LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

LONDRES, 9 de mayo (Reuters) - El yen japonés alcanzó máximos de 3 meses atrás contra el dólar el jueves, mientras que los inversores se refugiaban en la moneda segura por temor a que el conflicto comercial entre EE.UU. y China pudiera recrudecerse.

Dos días de conversaciones comerciales comienzan el jueves en Washington y los operadores están esperando para ver si los negociadores chinos y estadounidenses pueden salvar un acuerdo para evitar más aumentos arancelarios en Estados Unidos.

Los movimientos de divisas de esta semana en respuesta a un nuevo brote de ansiedad por la guerra comercial han sido bastante moderados, pero el aumento del jueves en el yen -que tiende a atraer la demanda en tiempos de conflictos políticos y turbulencias en los mercados- sugiere que los nervios de los inversores se están crispando.

Las principales víctimas del aumento de las tensiones han sido el dólar australiano, un sustituto de las perspectivas económicas chinas, el dólar estadounidense y el yuan chino extraterritorial.

El jueves, el yuan cayó medio punto porcentual y registró mínimos de cuatro meses atrás en los 6.838, y se dirigía a su peor caída en cuatro días en un año.

"Parece que un acuerdo comercial está casi fuera de discusión y que Estados Unidos impondrá nuevos aranceles a los productos chinos mañana. Los temores en el mercado se reflejan principalmente en los tipos de cambio del yuan", dijo Ulrich Leuchtmann, estratega de FX en Commerzbank.

A diferencia de episodios anteriores en los que el dólar se benefició de un aumento de las preocupaciones comerciales, la última amenaza del presidente estadounidense Donald Trump de aumentar los aranceles sobre las importaciones chinas ha impulsado a los estrategas del mercado a centrarse en el impacto corrosivo en Washington.

Las perspectivas de una escalada en el conflicto han hecho que el yen suba en los últimos días.

La divisa europea avanzó 0.3 por ciento contra el dólar y se ubicó en los 109.640 yenes, un máximo de 3 meses atrás, y en lo que va de mes avanzó más de 1 por ciento.

Según los últimos datos de la Commodity Futures Trading Commission, los especuladores han aumentado aún más sus apuestas netas a largo plazo en dólares, incluidas las realizadas contra el yen.

Trump dijo el miércoles que China "rompió el acuerdo" alcanzado en las conversaciones con Estados Unidos, y prometió no ceder en la imposición de nuevos aranceles a menos que Pekín "deje de engañar a nuestros trabajadores".

Shin Kadota, estratega senior de Barclays en Tokio, dijo que el yen "debe gran parte de su fortaleza a las ganancias obtenidas en el mercado de divisas cruzadas. El riesgo activado, o el riesgo desactivado ha sido el principal motor del mercado y, como resultado, el euro se ha mantenido dentro de un margen".

(Reportado por Tom Finn; Editado por Angus MacSwan) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Otro par de divisas que es indicador del sentimiento del riesgo. Vean que dejamos una karakasa invertida justo en el momento del cambio de dirección, lo que sentó falta, y ayer dejamos la misma vela en sentido contrario, lo que nos deja los niveles de una lateralidad de corto plazo muy definidos. Ojo si rompemos por abajo porque es señal de aumento de miedo y búsqueda de seguridad.

eurchf.gif

Vean que el desplome de este par este mes está consiguiendo que nos quedemos sin cruce alcista de medias a días. Estamos atacando los mínimos de marzo y nos metemos en sobreventa, así que debemos tener cuidado. Ver bajadas potentes en este par es negativo para los activos de riesgo porque se asocian a cierre de posiciones que están financiadas con préstamos en yenes a un tipo de interés menor que en Dólares.

usdjpy.gif

Con el descenso final del día de ayer en los activos de riesgo, este par cerró lejos de los máximos del día, lo que nos deja una karakasa invertida justo cuando se intentaba cambiar de dirección, lo que hay que vigilar porque una parada y descenso no serían buenos para los activos de riesgo.

eurchf.gif

TOKIO, 8 de mayo (Reuters) - Los crecientes temores sobre el impacto del empeoramiento del conflicto comercial entre Estados Unidos y los chinos en el crecimiento mundial elevaron el yen japonés a un máximo de seis semanas frente al dólar el miércoles.

En el resto de los mercados, el dólar neozelandés alcanzó su nivel más bajo en medio año después de que el banco central del país recortara los tipos de interés a niveles mínimos históricos y proyectara la posibilidad de que los tipos de interés se redujeran aún más en el futuro.

Pero el mercado en general se centra en las conversaciones comerciales del jueves y el viernes en Washington, donde el viceprimer ministro chino Liu intentará salvar un acuerdo que evitaría un fuerte aumento de los aranceles sobre los productos chinos pedidos por el presidente estadounidense Donald Trump.

Las perspectivas de una escalada en lugar de una resolución de la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China han hecho que el yen obtenga un apoyo constante de una oferta de vuelo a la seguridad en los últimos días.

Por lo demás, los movimientos en los mercados de divisas han sido relativamente ordenados en comparación con los de los mercados de valores.

El miércoles, el índice del dólar frente a una cesta de seis rivales clave cayó un 0,2 por ciento hasta 97,463, eliminando la ganancia de la sesión anterior de una décima parte del uno por ciento.

Contra el yen, el dólar cayó 0.3 por ciento para situarse en los 109.92 yenes durante su cuarto día de pérdidas frente al yen, y registró mínimos de seis semanas atrás en los 109.905 yenes.

La esperanza de un acuerdo comercial inminente se desplomó el domingo, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que aumentaría los aranceles sobre bienes chinos de 200.000 millones de dólares al 25 por ciento, de un 10 por ciento al final de la semana, y que "pronto" se dirigiría a las importaciones chinas restantes con aranceles.

Algunos inversores sospechaban que la amenaza de Trump era una táctica de negociación.

Shusuke Yamada, estratega de divisas y acciones de Bank of America Merrill Lynch, dijo que los operadores se habían mantenido alejados del dólar/yen hasta la semana pasada para beneficiarse de la buena relación entre el comercio y la baja volatilidad del entorno.

"Este año, después de la caída del 3 de enero (flash), el mercado de valores ha sido fuerte (y) la volatilidad ha sido baja, y es por eso que el dólar / yen ha sido apoyado", dijo Yamada.

"La cuestión es si esto volverá o no, o si nos dirigimos a un entorno diferente, que es (uno de) la equidad vulnerable y una mayor volatilidad", dijo.

Desde el viernes pasado, el dólar ha perdido alrededor de 1,6 por ciento frente al yen, lo que tiende a beneficiarse durante las tensiones geopolíticas o financieras, ya que Japón es el mayor acreedor del mundo.

Kumiko Ishikawa, analista senior de Sony Financial Holdings, dijo que la atención de los operadores se centra ahora en si el yen se fortalecerá por encima de los 109,70 yenes por dólar, un máximo reciente que se alcanzó por última vez a finales de marzo.

"La atención se centra en si el dólar y el yen superarán este nivel. Si se rompe a través de él, creo que hay un montón de comerciantes que están buscando saltar para vender", dijo Ishikawa.

Añadió que creía que el yen superaría ese nivel si Trump seguía adelante con su amenaza de aumentar los aranceles sobre productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares esta semana, y expresó su impaciencia por las negociaciones con China.

Frente a otras monedas importantes, el dólar se mantuvo en gran medida en rangos muy estrechos.

El dólar kiwi fue la principal excepción en Asia después de que el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ) recortara los tipos de interés de referencia al 1,5 por ciento, frente al 1,75 por ciento.

El dólar neozelandés llegó a caer 0,4 por ciento, recuperándose un poco después de caer a 0,6525 dólares, su nivel más bajo desde el pasado mes de noviembre.

El gobernador de RBNZ dijo el miércoles que las incertidumbres en sus proyecciones de tasas de interés eran "grandes", y añadió que la guerra comercial entre Estados Unidos y China y las crecientes barreras comerciales eran una de las principales preocupaciones del banco para la economía de Nueva Zelanda.

El dólar australiano avanzó 0.1 por ciento para alcanzar los $0.7019.

El euro también subió una décima parte del uno por ciento, a 1,1203 dólares.

La Comisión Europea dijo el martes que la zona euro se recuperaría el próximo año de una desaceleración en 2019 y el desempleo seguiría cayendo, pero es probable que la inflación se mantenga en los niveles de este año y por debajo del objetivo del Banco Central Europeo.

La libra, mientras tanto, amplió las pérdidas a un tercer día después de bajar un poco hasta 1,3070 dólares. (Editado por Simon Cameron-Moore) traducido por www.serenitymarkets.com