LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

27 de agosto (Reuters) - El yen japonés subió y las rentabilidades del Tesoro a 10 años cayeron el martes cuando los inversores huyeron a activos más seguros en medio de las preocupaciones de que el conflicto comercial entre Estados Unidos y China empeorara, días después de que ambas partes anunciaran nuevos aranceles.

El viernes, China dijo que aumentaría los aranceles sobre bienes estadounidenses por valor de 75.000 millones de dólares. Estados Unidos respondió diciendo que aumentaría los aranceles existentes sobre bienes chinos por valor de 250.000 millones de dólares al 30%, en comparación con el 25% del 1 de octubre.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también dijo que gravaría otro 15% de las importaciones chinas por valor de 300.000 millones de dólares, en lugar del 10% que había planeado. Esos impuestos entran en vigor el 1 de septiembre.

El lunes, hablando al margen de la cumbre de los líderes mundiales del G7 en Francia, Trump dijo que los funcionarios chinos se habían puesto en contacto con sus homólogos comerciales de Estados Unidos y se ofrecieron a volver a la mesa de negociaciones.

Los comentarios de Trump provocaron una ola de operaciones de riesgo, que inicialmente impulsaron al dólar, debilitaron a las monedas refugio y elevaron los mercados de valores.

Sin embargo, las dudas surgieron después de que un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino dijera que no sabía que se había producido una llamada telefónica. La Secretaría de Comercio, que normalmente emite declaraciones sobre llamadas comerciales, no respondió a una solicitud de comentarios.

"El yen ha sido una de las monedas globales con mejor rendimiento de este año y sigue beneficiándose de los riesgos a la baja para el crecimiento mundial derivados de la escalada de las tensiones comerciales", dijo Lee Hardman, analista de divisas de MUFG.

La divisa nipona avanzó 0.5% y se ubicó en los 105.63 contra el dólar. Eso no fue tan fuerte como la ganancia del lunes, cuando llegó a su punto más alto en tres años, excluyendo la caída del flash de enero. El yen avanzó 3.6% contra el dólar mientras que la guerra comercial llevó a los inversores a refugiarse en activos seguros.

Es probable que el yen se fortalezca aún más si las tensiones continúan aumentando", dijo Hardman.

Los rendimientos del Tesoro de Estados Unidos a diez años cayeron a 1,5097%, manteniendo la curva de rendimiento invertida, ya que los rendimientos a dos años se negociaron en 1,5264%, un signo de una recesión inminente.

El yuan chino, sensible a las disputas comerciales entre Estados Unidos y China, cayó el martes tras registrar mínimos históricos en los 7,1870 frente al dólar el día anterior.

El martes, el Banco Central de China bajó su punto medio oficial de yuan a un mínimo de 11-1/2 años, pero más fuerte de lo esperado por los operadores.

La lira turca cayó un 0,4%, situándose en 5,8452 frente al dólar, tras haber caído el lunes más de un 10% en una segunda caída repentina este año.

En otros lugares, las principales monedas se mantuvieron relativamente estables.

El euro subió un 0,1% hasta 1,1113$ y el índice que sigue al dólar frente a otras seis monedas bajó un 0,2% hasta 97,898$.

La libra subió un 0,2% hasta los 1,2242 dólares y un 0,1% frente al euro hasta los 90,765 peniques.

(Reportaje de Olga Cotaga, edición de Larry King) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Efímera la pérdida del importante soporte de 105 y de nuevo por encima. 

LONDRES, 26 Ago (Reuters) - El yuan de China cayó a su nivel más bajo en el mercado onshore durante 11 años y a su nivel más bajo en el extranjero el lunes después de la última escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que sacudió la confianza de los inversores.

El presidente Donald Trump anunció el viernes un impuesto adicional del 5% sobre los 550.000 millones de dólares en productos chinos específicos, horas después de que Pekín revelara los aranceles de represalia sobre los 75.000 millones de dólares en productos estadounidenses, lo que provocó una caída en picado de las acciones y que los inversores se apresuraran por la seguridad de los mercados de bonos.

En la reunión del G7 en Francia durante el fin de semana, Trump causó cierta confusión al indicar que podría haber tenido dudas sobre los aranceles.

El lunes dijo que China se había puesto en contacto con funcionarios de comercio de EE.UU. para decir que querían volver a la mesa de negociaciones - esos comentarios ayudaron al yuan a salir de sus mínimos.

En el mercado onshore chino, el yuan cayó a 7,1500 por dólar, el más bajo desde febrero de 2008.

En el mercado extraterritorial, el yuan cayó a 7,187 yuanes, el más débil desde que comenzó el comercio internacional de la divisa en 2010, antes de recuperarse a 7,1624 yuanes - un 0,4% menos al día - después de los comentarios optimistas de Trump sobre un acuerdo comercial.

De esta manera el yen japonés cayó 0.4% para situarse en los 105.76, luego de registrar máximos de hace siete meses en los 104.46 durante la jornada del lunes.

Los analistas de Commerzbank afirmaron que "el sentimiento del mercado se ha visto sin duda muy afectado, ya que la posibilidad de que se produzca una tregua comercial en un futuro próximo es aún menor".

Dijeron que China podría dejar que el yuan "se depreciara aún más para aliviar los dolores arancelarios, y de alguna manera militarizar la moneda para enfurecer a Trump". Aunque agregaron que China se mostraría reacia a permitir cualquier depreciación incontrolable de la moneda, dado que esto estimularía la salida de capitales y un golpe masivo a la confianza de los inversores.

Por otra parte, el dólar se recuperó y subió un 0,3% frente a una cesta de divisas.

Frente al euro, subió un 0,2% hasta 1,1115 dólares.

Antes de que los comentarios de Trump ayudaran al dólar a repuntar, Marshall Gittler, un estratega de ACLS Global, señaló que el dólar no se estaba comportando como una moneda refugio.

"El movimiento de hoy sugiere que el mercado está empezando a preguntarse si Trump no se está disparando a sí mismo y a la economía de EE.UU. en el pie con su interminable guerra comercial", escribió.

La lira turca se debilitó en torno al 1%, situándose por encima de los 5,8 frente al dólar el lunes, tras caer brevemente hasta los 6,47, en lo que los observadores del mercado calificaron como una "caída repentina", ya que los inversores japoneses recortaron los activos de riesgo.

El dólar australiano, un indicador líquido del sentimiento de riesgo a nivel mundial, cayó antes a 0,6690 dólares, a una distancia mínima de 0,66775 dólares, antes de recuperarse a 0,6750 dólares.

El dólar neozelandés cayó un 0,5% hasta alcanzar los 0,6342 dólares durante la noche, un nivel no visto desde 2015.

La libra esterlina cayó 0.3% para situarse en los $1.2245, impulsada principalmente por el dólar, mientras que los inversores esperaban los próximos acontecimientos en la oferta de Gran Bretaña para conseguir que la Unión Europea renegociara su acuerdo de retiro Brexit. (Reportaje adicional de Stanley White en Tokio; Editado por Toby Chopra)

traducido por www.serenitymarkets.com

 

Intensos rumores que parecen ciertos de que grandes bancos chinos han recibido la orden de vender dólares y comprar yuan. Es decir que China sigue frenando la devaluación, esto es bastante tranquilizador para las bolsas.