LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Italia coloca en mercado por valor de 2750 millones de euros deuda con vencimiento a 2022 y una rentabilidad del 1,05%, descendiendo la rentabilidad con respecto a la última en -0,19 puntos porcentuales.

Coloca 1509 millones de euros con vencimiento a 2026 y una rentabilidad del 1,96, también descendiendo la rentabilidad en -0,27 puntos porcentuales.

Centeno dice que el Eurogrupo se va a reunir hoy para hablar de la deuda de Italia y dice que es importante clarificar las decisiones políticas necesarias para hacer que Italia cumpla con las reglas fiscales de la Unión. Añade que los países endeudados deben reducir la deuda y espera que Italia cumpla los objetivos.

Coeure dice que hay evidencias convincentes que apoyan la visión de que el programa cuantitativo ha seguido siendo una fuente considerable de laxitud financiera tras el final de las compras netas.

En algunos países, como en Francia e Italia, las reinversiones como una porción de las emisiones brutas totales se espera que aumenten en 2020. Dice que argumentaría que los efectos de las compras de activos son altamente persistentes y que han afectado a recientes dinámicas de los precios. El efecto remanente de nuestras compras seguirá siendo significativo.

Serenitymarkets.com Dice que Italia debe evitar el procedimiento sancionador de la UE. También dice que es necesario reducir la cantidad de deuda para aumentar la confianza del mercado y califica a la cantidad de deuda como "enorme".

Dice que el déficit de 2019 será entre el 2,1 y el 2,2% del PIB.

Considera que en 2020 tiene un problema en cómo cómo compensar la subida del IVA y financiar las bajadas de impuestos.

Avisa acerca de que hay varios signos de que una crisis económica puede disparar una crisis financiera.

Remata diciendo que Europa necesitaría una política fiscal expansiva para contrarrestar el frenazo económico.

Avisa, también, diciendo que un enfrentamiento dañaría tanto a la UE como Italia, y que el Gobierno va a alcanzar absolutamente un acuerdo con la UE.

Dice que la situación del país no es fácil pero no es desesperada, los fundamentales son buenos.

Si tenemos en cuenta que sigue habiendo en el fondo del mercado la expectativa de una bajada de tipos, ver repunte de precios en las notas a 10 años debe ser por un motivo diferente, como por ejemplo la búsqueda de seguridad.

Vean que ayer cerramos lejos de los mínimos del día con un volumen muy similar al de la sesión anterior. El RSI mantiene la tendencia.

Por lo tanto, este rebote no es positivo para los activos de riesgo.

notasa10.gif

Serenitymarkets.com Ayer fue lo primero que se nos pasó por la cabeza cuando se comentó desde personas relevantes del BCE que todas las herramientas estaban encima de la mesa para luchar contra la desaceleración económica, desde bajadas de tipos de interés a incluso la apertura otra vez del programa cuantitativo. Precisamente este es el problema, otra vez abrir el programa cuantitativo, lo que hace que todo el mundo vaya buscando la misma jugada, comprar deuda en el mercado secundario y vendérsela al Banco Central Europeo cuando entre en acción, si es que entra en acción, otra vez dicho programa de compra de deuda, intentando hacer beneficio. El problema no está en los operadores que quieren hacer dicha jugada, sino los países que pueden ver en esa demanda de los inversores, un movimiento oportuno para poder endeudarse todavía más, siendo conscientes de que Italia está ya casi metida en un procedimiento sancionador por exceso de déficit, y España va por el mismo camino.

Con lo anterior, hoy nos encontramos con que España está preparando una emisión de deuda a 10 años y encima Italia sorprende con una emisión a 20 años, lo que está generando en el mercado italiano un aumento de los tipos de interés, y además es echar más leña al fuego, países con exceso de déficit o potencialmente exceso de déficit, que siguen endeudándose cada vez más.

Por lo tanto, ahora mismo en el mercado secundario el futuro de la deuda a 10 años de Italia está cayendo 61 puntos y la de España 17, no parece demasiado, pero se nota cierta tensión subyacente en el sentido de esa evolución del endeudamiento que no es favorable para el déficit porque no se quieren hacer las reformas estructurales necesarias y se fía todo al endeudamiento aprovechando esa ventana que abre el BCE. Esto nos recuerda que desde el inicio de la crisis el BCE ha estado casi gritando constantemente que el dinero barato y las medidas extraordinarias no son la panacea y que todo país debe hacer sus deberes, porque al final del camino los que no lo hacen son los que van a seguir presentando problemas, y todavía mucho peores por el exceso de endeudamiento.

LONDRES, 12 de junio (Reuters) - El rendimiento de la deuda pública italiana a largo plazo subió 7-9 puntos básicos el miércoles después de que la oficina de deuda del país anunciara una sorprendente venta de bonos a 20 años, buscando aprovechar la fuerte demanda de deuda de la zona euro.

El acuerdo, anunciado a última hora del martes, será una prueba del apetito del mercado por los bonos italianos en un momento en que se espera que la Unión Europea tome medidas disciplinarias contra Roma por la creciente deuda del país.

"En este momento, el carry y la relajación monetaria del BCE están anulando los titulares negativos. Será interesante ver si esto continuará, especialmente dada la esperada decisión del Eurogrupo sobre la apertura o no de sanciones contra Italia", dijo el estratega del DZ Bank Daniel Lenz.

El término "carry" se refiere a una operación en la que los inversores se aprovechan de los bajos costos de los préstamos a corto plazo para obtener algún rendimiento mediante la compra de deuda a más largo plazo.

"También está la incertidumbre política interna, con (Giuseppe) Conte amenazando con dimitir si los socios de la coalición no encuentran una solución con la Comisión", añadió Lenz, refiriéndose a los comentarios realizados por el primer ministro italiano la semana pasada.

El rendimiento de la deuda pública a 10 años de Italia subió 7,5 puntos básicos, hasta el 2,38%, mientras que los rendimientos a 20 y 30 años a más largo plazo subieron unos 8 puntos básicos cada uno.

Por lo general, los rendimientos aumentan antes de la venta, y los inversores venden deuda en circulación para dejar espacio para la nueva oferta.

Sin embargo, la medida se produce tras un fuerte repunte en los últimos días, en el que el rendimiento a 10 años de Italia cayó 30 puntos básicos en la primera semana de junio, alcanzando un mínimo en un año del 2,28% en el proceso.

España también podría impactar en los mercados de bonos el miércoles, después de haber anunciado un acuerdo de bonos sindicados a 10 años en la sesión anterior. Esto plantearía una pregunta diferente para los inversores: hasta qué punto estarían dispuestos a asumir la deuda española con unos rendimientos récord bajos.

Sin embargo, Lenz, del DZ Bank, dijo que espera que la demanda sea fuerte. "Las rentabilidades españolas han alcanzado mínimos históricos, pero todavía hay una tendencia positiva y no incluye el riesgo que usted tiene en Italia, por lo que me sorprendería mucho que los inversores se mantuvieran ausentes", dijo.

España suele lanzar una venta de bonos a 10 años en esta época del año, por lo que la reacción del mercado fue moderada, con una rentabilidad de referencia a 10 años del 0,58%.

Por otra parte, el rendimiento de los bonos alemanes a 10 años, el punto de referencia para el bloque, cayó a -0,24%, cerca de los mínimos históricos alcanzados la semana pasada, ya que la preocupación por la economía mundial crece a la sombra de una disputa comercial entre sus dos mayores economías.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el martes el uso de aranceles como parte de su estrategia comercial, mientras que China prometió una respuesta dura si Estados Unidos insiste en escalar las tensiones comerciales en medio de las negociaciones en curso. (Reportado por Abhinav Ramnarayan; Editado por Catherine Evans) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Tras venta sorpresa de una emisión de bonos del estado italiano a 20 años, que intenta aprovechar las bajadas de rentabilidades recientes.