Sábado, 20 Octubre 2018

Apertura en Estados Unidos. Protagonismo negativo de las tecnológicas

Se espera una apertura negativa en Wall Street por mala influencia de China, Europa y miedo a malas noticias desde las tecnológicas

Hoy tenemos una sesión apasionante como pocas, porque teniendo en cuenta lo que está pasando en Europa, los datos macroeconómicos en China y cómo se está comportando el nocturno en Estados Unidos, parece que hay pocos factores positivos encima de la mesa.

El mosqueo general ya estaba encima de todos nosotros en el día de hoy porque expiraba la segunda parte de ese ultimátum en forma de requerimiento judicial al gobierno de Cataluña por parte del gobierno central del Reino de España. Sin embargo, el mal cuerpo venía de antes porque hemos tenido unos datos en China de crecimiento, ventas minoristas, producción industrial y de inversión en activos fijos que no demuestra aceleración, sino más bien estancamiento, lo que no ayuda a pensar en que vayamos a tener un crecimiento en aceleración en los próximos años, tal como ya apuntaba alguna voz dentro de la Reserva Federal por el bajo nivel de los tipos de interés a 10 años.

En España, la respuesta del gobierno catalán no fue satisfactoria, y nos hemos venido abajo, junto con algunos resultados que ya avanzaban lo que vendría en Estados Unidos porque SAP no ha gustado al mercado y es uno de los peores dentro del índice alemán.

Europa amenaza con una corrección porque los índices sobrecomprados se están saliendo de esa zona y tenemos el cruce de la media de 50 sesiones con nocturno con la de 200 con nocturno en el futuro del Ibex 35.

Y ahora le toca el turno a Estados Unidos. Desde el aspecto macroeconómico, todo sigue fenomenal porque las peticiones de desempleo semanales bajan más de lo esperado, nos alejamos del pico que tuvimos con los desastres naturales y eso muestra que la reabsorción de los trabajadores se está haciendo a un ritmo muy bueno que puede apuntar a unas buenas lecturas de creación de empleo del mes de octubre. Además, el índice de manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia ha quedado mejor de lo esperado, aunque el indicador de medio plazo de nuevos pedidos ha decepcionado, lo que ha quitado bastante brillo a la lectura general.

El punto más fuerte de la evolución negativa de la apertura de Estados Unidos está centrada en valores concretos. Seguimos con la temporada de resultados y los nombres potentes siguen apareciendo, decepcionando muchos de ellos. El sector tecnológico es el que se lleva la palma porque eBay no han gustado nada las cifras que han presentado sufriendo un desplome de -5% y además es que la todopoderosa Apple está empezando a dar bastante miedo porque han aparecido informaciones en Taiwán acerca de que ha reducido los pedidos un 50% porque la demanda del iPhone 8 no está siendo la esperada. Desde hace semanas se estaba especulando con que los compradores están esperando la versión más cara para realizar su compra, pero es algo que nadie sabe. De momento, la realidad es que esa sensación de angustia porque Apple pudiera estar perdiendo el favor del mercado se está extendiendo y todos los proveedores están teniendo problemas. Dada la alta ponderación en muchos índices, el SP 500 tendrá problemas, el Dow Jones tendrá problemas y el sector tecnológico también.

El factor psicológico también entra en escena porque hoy se cumplen tres años desde el famoso día en donde se registró la caída porcentual más grande de todos los tiempos, el famoso lunes negro.

Vamos con los resultados empresariales:

- Travelers presenta resultados con unos beneficios de 1,05 dólares, bajando fuertemente desde los 2,45 dólares del año pasado. Los resultados netos son 0,91 $, bajando desde los 2,4 $ del año pasado pero mejores que los 0,6 $

La suscripción neta premium alcanza los 6660 millones de dólares, por encima de lo esperado y subiendo desde los 6390 del año pasado.

De momento el mercado está premiando con mejoras del 1% al valor en el fuera de horas.

- Philip Morris presentó no resultados con unos beneficios por acción de 1,27 $, subiendo desde los 1,25 $ del año pasado. Ajustados son 1,27 $, por debajo de lo esperado que eran 1,38 $.

Las ventas ajustadas alcanzar los 7000 kilitos millones de dólares, un incremento del 7%, ligeramente por debajo de lo esperado.

Para todo el año, los beneficios por acción se sitúan en la horquilla que va desde los 4,75 $ hasta los 4,8 $, por debajo de lo esperado.

- Verizon presenta resultados de unos beneficios por acción de 0,89 $, lo mismo que el año pasado. Ajustados son 0,98 $, ligeramente por encima de lo esperado que eran 0,97 $.

Las ventas aumentan desde los 30.940 millones de dólares hasta los 31.720, por encima de lo esperado.

Las conexiones inalámbricas aumentan en 603.000, pero las ventas bajan el 2,4% hasta los 21.600 millones de dólares, ligeramente por encima de lo esperado. Las ventas cableadas aumentan el 1,1% hasta los 7700 millones de dólares, lo esperado.

Con lo anterior, reafirma sus objetivos de ventas para 2017 que estarán más o menos en el orden de los de 2016.

- eBay presentó ayer tras el cierre unos beneficios por acción de 0,48 $, subiendo desde los 0,36 $ del año pasado y mejor de lo esperado que eran 0,48 $.

El volumen bruto en mercancías alcanzó los 21.700 millones de dólares como crecimiento del 8%, gracias a que hay más de 2 millones de personas nuevas utilizando sus servicios.

El problema de todo es que reduce sus perspectivas de beneficios por acción ajustados a una horquilla que va desde los 1,99 dólares hasta los 2,01 $. La horquilla interior estaba entre los 1,98 dólares y los 2,03 $. Con esto, está teniendo un golpe bajista cercano al menos 4%.

 - United Continental presentó resultados ayer tras el cierre con unos beneficios de 2,12 $. Ajustados son 2,22 $, bajando desde los 3,11 $ del año pasado, aunque mejores de lo esperado que eran 2,06 $.

Las ventas alcanzan los 9900 millones de dólares, más o menos lo mismo que el año pasado, por encima de lo esperado.

- Alcoa presentó ayer tras el cierre resultados de 0,6 $. Ajustados son beneficios de 0,72 $, por debajo de lo esperado que eran 0,76 $ y bajando desde los 0,96 $ del año pasado.

Las ventas alcanzan los 3000 millones y descienden desde los 5200 millones, ojo, antes de que se dividiera en dos la compañía.

Aumenta su perspectiva de EBITDA para todo el año hasta los 2004 y 2 millones de dólares.

- American Express presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios por acción de 1,5 dólares, subiendo desde los 1,2 $ el año pasado y mejores de lo esperado que eran 1,48 $.

Las ventas suben desde los 7770 millones de dólares hasta los 8450, por encima de lo esperado.

En valores concretos, también hay malas noticias:

- Nike tiene una poderosa rebaja de recomendación desde comprar a neutral por Goldman Sachs, así que es otro peso negativo para el Dow Jones de industriales.

- Adobe es uno de los pocos que pone punto positivo al sector tecnológico porque aumenta su perspectiva de beneficio para su año fiscal 2018, gracias a la mejora de sus servicios en la nube.

- En el aspecto técnico, hay que fijarse en que ayer por primera vez el Dow Jones de industriales cerró por encima de los 23.000 puntos. Dado que tuvimos un hueco alcista por los resultados de IBM, ahora muchos estarán muy pendientes para ver si cerramos por debajo de los 23.100 puntos y dejamos algún tipo de figura porque el mercado está empezando a tener mucho vértigo por el exceso de optimismo. Ojo que la divergencia con el Dow Jones de Transportes sigue presente.

iws.gif

Luis Javier Diez.