LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Ya saben, la reforma fiscal está entre nosotros y el mercado de deuda ha empezado a moverse en consecuencia, subiendo la pronunciación de la curva de tipos en Estados Unidos que está moviendo al alza la rentabilidad en prácticamente todas partes.

Ya saben que toda deuda existente se referencia al comportamiento y cifras de la deuda pública, así que si la más segura se mueve, la que es más insegura debe moverse en consecuencia.

Primero de todo, vamos a echar un vistazo al comportamiento de dos ETF que van siguiendo la deuda corporativa de grado de inversión y la que es de alto rendimiento, que tiene mucha menos calidad.

Si se fijan en ambos, la situación es muy distinta porque la modificación de la curva de tipos ha venido en un momento en donde a semanas el ETF de alto rendimiento busca tener un cruce alcista de medias pero debemos tener muchísimo cuidado porque los precios no están buscando más subidas, sino atacar la directriz bajista que viene desde la zona de mínimos relativos de 2016. Este movimiento es extremadamente importante porque si tuviésemos la pérdida de mínimos recientes, estaríamos hablando de que habría ventas de esa deuda esperando poder comprar a rentabilidades más altas, lo que pondría en un aprieto las refinanciaciones de multitud de industrias, entre ellas las del sector petrolero y de extracción no convencional.

También se puede ver que el ETF de deuda corporativa junto con el de grado de inversión tiene una semana negativa, así que no es razonable esperar que se busque la zona de máximos de 2012, salvo desastres.

d1.jpg

Ahora, comprobemos el comportamiento del Russell 2000 con el ETF de la deuda de alto rendimiento, donde se supone que muchas de esas compañías están ahí dentro. Volvemos a ver que el ETF de deuda no está buscando máximos sino todo lo contrario, lo que supone poco a poco un mayor lastre para el índice de pequeñas y medianas empresas. Por lo tanto, de romper los mínimos recientes y además esa directriz alcista marcada en el gráfico, no debemos quitar ojo al comportamiento del índice porque al final todo giro bajista acaba teniendo repercusión porque la correlación es muy alta.

d2.gif

 

Luis Javier Diez.

Ya vimos antes la subida de la curva de tipos en EEUU por la firma a la reforma fiscal, y si a eso le sumamos la mayor emisión de deuda en Alemania en 2018 para pagar reintegros que no había en 2017, pues la presión para subir tipos en Alemania en el mercado secundario está justificada.

Vean los tres principales futuros cómo tienen otra nueva sesión de bajada de precios y los soportes han caído de forma muy fácil, lo que habla de que las rentabilidades están haciendo algo importante.

Veamos la de 10 años. Está en el +0,41% y ven cómo rompemos al alza la directriz bajista desde los máximos recientes pero estamos atacando la directriz desde los máximos del año, así que ojo que puede subir más:


source: tradingeconomics.com

Con respecto al precio, vean que tenemos dos ya en la sobreventa  pero los tres han perdido directrices importantes, así que los ojos van buscando zonas cercanas a los mínimos del año.

deudadealemania.gif

Recuerden que hace bien poco estábamos preocupados porque la curva de tipos se había aplanado y eso no hablaba muy bien de la situación económica, de hecho, tener los tipos a 10 años tan bajos con la carrera de subidas de tipos de interés que hemos tenido, a muchos les hacía pensar de forma negativa en la proyección real de la economía.

Sin embargo, desde finales de la semana pasada, hemos tenido una carrera tremenda que ha acabado en la aceptación del texto unificado de la reforma fiscal por las dos cámaras de Estados Unidos y está lista para que sea firmada por parte de Donald Trump, cumpliendo así el escenario central de Goldman Sachs que decía tener aplicada dicha reforma fiscal en el primer trimestre de 2018.

Pues bien, recuerden que una de las principales preocupaciones de las reformas fiscal es que aumenta el déficit porque todavía no se ve de forma clara que la reducción de los ingresos pueda ser compensada de alguna manera por algún sitio porque todo el mundo tiene claro que la principal ventaja va a invertirse directamente en aumento de los programas de las recompras de acciones propias y no en aumentos de la capacidad o de producción, nuevos empleos, o nuevos proyectos.

Dicho agujero fiscal deberá ser cubierto con aumentos de emisiones de deuda, por lo que el mercado de forma inmediata, cuando ya se ha visto que la aprobación era inminente, se ha puesto a descontar ese aumento en la curva de tipos, en concreto en la parte alta. Como resultado, la curva de tipos se ha pronunciado, subiendo las rentabilidades en la parte más alta. En el gráfico adjunto pueden ver la evolución entre el jueves de la semana pasada y el cierre de ayer. Se ve claramente cómo ha subido la rentabilidad en la parte alta y es una mala indicación para el resto de deuda, que tenderá a hacer lo mismo.

curvatiposeeuu.JPG