LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

LONDRES, 11 de septiembre (Reuters) - El yen japonés cayó el miércoles, mientras que el apetito por el riesgo continuó bajando durante el verano, mientras que el euro se detuvo antes de la reunión del jueves del Banco Central Europeo.

El yen se había disparado hacia un máximo en 2019, ya que los inversores en agosto se preocupaban por la perspectiva de una recesión global y la liquidación. Los operadores de Forex a menudo compran el yen en tiempos de incertidumbre debido al vasto superávit de la cuenta corriente de Japón y porque creen que los inversores japoneses traerán su dinero a casa cuando los mercados internacionales se desplomen.

Sin embargo, con la recuperación de los mercados bursátiles en general con la esperanza de aliviar las tensiones entre Estados Unidos y China y de reducir los riesgos de un Brexit sin negociación antes de varias reuniones clave del banco central, el yen se está debilitando.

"La debilidad del yen se ha visto reforzada por la especulación de que China implementará nuevas medidas para aliviar el impacto económico negativo de la guerra comercial con Estados Unidos", dijeron los analistas de MUFG en una nota.

El yen cayó 0.2% para situarse en los 107.73, en comparación a los 105 niveles de finales de agosto.

El aumento del apetito por el riesgo se tradujo en ganancias tanto para el dólar australiano como para el neozelandés, que subieron un 0,1% cada uno.

El yuan chino saltó brevemente después de que el director del periódico del Partido Comunista The Global Times dijera que China introduciría medidas para mitigar el impacto de la guerra comercial.

Más tarde, el yuan se deshizo de esas ganancias y cayó un 0,1%, situándose en 7,1136 yuanes por dólar.

Por otra parte, por ahora, la atención de los inversores se centra en la reunión del BCE del jueves. Las expectativas de que los responsables de la política monetaria presionen a los tipos de interés aún más en territorio negativo han pesado sobre el euro, que se ha desplomado un 3% desde junio.

La moneda única ha cambiado poco en 1,1044$, y las apuestas se han dividido en cuanto al alcance y al estilo de los estímulos.

El índice del dólar subió un 0,1% y se situó en 98,414.

"Nadie quiere comprometerse todavía", dijo Matt Simpson, analista senior de mercado de Gain Capital en Singapur.

"Hemos tenido el impulso de la guerra del comercio la semana pasada, se ha filtrado a través de esta semana, por lo que los mercados están tomando un poco de aire", dijo. "Ahora está en esa pequeña etapa intermedia - ¿qué va a mantener ese valor?"

Es probable que la decisión del BCE marque la pauta para las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos y del Banco de Japón de la próxima semana, así como para el apetito por el riesgo a nivel mundial.

La libra esterlina cayó a 1,2349$, pero se acercó a su máximo en seis semanas de 1,2385$ a principios de semana. (Reportaje adicional de Tom Westbrook en Singapur Editado por Andrew Heavens) traducido por www.serenitymarkets.com

 

El Parlamento del Reino Unido ha sido suspendido durante las próximas cinco semanas, con la legislación en contra de la falta de acuerdo Brexit en vigor. Por ahora, la libra esterlina podría disfrutar de un período más tranquilo con altibajos ocasionales causados por la posición todavía tensa. Sin embargo, dado nuestro argumento de base para unas elecciones anticipadas a finales de noviembre y principios de diciembre (que probablemente se desencadenarán por un voto de censura), esperamos que la libra vuelva a estar bajo presión. Entre otras cosas, la posible victoria del Partido Conservador bajo el liderazgo de Boris Johnson significaría una mayor probabilidad de que Brexit no llegue a un acuerdo si los conservadores logran una mayoría parlamentaria.

Esto sugiere que la actual prima de riesgo en la libra aumentará, lo que a su vez pesará sobre la divisa. Se estima que el par EUR/GBP convergerá hacia los 0.95 y que el par GBP/USD caerá por debajo de los 1.20 durante los próximos tres meses.

LONDRES, 10 de septiembre (Reuters) - Más de cinco años después de que el comercio mundial de divisas (FX) se viera manchado por un escándalo de manipulación, un puñado de bancos son más dominantes que nunca y no muestran signos de debilitamiento en el mercado electrónico de 5,1 billones de dólares al día.

Pero por debajo del radar, una nueva generación de empresas de nueva creación está tratando de romper su hegemonía persiguiendo el negocio de divisas más pequeño pero con mayor margen de beneficio para el cliente que utilizan las administradoras de activos, los fondos de pensiones y las compañías de seguros.

La firma de análisis de datos Coalition estima que la mayor parte de los flujos diarios son entre bancos y es probable que la mayoría permanezca con los grandes prestamistas, en particular Citi, JPMorgan, Bank of America Merrill Lynch, HSBC y UBS, que juntos poseen casi el 45% de las operaciones de divisas en todo el mundo, lo que supone un aumento con respecto a aproximadamente el 35% en 2012.

Los advenedizos dicen que los bancos pueden leer los patrones de operación para obtener precios más altos de los administradores de activos, quienes en cambio deberían ahorrar millones de dólares al año, hasta un 50% en costos de operación de divisas, operando directamente entre ellos.

El costo de la negociación depende del tamaño, la moneda, la liquidez y la hora del día. Por una transacción de 25 millones de dólares en euros/dólar, un gestor de activos de tamaño medio puede pagar un margen de 1 a 2 "pips" por operar a través de un gran banco, lo que equivale a 5.000 dólares.

Los bancos, que a menudo utilizan el comercio de divisas para ganar negocios más lucrativos, como productos estructurados, soluciones de cobertura y servicios de tesorería, dicen que su dominio y solvencia les permite ofrecer a sus clientes los mejores precios de la manera más segura.

"También podemos igualar más liquidez internamente, lo que nos permite asegurar mejores precios para los clientes que si siempre tuviéramos que salir al mercado como esas compañías más pequeñas tienen que hacerlo", dijo Richard Anthony, Director Global de FX eRisk de HSBC.

Sin embargo, ahora hay 80 o más establecimientos que operan con divisas, con uno o dos lanzamientos cada año, dice Marketfactory, una firma que ofrece a sus clientes una interfaz para operar con ellas.

Esto se debe en gran medida a que los costos de la tecnología, que antes eran un obstáculo importante para la entrada, han disminuido, y el Banco de Pagos Internacionales estima que el desarrollo de una plataforma de operaciones cuesta entre 5 y 10 millones de dólares, frente a los entre 100 y 150 millones de dólares de principios de la década de 2000.

Uno de los que se está preparando para entrar en funcionamiento este año es FX HedgePool, con sede en Nueva York, cuyo fundador, Jay Moore, dijo que los bancos incluyen en sus cotizaciones costos tales como transferencia de riesgo de crédito y de mercado, capital, tecnología, tarifas de plataforma y salarios del personal.

"Buscamos reducir significativamente estos costos permitiendo que las instituciones obtengan liquidez unas de otras", dijo Moore, quien enfrentará la competencia de plataformas como la 24 Exchange, con sede en Londres, que comenzó a operar en agosto.

ATRAPADO EN LA RED

Los inversores que apuestan por divisas o por la cobertura de la exposición a acciones y bonos lo hacen principalmente en plataformas bancarias, donde eligen entre cotizaciones en tiempo real.

Alternativamente, utilizan plataformas de múltiples distribuidores como las de Refinitiv o CME, donde los bancos compiten en precio.

Aunque no es fácil obtener un desglose de las cuotas de mercado de los bancos para atender a los clientes de compra, en Londres, el mayor centro de operaciones de divisas del mundo, seis concesionarios representaban el 74% de todas las transacciones al contado en octubre de 2018, según datos del Banco de Inglaterra.

Y en Nueva York, cuatro concesionarios acaparan tres cuartas partes del comercio al contado, según los datos de la Reserva Federal de Nueva York.

Las empresas de nueva creación sostienen que, si bien los "spreads" de las transacciones en el comercio de divisas han caído en picado en los últimos años, los inversores a menudo pagan significativamente por el "impacto en el mercado", es decir, el grado en que las órdenes grandes y escalonadas pueden distorsionar los precios del mercado.

Claude Goulet, director general de Siege FX, otra empresa de nueva creación con sede en Londres que comenzará a operar en 2019, afirma que su análisis muestra que los costes asociados al impacto en el mercado de una gran transacción reciente entre el euro y el dólar ascendieron a 2,5 veces el coste del diferencial pagado.

Siege está construyendo un sistema de comparación para comprobar cuándo las necesidades de divisas de un gestor de activos pueden "compensarse" con las de otro, lo que eliminaría la necesidad de operar a través de los bancos.

Goulet calcula que los grandes inversores que compensan el 20% de sus flujos de divisas a través del asedio ahorrarían millones de dólares al año.

"Si usted está operando sistemáticamente con los mismos bancos, puede asumir que el banco sabe lo que está haciendo", dijo. "Eso no se corresponde con reducir tu huella".

PROVEEDORES DE NICHO

Los mayores retos a los que se enfrentan las empresas de FX son el riesgo de liquidación y las diferencias operativas, en las que el sistema de un gestor de activos no es compatible en cuestiones como la documentación legal.

Debido a que las divisas se negocian bilateralmente "en el mercado extrabursátil" en lugar de en las bolsas, existe una exposición crediticia durante dos días después de que se ejecuta la operación, antes de que se intercambien los fondos.

Si bien esto no es una preocupación para un importante gestor de fondos que negocia con un gran banco como contraparte, les retrasa la creación de nuevas empresas, dijo David Mercer, CEO de LMAX Exchange.

"Los grandes bancos siguen dominando el comercio de divisas por esta razón (cuestiones operativas como la documentación legal). Eso podría cambiar en los próximos 10 años, pero por ahora, los nuevos proveedores son proveedores muy especializados", Ugo Lancioni, director general de gestión de divisas de Neuberg.

traducción: www.serenitymarkets.com

 

SINGAPUR, 10 de septiembre (Reuters) - El yen y el franco suizo cayeron a mínimos de cinco semanas el martes, mientras que los inversores buscaban divisas de mayor riesgo, animados por un informe sobre los planes de estímulo alemanes, además por la reducción de las posibilidades de un Brexit sin acuerdo y las esperanzas de un avance en la guerra comercial.

La plata y el oro también se vendieron en la caída que empujó al yen a una baja de 107,49 por dólar y al franco a 0,9922 dólares, y ambos también perdieron terreno frente al euro.

"En las últimas 24 horas ha habido un movimiento hacia divisas más favorables al riesgo y al crecimiento", Rodrigo Catril, estratega senior de divisas del National Australia Bank en Sydney.

"Pero es una especie de período de calma después de toda una serie de noticias positivas de la semana pasada. Estamos en un modo de espera con grandes eventos de riesgo como Brexit y las negociaciones comerciales que se patean en el camino".

La libra alcanzó máximos de seis semanas atrás en la zona de los $1.2385, luego de que entrara en vigor una ley británica que impedía la salida de la Unión Europea.

El won surcoreano y el dólar neozelandés subieron, el won se mantuvo cerca del máximo del mes con 1.191,0 por dólar y el kiwi cerca de un máximo de tres semanas con 0,6434 dólares. Sin embargo, la exuberancia se vio frenada por la debilidad de los datos económicos chinos que afectaron a los mercados de renta variable, y los precios de fábrica se redujeron a su ritmo más rápido desde agosto.

La agencia de calificación Fitch recortó el martes las previsiones de crecimiento para Europa y China citando el aumento del proteccionismo.

El yuan se mantuvo prácticamente plano en torno a 7,1169 por dólar.

Por otro lado, los inversores se mostraron cautelosos en vísperas de la reunión del Banco Central Europeo que se celebrará el jueves-

El euro se mantuvo estable en 1,1043$, por debajo de un máximo nocturno de 1,1067$, tras un informe de Reuters según el cual Alemania podría crear agencias de inversión pública para impulsar el estímulo fiscal sin infringir las normas nacionales de gasto.

"Esta noticia hizo que algunas personas revisaran a la baja sus expectativas para la reunión del jueves del BCE, aunque creo que eso es totalmente prematuro", dijo Marshall Gittler, estratega jefe de ACLS Global, en una nota.

"Creo que el pequeño repunte del EURO de hoy sólo prepara la divisa para una mayor caída el jueves."

Por su parte, las esperanzas del mercado en cuanto a un gran avance comercial se basaron en la confianza del Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin. Dijo a la televisión Fox que había habido "mucho progreso" en un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China y que la parte estadounidense estaba "preparada para negociar".

Los comentarios impulsaron a los bonos del Tesoro de 10 años de referencia de Estados Unidos a un máximo de tres semanas en el que se mantuvieron en el comercio asiático. El dólar se mantuvo plano frente a una cesta de divisas de 98,359.

La libra esterlina apenas cambió cuando el parlamento británico votó, como se esperaba, para frustrar la candidatura del primer ministro Boris Johnson a unas elecciones anticipadas, lo que le llevó a prometer que conseguiría un acuerdo Brexit en una cumbre de la UE el próximo mes.

"Aunque soy reacio a acercarme a la libra, me gusta lo que veo en la acción de los precios", dijo Chris Weston, jefe de investigación de la compañía de corretaje de divisas Pepperstone Group de Melbourne.

"Si el par GBP/USD vuelve a subir a 1,2354$, estaría buscando largos, con una parada en 1,2234$. (Reportado por Tom Westbrook; Editado por Sam Holmes) traducido por www.serenitymarkets.com

 

En vísperas de la reunión del Banco Central Europeo del jueves, la curva OIS muestra una relajación de c.15 puntos básicos en el precio. Sin embargo, la magnitud del recorte de los tipos de interés sólo será una parte de la historia, ya que los mercados se centrarán principalmente en el anuncio (ampliamente esperado) de una nueva ronda de medidas de alivio cuantitativo. A este respecto, los recientes comentarios de los funcionarios del BCE (el último de ellos del francés Villeroy de Galhau) han llevado a los inversores a reducir en parte sus expectativas sobre la magnitud del nuevo programa de adquisición de activos. Esto ha desencadenado una nueva tendencia bajista en la mayoría de las curvas de rendimiento de la zona euro y ha puesto un piso por debajo del euro. Sin embargo, nuestro equipo de economía sigue esperando que el paquete de medidas de alivio contenga 30.000 millones de euros al mes de QE, junto con un recorte de 20 puntos básicos con un pequeño sistema de niveles y una revisión de los precios de las operaciones de refinanciación a largo plazo dirigidas. Antes del anuncio, el par EUR/USD podría mantenerse en un rango relativamente estrecho en torno a 1,10, y las expectativas de una mejora de la calidad de la oferta a gran escala podrían mantener limitada la tendencia a la baja. Sin embargo, recientemente hemos cambiado nuestra visión a largo plazo y ahora esperamos que el par se enfrente a una nueva presión y cotice en torno a 1,05-1,10 durante el resto del año.

Citi ha llevado a cabo un estudio en el que se puede comprobar que durante una hora cada vez que Donald Trump en un tuit habla del dólar genera una volatilidad muy superior a lo normal en los cruces dólar euro y dólar yen, normalmente en sentido contrario de lo que él pretende.