LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

El Tesoro español coloca en el mercado 430 millones a 6 meses con un tipo que aumenta el tipo negativo pasando de -0,375% al -0,385% y una demanda de 6,1 desde el 3 anterior.

A 12 meses se colocan 4.090 millones con un tipo que baja del -0,312% al -0,334% con una demanda de 2 desde el 2,1 anterior.

La bajada desde la sobrecompra es clara pero vean que el soporte está justo en el máximo de una muestra de interés vendedor que fue rota al día siguiente, lo que generó una muestra de fuerza alcista que fue aprovechada el propio día de la rotura.

Ahora tenemos rebote y se aprovecha de la debilidad de los activos de riesgo tras el buen día de ayer.

notasa10.gif

Con los malos datos de PIB, la escasa inflación y la demanda de seguridad, junto con el QE que sigue estando en la sombra, los tipos negativos en el mercado secundario siguen estando en cantidades muy grandes.

En marzo, el conjunto de deuda con tipos negativos. Un total de 3,58 billones de euros tiene tipos negativos cuando el total de deuda asciende a 7.67, es más o menos el 47% cuando en febrero fue del 38%.

Más apoyo al riesgo si las rentabilidades en el secundario consiguen subir. De momento el futuro del Bund pierde la tendencia de la mejora de los precios que llevaron a zona de máximos al contrato de junio. Vean a 30 minutos que la divergencia bajista en el RSI ha conseguido pasar la factura y la sobreventa se alía con la media de 200 para darnos el soporte del día. Si lo perdemos, más buenas noticias para los activos de riesgo.

bund.gif

LONDRES, 1 de abril (Reuters) - El rendimiento de la deuda pública de la zona euro subió el lunes, ya que un repunte inesperado de los datos de la actividad fabril en China alivió los temores sobre los riesgos de la recesión mundial, quitando el brillo a los mercados de bonos de refugio tras el estelar repunte de los precios del mes pasado.

Aún así, dada la magnitud del cambio en la forma en que los inversores ven las perspectivas de crecimiento e inflación, el rendimiento de los bonos se mantuvo muy por debajo de los niveles en los que operaban hace un mes, centrándose la atención en las encuestas de la industria manufacturera.

El rendimiento de los bonos alemanes a 10 años cayó 26 puntos básicos el mes pasado en territorio negativo en su mayor caída mensual desde junio de 2016, cuando Gran Bretaña votó a favor de abandonar la Unión Europea.

El índice Caixin/Markit Manufacturing Purchasing Managers' Index (PMI) de China se expandió al ritmo más fuerte en ocho meses en marzo, subiendo a 50,8 desde 49,9 en febrero, por encima de los 50 que dividen la expansión de la contracción y el nivel más alto desde julio de 2018.

El rendimiento de los bonos a 10 años de referencia de Alemania subió tres puntos básicos a -0,04 por ciento, frente a los mínimos de 2-1/2 años de la semana pasada, a -0,09 por ciento.

En todo el bloque de la moneda única, las rentabilidades de los bonos a 10 años subieron alrededor de dos o tres puntos básicos en el día. La venta fue más pronunciada al final de la curva de rendimientos a muy largo plazo, con rendimientos de los bonos a 30 años en Alemania y Francia cuatro a seis puntos básicos más altos cada uno.

"La semana pasada se centró en la orientación de los bancos centrales y esta semana en los datos, que muestran signos de estabilización", dijo el estratega de tipos de interés de Commerzbank, Rainer Guntermann. "Para la semana, vemos que los rendimientos de Bund se mantienen por debajo del cero por ciento, pero subiendo."

La inflación de la zona euro tardará más tiempo en aumentar, ya que la incertidumbre política pesa sobre el crecimiento y el Banco Central Europeo ha subestimado la debilidad del mercado laboral, dijo Sabine Lautenschlaeger, miembro del Consejo de Administración del BCE, en una entrevista concedida a un diario.

Se espera que los datos del lunes muestren que la inflación general en el bloque subió un 1,5 por ciento en marzo, sin cambios con respecto al mes anterior, según las previsiones de Reuters.

Gran Bretaña sigue siendo el centro de atención, mientras que se espera que el Parlamento vote el lunes sobre las diferentes opciones de Brexit. La primera ministra británica, Theresa May, podría intentar volver a someter su acuerdo a votación en el Parlamento tan pronto como el martes.

(Reportaje de Dhara Ranasinghe, Edición de William Maclean)

Traducción realizada por www.serenitymarkets.com

 

Por Shu Zhang y Julie Zhu

BEIJING/HONG KONG, 29 de marzo (Reuters) - Los cuatro principales bancos controlados por el Estado chino advirtieron que los préstamos dudosos podrían aumentar y que los márgenes de interés se reducirían en toda la industria, ya que tres de ellos registraron su crecimiento trimestral de beneficios más débil en más de dos años.

El Banco Industrial y Comercial de China (ICBC), el principal prestamista, reportó ganancias netas planas de 58.050 millones de yuanes (8.630 millones de dólares) en el cuarto trimestre, la primera vez que no ha visto crecimiento en un trimestre desde el trimestre de julio a septiembre de 2016.

Y China Construction Bank Corp., el segundo prestamista más grande del país, registró el miércoles una caída del 1 por ciento en sus ganancias netas, su primera caída trimestral desde el trimestre octubre-diciembre de 2015.

Agricultural Bank of China Ltd (AgBank), el tercer prestamista más grande, también registró una caída del 5,4 por ciento el viernes en las ganancias netas del cuarto trimestre, su primera caída trimestral desde 2015.

Mientras que las tasas de morosidad se redujeron en 0,01 puntos porcentuales en todos los denominados Big Four, entre los que también se encuentra Bank of China Ltd (BoC), los prestamistas incrementaron drásticamente las provisiones para deudas incobrables futuras con el fin de amortiguar la desaceleración de la segunda economía más grande del mundo y la enconada tensión comercial entre China y los Estados Unidos.

"Sentimos profundamente que es bastante difícil mantener el bajo nivel de préstamos incobrables. Hay factores externos, nuestras propias razones, problemas con múltiples niveles de gobiernos locales y otras presiones", dijo Xu Yiming, director financiero de CCB, en Beijing el jueves.

"No creo que lo estemos haciendo tan bien con una tasa de morosidad del 1,46 por ciento. Es muy frágil. Una vez que el ambiente cambia, puede aumentar".

La economía de China creció el año pasado a su ritmo más lento desde 1990, en parte debido a la guerra comercial y a la represión de los riesgos financieros en Pekín, que elevó el costo de los préstamos corporativos.

Para estimular el crecimiento, Pekín está presionando a los bancos para que aumenten significativamente los préstamos a las pequeñas empresas en al menos un 30 por ciento este año, una medida que, según algunos analistas, podría empeorar la calidad futura de los activos de los bancos, ya que esos prestatarios son más arriesgados y más vulnerables a las ralentizaciones.

ICBC reservó más de 160.000 millones de yuanes en provisiones el año pasado y elevó sus provisiones al 176 por ciento de sus préstamos en mora a finales de diciembre, frente al 154 por ciento un año antes, dijo el jueves el presidente Gu Shu.

La proporción de CCBs se elevó a 208 por ciento a finales de diciembre de 171 por ciento un año antes. El ratio de AgBank se elevó al 252 por ciento desde el 208 por ciento de hace un año, y el ratio de provisión para pérdidas por deterioro de préstamos a dudosos aumentó 22,79 puntos porcentuales en BoCover durante el mismo periodo.

"Con una economía en desaceleración y también con beneficios industriales por debajo de lo esperado, para nosotros no es de extrañar que las provisiones tengan que aumentar a partir de ahora", dijo Combes, jefe de investigación fundamental de renta variable con sede en Ginebra de la gestora de fondos Unigestion, que tiene una pequeña participación en acciones de bancos chinos.

El consejo de administración de ICBC aprobó el jueves un plan para vender 80.000 millones de yuanes en bonos perpetuos para aumentar el capital. Peer Bank of China (BoC), el cuarto prestamista más grande, vendió 40 mil millones de yuan en enero.

MÁRGENES DE REDUCCIÓN

El margen de interés neto (NIM) -la diferencia entre el interés pagado y ganado por los bancos y un indicador clave de la rentabilidad- se redujo en el CCB y el AgBank, y se mantuvo estable en el ICBC, mientras que los banqueros y analistas dicen que la presión sobre el NIM sólo aumentará este año.

El vicepresidente de AgBank, Zhang Keqiu, dijo que el sector se enfrentaba a una "presión de toda la industria" para mantener el NIM a un nivel razonable en el año 2019.

Los márgenes se ven reducidos por el aumento de la competencia por los depósitos, así como por la presión de Pekín para aumentar los préstamos, pero manteniendo bajos los costes de los mismos.

"Nos enfrentamos a los retos de mantener el NIM este año. No será tan cómodo como el año pasado", dijo Gu de ICBC, quien dijo que el banco trabajará arduamente para evitar que los costos de los préstamos sean más altos para sus clientes.

"No es fácil para la economía real en estos días, por lo que no buscaremos precios altos en el lado de los activos", dijo.

Los otros tres de los llamados Cinco Grandes bancos estatales de China, incluyendo el Agricultural Bank of China Ltd y el Bank of Communications Co Ltd, informarán los resultados del cuarto trimestre después de que el mercado cierre el viernes.

"El año 2019 será diferente: la aceleración del crecimiento de los préstamos, especialmente al sector privado, pero con menos margen, ya que los bancos se verán obligados a trasladar la reducción del coste de la financiación a sus clientes, especialmente a las PYME", dijo Alicia García Herrero, economista jefe de Natixis Asia Pacífico

(Shu Zhang en BEIJING, Julie Zhu y SumeetChatterjee en HONG KONG; Editado por Jennifer Hughes y Muralikumar Anantharaman). Traducido por www.serenitymarkets.com