tajada de todo este asunto son las refinerías, porque el precio del crudo no está subiendo lo que debiera, pero sin embargo la demanda todavía no se ha visto afectada.

Los huracanes dañaron el sector del refinado, pero poco a poco están mejorando, algo que vimos en las cifras de reservas de crudo la semana pasada, que poco a poco el refinado vuelve a la acción y eso reduce las reservas de crudo y aumenta las de gasolina.

Con todo, el precio del crudo no está muy apoyado que digamos, o mejor dicho, no tan apoyado como debiera. Tanto la OPEP como la AIE dicen que estamos ya en equilibrio de mercado, pero lo cierto es que un simple crack spread 1:1 sigue por encima de los 15$ y eso está beneficiando mucho a las refinerías. Vean aquí ese spread con la gasolina.

crackspread.gif

Ahora, veamos la comparativa del XLE con el CRAK, que es el ETF que sigue a las refinerías. Vean que desde 2015, cuando el crack 1:1 se dio la vuelta, este ETF  ha marcado una direferencia de comportamiento bestial con respecto al resto de valores.

xlexrack.gif

Por lo que respecta a datos macroeconómicos, poca cosa. El índice de manufacturas de Nueva York del mes de octubre asciende a un máximo de más de tres años, aunque por encima de los 30 puntos históricamente ya empieza a haber problemas. Es una buena noticia para la economía, es un apoyo al dólar, y que también está presionando al alza las rentabilidades en el mercado secundario porque va a favor de la Reserva Federal que quiere subir una vez más los tipos de interés en 2017 y como mínimo tres más el año que viene, aunque esa segunda parte está en cuarentena porque en febrero se tiene que cambiar la presidencia de la Reserva Federal, y probablemente entre alguien muy afín a Donald Trump que no está muy por la labor de subir los tipos de interés.

En valores concretos, ya está bastante movido:

- Apple tiene movimiento porque KeyBanc ha mejorado su recomendación a sobreponderar. Además, hay mucha especulación con que la baja demanda de la octava versión del iPhone se debe a que hay más demanda del iPhone X y los proveedores tienen problemas para suministrar lo necesario.

- Citigroup tiene una recomendación de vender desde comprar desde Societe General por un motivo que ya es conocido tanto en Reino Unido como en Europa, el descenso de la calidad de crédito, uno de los futuros caballos de batalla del sector.

- Ford también tener problemas porque RBC ha rebajado la acción a infraponderar desde neutral por los posibles cambios que la directiva quiere implantar van a tardar unos cuantos años en tener efecto.

- T-Mobile y Sprint estarían ya preparando el momento para anunciar su fusión según Reuters.

- Bristol-Myers Squibb tiene una rebaja de recomendación desde comprar a mantener, otra mala noticia para el sector de cuidados de la salud.

En el apartado técnico, el fin de semana pasó factura y si se fijan en el gráfico adjunto tenemos una envolvente bajista en el Dow Jones de transportes y karakasas invertidas en NYSE y Dow Jones de industriales, así que mientras no superemos los máximos del viernes pasado, hay que tener muchísima precaución con la situación porque son de las bajistas claras en zona de máximos.

iws.gif

Luis Javier Diez.