LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

LONDRES, 26 de abril (Reuters) - El viernes, el euro registró mínimos de 22 meses atrás, mientras que los operadores esperaban ver si los datos del PIB de EE.UU. que se publicarán más tarde reforzarán las señales de fortaleza económica y harán que el dólar suba aún más.

Después de un pequeño aumento de la volatilidad esta semana -aunque a partir de los mínimos de varios años- los mercados de divisas se mantuvieron tranquilos en la apertura europea, con la mayoría de los pares principales atascados en rangos estrechos de negociación.

El índice del dólar frente a una cesta de seis divisas principales cayó a 98,101 después de avanzar a 98,322 el jueves, su nivel más alto desde mayo de 2017.

El euro avanzó 0.1 por ciento para alcanzar los $1.1140

Los nuevos pedidos de bienes de capital fabricados en Estados Unidos aumentaron a un máximo en ocho meses en marzo. Este fenómeno se produjo luego de que se publicaran otros datos estadounidenses, lo que despejó los temores de una desaceleración en la economía más grande del mundo.

Se estima que los datos de las 12:30 GMT mostrarán que el Producto Interno Bruto (PIB) de los Estados Unidos se incrementó 2.0 por ciento interanual durante el primer trimestre.

"El par EUR/USD de esta semana por debajo de los $1.1200 ha sido en gran medida una historia del dólar. En los próximos días, sin embargo, la atención podría volver a Europa", dijeron los analistas de ING en una nota, citando las elecciones del domingo en España, una revisión de la calificación de la deuda soberana italiana por parte de S&P, y posibles reformas económicas francesas.

El Banco de Japón fijó el jueves un marco temporal para su orientación hacia el futuro por primera vez al decir a los inversores que mantendrá los tipos de interés en niveles superbajos durante al menos un año más, en una medida encaminada a disipar cualquier duda sobre su compromiso con las políticas ultra-laxas.

El viernes, el yen apenas varió, alcanzando los 111.63 yenes por dólar, luego de perder 0.5 por ciento durante la noche.

"El PMI chino y el informe de empleos no agrícolas de Estados Unidos se publicarán durante la próxima semana y se espera que ambos sean bastante buenos. También está la próxima ronda de conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, que podría elevar aún más el sentimiento de riesgo", dijo Mitsuo Imaizumi, estratega jefe de divisas de Daiwa Securities.

El dólar australiano avanzó 0.2 por ciento para situarse en los $0.7027.

El dólar australiano ha perdido casi un 2 por ciento esta semana, alcanzando un mínimo de cuatro meses después de que los datos de la inflación doméstica impulsaran la perspectiva de un recorte de tipos por parte del Banco de la Reserva de Australia.

El dólar neozelandés subió 0.3 por ciento $0.6647.

La libra esterlina, que se ha visto perjudicada esta semana por la fortaleza del dólar y por la preocupación de que las conversaciones de Brexit entre los partidos conservador y laborista de la oposición en el poder se hayan hundido en la arena, se ha recuperado por encima de 1,29 dólares. (Informes adicionales de Shinichi Saoshiro; edición de Hugh Lawson) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Por Saqib Iqbal Ahmed

NUEVA YORK, 25 de abril (Reuters) - El dólar subió a su nivel más alto de los últimos dos años frente al euro el jueves, mientras que los datos positivos de los Estados Unidos alimentaron la demanda de dólares y los operadores esperaban la publicación el viernes de los datos del producto interno bruto de los Estados Unidos para el primer trimestre de 2019.

El euro cayó 0.11% para situarse en los $1.114, su nivel más bajo desde mayo de 2017.

"En general, el dólar se está beneficiando de datos nacionales sólidos, datos débiles en el extranjero y una gran cantidad de reuniones de bancos centrales poco fiables", dijo John Doyle, vicepresidente de operaciones y comercio de Tempus Inc en Washington.

Los datos del jueves mostraron que los nuevos pedidos de bienes de capital fabricados en EE.UU. aumentaron un máximo en ocho meses en marzo. De esta manera se publicarán otros datos de relevancia en los Estados Unidos que muestran una mejoría en las ventas al por menor y en las exportaciones, lo que ha aliviado la preocupación por la desaceleración de la economía americana, según los analistas.

El euro, por su parte, se ha visto acosado por la preocupación por la salud de la economía de la zona euro.

"Durante la jornada de ayer, el euro estuvo bajo presión, luego de que los datos alemanes fueran desalentadores, lo que se sumó a la tendencia de señales preocupantes para la economía más grande de Europa", afirmó Doyle.

"Muchos pensaron que el cambio de la Reserva Federal a principios de este año debilitaría al dólar, pero el hecho es que las tasas de interés en los Estados Unidos siguen siendo más atractivas que las de nuestros homólogos", dijo.

A principios de este año, la Reserva Federal de los EE.UU. retrocedió en las subidas previstas de los tipos de interés en medio de signos de desaceleración del crecimiento económico.

Los inversores estarán atentos a la publicación el viernes de los datos del producto interno bruto de Estados Unidos para los tres primeros meses de 2019, en busca de señales de si Estados Unidos sigue siendo más fuerte que otras economías líderes.

El jueves, el dólar cayó un 0,53% frente al yen después de que el Banco de Japón anunciara por primera vez que mantendría los tipos de interés en niveles superbajos durante al menos un año más, en un intento de disipar cualquier duda sobre su compromiso con las políticas laxas.

Las posiciones cortas de financiación parecen estar compensando el impacto de una declaración dovish del Banco de Japón, dijo Marc Chandler, estratega jefe de mercado de Bannockburn Global Forex LLC, en una nota.

La corona sueca registró mínimos de 17 años atrás luego de que el Banco Central de Suecia retrasara su próxima subida de las tasas de interés.

La libra esterlina se mantuvo cerca de 1,29 dólares, el nivel más bajo de las últimas 10 semanas, después de los informes de que las conversaciones de la Primera Ministra Theresa May con el opositor Partido Laborista sobre la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, o Brexit, se habían quedado en la arena.

(Reportaje de Saqib Iqbal Ahmed; edición de Jonathan Oatis) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Y es normal. Tenemos recesión en Italia e incertidumbre porque el aumento del endeudamiento del país es superior a lo esperado por Bruselas y se le puede abrir otra vez expediente por exceso de déficit. Ahora tenemos incertidumbre política en España, y entre las dos es un % del PIB de la Eurozona muy importante.

Si lo anterior no fuera poco, recuerden el descenso de la moral empresarial en Alemania que marcó el IFO. Por lo tanto, no tiene dónde apoyarse el Euro contra el Dólar.

eurusd.gif

TOKIO, 25 de abril (Reuters) - El euro se estabilizó frente al dólar el jueves después de que las renovadas preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento en Alemania lo llevaran a un mínimo de 22 meses, mientras que el yen mostró poca reacción a una decisión política del Banco de Japón.

La divisa nipona cedió un poco de sus ganancias anteriores frente al dólar después de que el Banco de Japón anunciara su intención de mantener los tipos de interés muy bajos durante un período prolongado, comprometiéndose a hacerlo al menos durante la primavera del próximo año.

"La reacción del mercado (al BOJ) fue apenas perceptible", dijo Yukio Ishizuki, estratega principal de divisas de Daiwa Securities. "Ya había muy poca gente que creyera que el Banco de Japón podría estar subiendo las tasas de interés. No se trataba realmente de 2020", dijo.

La divisa nipona avanzó una quinta parte de un por ciento durante el día, y se ubicó en los 111.99 yenes por dólar.

La moral de las empresas alemanas se deterioró en abril, superando las expectativas de una pequeña mejora, según mostró el miércoles el índice empresarial del instituto económico Ifo, con sede en Múnich, ya que las tensiones comerciales pesaron sobre la mayor economía de Europa, dejando que la demanda interna apoyara la desaceleración del crecimiento.

El dólar alcanzó máximos de hace 23 meses atrás en la zona de los 98.189 contra un grupo de rivales clave durante la noche, mientras que ganó más de medio punto porcentual, impulsado en gran medida por la debilidad del euro. La última vez que el índice cotizó un 0,15 por ciento por debajo, situándose en 98,027.

"La fortaleza del dólar de ayer fue exagerada por la debilidad de países que no son Estados Unidos", dijo Masafumi Yamamoto, estratega jefe de divisas de Mizuho Securities.

"Una gran pregunta es si la debilidad de Australia y de la zona euro es temporal o no", dijo. "El principal escenario es una recuperación en el segundo semestre de este año en la zona euro y en otras regiones.

El euro se situó en 1,1158$, tras haber sufrido su mayor pérdida de un día frente al dólar desde principios de marzo, cuando el Banco Central Europeo retrasó los planes de su primera subida de los tipos de interés tras la crisis.

Por otro lado, contra el yen, la divisa europea cayó 0.4 por ciento durante la noche y alcanzó los 125.02 yenes.

El dólar australiano se mantuvo prácticamente sin cambios en 0,7019 dólares.

El $ australiano había cedido casi un 1,3 por ciento durante la sesión anterior después de que unas cifras de inflación australiana más débiles de lo esperado incrementaran la perspectiva de un recorte de los tipos de interés.

El dólar canadiense se fortaleció un poco, alcanzando los $1.3487, superando el mínimo de cuatro meses de la noche a la mañana, mientras que los inversores aumentaron sus apuestas sobre un recorte de la tasa de interés del Banco de Canadá este año, luego de que el banco central recortara sus perspectivas de crecimiento económico.

Los participantes en el mercado esperaron las decisiones de política monetaria de los bancos centrales sueco y turco más tarde, el jueves.

Es probable que el Riksbank sueco mantenga sin cambios su tipo de interés de referencia y que se vea obligado a retrasar los planes de endurecimiento de la política más adelante en 2019, según una encuesta de analistas de Reuters publicada el martes.

"El Riksbank podría retrasar aún más el momento de la próxima subida de los tipos de interés, y también el mercado podría especular que es demasiado pronto para un recorte de los tipos de interés por parte del banco central turco", dijo Yamamoto, de Mizuho.

"Eso podría ser negativo para estas monedas y positivo para el dólar."

(Editado por Vidya Ranganathan y Jacqueline Wong) traducido por www.serenitymarkets.com

 

La muestra de interés vendedor en máximos y en sobrecompra genera más ventas que esta mañana, así que ojo que esto es negativo para los activos de riesgos.

eurchf.gif