LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Por Francesco Guarascio y Jan Strupczewski

BRUSELAS, 5 de junio (Reuters) - La Comisión Europea concluyó el miércoles que Italia está infringiendo las normas fiscales de la UE debido a su creciente deuda, una situación que justifica el lanzamiento de un procedimiento disciplinario.

Si la Unión Europea respalda esta evaluación en las próximas dos semanas, el ejecutivo de la UE podría recomendar posteriormente que se inicie el procedimiento, algo que se espera antes de una reunión de los ministros de finanzas de la UE a principios de julio. Esta es la línea de tiempo esperada:.

La Comisión ha declarado que Italia ha hecho progresos limitados en la aplicación de las recomendaciones económicas de la UE y ha dado marcha atrás en las reformas estructurales necesarias.

Esto "puede afectar negativamente al potencial de crecimiento de Italia", dijo la Comisión.

La deuda pública de Italia, la segunda más alta de la UE en proporción a la producción después de la de Grecia, aumentó del 131,4% del producto interior bruto (PIB) en 2017 al 132,2% en 2018 y la Comisión estima que aumentará al 133,7% este año y al 135,2% en 2020, infringiendo las normas de la UE que dicen que debería disminuir.

Por otra parte, el Fondo Monetario Internacional ha identificado la deuda de Italia como un riesgo importante para la economía de la zona euro, junto con las tensiones comerciales mundiales y un duro Brexit, un documento de la UE visto por Reuters mostró el miércoles, anticipando un informe que el FMI presentará la próxima semana.

La Comisión se encarga de supervisar los presupuestos de los países de la UE y está obligada a publicar informes sobre los Estados que parecen desviarse de los objetivos fiscales acordados.

La Comisión dijo que la deuda está creciendo porque los tipos de interés que Italia tiene que pagar para atenderla están aumentando más que la tasa de crecimiento del país.

Bruselas estima que Italia pagó el año pasado 65.000 millones de euros (73.300 millones de dólares) en intereses sobre su deuda, "tanto como todo el sistema educativo", dijo el comisario de la UE para el euro, Valdis Dombrovskis.

Las previsiones de la Comisión son más pesimistas que las de Italia. Roma espera que la deuda aumente este año hasta el 132,6% de la producción y disminuya hasta el 131,3% en 2020.

La diferencia se debe principalmente al hecho de que la Comisión no incluye en sus previsiones un aumento del impuesto sobre las ventas el próximo año, que los funcionarios del Gobierno italiano han dicho repetidamente que intentarán evitar a pesar de que los ingresos procedentes del aumento de los impuestos ya están incluidos en las previsiones económicas de Roma.

La Comisión también estima que un plan de privatización previsto no tendrá ningún impacto en el crecimiento de Italia, en contraste con las estimaciones más optimistas de Roma.

Los precios de los bonos soberanos italianos y las acciones de los bancos siguieron bajando después de que la Comisión emitiera su conclusión.

Los bancos italianos...FTIT8300 bajaron casi un 1,8% hasta un día mínimo en 1039 GMT tras las noticias, mientras que el rendimiento de los bonos del Estado a 10 años subió cinco puntos básicos hasta alcanzar el máximo del día, el 2,575%. IT10YT=RR.(Reportaje de Francesco Guarascio @fraguarascio y JanStrupczewski; Edición de Robin Emmott, William Maclean) Traducido por www.serenitymarkets.com 

Por Howard Schneider y Ann Saphir

CHICAGO, 4 de junio (Reuters) - Resignados a mantener billones de dólares en bonos y a comprar más para combatir futuras crisis, los funcionarios de la Reserva Federal están debatiendo cómo diseñar futuras compras de activos para que sean tan efectivas como sea posible en el control de los mercados y la reducción de las tasas de interés.

La próxima vez que su tasa de interés de referencia llegue a cero, como lo hizo hace una década, ¿deberían seguir rápidamente con, digamos, la compra de bonos por valor de 5 billones de dólares? ¿Qué hay de un conjunto de reglas para cuando un programa de compra se activa? ¿O deberían prometer de antemano comprar todo lo que sea necesario para mantener los tipos de interés a largo plazo en un nivel determinado?

Estas preguntas son el centro de una conferencia de dos días de la Reserva Federal de Chicago sobre la estrategia del banco central que comenzó el martes. Las respuestas podrían ser críticas para determinar cómo la Reserva Federal desplegará su virtualmente ilimitado poder de compra de activos, una estrategia diseñada para reducir las tasas de interés a largo plazo que dan forma al gasto de los hogares y a la inversión de las empresas.

El presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, dijo que consideraba que las tres rondas de "flexibilización cuantitativa" llevadas a cabo en respuesta a la crisis de 2007 a 2009 dieron lugar a "mucho aprendizaje" por parte de los responsables de la formulación de políticas y de los inversores, que ahora podrían reaccionar con mayor rapidez a las compras de bonos de la Reserva Federal.

"Cuando volvamos al ZLB en algún momento todo será diferente", dijo, y tal vez permitir que la Reserva Federal logre resultados más sólidos al mismo tiempo que compra menos, dijo Bullard. "ZLB" se refiere al "límite inferior cero" de los tipos de interés a los que la Reserva Federal tendría que recurrir para reforzar la economía, además de recortar los costes de los préstamos a corto plazo.

Otros sugirieron que la Reserva Federal podría necesitar comprar incluso más de los 3,5 billones de dólares comprados durante varios años la última vez, confiando en una estrategia "más fuerte, más pronto" para conmocionar a los mercados, o para establecer reglas explícitas sobre cómo y cuándo se utilizaría la "expansión cuantitativa" para que los inversores supieran qué esperar.

"Algunas de estas reglas, como la fijación de los plazos de vencimiento, que en realidad fijan un nivel de tipos, podrían ser una forma práctica de gestionar futuros programas de QE", dijo Jonathan Wright, profesor de la Universidad Johns Hopkins y coautor de uno de los documentos centrales que se están debatiendo en Chicago. La idea es similar a la estrategia de "control de la curva de rendimiento" utilizada actualmente por el Banco de Japón y planteada recientemente por altos funcionarios de la Reserva Federal como una herramienta que vale la pena al menos estudiar para los Estados Unidos.

Cualquiera que sea la dirección que se siga, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dejó claro en su discurso de apertura que considera que es probable que las estrategias que una vez se desarrollaron durante la crisis se mantengan. La tasa de interés objetivo de la Reserva Federal, que actualmente se encuentra en un rango de sólo 2,25% a 1,5 puntos porcentuales.

2,5%, probablemente se mantendrá por debajo de lo que ha sido en las últimas décadas, y es probable que el banco central vuelva a alcanzar su límite de cero y se enfrente a la pregunta de qué hacer a continuación, dijo.

"Habrá una próxima vez", dijo Powell, afirmando que si bien los programas como la compra de activos de la Reserva Federal eran controvertidos en ese momento, él siente que funcionaron y que ya no deben ser considerados como "poco convencionales".

"Estas políticas proporcionaron un apoyo significativo...  Sabemos que es probable que herramientas como éstas sean necesarias de alguna forma", en futuras crisis, dijo Powell. Era la "obligación" de la Reserva Federal, añadió, delinear sus planes con anticipación para que el público y los funcionarios electos supieran lo que el banco central pretende hacer.

NO EL MISMO QE

Habrá nuevas limitaciones.

La Reserva Federal, en sus tres programas de alivio cuantitativo anteriores, compró principalmente bonos del Tesoro de Estados Unidos -algo que siempre había hecho, aunque en cantidades mucho menores antes de la crisis-, pero también compró valores respaldados por hipotecas en un esfuerzo más orientado a reforzar el mercado inmobiliario en declive.

El mercado de bonos es hoy en día aproximadamente el doble de grande que entonces, lo que quizás obligue a la Reserva Federal a realizar compras mucho mayores que antes.

Y la próxima crisis podría ser de una naturaleza que requiere una estrategia diferente dependiendo de qué mercados están estresados y de qué maneras, una barrera para anunciar demasiado antes de tiempo, dijo Janice Eberly, profesora de la Universidad Northwestern que colaboró con Wright y el profesor de Harvard James Stock en la investigación para la conferencia.

El objetivo, dijo, debería seguir siendo "una política más fuerte... mucho antes en la recesión".

En una investigación basada en la forma en que los mercados reaccionaron a los programas de la era de la crisis, Eberly dijo que los mejores resultados se obtuvieron cuando la Reserva Federal se trasladó "inmediatamente.... una medida temprana muy importante reduce la tasa de desempleo".

No todos están convencidos de los beneficios del QE. El profesor de la Universidad de Stanford John Taylor dijo que consideraba que la evidencia era "bastante débil" de que las compras de bonos de la Reserva Federal tenían un impacto muy duradero en los tipos de interés a largo plazo.

Pero el enfoque de la discusión aquí fue menos en litigar lo que pasó hace una década que en planear cómo la compra futura de bonos puede ser más efectiva.

La Reserva Federal podría "tomar medidas para animar a los mercados a comprender las políticas y a fijar su precio antes", dijo Brian Sack, quien como vicepresidente ejecutivo de la Reserva Federal de Nueva York estuvo profundamente involucrado en la ejecución de los programas de alivio anteriores. "Hablar más sobre las reglas de política... es apropiado" para guiar los futuros programas de compra de bonos y mejorar su impacto.

(Reportado por Howard Schneider; Editado por Dan Burns y AndreaRicci). Traducido por www.serenitymarkets.com

Ya han visto que el mercado está pendiente de Italia y no solo de la apertura de un expediente sancionador al país, sino también del efecto que pueda hacer este paso en incrementar el ataque de la coalición de gobierno sobre la Comisión Europea.

Es de esperar que la deuda de Italia se ponga a sufrir, pero si miramos el gráfico del futuro a 10 años vemos que hay problemas en Italia y en España. Recuerden que esta semana es vencimiento trimestral de derivados en renta fija, así que hay un rollover en las pantallas, lo que explica el hueco que se ve.

espaita.gif

Esa apertura a llegar a un acuerdo dibujada por los comentarios del Ministro de Comercio chino está dando más cuerda al mercado de riesgo y alejando los precios de la renta fija de los máximos recientes.

Vean las notas a 10 años cómo buscan ya salir de la zona de la sobrecompra y ojo si dejamos hoy un intento de envolvente bajista que pudiera poner techo a los precios, y suelo a las rentabilidades.

notasa10.gif

Tenemos entrada de dinero en todas partes tras la bajada de tipos en Australia que refuerza que todos los demás bancos centrales tienen que bajarlos también, lo que hace en el mercado secundario tengamos mejora de precios.

Italia está atacando el máximo del año porque Conte también tranquilizó en el día de ayer, punto que está apoyando a los bancos del país, pero esto también ayuda a que haya relajación de tipos en el mercado, así que Italia está apoyada en el día de hoy.

espaita.gif

LONDRES, 4 de junio (Reuters) - El rendimiento de los bonos del gobierno alemán a 10 años se mantuvo en mínimos históricos el martes después de un recorte de los tipos de interés en Australia y de las apuestas al alza sobre las medidas de alivio monetario de Estados Unidos, lo que pronto reforzó las expectativas de una postura de política económica moderada en la reunión de esta semana del Banco Central Europeo.

El martes, el Banco Central de Australia redujo la tasa de interés a un mínimo histórico del 1,25% en lo que podría ser la primera de una serie de medidas de estímulo.

El presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, dijo el lunes que un recorte de los tipos de interés de EE.UU. "podría justificarse pronto", dados los riesgos para el crecimiento mundial que suponen las tensiones comerciales y la debilidad de la inflación estadounidense.

La creciente especulación sobre los recortes de la Reserva Federal en un contexto de conflictos comerciales cada vez más amargos ha llevado el rendimiento de los bonos europeos a mínimos históricos y el de sus contrapartes estadounidenses a su nivel más bajo desde 2017.

"Hemos visto un impresionante repunte en los mercados de bonos básicos, especialmente en los bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo que indica que los inversores prevén recortes de tipos en breve", dijo el estratega de tipos de KBC, Mathias van der Jeugt.

En las primeras fases de la negociación, la mayor parte de los rendimientos de los bonos de la zona euro a 10 años bajaron en torno a un punto básico.

El rendimiento del índice de referencia alemán Bund se situó en -0,21% y estuvo a punto de alcanzar el mínimo histórico del lunes. Las rentabilidades de los bonos holandeses y franceses a 10 años se mantienen en mínimos históricos.

Las débiles señales de los principales bancos centrales establecieron el contexto para la reunión del jueves del BCE, en la que se podrían tomar medidas en forma de detalles sobre una nueva ronda de préstamos baratos y plurianuales a los bancos.

"Creo que esta semana veremos un mensaje bastante dovish de (el presidente del BCE) Draghi", dijo Mark Dowding, un alto directivo de BlueBay Asset Management.

"La aparición de riesgos a la baja significa que el BCE querrá transmitir a los inversores que el margen de acción de la política monetaria no se ha agotado y que están dispuestos a apoyar a la economía y a la inflación si las condiciones se debilitan".

La lectura flash de la inflación de la zona euro para mayo, que se publicará en esta sesión, puede ofrecer algunas pistas sobre las perspectivas de inflación.

En Italia, donde la atención se centró en la evolución política, el rendimiento de los bonos fue un poco más alto.

El Movimiento 5-Estrellas que gobierna Italia quiere que el gobierno de coalición continúe y está dispuesto a apoyar dos medidas que son una prioridad para su socio de coalición, la Liga, dijo el líder de 5-Estrellas Luigi Di Maio en una entrevista con el periódico el martes.

El lunes, el primer ministro Giuseppe Conte amenazó con dimitir si sus dos socios de coalición no ponían fin a sus disputas. (Reportaje de Dhara Ranasinghe; edición de John Stonestreet) traducido por www.serenitymarkets.com