LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

MOSCÚ, 16 de agosto (Reuters) - Los precios del crudo subieron el viernes, recuperándose de dos días de caídas, después de que los datos que mostraban un aumento en las ventas minoristas de los EE.UU. ayudaron a aliviar las preocupaciones de la recesión, aunque una perspectiva bajista de la OPEP puso un tope a las ganancias.

El petróleo Brent avanzó 28 centavos y alcanzó los $58.51 el barril en los 1326 GMT, luego de caer 2.1% el jueves y 3% el día anterior. El petróleo cayó 19 centavos para situarse en los $54.28 el barril, luego de caer 1.4% en la sesión anterior y 3.3% el miércoles.

Las ventas al por menor en los Estados Unidos subieron un 0,7% en julio, ya que los consumidores compraron una variedad de bienes, incluso cuando redujeron la compra de vehículos, según mostraron los datos del jueves.

Esto ocurrió un día después de la venta en los mercados mundiales que siguió a la primera inversión de la curva de rendimientos del Tesoro de Estados Unidos desde junio de 2007, una evolución que suele considerarse como un predictor fiable de la inminente recesión.

"Hoy en día, el petróleo aparece en alza tras la posibilidad de comunicación directa entre el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping", dijo Harry Tchilinguirian, de BNP Paribas.

Dijo que el rebote podría durar poco: "A medida que las nubes más oscuras se acumulan en el horizonte económico, es probable que el pesimismo resultante limite el apetito de los actores financieros por los activos de riesgo, incluyendo el petróleo."

La OPEP dijo en su informe mensual que los fundamentos del mercado del petróleo parecen algo pesimistas para el resto de 2019 y redujo su pronóstico de la demanda mundial de petróleo debido a la desaceleración de la economía.

BNP Paribas redujo su pronóstico de precios del WTI para 2019 de 8 a 55 dólares por barril y para Brent de 9 a 62 dólares por barril, citando la desaceleración de la economía en medio de una disputa comercial entre Estados Unidos y China.

A principios de esta semana, los datos publicados incluyeron una sorprendente caída del crecimiento de la producción industrial en China, que alcanzó su nivel más bajo en más de 17 años, y una caída de las exportaciones que hizo que la economía alemana se invirtiera en el segundo trimestre.

El precio del Brent sigue subiendo casi un 10% este año, gracias a los recortes de la oferta liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y aliados como Rusia, un grupo conocido como OPEC+.

En julio, la OPEP+ acordó prorrogar los recortes de la producción de petróleo hasta marzo de 2020 para apuntalar los precios.

"En qué momento se necesitarán más recortes de la producción de la OPEP y Rusia a finales de este año para que las cosas sigan como están", dijo Phin Ziebell, economista principal del National Australia Bank.

Un funcionario saudí indicó este mes que podrían llegar más pasos, diciendo que Arabia Saudita estaba comprometida a hacer "lo que sea necesario" para mantener el equilibrio del mercado el próximo año.

Los esfuerzos de la OPEP se han visto socavados por la preocupación por la desaceleración de la economía mundial en medio de una disputa comercial entre Estados Unidos y China, así como por el aumento de las reservas de crudo y la mayor producción de esquisto bituminoso de Estados Unidos.

(Reportaje de Dmitry Zhdannikov y Aaron Sheldrick; Editado por Jan Harvey, Jason Neely, Kirsten Donovan) traducido por www.serenitymarkets.com

 

serenitymarkets.com

Se espera una apertura claramente alcista en Wall Street. Han confluido varios factores favorables que vamos a relatar a continuación.

1- En primer lugar el aspecto técnico, en el SP 500 la media de 200 aguantó bien el reciente ataque. Ya saben que ese nivel es absolutamente clave ,mientras no caiga hasta aquí hemos llegado. Y además la sobreventa que se había acumulado era muy notable y eso siempre favorece los rebotes.

2- Se consideran como favorables los comentarios que hizo ayer por la noche Donald Trump. Comentó que según él, se llegaría a un acuerdo relativamente rápido, que era optimista y que había conversaciones constructivas. Francamente creemos que se inventó desde la primera hasta la última palabra y no hay nada de eso por ningún sitio. Pero lo que importa es lo que piensa el mercado y no lo que pensamos nosotros y de momento se lo están tomando bien aunque no exageradamente. 

Uno de los asesores de la casa blanca, Navarro, que además es el más fiel a Donald Trump ha dicho literalmente que Estados Unidos y China sí están conversando actualmente. Los datos que ofrece Navarro habitualmente son poco fiables, pero también ayudado un poco al mercado.

Aparte de este comentario gratuito no hay más novedades de la guerra comercial, lo cual parece que los operadores lo agradecen. Necesitan un descanso mental después de tanto comentario contradictorio y desconcertante que vimos ayer.

3- Otro factor muy importante es que durante la noche el gobierno chino ha anunciado un plan de fuerte estímulo de la economía. Principalmente lo que pretende es aumentar los ingresos disponibles de los particulares este año y el año que viene para que el consumo no se desacelere en estos momentos de enfriamiento económico. El plan ha sido muy bien acogido por la bolsa china y posteriormente por las bolsas europeas y por Wall Street.

4- En esta misma línea hay que recordar que ayer un miembro del Banco Central europeo dejó claro que iban a tomar un paquete de medidas muy importante y que seguramente sorprendería favorablemente al mercado, dijo en concreto que más valía pasarse que no quedarse corto en circunstancias como estas. Este asunto durante toda la mañana ha ayudado a las bolsas europeas y es de esperar que haga lo mismo por contagio con Wall Street.

5- Ayer por la tarde hubo rumores de todos los colores que decían que por ejemplo la Reserva Federal ,si las cosas se ponen feas, podría llevar a cabo una bajada de tipos antes de la reunión, aunque esto no se ha confirmado el rumor sigue rondando por ahí y ayuda a las bolsas.

Pasando a otro orden de cosas hay que destacar los buenos resultados de la influyente tecnológica Nvidia  que está subiendo fuertemente tras los mismos.

La mayoría de grandes fabricantes de semiconductores ante esas noticias del plan de estímulo chino están subiendo con bastante claridad en un promedio del 1,5 al 2 %.

Los bonos americanos parecen calmarse tras las fuertes bajadas de rentabilidad de ayer, lo cual está permitiendo al sectorial bancario de Estados Unidos rebotar alrededor de un 1 % en el mercado de preapertura. Buena falta les hace.

Datos macroeconómicos: hemos tenido la construcción de viviendas y permisos de construcción que ha quedado bastante confuso. El primero claramente por debajo de lo esperado pero los permisos de construcción por encima de lo esperado. Así que dejamos el dato en neutral. A las cuatro habrá que estar atentos a los datos de confianza del consumidor.

Los operadores siguen con gran interés las noticias que llegan sobre General Electric. Ayer causó gran preocupación las acusaciones de que había cometido un fraude contable y que la situación de la empresa era de insolvencia. La compañía lo ha negado enérgicamente y su director general ha anunciado hoy que compraba acciones de su propio bolsillo para disipar los temores. Hay una gran confusión al respecto.

José Luis Cárpatos.

 

Puede ser el que más acciones tenga de la bolsa de Japón. Ya saben que además de comprar bonos, compra acciones. ¿Se acuerdan de cuando había en Japón un mercado? ¿Esto no va a tener consecuencias? ¿Comprarán también las casas de la gente? ¿Los coches? ¿En qué punto se nos ha ido a todos la cabeza? 

En Julio la construcción de viviendas baja de una tasa anualizada de 1,253 millones a tasa de 1,191 millones, muy por debajo de lo esperado que era 1,257 millones. 

En cuanto a los permisos de construcción que es la cifra más importante suben de 1,232 millones en tasa anualizada a 1,336 millones, muy por encima de lo esperado que era 1,27 millones

Dato confuso, aunque pesa más la cifra de permisos que ha quedado mejor, con lo que lo dejaríamos en neutral, tirando a muy ligeramente bueno para dólar y bolsas y ligeramente malo para bonos, pero muy poco.