Domingo, 16 Diciembre 2018

Criptomonedas. Poco conocido por los inversores, pero cuando alguien quiere que se recomiende una cripto lo compran...

Les presentamos un extenso y bien documentado, pero muy duro trabajo de investigación  de Reuters donde se desvelan prácticas que ponen los pelos de punta con las criptomonedas.(Nota de serenitymarkets.com)

Por Anna Irrera y Elizabeth Dilts

NUEVA YORK, 27 de noviembre (Reuters) - Cuando los emisores de criptodivisas quieren una cobertura positiva para sus monedas virtuales, la compran.

Los autodenominados influencers de las redes sociales cobran miles de dólares por las reseñas en video. Las casas de investigación aceptan pagos en las criptomonedas que están analizando. Los "expertos" califican cualquier cosa positivamente, por un precio.

Todo esto es común, según más de dos docenas de personas en el mercado de criptodivisas y documentos revisados por Reuters.

A principios de este año, la empresa ucraniana Hacken buscaba promover su nueva moneda después de recaudar 3 millones de dólares en línea a finales de 2017. El director ejecutivo Dmytro Budorin y su equipo identificaron una lista de casi 200 personalidades de los medios sociales de criptomonedas que pensaban que podían ayudarles, dijo.

Hacken pagó $7,500 por Christopher Greene, presentador de Alternative Media Television - un canal de YouTube con más de 500,000 suscriptores - para que revisara su moneda en un video, dijo Budorin a Reuters. En el video de 25 minutos, publicado el 22 de junio, Greene alabó la moneda y el negocio de Hacken, describiéndolo como una "gran oportunidad de mercado" con "rendimientos potenciales 1.000 veces superiores".

En ninguna parte del video - que tiene más de 92.000 visitas - se menciona el pago de Hacken a Greene. Greene, que solía trabajar para la empresa de gestión de patrimonios Merrill Lynch, dirige a los espectadores en el primer minuto del vídeo a una cláusula de exención de responsabilidad en su sitio web que dice que "puede recibir una compensación por los productos y servicios" que recomienda. No hay ninguna mención específica de Hacken, ni de ningún emisor específico de criptomoneda que le pague.

Greene no respondió a los correos electrónicos y mensajes telefónicos de Reuters preguntando por su trabajo para Hacken.

Cuatro días después de la publicación de la reseña en YouTube, Greene se dirigió a Twitter para presumir de que la moneda de Hacken había subido un 14 por ciento al día, a 1,54 dólares por moneda.

Algunas personas prestaron atención. Carter Zurawel, un instructor de yoga en Calgary, Canadá, respondió al tweet de Greene: "¡Ese video de Hacken fue grande! Me hizo comprar un par de cientos."

Desde entonces, el precio ha caído más de un 75 por ciento, hasta 36 centavos. Zurawel le dijo a Reuters en mensajes de Twitter que perdió gran parte de su inversión inicial, que valía varios cientos de dólares. Dijo que no sabía que a Greene le pagaban por su video de Hacken, pero que no le importaba el pobre rendimiento de la moneda. "Probablemente me aferraré a él porque creo firmemente que el mercado de criptodivisas se recuperará en el futuro", dijo a Reuters.

Budorin dijo a Reuters que reconoció que el pago de la compañía a Greene y a otros críticos de YouTube era "poco ético". Las revisiones de vídeo "deben hacerse con (a) una etiqueta patrocinada o sólo para proyectos que (el) revisor apoya personalmente", dijo.

El enfoque de Hacken es un ejemplo de una máquina de "pago por juego" que produce recomendaciones que son vistas por cientos de miles de inversores hambrientos. Pocos investigadores o expertos revelan sus propias existencias de lactivos digitales, que hasta ahora se han movido en una zona gris de regulación.

La criptoburbuja alcanzó su punto máximo en diciembre pasado: el bitcoin, la divisa cripto más grande, ha bajado más del 80 por ciento desde su máximo justo por encima de los 20.000 dólares. El valor total de todas las monedas virtuales es ahora de unos 121.000 millones de dólares, frente a los 830.000 millones de dólares de principios de año.

Eso no ha detenido el zumbido de la máquina de venta...

ZONA REGULATORIA GRIS

El llamado "marketing influyente" es común en los medios sociales, donde las celebridades y otras personas pregonan cualquier cosa, desde zapatos hasta coches. También es común en este tipo de cosas la falta de transparencia, lo que puede significar que el comprador no esté al tanto de un conflicto de intereses. Sin embargo, cuando se trata de criptomonedas, pueden aplicarse reglas más estrictas.

En julio de 2017, la U.S. Securities and Exchange Commission (SEC) publicó un informe sobre su investigación de divisas digitales y advirtió a los participantes en el mercado que "las monedas virtuales pueden ser valores y estar sujetas a las leyes federales de valores".

La SEC emitió una advertencia más específica sobre la promoción de recaudaciones de fondos en línea conocidas como ofertas iniciales de monedas (ICO) el 1 de noviembre del año pasado. "Cualquier celebridad u otra persona que promueva una moneda o ficha virtual que sea un valor debe revelar la naturaleza, el alcance y el monto de la compensación recibida a cambio de la promoción", dijo la SEC en una declaración pública publicada en su sitio web.

El no hacerlo es una violación de las disposiciones contra las leyes federales de valores, y también puede ser un fraude, dijo la SEC.

La SEC no ha emitido determinaciones sobre las criptomonedas que considera valores. Pero la agencia ha iniciado acciones de ejecución contra una docena de empresas relacionadas con ICOs algunas de las cuales han sido identificadas por la agencia como ofertas de valores no registradas, y por lo tanto sujetas a su regulación.

La SEC no se ha dirigido a promotores externos de ofertas de divisas. Su advertencia en noviembre de 2017 - cerca del punto álgido del frenesí criptográfico - por sí sola ha llevado a una "dramática disminución" en el apoyo de las celebridades a las OCIs, dijo en septiembre Stephanie Avakian, co-directora de la SEC para la aplicación de la ley. La SEC se negó a hacer comentarios a Reuters por esta historia.

Sin embargo, cientos de autodenominados expertos en criptomonedas han surgido en los últimos 18 meses, y su actividad sólo ha disminuido ligeramente. Ahora hay más de 2.000 cripto-divisas compitiendo por la atención, todas ellas prometiendo riquezas a los inversores. El vacío de datos concretos sobre las nuevas divisas ha dejado a los inversores vulnerables a la publicidad y a los malos consejos.

"La razón principal por la que tantas personas sin experiencia invierten en proyectos de criptografía malos es porque escuchan los consejos de un llamado experto", dijo Larry Cermak, jefe de análisis en el sitio web de noticias e investigación de criptomonedas The Block. Cermak dijo que no posee ninguna criptomoneda y que nunca ha promovido ninguna. "Creen que pueden tomar este consejo en serio aunque a menudo sea fraudulento, intencionalmente engañoso o conflictivo."

REVISIONES DE "EXPERTOS"

ICObench es uno de los sitios web más populares para listar y calificar ICOs. Sus páginas se encuentran entre las más visitadas en cualquier búsqueda de Google de un proyecto criptográfico específico y de la palabra ICO, lo que la convierte en un sitio clave para que los operadores de divisas aparezcan en él.

Las calificaciones en el sitio web de aproximadamente 15 meses de antigüedad son generadas por "expertos" no remunerados que aprobaron el proceso de verificación de antecedentes del sitio web, dijo a Reuters el director ejecutivo de ICObench, Maxim Sharatsky.

Hasta el 14 de noviembre, ICObench contaba con 361 expertos cuyas calificaciones son supervisadas por los 34 empleados del sitio con sede en Moscú, Londres y en toda Asia, dijo. ICObench tuvo 1,7 millones de visitas a su sitio web entre mediados de octubre y mediados de noviembre, dijo Sharatsky a Reuters.

El sitio web en sí mismo hace dinero a través de la publicidad y un modelo premium que permite a las empresas de criptodivisa pagar entre 1 y 40 bitcoin para que aparezcan en los boletines de noticias, en la parte superior de los resultados de búsqueda y en otros lugares.

Siete expertos de ICObench dijeron a Reuters que las compañías de criptodivisas o sus agentes de relaciones públicas se han puesto en contacto con ellos y les han ofrecido dinero a cambio de una calificación, aunque ninguno ha dicho que haya aceptado tales ofertas.

Tim Glaus, cofundador de Alethena, una nueva empresa con sede en Suiza, dijo a Reuters que su empresa fue abordada por múltiples personas que dijeron que podían organizar las calificaciones de pago de los expertos de ICObench después de que Alethena anunciara su oferta de monedas en ICObench. Markus Hartmann, otro de los cofundadores de Alethena, escribió sobre la experiencia en el blog Medium en junio, en lo que dijo que era un esfuerzo para exponer el "fraude de facto de los inversores". Alethena tiene una plataforma de calificación de criptodivisas que compite en algunas áreas con ICObench.

Sharatsky dijo a Reuters que ICObench no vende calificaciones. Cuando ICObench es informado de que los expertos pueden haber sido pagados por las calificaciones, dijo, investiga y retira las revisiones si están contaminadas.

"Tenemos más de 16.000 ratings en nuestra plataforma", dijo Sharatsky. "Desafortunadamente, hemos (tenido) accidentes con las ventas (de) calificaciones, y es muy malo. Es un problema para mí, para nuestra plataforma y para todos los interesados".

RESEÑAS DE CINCO ESTRELLAS

Hartmann fue contactado a finales de mayo en la aplicación de mensajería Telegram encriptada de un usuario , "Vagiz", quien ofreció obtener las calificaciones de cinco estrellas de Alethena en ICObench por $500 cada uno, según los mensajes de Telegram que Alethena mostró a Reuters.

Negoció pagar $800 por dos revisiones de ICObench y pidió que el servicio fuera entregado lo más rápido posible, de acuerdo con los mensajes. Menos de 30 minutos después, Vagiz envió un mensaje a Hartmann con un Telegram: "Hecho. Hay dos 5* :)"

Vagiz se refería a dos clasificaciones de cinco estrellas de los expertos de ICObench Daniil Morozov y Anatoly Bordyugov, según Alethena. Estos fueron los únicos nuevos ratings de cinco estrellas que aparecieron después de que Vagiz enviara el mensaje de que había terminado, lo que llevó a Alethena a creer que esas eran las críticas que habían sido arregladas, dijo Glaus.

Alethena dijo que pagó a Vagiz 1.16 éter -otra cripto-divisa- por el servicio, por un valor aproximado al precio acordado en ese momento. Alethena envió a Reuters capturas de pantalla de las críticas que han sido eliminadas.

Unos días después, Hartmann le pagó a Vagiz un éter adicional de 0.56 por una tercera calificación de un crítico llamado Jason Hung, según los mensajes. "Se hace 1 tarifa. Hung es mio", escribió Vagiz, proporcionando capturas de pantalla de los índices de audiencia de Hung.

Morozov, el experto de ICObench, dijo a Reuters que no aceptó el pago por la calificación y que no conocía a Vagiz. Bordyugov, el otro experto de ICObench, no respondió a las peticiones de comentarios hechas a través de su sitio web y enviadas por LinkedIn. Hung, cuya calificación todavía aparece en ICObench, también dijo a Reuters que no aceptó el pago por la calificación de Alethena y dijo que no conocía a Vagiz.

El director ejecutivo de ICObench, Sharatsky, dijo a Reuters que después de que Hartmann escribiera sobre sus experiencias en Medium, él y su equipo investigaron las reclamaciones de Alethena contra Morozov y Bordyugov y encontraron que ambos revisores aceptaron dinero por calificaciones positivas. Como resultado, ICObench despojó a Morozov y Bordyugov de su condición de expertos y retiró todas sus calificaciones del sitio, dijo Sharatsky. Dijo que la investigación no encontró pruebas de que la clasificación de Hung estuviera pagada.

INVESTIGACIÓN AL ESTILO DE WALL STREET

A medida que las criptocurrencies crecen, algunas compañías han comenzado a ofrecer investigación en formatos que imitan el estilo de las firmas tradicionales de Wall Street.

Spero Research, con sede en Sydney, Australia, publica informes sobre proyectos de criptodivisa que son "muy imparciales" y "muy independientes", según Henry Sit, uno de los cofundadores de Spero. Compara las revisiones con las escritas por los analistas de acciones tradicionales.

Sin embargo, la investigación es encargada y pagada directamente por los proyectos que se están revisando, dijo Sit a Reuters. La empresa acepta pagos en ether pero también aceptará la mitad de la tarifa total en la moneda del proyecto, dependiendo de "cuán bueno (es) el proyecto y cuánto nos gusta personalmente", dijo Sit. "Definitivamente hay un conflicto allí", reconoció. Añadió que Spero no cambiaría su opinión sólo porque el proyecto de criptocurrency que ha sido revisado no esté de acuerdo con sus conclusiones.

Los informes de Spero tienen revelaciones generales. Pero no son específicos sobre si un pago fue hecho por el cliente cuyo proyecto está siendo evaluado, y si es así, cuánto.

"A Spero se le puede pagar para que publique informes de investigación - dependiendo de las circunstancias, esto puede ser de clientes de Spero en el buy-side, o de proveedores de activos y divisas en el sell-side," dijo la información que aparecía en un informe de criptocurrency publicado en agosto. "Los miembros de Spero pueden tener criptocurrency que son objeto de investigación y publicación."

Sit no diría cuál de los informes de Spero había sido financiado por sus representados.

Algunos inversores se quejan de tal investigación quid-pro-quo. "Las revisiones pagadas no sólo deben ser declaradas, sino que deben ser prohibidas", dijo Ric Edelman, director de la empresa de gestión de patrimonios Edelman Financial Services e inversor en bitcoin y ether. "Hasta que sean declaradas ilegales, el aviso legal debe ser tan prominente como el titular."

REDACTORES PROFESIONALES

También ha surgido una serie de "agencias de la OIC". Estos promotores ofrecen a los emisores de criptografía seguidores activos y publicaciones en plataformas de medios sociales como Telegram, Reddit y Bitcointalk. Los chats online pueden atraer a los inversores, dada la falta de información financiera convencional disponible sobre criptocurrency.

Reuters se puso en contacto con una de estas agencias, TGE.company, para informarse sobre los servicios anunciados en su sitio web. Un correo electrónico recibido en respuesta a la pregunta dirigió a Reuters a una cuenta de mensajería de telegram bajo el nombre de "Papa Karlo". Ese usuario envió a Reuters una lista de precios que decía que la agencia podía proporcionar 630 comentarios en un grupo de Telegram a una tasa de 45 comentarios al día por $800, pagaderos en la moneda digital. Reuters no pudo confirmar la identidad de Papa Karlo. Los servicios que ofrecía se ajustaban a una lista de precios en el sitio web de la empresa, bajo las palabras: "Creamos publicidad a través de soluciones complejas que aumentan la actividad de la comunidad."

"Todos los mensajes serán relevantes para el proyecto y serán escritos por copywriters profesionales con amplia experiencia en ICO", según la lista de precios que Papa Karlo compartió con Reuters. La lista ofrecía comentarios de "docenas de cuentas de alto nivel" en Bitcointalk, así como publicaciones en Reddit, a precios que oscilaban entre los 950 y los 2.900 dólares.

Reddit le dijo a Reuters que sus políticas prohíben a los usuarios manipular o crear múltiples cuentas para evitar restricciones, y que cualquier usuario que se detecte rompiendo esas políticas recibe las medidas apropiadas. Telegram y Bitcointalk no respondieron a las peticiones de comentarios de Reuters.

Richard Foster, el co-fundador de Security Token Network, con sede en el Reino Unido, dijo que en septiembre pagó a un individuo $50 en la red freelance Fiverr para ayudar a aumentar el número de seguidores de Telegramas de su compañía. El vendedor, siguiendo el lema "heroic_anthony", aseguró a Foster que los usuarios no serían falsos, según los mensajes de Reuters.

"Y luego en un minuto hubo como 1.000 personas más", dijo Foster a Reuters. "Me volví loco."

Foster dijo que se quejó a Fiverr e hizo que el freelance borrara a todos los falsos seguidores. Fiverr le devolvió el dinero a Foster y le dijo que investigaría al usuario, según un correo electrónico visto por Reuters.

"Las circunstancias que usted ha descrito violan nuestros términos de servicio", dijo a Reuters Sam Katzen, portavoz de Fiverr. "Cuando se denuncian violaciones, tomamos medidas rápidas para investigar y manejar la situación adecuadamente." Katzen se negó a revelar si "heroic_anthony" había sido prohibido del sitio, o qué términos exactos de servicio habían sido violados. Las condiciones de servicio de Fiverr, publicadas en su sitio web, prohíben la venta de "servicios ilegales o fraudulentos".

PAGAR POR LOS ARTÍCULOS

Otro servicio que ofrecen los organismos de la OIC es pagar a los escritores para que publiquen artículos que mencionen a sus clientes, o establecer enlaces a los sitios web de sus clientes, según entrevistas con cuatro organismos y seis ofertas por correo electrónico vistas por Reuters. Los precios van desde los 100 dólares hasta los 10.000 dólares, según las entrevistas y los mensajes.

Una compañía de datos de criptodivisa mostró a Reuters un correo electrónico que había recibido de un individuo que ofrecía un artículo en el sitio web de negocios Forbes.com por 2.500 dólares. El correo, que incluiría el nombre y el sitio web de una empresa, podría entregarse en un plazo de seis a ocho semanas, según prometió el correo electrónico. El correo electrónico incluía un cupón para un descuento de $500.

Forbes.com dijo en una declaración escrita a Reuters que sus directrices editoriales prohíben explícitamente a los colaboradores recibir pagos a cambio de historias. Forbes no compartió sus directrices editoriales con Reuters.

A principios de este mes, Forbes eliminó un artículo bajo el nombre de Harold Stark, publicado originalmente a finales del año pasado, que hacía referencia a un emisor de criptodivisas, después de que Reuters le preguntara al respecto. En una declaración a Reuters este mes, Forbes dijo que había descubierto a principios de 2018 que Stark violó sus pautas editoriales. No está claro si Stark aceptó pagos por su puesto en Forbes. Stark no respondió a una solicitud de comentarios en LinkedIn.

"Terminamos nuestra relación con él y eliminamos todo su contenido de nuestro sitio en ese momento", dice la declaración. "Debido a un fallo técnico, su contenido anterior reapareció, pero hemos eliminado el contenido una vez más."

REUTERS (Reportaje de Anna Irrera y Elizabeth Dilts en Nueva York Editado por Neal Templin y Bill Rigby)Traducido por serenitymarkets.com