Martes, 21 Agosto 2018

Subasta de deuda de EEUU a 3 meses. La rentabilidad se ha visto interesante

Ayer por la tarde tuvimos una nueva subasta de deuda a tres meses que es interesante conocer su resultado para saber qué es lo que se cuece en el subterráneo de la renta fija con cada vez más temores de un incremento muy potente del déficit que se tenga que financiar con nuevo endeudamiento, lo que de forma irremediable sube los tipos de interés.

Ayer se colocaron 48.000 millones de deuda a tres meses con una rentabilidad máxima del 1,57% subiendo desde el 1,5% anterior. Hay que destacar que el mercado parece que ha visto razones suficientes para subir los tipos de interés a corto plazo, ya que de una colocación del 64,64% en la última, hemos pasado a nada menos que el 89,03% en el tipo más alto.

La rentabilidad media también asciende del 1,47% hasta el 1,57%, algo que no se suele ver y que habla claramente de que ha habido una concentración muy importante en la parte alta. La rentabilidad más baja pasa del 1,44% a otro del 1,5%.

Vamos con las colocaciones.

Por parte de los intermediarios, ha habido una desaceleración que coincide con el intento de rebote del mercado, por lo que parece que son conscientes de que puede haber menos demanda por parte de los minoritarios. En la anterior se pidieron casi 118.000 millones y en esta rondamos los 111.000, bajando la colocación de forma muy potente de 32.766 millones de dólares hasta los 18.840, lo que baja el porcentaje de colocación de rozar el 70% hasta el 40,23%.

Las peticiones directas pasan de 3800 millones a 3405, dando pasos atrás también la colocación desde 3664 millones hasta 2580, bajando el porcentaje del 7,76% hasta el 5,31%.

Lo más importante de todo está en las indirectas, donde se supone que están los bancos centrales. Porque de pedir 10.700 millones en la anterior, aceleran hasta pedir nada menos que 34.129 millones, lo que dispara la colocación de 10.752 hasta los 25.403. El porcentaje se dispara desde el 22,78% al 54,25%. Esto es un paso adelante que debe ser muy tenido en cuenta por parte de las peticiones indirectas porque ha visto mucho interés en esta zona y puede resultar que se ha creado un cierto techo para la rentabilidad, lo que en cierto modo sería positivo también para los activos de riesgo. Dado que es una colocación de tres meses, las propias subastas tienen volatilidad en función de lo que pase, pero de momento es una lectura positiva para el mercado de riesgo.