LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

LONDRES, 9 de julio (Reuters) - Los mercados de divisas están subestimando la posibilidad de grandes oscilaciones en el valor de la libra esterlina relacionadas con Brexit durante los próximos 12 meses, advirtió el martes BlackRock, el mayor gestor de activos del mundo.

Los riesgos han aumentado en los últimos meses de un resultado "extremo" del Brexit: o bien Gran Bretaña deja a la Unión Europea sin un acuerdo, o bien decide permanecer en el bloque, dijo el gestor de la cartera de BlackRock Rupert Harrison en una actualización de la inversión a mediados de año.

"Es aún más incierto de lo que ha sido en cualquier momento del proceso", dijo Harrison. "Se puede imaginar una gama muy, muy amplia de resultados en los próximos 12 meses, y actualmente los mercados de opciones en divisas no están reflejando la escala de esa volatilidad potencial".

Gran Bretaña dejará la UE el 31 de octubre, pero el parlamento ha rechazado repetidamente los acuerdos de transición negociados por la primera ministra saliente Theresa May, y los dos aspirantes a sucederla han dicho que podrían irse sin llegar a un acuerdo.

La libra registró mínimos de seis meses atrás frente al dólar el martes por debajo de 1,2440$, pero una medida de la volatilidad del mercado de la libra esterlina en los próximos 12 meses sigue estando muy por debajo del máximo.

Harrison, que asesoró al ex ministro de finanzas George Osborne de 2006 a 2015, dijo que Brexit siguió reduciendo la atracción de los activos británicos para los inversores globales.

Es probable que los datos oficiales que se publicarán el miércoles muestren una desaceleración del crecimiento económico hasta el 0,1% en los tres meses hasta mayo, según una encuesta de economistas de Reuters. (Reportaje de David Milliken, edición de Andy Bruce) traducido por www.serenitymarkets.com

 

LONDRES, 9 de julio (Reuters) - El euro cayó a su nivel más bajo de las últimas tres semanas frente a un dólar más fuerte el martes, mientras que los inversores volvieron a evaluar sus expectativas sobre cuánto podría recortar los tipos de interés la Reserva Federal este mes.

Después de un informe más fuerte de lo esperado sobre las nóminas no agrícolas del viernes, los operadores están cuestionando "las excesivas esperanzas dovish" que tenían de un recorte de los tipos de interés de la Reserva Federal, dijo David Madden, un analista de CMC Markets.

La divisa común registró mínimos en los $1.1206, su nivel más bajo desde mediados de junio.

El índice del dólar, que mide el dólar frente a una cesta de divisas rivales, subió un 0,1% hasta 97,488, su máximo en tres semanas.

Las expectativas de un recorte de 50 puntos básicos se han reducido al 5,9%, frente al 25% de la semana pasada. Por otro lado, el mercado da posibilidades de que la Fed no recortará las tasas de interés durante la reunión de septiembre.

Aún así, los mercados monetarios están descontando con una probabilidad del 94% de un recorte de 25 puntos básicos en la reunión de la Reserva Federal del 31 de julio, según la herramienta FedWatch del Grupo CME. Hace una semana, vieron un 75% de posibilidades de un corte.

Los comentarios del jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell, durante los dos días que durará su testimonio ante el Congreso a partir del miércoles, serán observados para determinar si los operadores continuarán reduciendo las apuestas de recortes profundos en las tasas de interés.

El enfriamiento de la disputa comercial entre Estados Unidos y China desde la cumbre del G20 en Japón ha contribuido a la fortaleza del dólar. "Las cosas no han empeorado al menos y eso es positivo", dijo Madden.

Por otra parte, la subida del dólar empujó a la libra esterlina a un nuevo mínimo de 1,2480 dólares en seis meses, el más bajo desde el "flash crash" del 3 de enero, cuando la libra cayó a 1,2409 dólares.

"El dólar se está recuperando, por lo que existen algunos riesgos a la baja para el euro y el cable (dólar de la libra esterlina)", dijo Masafumi Yamamoto, estratega jefe de divisas de Mizuho Securities en Tokio.

El miércoles se publicarán los datos del Producto Interno Bruto y de la producción industrial del Reino Unido, mientras que el Banco de Inglaterra publicará el jueves su informe sobre la estabilidad financiera, lo que podría ayudar a los operadores a determinar si el Banco de Inglaterra adoptará una postura más pesimista respecto a la economía.

La semana pasada, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que una guerra comercial mundial y un Brexit sin acuerdo eran riesgos crecientes para la economía británica. Esto llevó a los inversores a aumentar sus apuestas en un recorte de las tasas de interés del Banco de Inglaterra (BoE).

La lira turca se estabilizó tras los fuertes descensos provocados por la destitución del gobernador del banco central por el presidente Tayyip Erdogan durante el fin de semana, una medida que provocó preocupación por la independencia del banco.

En un momento dado, la lira registró mínimos de hace dos semanas en los 5,8245 frente al dólar y cotizó por última vez en los 5,7335. (Reportaje de Olga Cotaga Reportaje adicional de Stanley White en Tokio Edición de Andrew Heavens) traducido por www.serenitymarkets.com

 

La situación en la Eurozona es diferente a la de EEUU, claro está, pero el hecho de que el mercado recorte las expecetativas con la FED, hay que vigilar lo que le puede pasar al Euro en otros cruces. Vean lo bien que está marcado el canal bajista contra el Franco Suizo. Recientemente se ha marcado otra vez como resistencia con una muestra de interés vendedor en la zona, pero seguimos cerca, así que hay que estar muy atentos por si el BCE también tarda en arrancar o lo hace menos de lo debido, pues podría romper al alza.

eurchf.gif

Vean que el viernes rompimos a alza tras el dato de empleo que ha reducido las expectativas de número y cuantía de las bajadas de tipos por la FED. Ahora hay que estar atentos por si hay recogida de beneficios de la rotura, el plan scalping, y si hay bajada hasta la parte alta del canal bajista reciente. SI bajamos a ella, entonces hay que estar atentos a ver si hay demanda en niveles más bajos para continuar con la rotura.

di.gif

LONDRES, 8 de julio (Reuters) - El dólar se mantuvo en máximos de tres semanas a primeras horas de la mañana del lunes, a pesar de que los datos de empleo de la semana pasada en los EE.UU. redujeron las expectativas de una fuerte reducción de las tasas de interés de la Reserva Federal.

Por otra parte, la lira turca cayó bruscamente después de que el presidente Tayyip Erdogan despidiera al gobernador del banco central, lo que generó preocupación por la independencia del banco.

Las nóminas no agrícolas de Estados Unidos repuntaron en junio a 224.000, la cifra más alta en cinco meses, según los datos del viernes, superando el consenso de los economistas que estiman en 160.000.

El sólido resultado prácticamente elimina las posibilidades de un recorte de medio punto en los tipos de interés de la Reserva Federal a finales de julio, pero las modestas ganancias salariales y otros datos que muestran que la mayor economía del mundo estaba perdiendo impulso podrían animar al banco central a recortar los tipos de interés en 25 puntos básicos.

"Seguimos esperando que la Reserva Federal reduzca la tasa de interés en 25 puntos básicos este mes. La tendencia subyacente al crecimiento del empleo sigue debilitándose", escribieron los analistas de MUFG en una nota de investigación.

"Sin embargo, el dólar estadounidense debería seguir cotizando sobre una base más firme en el corto plazo, dado que han disminuido los riesgos a la baja derivados de un mayor recorte de los tipos de interés".

El índice del dólar se situó en 97,229 a principios de la sesión de Londres, por debajo del máximo de 97,443 alcanzado el viernes en casi tres semanas.

El repunte del dólar sigue a un período de debilidad, ya que las expectativas de recortes en los tipos de interés de la Reserva Federal pesan sobre la divisa americana.

El euro, que cayó a 1,1208$ el viernes, cotizó a 1,1225$, sin cambios en el día de hoy.

Durante la jornada del viernes, la divisa europea estuvo bajo presión, dado que los datos alemanes mostraron una caída mayor a la esperada para mayo.

La atención de los operadores se ha desplazado rápidamente hacia el testimonio del Presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en el Congreso, el miércoles y el jueves, así como hacia los datos sobre la inflación en Estados Unidos a finales de esta semana.

La libra esterlina registró mínimos de hace seis meses atrás contra el dólar durante la jornada del viernes, luego de que se dieran a conocer datos económicos desalentadores y las expectativas de que el Banco de Inglaterra redujera las tasas de interés.

La última vez que se cotizó fue en 1,2513$, un 0,2% menos que el día anterior.

La lira turca registró mínimos en los 5,8245 frente al dólar, su nivel más bajo en dos semanas, en el comercio asiático. Por último, se situó en 5,735, con un descenso del 1,8% en el día.

"Algunos ingenuos participantes en el mercado aún podrían esperar que el nuevo gobernador del banco central parezca independiente en una declaración anunciada para esta semana y que al menos no reduzca las tasas de interés de inmediato", dijeron los analistas del Commerzbank.

"Esto puede ser así, pero no cambia el hecho de que no será posible una política monetaria turca sensata a medio plazo".

En una declaración escrita el sábado, el nuevo gobernador Murat Uysal dijo que implementaría los instrumentos de política monetaria de forma independiente, centrándose en lograr y mantener el objetivo principal de la estabilidad de precios.

La divisa nipona avanzó 0.1% para situarse en los 108.34 yenes por dólar, superando los mínimos de hace 3 semanas en los 108.64 yenes. (Reportaje adicional de Tomo Uetake en Tokio; Editado por Toby Chopra)

Traducción realizada por www.serenitymarkets.com