Martes, 22 Enero 2019

Acaban de publicarlo. El volumen diario promedio en el año 2018 en forex ha sido de 1,56 billones diarios de dólares, casi nada...Más o menos los mismos niveles del año anterior. 

La ESMA dice que Forex es difícil de entender, pero con ese volumen debe haber mucha gente que sí que lo entiende...

El índice general del Dólar se acerca a los mínimos del año, dando algo más de extensión al descenso desde los máximos del año pasado.

Ahora hay que esperar a ver si el descenso tiene que ver más con la perspectiva de un frenazo en las subidas de tipos de la FED o porque hay más atractivo en los activos de riesgo tras el dato de empleo del viernes. Toca dejar evolucionar los acontecimientos.

di.gif

  • EUR/USD: 1.1340 (343M), 1.1400 (483M), 1.1450 (263M), 1.1500 (430M)

  • USD/CHF: 0.9750 (230M), 0.9830 (356M)

  • GBP/USD: 1.2640 (380M), 1.2700 (413M)

  • AUD/USD: 0.7095-0.7105 (1BLN)

  • USD/JPY: 108.50 (570M), 108.90-109.00 (922M)

  • Fuente Reuters

Nota de serenitymarkets. En este magnífico artículo de Jamie Mc Geever se explica muy detenidamente por qué y se compara históricamente. Recomendamos su lectura, porque el aviso es muy peligroso para la renta variable desde aquí a un año vista. Nosotros hemos tomado muy buena nota. 

Por Jamie McGeever

LONDRES, 3 de enero (Reuters) - El inicio del estrés serio en los mercados financieros mundiales suele ser anunciado por el sonido de varias alarmas, pocas de ellas más fuertes que una fuerte y rápida subida del valor del yen japonés.

Para los inversores es preocupante el comienzo del año 2019, ya que el yen no sólo está subiendo, sino que también están apareciendo otras señales de advertencia, lo que sugiere que nos espera un año volátil y agitado.

El rendimiento de los bonos se está desplomando, el oro está subiendo, las condiciones financieras de EE.UU. se están endureciendo y el efectivo es el rey. Por lo tanto, no es de extrañar que el jueves la divisa nipona haya tenido su mejor día desde mayo de 2017, luego de que el dólar cayera por debajo de los 105.00 yenes, como consecuencia de una caída repentina de la cotización en el mercado asiático.

La volatilidad implícita en el par dólar/yen es la más alta desde el episodio de "volmagedón" del pasado mes de febrero y la desviación estándar semanal es la más alta en más de dos años. Mientras tanto, las preocupaciones sobre el crecimiento mundial, las guerras comerciales y una rara advertencia de ingresos de Apple están golpeando los mercados de valores de todo el mundo.

El yen se ha convertido en el principal activo de los inversores a lo largo de los años, a pesar del crecimiento económico relativamente lento de Japón y de los bajos -incluso negativos- tipos de interés y rendimientos de los bonos.

En condiciones de mercado benignas, los inversores japoneses invierten dinero en una serie de activos en el extranjero, buscando tasas de rendimiento relativamente más altas. En tiempos de tensión, este llamado carry trade se invierte y el considerable flujo de repatriación de fondos impulsa el yen, a veces de forma repentina y brusca.

Ese muro de efectivo ha crecido sustancialmente en los últimos años. Según Morgan Stanley, la inversión de cartera de los inversores japoneses en activos estadounidenses se ha más que duplicado en los últimos 15 años, hasta alcanzar unos 1,25 billones de dólares.

Estas inversiones han aumentado en más de 400.000 millones de dólares sólo desde 2011, sobre todo en valores de renta variable de mayor riesgo. Cuando las nubes de la tormenta del mercado se acumulan, la demanda de los inversores japoneses por su propia moneda se disparan.

DESVIACIÓN TÍPICA

Anteriores episodios de intensa volatilidad del mercado en los últimos 20 años han provocado disparos de advertencia similares a los que se están produciendo en la actualidad.

En medio del caos de las crisis asiática, rusa y de LTCM en septiembre-octubre de 1998, las condiciones financieras de Estados Unidos se endurecieron bruscamente, y el Índice de Tensión Financiera de la Reserva Federal de San Luis alcanzó los 1,535 en la semana que finalizó el 16 de octubre.

Fuera de la Gran Crisis Financiera de 2007-08, es el nivel más alto desde que se lanzó el índice en 1994. Hoy se encuentra en un nivel mucho más bajo, pero sigue siendo el más alto desde marzo de 2016, y sigue subiendo.

A principios de octubre de 2008, pocos días antes de Lehman, el rendimiento del Tesoro de Estados Unidos a 10 años estaba por encima de 4,00 puntos porcentuales, y a finales de año apenas se mantenía por encima de 2,00 puntos porcentuales. Sorprendentemente, considerando que la Reserva Federal sigue subiendo los tipos de interés, el rendimiento a 10 años ha caído 60 puntos básicos en los últimos dos meses.

Si bien estos movimientos son un claro reflejo del oscurecimiento de las nubes del mercado, son relativamente lentos. Para una visión más instantánea, miramos instintivamente al dólar/yen.

El 7 de octubre de 1998, el dólar cayó más de 10 grandes cifras, o sea el 7 por ciento. Sigue siendo la mayor caída del dólar y el yen en un solo día en 45 años, lo que lleva a un movimiento diario de desviación estándar de casi 7,0 al día siguiente, también la mayor subida en 45 años por esa medida en particular.

Esa fue mi primera semana como periodista financiero. No tenía ni idea de lo que significaba un gran movimiento en la divisa japonesa ni de por qué era importante, pero resultó ser mi primera y probablemente más duradera lección sobre los mercados.

En el segundo semestre del año siguiente, el dólar perdió 20 pct frente al yen, casi cayendo por debajo de los 100,00 yen. No pasó mucho tiempo antes de que la burbuja tecnológica estadounidense estallara y la economía estadounidense entrara en recesión, aunque fuera poco profunda.

La rápida apreciación del yen en 2008 coincidió con el colapso de Lehman Brothers y la carnicería que entonces arrasó con los mercados mundiales. El dólar y el yen volvieron a caer un 20 por ciento en el segundo semestre de ese año, y la desviación estándar diaria el 27 de octubre sigue siendo la más alta desde las turbulencias de octubre de 1998.

Una serie de fuertes caídas en la primera mitad de 2016 vio el dólar caer por debajo de los 100,00 yenes, a medida que los temores sobre la economía de China se apoderaron de los inversores y las reservas internacionales de Pekín se redujeron a un mínimo de 3 billones de dólares en los últimos seis años.

Aquí, en los primeros días de operaciones de 2019, el yen está en movimiento de nuevo. Y, al igual que los anteriores episodios de volatilidad y debilidad de los mercados, no se trata de un fenómeno aislado: el oro y los bonos soberanos de alta calificación también están subiendo con fuerza, las curvas de rendimiento se están aplanando y las acciones bancarias tienen un rendimiento inferior al esperado.

Agárrense los sombreros y vigilen de cerca al yen.

(Por Jamie McGeever, edición por Larry King) Traducido por www.serenitymarkets.com

 

Vean el movimiento en gráficos de semanas que el mínimo de la vela actual está justo en el mínimo de 2018, así que la pérdida de la media de 200 semanas nos mandó al siguiente soporte de manera directa. Ahora el rebote está siendo claro en la zona.

usdyen.GIF

  • EUR/USD: 1.1315-30 (595M), 1.1375-85 (862M), 1.1400 (1BLN)

  • GBP/USD: 1.2400 (403M), 1.2655 (350M),

  • AUD/USD: 0.7005 (258M), 0.7030 (557M), NZD/USD: 0.6750 (357M)

  • USD/JPY: 108.00 (750M), 108.75 (480M), 109.00 (250M), 109.65-70 (757M)

  • Fuente Reuters

Vean a 60 minutos la vela del flash crash. Ya sabíamos que la tendencia era negativa al ver que habíamos perdido el soporte de la media de 200 semanas, así que fue a favor de tendencia. Ahora tenemos rebote y hay que vigilar si recuperamos lo perdido.

usdjpy.gif