LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Vean que tenemos hoy rebote y que atacamos la resistencia clara de los mínimos relativos del mes pasado, buscando un tramo alcista dentro del canal bajista.

La esperanza en las nuevas negociaciones reducen las esperanzas en la FED, pero ahora la pregunta, viendo los PMI de manufacturas es ¿llegarán las negociaciones a reducir el daño generado ya?.

di.gif

En realidad casi las dos cosas están relacionadas. El ver otra vez senda de negociación en la guerra comercial reduce un poco la esperanza en la FED, cosa que sienta bien al USD, pero los PMI de manufacturas que hemos conocido hoy, con más países en contracción, aumentan la sensación de que el BCE sí que va a tener que mover ficha para contener el tsunami de daño que nos está impactando.

eurusd.gif

LONDRES, 1 de julio (Reuters) - El dólar y el yuan chino se recuperaron el lunes después de que Estados Unidos y China acordaran reiniciar sus turbulentas negociaciones comerciales, mientras que el yen japonés y el franco suizo fueron las principales víctimas, ya que los inversores vendieron monedas refugio.

Si bien los informes de un acuerdo se habían publicado antes de la reunión del presidente estadounidense Donald Trump y su contraparte china Xi Jinping en el marco de la reunión del G20, el resultado fue más positivo de lo que los inversores esperaban.

Trump dijo que se contendría con nuevos aranceles y que China comprará más productos agrícolas.

Trump también dijo que el Departamento de Comercio de Estados Unidos estudiará la posibilidad de eliminar a Huawei de la lista de empresas a las que se prohíbe comprar componentes y tecnología de empresas estadounidenses sin la aprobación del gobierno.

Las acciones mundiales se dispararon y los inversores vendieron activos de refugio.

El yuan chino subió más de un 0,5% hasta alcanzar los 6,8165 yuanes por dólar, casi el máximo de los últimos dos meses, antes de volver a los 6,8464, tras los decepcionantes datos de actividad de las fábricas.

El dólar, que ha caído en las últimas semanas debido a las crecientes expectativas de recortes de los tipos de interés de la Reserva Federal, subió un 0,4% frente a una cesta de divisas, alcanzando un índice de 96,601. Frente al euro, subió un 0,4% hasta 1,1328 dólares.

"El compromiso alcanzado entre Trump y Xi en la reunión de la semana del G20 fue más allá de lo que la mayoría esperaba, con Trump poniendo en suspenso el siguiente tramo de aranceles y reabriendo la capacidad de las empresas estadounidenses para suministrar a Huawei", dijo el estratega de divisas del RBC Adam Cole.

"No está claro, sin embargo, si esto último lo aprobará el Congreso y hay mucho margen para que las negociaciones comerciales se rompan de nuevo en el futuro."

El yen japonés, que suele comprar cuando los inversores buscan un lugar seguro para invertir, cayó 0.6% y registró mínimos en los 108.53, su nivel más bajo desde el 19 de junio.

El franco suizo perdió un 0,4% contra el euro, alcanzando los 1.1142 francos. También cayó un 0,8% frente al dólar.

El dólar australiano, sensible a la fortuna económica de China, el mayor socio comercial del país, cayó un 0,4%, situándose en 0,6993 dólares, mientras que los datos de fábrica de China, más débiles de lo esperado, eclipsaron el alto el fuego comercial.

La libra esterlina cayó un 0,2% hasta 1,2670 dólares.

Esta semana se publicarán datos económicos de relevancia en Estados Unidos, como las nóminas no agrícolas del viernes y la actividad no manufacturera del miércoles, lo que ayudará a los inversores a evaluar si la Reserva Federal reducirá las tasas de interés a finales de este mes.

"Algunos funcionarios de la Reserva Federal han frenado recientemente las medidas de relajación y los datos ayudarán al mercado a tener una idea más clara de si la Reserva Federal está dispuesta a recortar los tipos de interés este mes", dijo Koji Fukaya, director de FPG Securities. (Reportaje adicional de Shinichi Saoshiro en Tokio; Editado por Toby Chopra)

Traducción realizada por www.serenitymarkets.com

 

Mañana es la esperada reunión entre EEUU y China, así que es normal que se cancele al tendencia anterior a la espera de noticias.

Vean que ayer cerramos lejos de máximos en la parte alta del canal, neutralizando la karakasa en mínimos del mes. Esto nos deja lateral a la espera de noticias.

usdjpy.gif

LONDRES, 28 de junio (Reuters) - El euro se estabilizó el viernes, pero estaba en camino a su mayor caída mensual en 17 meses, ya que los operadores se preguntaban cuánta potencia de fuego podría desplegar el Banco Central Europeo para apoyar una economía en dificultades e impulsar la inflación.

Se estima que los datos de junio a las 1000 GMT mostrarán una inflación mensual en la zona euro del 1,2%, muy por debajo del objetivo del BCE de casi el 2%. Los responsables políticos han prometido más estímulo si es necesario, pero algunos inversores se muestran escépticos.

"El margen de maniobra del BCE para suavizar la política es mucho más limitado que el de la Reserva Federal de los Estados Unidos, lo que pesa sobre el euro", dijo Esther Reichelt, estratega de divisas de Commerzbank.

Mientras que las expectativas de inflación en Estados Unidos y Europa han disminuido en las últimas semanas, medidas por los swaps, los indicadores de Estados Unidos se han estabilizado después de que la Reserva Federal abriera la puerta a los recortes de tipos la semana pasada.

En comparación, los tipos de interés oficiales en Europa ya se encuentran en un terreno negativo y la medida de las expectativas de inflación más observada en Europa -el tipo de interés a cinco años a plazo de cinco años- ha comenzado a disminuir de nuevo.

Contra el dólar, la moneda única subió un 0,1% y se situó en 1,1384 dólares. Mensualmente, la moneda única se debilitó un 1,6%, su mayor caída mensual.

El índice del dólar, que mide la divisa estadounidense frente a seis de sus pares, se situó en 96,217, sin cambios durante la semana.

Los mercados también esperan que una reunión entre el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping en el G20 en la ciudad japonesa de Osaka traiga progreso en el comercio.

Sin embargo, las negociaciones entre las dos economías más grandes del mundo han sido tensas, y los operadores y analistas advierten que una resolución en la cumbre del G20 está lejos de ser segura.

Trump se reunirá con Xi a las 11:30 a.m. (0230 GMT) el sábado.

El dólar se negoció en 107,66 yenes, lo que supuso un avance del 0,3% durante esta semana, ya que el dólar se recuperó de su mínimo en cinco meses de 106,77 yenes, registrado el martes. (Reportaje de Saikat Chatterjee; Reportaje adicional de Stanley White en TOKIO; Edición de Catherine Evans) traducido por www.serenitymarkets.com

 

LONDRES, 27 de junio (Reuters) - El dólar amplió su recuperación el jueves, ganando terreno frente al yen y al euro, con la esperanza de que Estados Unidos y China acuerden una tregua comercial antes de una cumbre del G20 en Japón este fin de semana.

Los dos países han acordado una tregua tentativa en su disputa comercial, dijo el South China Morning Post de Hong Kong, citando fuentes, antes de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping se reúnan el sábado.

El dólar se debilitó durante las últimas semanas, mientras que se estima que la Reserva Federal reducirá las tasas de interés y que comprará monedas refugio como el yen japonés, ya que varios inversores se muestran preocupados por el conflicto comercial que vive el país.

"Las señales positivas enviadas por Estados Unidos en vísperas de la reunión debilitan el yen y el franco suizo", afirmaron los analistas de Commerzbank, refiriéndose al yen japonés y al franco suizo.

El índice del dólar subió un 0,1% frente a una cesta de divisas hasta 96,351. El dólar subió un 0,1% frente al euro hasta 1,1356 dólares.

El yen, que había alcanzado máximos de hace cinco meses atrás, cayó 0.3% para situarse en los 108.10. El franco suizo cayó un 0,2% a 1,1143 francos por euro.

El yuan chino subió 0.2% a 6.8778 yuan por dólar, ayudando al renminbi a volver a un máximo de 6 semanas de 6.8370 yuan por dólar alcanzado la semana pasada.

Se espera que el resultado de la cumbre del Grupo de los 20 influya en la Reserva Federal, que abrió la puerta a posibles recortes de tipos tras la reunión de la semana pasada.

Las implicaciones potenciales de la reunión de Trump-Xi para la política monetaria de Estados Unidos son enormes, dijo Masafumi Yamamoto, estratega jefe de Forex en Mizuho Securities.

"Si las dos partes acuerdan no imponer más aranceles, la Reserva Federal ya no necesitaría recortar los tipos de interés", dijo. "Por el contrario, si las conversaciones apuntan a la imposición de más aranceles, eso podría empujar a los responsables de la formulación de políticas titubeantes hacia la reducción de los tipos de interés.

"A pesar de que no estoy seguro de que las señales conciliadoras previas a la reunión de los dos Presidentes resuelvan realmente todas las razones reales del riesgo".

Por otro lado, la libra esterlina cayó a 1,2678$ mientras que los inversores esperan el resultado del debate sobre el liderazgo del Partido Conservador. Quienquiera que gane también se convertirá en el próximo primer ministro de Gran Bretaña y llevará a Gran Bretaña hacia la fecha prevista de salida de la Unión Europea, el 31 de octubre. (Reportaje adicional de Shinichi Saoshiro en Tokio, editado por Larry King) traducido por www.serenitymarkets.com

 

LONDRES, 27 de junio (Reuters) - Los mercados de divisas están tan apáticos que el jefe de ventas de divisas europeas de Nomura ha optado por la venta de bonos.

Lanzar oportunidades de divisas a los clientes no tiene sentido sin las grandes oscilaciones de los tipos de cambio que despiertan el interés de los inversores, dijo Fabrizio Russo a Reuters.

"He estado vendiéndoles bonos", añadió, contrastando el lento ritmo con la frenética compra de bonos gubernamentales europeos en las últimas semanas.

La experiencia de Russo se refleja en las salas de operaciones de todo Londres, el principal centro de operaciones para el mercado de divisas de 5,1 billones de dólares al día. Algunos veteranos del comercio dijeron que les recordó las condiciones antes de que estallara la crisis financiera mundial de 2008.

El Índice de Volatilidad de Forex del Deutsche Bank ha descendido desde 2017 hasta su nivel más bajo en cuatro años y medio y actualmente se sitúa en dos tercios de sus niveles de principios de 2019 y menos de la mitad de los picos de hace tres años.

Y como se espera que los bancos centrales amplíen sus programas de estímulo de una década de duración, la tendencia a la baja de los tipos de interés a corto y largo plazo podría ampliarse a medida que los tipos de interés vuelvan a converger hacia cero y las diferencias de tipos entre las principales monedas vuelvan a reducirse.

La resistencia de los mercados de divisas a las sacudidas fue evidente el 18 de junio, el día en que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, conmocionó a los mercados al señalar que podrían producirse más recortes en los tipos de interés. Envió las rentabilidades de los bonos alemanes a 10 años a mínimos históricos, mientras que los costes de los préstamos franceses cayeron por debajo del 0% por primera vez y las acciones europeas subieron un 2%.

¿Pero el euro? Se redujo un 0,4%, un pequeño movimiento según los estándares históricos y sólo su cuarto cambio diario más grande en junio.

El euro/dólar, el par de divisas más grande del mundo, no ha cotizado por debajo de 1,10 dólares o por encima de 1,16 dólares desde octubre, un rango de poco más del 4%, incluso con las amenazas de la guerra comercial y la recesión y el giro de la Reserva Federal de los EE.UU. en los tipos de interés.

Por el contrario, la volatilidad de los títulos del Tesoro de Estados Unidos ha alcanzado su nivel más alto desde abril de 2017, mientras que el índice VIX se mantiene por encima de los mínimos de varios años que se registraron en 2017.

"La Reserva Federal está completamente en juego y las tasas se mueven drásticamente y no hay traducción a FX. Es extraño verlo", dijo Russell LaScala, codirector de divisas del Deutsche Bank. "Se ha convertido en una clase de activos muy somnolienta."

 

forex1.JPG

 

VOLUMEN CORTO

Una pregunta es si esta calma inusual podría terminar en pánico, como en marzo de 2008, cuando el índice de volatilidad de Deutsche se disparó a más de 12, después de pasar la mayor parte del 2007 por debajo de 7.

Las opciones muestran pocas señales de ello. El volúmen implícito del euro-dólar en un año se ha desplomado de casi 8 en enero a 6.

Pero aunque no faltan incertidumbres políticas y económicas que abogan por un resurgimiento de la volatilidad, el cambio en el comportamiento del mercado podría sembrar las semillas de su eventual fin.

Muchos operadores se han visto atraídos por estrategias de 'corto de volatilidad' en las que, por ejemplo, compran una opción que les permite ganar una 'prima' siempre y cuando el euro/dólar se mantenga entre 1,11 y 1,15 dólares durante el próximo mes. Si la volatilidad aumenta y la divisa se sale de su rango, los operadores pierden su pago original.

En 2017, las acciones estadounidenses se calmaron y tentaron a muchos en Wall St. en apuestas volátiles cortas que finalmente explotaron en febrero de 2018 -denominadas "volmagedón"- por el detonante relativamente menor de una lectura de la inflación en Estados Unidos que fue contundente.

"Es una estrategia muy arriesgada. Pero al mismo tiempo ha valido la pena durante cuatro años", dijo LaScala del Deutsche Bank, describiendo como "turistas" a los que se han incorporado recientemente al negocio de la venta de vols.

La escasa volatilidad también está impulsando a los gestores de renta fija y variable a recortar las coberturas, que normalmente se utilizan para asegurar contra pérdidas.

Nomura's Russo dijo que los inversores que habían mantenido el yen como cobertura de riesgo se sintieron decepcionados cuando la divisa japonesa no subió más durante la caída del mercado de valores de diciembre. Ese mes se estabilizó en torno al 3%, mientras que Wall Street cayó un 10%.

Desde entonces, muchos han dejado de utilizar el yen, considerado durante mucho tiempo como un refugio seguro, para cubrir carteras, dijo.

Del mismo modo, el euro, que a menudo es una cobertura contra los riesgos europeos, apenas ha respondido a las recientes ventas de bonos italianos.

Russo de Nomura dijo que el giro de la Reserva Federal ha despertado cierto interés, especialmente por parte de los inversores dispuestos a apostar a que el dólar había alcanzado su punto máximo. Ha estado diciendo a los clientes "tienen que estar preparados" si la volatilidad regresa.

SIN DIRECCIÓN

La baja volatilidad ha sido perjudicial para los ingresos bancarios. El volumen medio diario de operaciones de divisas ha bajado alrededor de un 10% anual desde el año pasado en los últimos meses en plataformas como CLS.

Con ganancias comerciales que dependen en gran medida del volumen, los ingresos de divisas de los bancos de inversión fueron de sólo 16.300 millones de dólares el año pasado, en comparación con los 18.400 millones de dólares en 2015, según estimaciones de la firma de datos Coalition.

Un operador senior dijo que los ingresos de divisas en su banco con sede en Londres se han reducido un 5% al año durante varios años.

 

James, un comerciante de divisas de un banco británico que pidió que no se usara su apellido, a veces escucha música en su escritorio.

"Mirando estos precios tercamente estables en mi pantalla.... Es como ver cómo se seca la pintura", se lamentó.

traducido por www.serenitymarkets.com