LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Ya hemos visto la mejora del Dólar Index, ahora vean cómo se está reforzando la resistencia de la media de 200 semanas. La semana pasada la atacamos pensando en el mal dato de creación de empleo, pero ahora las cosas cambian pensando en que el consumidor en EEUU sigue sosteniendo la economía tras el dato de ventas minoristas y un descenso de la confianza muy contenido.

eurusd.gif

Ya vimos las decisiones del SNB y la advertencia que hacía sobre el apetito de su moneda como activo refugio, lo que pone en alerta a todos los operadores pensando en que en cualquier momento puede haber alguna intervención si las cosas se ponen muy feas.

Vean que se ha marcado muy bien la resistencia y lo mismo para el soporte que se están respetando muy bien. Ahora hay que estar atentos a esos niveles.

eurchf.gif

LONDRES, 14 de junio (Reuters) - El dólar australiano y el dólar neozelandés cayeron el viernes, ya que las apuestas por los recortes de las tasas de interés socavaron la demanda, ya que una reunión del Grupo de los 20 a finales de este mes mantuvo a los inversores al margen.

El dólar australiano cayó 0.24% para situarse en los $0.6892 y cayó 1.5% durante la semana, la mayor caída desde mediados de mayo. El dólar neozelandés retrocedió 0.4% para situarse en los $0.6529, un 2% menos durante la semana.

Los futuros de bonos implican una probabilidad del 66% de que el Banco de la Reserva de Australia siga su reciente relajación de un cuarto de punto con otro en julio. De no ser así, se considera segura una reducción al 1% para agosto.

Los mercados también estaban aumentando las apuestas de un recorte de tipos por parte del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda.

"El aumento de las expectativas de recorte de los tipos de interés gracias a la debilidad de los datos ha alimentado la debilidad del dólar australiano, ya que las tensiones comerciales también pesan sobre la demanda", dijo Manuel Oliveri, estratega de divisas de Credit Agricole en Londres.

La debilidad del dólar australiano ha empujado a los inversores a deshacerse de algunas de sus operaciones de carry trade, en las que los especuladores piden prestado en una divisa de bajo rendimiento como el franco suizo e invierten en otras de rendimiento relativamente más alto, como el dólar australiano.

El dólar australiano contra el franco suizo, un barómetro de estas apuestas especulativas, ha caído casi un 6% en ocho semanas, lo que indica que los fondos de cobertura estaban perdiendo dinero en estas apuestas.

Los mercados de bonos están fijando el precio en un 28% de probabilidad de un recorte de los tipos la próxima semana, seguido de una apuesta segura a finales de julio en lo que respecta al dólar.

Contra la mayoría de las divisas, el dólar avanzó 0.1% y alcanzó máximos de hace una semana en la zona de los 97.09. (Reportaje de Saikat Chatterjee, edición de Larry King) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Ayer tocamos la siguiente resistencia correspondiente a la muestra de interés comprador que apareció el mes pasado y que marcó uno de los mínimos relativos. Tocamos ayer ese nivel y cerramos lejos de los máximos, dejando una karakasa invertida que corta la señal de compra en los mínimos del mes. Ahora estamos metidos en una lateralidad muy clara.

eurchf.gif

TOKIO, 13 de junio (Reuters) - El yen japonés avanzó durante la jornada del jueves, mientras que el apetito por el riesgo se debilitó en el mercado y el yen japonés logró avanzar, mientras que el dólar repuntó con fuerza contra la mayoría de las divisas.

Las acciones en Asia cayeron, ya que el sentimiento de riesgo se deterioró en medio de la incertidumbre respecto a que Estados Unidos y China llegaran a un acuerdo al margen de la cumbre del Grupo de los 20 celebrada en Japón los días 28 y 29 de junio.

El ambiente en los mercados bursátiles de la región también se debilitó, ya que las acciones de Hong Kong se desplomaron por segundo día después de protestas callejeras masivas.

El yen avanzó 0.2% para situarse en los 108.270 yenes por dólar, tras registrar mínimos de 11 días atrás en los 108.800 registrados al comienzo de la semana.

El yen, que tiende a atraer ofertas en tiempos de turbulencias en los mercados y tensiones políticas, subió un 0,5% frente al dólar australiano y avanzó un 0,15% frente al euro.

"La aversión al riesgo y la caída de los mercados bursátiles apoyan al yen como de costumbre", dijo Bart Wakabayashi, director de la sucursal de State Street Bank and Trust en Tokio.

"El bajo rendimiento del dólar australiano es también un estímulo para el yen. Los datos laborales australianos de hoy no parecían ser desalentadores, pero al parecer algunos inversores los vieron como una nueva oportunidad para vender el dólar australiano".

La tasa de desempleo de Australia permaneció estancada en el 5,2% en mayo, mientras que un aumento de la contratación a tiempo parcial se vio enfrentado a un grupo cada vez mayor de mano de obra, una señal segura de la capacidad sobrante que abogaba por otro recorte de los tipos de interés, tal vez tan pronto como el próximo mes.

El dólar australiano, que cayó el día anterior debido a la caída de los precios del petróleo, amplió las pérdidas y cayó a un mínimo de 0,6905 dólares en dos semanas.

A pesar de las crecientes expectativas de que la Reserva Federal suavizará la política monetaria en los próximos meses, el dólar se comportó mejor frente a otras divisas importantes, como el euro, la libra esterlina y las materias primas, que tuvieron sus propios problemas.

El índice del dólar frente a una cesta de seis divisas principales cambió poco en 96,919 después de haber subido más del 0,3% durante la noche.

El lunes, el índice cayó a 96.459, su nivel más bajo desde fines de marzo, después de una fuerte caída en las rentabilidades a largo plazo del Tesoro de los Estados Unidos, que cayeron a mínimos de dos años la semana pasada, cuando un informe sobre los puestos de trabajo de los EE.UU. fortaleció las expectativas de que se redujera la tasa de interés por parte de la Reserva Federal de los EE.UU. (Fed).

El euro se vio afectado después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmara el miércoles que estaba considerando la posibilidad de imponer sanciones al proyecto de gasoducto de gas natural Nord Stream 2 en Rusia y advirtiera a Alemania que no debía depender de Rusia para obtener energía.

La libra esterlina cayó cuando los legisladores británicos derrotaron el miércoles un intento encabezado por el opositor Partido Laborista de intentar bloquear un Brexit sin acuerdo.

"Gracias al bajo rendimiento de las monedas europeas, el dólar ha logrado subir, aunque los últimos datos de inflación han mejorado las expectativas de recorte de los tipos de interés de la Reserva Federal", dijo Takuya Kanda, director general del Instituto de Investigación Gaitame.com.

"El mercado considera ahora que la relajación monetaria de la Reserva Federal es una conclusión predecible. Al final , el dólar seguirá siendo una divisa de alto rendimiento, incluso después de un par de recortes".

Los datos publicados el miércoles mostraron que los precios al consumidor en Estados Unidos apenas subieron en mayo, lo que apunta a una inflación moderada que, junto con la desaceleración de la economía, aumentó la presión sobre la Reserva Federal para que bajara los tipos de interés este año.

La divisa europea alcanzó los $1.1294 tras retroceder 0.35% durante la noche, mientras que la libra esterlina se ubicó en la zona de los $1.2692 luego de registrar pérdidas de 0.3% durante la jornada del miércoles.

Por otro lado, el dólar también se vio beneficiado, ya que las divisas vinculadas a los commodities se vieron presionadas por la caída de los precios del petróleo.

El dólar canadiense apenas cambió en C$1.3337 por dólar después de haber caído aproximadamente un 0.5% el día anterior.

Los precios del petróleo cayeron un 4% el miércoles hasta alcanzar su nivel más bajo en casi cinco meses, debilitados por otra subida inesperada de las reservas de crudo de EE.UU. y por las perspectivas de una menor demanda mundial de petróleo. (Editado por Simon Cameron-Moore) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Superamos la resistencia de los mínimos relativos del mes pasado y ahora dejamos los máximos del día en el siguiente mínimo relativo, donde dejamos una muestra de interés comprador. De momento el RSI  sigue buscando más presión alcista, cosa que es positiva para el riesgo.

eurusd.gif