LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

23 de agosto (Reuters) - El euro cotizó a la baja y el dólar se fortaleció ampliamente el viernes, a la espera de un discurso de apertura del jefe de la Reserva Federal después de que algunos de sus homólogos señalaran su renuencia a recortar aún más las tasas de interés en Estados Unidos.

Se espera que el Presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, intervenga en el simposio de bancos centrales de Jackson Hole a las 14:00 GMT, y los operadores estarán encantados de ver cuán estrechamente se alía con el bando de los halcones.

En los últimos meses, los mercados de divisas se han visto impulsados por el cambio de los bancos centrales mundiales hacia políticas más acomodaticias a medida que la demanda económica se desacelera y se intensifican los conflictos comerciales.

Las expectativas de que la Reserva Federal recortará las tasas de interés en su próxima reunión en septiembre siguen siendo muy altas, según los futuros de tasas de interés, pero es probable que el mercado de divisas reaccione si el tono de los comentarios de Powell no coincide con estas expectativas, dijeron los analistas.

"Espero que haga hincapié en que la economía de Estados Unidos es lo suficientemente fuerte como para que... sólo uno o dos recortes en las tasas, contratados como' seguros', sean suficientes para mantener la recuperación en el buen camino", dijo Marshall Gittler, estratega jefe de ACLS Global.

"Eso es probablemente más agresivo de lo que el mercado espera y podría ser positivo para el dólar."

El euro cayó 0.1% para situarse en los $1.1067 tras registrar mínimos de hace tres semanas atrás en los $1.1061. El índice que sigue al dólar frente a las seis monedas principales subió un 0,2%, situándose en 98,35.

La divisa europea intentó repuntar el día anterior, después de que se publicaran las encuestas de los gerentes de compras de la zona euro en agosto, pero las ganancias fueron efímeras.

Los PMIs mantendrán "la presión sobre el Banco Central Europeo para que dé más estímulos para apoyar el crecimiento" en la zona euro porque "las encuestas siguen siendo consistentes con el débil crecimiento que continúa en el tercer trimestre", dijo Lee Hardman, analista de divisas de MUFG.

Las opiniones de que los tipos de interés podrían no bajar tanto como se esperaba también reforzaron al dólar neozelandés después de que el jefe de su banco central dijera que estaba "complacido" con el lugar donde se encontraban los tipos de interés.

El gobernador del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, Adrián Orr, dijo a Bloomberg TV que podía permitirse hacer una pausa en la política monetaria después del recorte de 50 puntos básicos de este mes.

El dólar neozelandés subió desde su mínimo en tres años y medio de 0,6362 dólares, alcanzado el jueves, cotizando un 0,4% a 0,6387 dólares.

El yuan chino se estabilizó en 7,0920 después de caer a un mínimo de 11 días de 7,1072 de la noche a la mañana, mientras que el Banco Popular de China bajó su punto medio oficial de yuan a un mínimo de 11 años. Sin embargo, el movimiento fue limitado dado que la tasa de interés establecida no se acercaba en absoluto a los mínimos esperados por los operadores.

La libra devolvió algunas de las ganancias que obtuvo el jueves gracias a la canciller alemana Angela Merkel, que dio a Gran Bretaña 30 días para presentar un plan Brexit, que cayó un 0,4% a 1,2208 dólares. Frente al euro, cayó un 0,3%, situándose en 90,66 peniques. (Reportaje de Olga Cotaga; edición de John Stonestreet) traducido por www.serenitymarkets.com