Jueves, 13 Diciembre 2018

Vimos que los tipos en la curva al cierre de ayer estaban iguales a 2 y 5 años. Ahora mismo el spread entre los dos está en negativo, -0,45 puntos básicos, así que hay inversión en esta parte.

Pero no acaban aquí las cosas, pues a 2 y 3 años también se invierte y es la primera vez desde enero de 2008.

Ya saben que es el activo de seguridad por excelencia. Lo preocupante es el gráfico a meses. Vean los tres principales y cómo el RSI está buscando romper al alza y respetar el soporte de la media de 50 meses. Si esto rompe al alza, hablamos de tipos más bajos en la deuda más segura, lo que es totalmente negativo para pensar en buscar riesgo.

dd.GIF

Serenitymarkets.com El mercado está empezando a preocuparse muchísimo porque ya empezamos a tener signos claros y evidentes de que la curva de tipos en Estados Unidos empieza aplanarse más de lo debido.

Ya saben que cuando aparece este movimiento, y cercanía de la inversión, todo el mundo se pone en alerta pero eso no significa que sea un aviso de problemas inminentes, es decir, no se va a acabar el mundo mañana, pero sin embargo lo que quiere decir es que los mecanismos de funcionamiento del préstamo del dinero empiezan a moverse, por lo que los inversores que prestan su dinero empiezan a pensar en diferentes estrategias para sacarle rentabilidad y al mismo tiempo poder disponer del dinero en efectivo cuanto antes, cosa que puede complicar la inversión en plazos largos, que son los que se suelen utilizar para crear, por parte de las empresas, proyectos realmente productivos que generen riqueza y puestos de trabajo.

Pues bien, fíjense en esta tabla donde están los tipos de la curva en Estados Unidos al cierre de ayer. Observen el tipo a dos años y a cinco años, porque es el mismo:

Date1 Mo2 Mo3 Mo6 Mo1 Yr2 Yr3 Yr5 Yr7 Yr10 Yr20 Yr30 Yr
12/03/18 2.30 2.35 2.38 2.56 2.72 2.83 2.84 2.83 2.90 2.98 3.15 3.27
Monday Dec 3, 2018

Para aumentar la preocupación, vean este gráfico semanal de los futuros de la deuda de Estados Unidos a 30 años porque de la sobreventa reciente nos estamos dando la vuelta y estamos otra vez atacando la directriz bajista que viene desde los máximos de 2016. Recuerden que esto es a 30 años y que si sube el precio, la rentabilidad baja, por lo que estaríamos hablando de un empuje todavía un poco más bajista en la parte alta de la curva de tipos, por lo que se genera más movimiento buscando el aplanamiento. Para intentar evitar esto, la Reserva Federal debe suspender las subidas de tipos de interés en la parte corta porque lo que va a hacer es fortalecer el aplanamiento y aumentar el peligro de la inversión. Y si no lo quieren suspender, deben alargar los plazos entre subida y subida.

bonos30.gif

El Tesoro español coloca a seis meses 410 millones de euros con un tipo marginal del -0,398%, aumentando desde el -0,411% de la subasta anterior.

Con respecto a 12 meses, se colocan 3676 millones con un tipo marginal de -0,312%, casi sin modificación con respecto al -0,318% anterior.

De momento no hay cambios porque seguimos bajo el paraguas del Banco Central Europeo.

Serenitymarkets.com. Las curvas de tipos de interés en EEUU amenazan con inversiones que están creando nervios en los mercados. 

La curva más vigilada que es el spread entre 2 y 10 años, que siempre ha avisado, sin fallo de que venían recesiones en unos meses se ha ido tan sólo a 13,5 puntos básicos como se puede ver en gráfico adjunto y esto es el menor nivel desde hace más de una década. 

Y lógicamente eso no es una buena señal. 

La aceleración del aplanamiento se ha dado porque el bono americano a 10 años está con una rentabilidad del 2,94% es decir por primera vez en varias semanas se vuelve a meter por debajo del nivel psicológico del 3% acelerando las compras de bonos y por tanto bajadas de rentabilidad de la parte más larga de la curva. 

Ayer se invirtieron las curvas a 3 y 5 años y esto no pasaba desde 2007, y ya saben lo que pasó poco después en bolsa y en la economía. La mayor crisis de la historia moderna. 

Por tanto el mercado no tiene más remedio que abrir otro frente negativo, que tenemos que vigilar estrechamente a partir de ahora. Nosotros estaremos muy atentos, informándoles en tiempo real en los próximos días lo que vaya pasando con todo esto. 

tipos.JPG

WASHINGTON, 3 de diciembre (Reuters) - Los principales funcionarios de la Reserva Federal de EE.UU. dicen que una economía fuerte probablemente mantendrá intactos sus planes de aumento de tarifas, pero el lunes comenzó a tambalearse una señal clave que podría intensificar el debate sobre si las condiciones son tan sólidas como parecen. La diferencia de los tipos de interés entre los títulos del Tesoro a dos y diez años se redujo a su nivel más bajo en más de una década, situándose por debajo de 0,15 puntos porcentuales.

Este gap, o "spread", es considerado como un punto de referencia particularmente importante entre algunos funcionarios del banco central para medir el riesgo de recesión y sopesar las dudas de los inversores sobre el futuro.

Los inversores suelen exigir mayores rendimientos para invertir dinero en plazos más largos. Cuando los rendimientos a corto plazo suben, pueden surgir dudas sobre el futuro inmediato. Una inversión de la curva de rendimiento ha precedido a recesiones pasadas.

De hecho, una parte de la curva de rendimiento ya se ha invertido: entre pagarés a 3 y 5 años. El diferencial entre ambos cayó a 0,01 puntos porcentuales el lunes, la primera vez que ha ocurrido desde 2007.

Después de meses en los que la preocupación por la curva de rendimientos había disminuido, su repentino estrechamiento del lunes podría perturbar lo que parecía ser un fuerte consenso en la Reserva Federal para seguir subiendo los tipos de interés hasta 2019.

El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, dijo que la Reserva Federal se encuentra ahora en un período "más difícil", ya que el crecimiento mundial se ralentiza y partes de la economía estadounidense comienzan a sentir el impacto de los aumentos de los tipos de interés de la Reserva Federal.

La curva de rendimiento "me dice que es prudente ser paciente aquí", dijo Kaplan a Reuters en Laredo, Texas, donde se reúne con líderes empresariales y banqueros. Kaplan, un ex banquero de Goldman Sachs que dice que mira la curva de rendimiento varias veces al día, dijo el lunes que la estrecha brecha entre los bonos del Tesoro a dos y diez años refleja las expectativas de un crecimiento mundial lento.

ANÁLISIS DE LOS DATOS

Junto con el nuevo estrechamiento de la curva de rendimientos, el lunes los economistas analizaron un conjunto conflictivo de nuevos datos. Una encuesta de los gerentes de compras indicó que la producción de manufactura crecería, pero la misma encuesta indicó precios más bajos; mientras tanto, una disminución en el gasto en construcción llevó a algunos analistas a reducir su pronóstico de crecimiento del producto interno bruto.

En comentarios separados el lunes por la mañana, el vicepresidente de la Reserva Federal, Randal Quarles, dijo que el banco central, aunque "dependiente de los datos", estaba siguiendo una estrategia que no se desviaría de su curso por "cada vacilación" de las estadísticas económicas.

Esta estrategia ha llevado a la Reserva Federal a subir lenta pero constantemente los tipos de interés, con una subida prevista en diciembre y tres más el año que viene.

"Deberíamos depender de los datos, pero no reaccionar a cada vacilación de la aguja a través del dial... Hemos descrito en todas las formas de comunicación un camino que es bastante claro", dijo Quarles. "Seguimos una estrategia y tenemos en cuenta los datos a medida que llegan y en respuesta a cambios de dirección significativos."

Aunque el anuncio de una "tregua" en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China pareció aliviar un riesgo que los funcionarios de la Reserva Federal habían visto en el horizonte, la acción en los mercados de bonos provocó otro.

Aunque no es seguro que el estrechamiento de los diferenciales esté relacionado con las dudas sobre el crecimiento económico, explicaciones alternativas tampoco serían necesariamente útiles para la Reserva Federal. Una caída en las expectativas de inflación, por ejemplo, otro componente del interés exigido por los inversores para mantener los bonos, sería una mala noticia para un banco central que espera mantener la inflación anclada en el 2 por ciento.

La curva de rendimiento se había acelerado considerablemente tras una reunión de la Reserva Federal celebrada en septiembre, en la que se elevaron los tipos de interés, cuando la diferencia de rendimiento entre los títulos del Tesoro a dos y diez años aumentó de 0,22 a 0,34 puntos porcentuales.

Pero desde entonces, ha disminuido persistentemente, especialmente desde mediados de la semana pasada, y ahora está en su punto más bajo desde julio de 2007, en vísperas de una fuerte recesión.

El estrechamiento del lunes se debió tanto a la subida de los tipos de interés del Tesoro a dos años como a la caída de los tipos a diez años, que desde la semana pasada han tenido dificultades para mantenerse por encima del 3 por ciento.

 

Por el contrario, las perspectivas de crecimiento de Estados Unidos se mantienen sólidas.

Si bien los funcionarios de la Reserva Federal han comenzado a señalar los "vientos en contra" de la desaceleración del crecimiento mundial y otros riesgos, no estará claro hasta qué punto esto ha cambiado sus perspectivas hasta que publiquen nuevas proyecciones económicas después de la reunión política del 18 y 19 de diciembre.

(Reportaje de Howard Schneider y Ann Saphir Edición de Chizu Nomiyama y Andrea Ricci) Traducido por serenitymarkets.com