LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

LONDRES, 13 de marzo (Reuters) - El dólar australiano cayó el miércoles después de que un indicador de confianza del consumidor provocara nuevas preocupaciones sobre la desaceleración de la economía.

La libra esterlina fue el otro gran impulsor, añadiendo más de medio punto porcentual tras las esperanzas de que los legisladores británicos voten más tarde el miércoles en contra de una salida disruptiva de la Unión Europea.

Los mercados de divisas en otros lugares estaban, en su mayoría, tranquilos, y los inversores se mostraban reacios a asumir riesgos a medida que el ambiente de cautela en Asia se extendía a Europa.

La confianza del consumidor australiano cayó a su nivel más bajo en más de un año en marzo, lo que se suma a los recientes signos de debilidad de la economía. El sentimiento en China, uno de los principales socios comerciales de Australia, también se deterioró el miércoles con la caída de los precios de las acciones chinas.

El dólar australiano ha sido sensible a las señales de una pérdida de impulso económico, sobre todo después de que las perspectivas optimistas del Banco de la Reserva de Australia de la semana pasada no lograsen disipar las apuestas de que tendría que bajar los tipos de interés con el tiempo.

El dólar australiano cayó medio punto porcentual y registró mínimos en los $0.70495, aunque la divisa australiana registró mínimos de dos meses atrás en los $0.7003 durante la semana pasada. Se había recuperado a 0,70615$ para las 1000 GMT.

"Los rendimientos han bajado, los mercados bursátiles están en rojo y en el mundo FX , el USD y el JPY (yen japonés) están rindiendo más que el AUD y el NZD (dólar neozelandés), sobre todo después de que los datos nacionales sean más suaves", dijo Sue Trinh, analista de RBC Capital Markets.

Trinh dijo que los débiles datos de confianza del consumidor de marzo en Australia destacaron "la continua debilidad en el gasto del consumidor", y especialmente una desaceleración en el mercado inmobiliario del país.

El dólar neozelandés, que a menudo sigue el rastro de la moneda australiana porque las dos economías están estrechamente vinculadas, también cayó un 0,3 por ciento, a 0,6838 dólares.

El euro avanzó levemente luego de que las cifras de producción industrial de la zona euro superaran las expectativas para el mes de enero. La divisa europea avanzó 0.1 por ciento y alcanzó los $1.1302.

El índice del dólar estadounidense fue ligeramente inferior, situándose en 96,902 frente a las divisas rivales.

El martes, los datos de la inflación de febrero fueron más suaves de lo esperado y la caída del rendimiento de la deuda pública estadounidense ha mermado la demanda del dólar, según los analistas.

Los analistas de MUFG señalaron que el euro y el dólar "se han invertido completamente en la venta de la semana pasada después de la reunión del BCE (Banco Central Europeo)".

El yen se mantuvo firme en 111,36 yenes por dólar.

La libra esterlina añadió un 0,7 por ciento frente al dólar y al euro.

La primera ministra Theresa May perdió el martes un segundo intento de conseguir que el Parlamento aprobara su acuerdo de retirada de Brexit. Pero las pérdidas de la libra esterlina se han atenuado porque la mayoría de los inversores confían en que Gran Bretaña evitará un caótico "no deal" Brexit y en su lugar intentará posponer su fecha de salida fijada para el 29 de marzo.

La libra ha tenido una montaña rusa esta semana, su rango varía de 3-1/2 centavos contra el dólar.

(Editado por Mark Heinrich) traducido por www.serenitymarkets.com

 

LONDRES, 13 de marzo (Reuters) - El dólar australiano resbaló a la baja el miércoles después de que un indicador de la confianza de los consumidores locales provocara nuevas preocupaciones sobre la desaceleración de la economía.

La libra esterlina fue el otro gran impulsor en los mercados de divisas, añadiendo medio punto porcentual a las esperanzas de que los legisladores del Reino Unido voten en contra de un Brexit sin acuerdo esta noche.

Los mercados de divisas en otros lugares estaban en su mayoría tranquilos a principios de las operaciones en Londres, y los inversores se mostraron cautelosos a medida que el ambiente de riesgo en Asia se extendía a Europa.

La confianza del consumidor australiano cayó a su nivel más bajo en más de un año en marzo, lo que se suma a los recientes signos de debilidad de la economía.

El dólar australiano ha sido sensible a las señales de una pérdida de impulso económico, sobre todo después de que las perspectivas optimistas del Banco de la Reserva de Australia de la semana pasada no lograsen disipar las apuestas de que tendría que bajar los tipos de interés con el tiempo.

El dólar australiano cayó medio punto porcentual y registró mínimos en los $0.70495, aunque la semana pasada registró mínimos de dos meses atrás en los $0.7003.

"Los rendimientos han bajado, los mercados bursátiles están en rojo y en terreno FX, el USD y el JPY (yen japonés) están rindiendo más que el AUD y el NZD (dólar neozelandés), en particular después de que los datos domésticos se suavizaran", dijo Sue Trinh, una analista de RBC Capital Markets.

Trinh dijo que los débiles datos de confianza del consumidor de marzo en Australia destacaron "la continua debilidad en el gasto del consumidor", y especialmente la desaceleración de los mercados inmobiliarios.

El dólar neozelandés también cayó un 0,4 por ciento, hasta alcanzar los 0,6830 dólares.

La divisa americana avanzó con fuerza, y alcanzó los 96.994 dólares, 0.1 por ciento más que las monedas rivales. Por su parte, el euro se situó en la zona de los $1.1287.

El martes, los datos de inflación de febrero fueron más suaves de lo esperado y la caída del rendimiento de la deuda pública de Estados Unidos están mermando la demanda de dólares, según los analistas.

"La caída de las rentabilidades en Estados Unidos sigue amortiguando el potencial alcista del dólar, incluso en medio de una debilidad más aguda en el extranjero. El par EUR/USD se ha revertido por completo tras la venta de la semana pasada, luego de la reunión del BCE (Banco Central Europeo)", afirmaron los analistas del MUFG.

El yen se mantuvo firme en 111,36 yenes por dólar.

La libra esterlina añadió un 0,6 por ciento frente al dólar y al euro, ya que los operadores apostaron a que los legisladores británicos votarían en contra de un resultado negativo de Brexit más tarde, el miércoles.

La libra ha tenido una montaña rusa esta semana, su rango varía de 3-1/2 centavos contra el dólar.

La Primera Ministra Theresa May perdió un segundo intento de conseguir que el Parlamento aprobara su acuerdo de retirada de Brexit, pero las pérdidas de la libra esterlina se han atenuado porque la mayoría de los inversores confían en que Gran Bretaña evitará un Brexit perturbador y en su lugar intentará posponer la fecha de salida de la Unión Europea el 29 de marzo. (Reportaje adicional de Shinichi Saoshiro en Tokio; Edición de Mark Potter) traducido por www.serenitymarkets.com