Martes, 22 Enero 2019

Bank of America dice que pasa a Bankia, Sabadell y Caixa a infraponderar, porque en general los bancos han descontado demasiado positivamente unas subidas de tipos, que al final no se producirán en la medida descontada por las flojas perspectivas de inflación. 

El movimiento de mejora del día de hoy es más importante de lo que parece.

En un principio, mirando el gráfico, vemos que la directriz bajista desde los máximos de 2016 está aguantando como zona de soporte. Además, el RSI se las ha apañado para poder cambiar de dirección dos veces ayudando a que el soporte anterior aguante.

Lo más importante de todo esto es que tenemos una recuperación de la moneda que representa el riesgo frente a la seguridad del franco suizo, poco después de que el Banco Central de Suiza haya dicho que va a ser un camino difícil el volver a recuperar una política monetaria normal, es decir, salir de esa zona de tipos negativos de -0,75%.

Cambiar los tipos negativos a positivos seria un apoyo muy importante para el franco suizo, pero ante esa perspectiva, tener una mejora importante que puede acabar con una ruptura alcista para buscar los máximos del año en curso, es algo que debemos tomar como positivo, sobre todo cuando ya hay una solución para el problema bancario italiano, aunque no haya gustado a todo el mundo la manera de implementarlo.

eurchf.gif

Echan un vistazo al gráfico de semanas podemos tener una clara imagen del peligro que tenemos entre las manos, pues desde octubre del año pasado estamos dibujando un hombro cabeza hombro con una clavicular ligeramente ascendente y además apoyado por un RSI bajista en todas las piezas que marca una divergencia peligrosa.

De momento la media de 50 semanas está actuando de soporte pero es que además estamos en un momento de máximo equilibrio porque si se fijan en el RSI, nos esta parandá la directriz alcista que viene desde la sobreventa de finales de 2014 nada menos. Para añadir factores al equilibrio, el acumulación distribución también se ha colocado por debajo de la directriz alcista que viene desde enero del año pasado, justo cuando se inició una recuperación muy importante en el precio.

Por lo tanto, tenemos una figura bajista con un objetivo que nos colocaría por debajo no sólo de la media de 200 semanas sino también por debajo de la de 100, aunque será complicado llegar a cumplirlo porque hay otros soportes más cercanos como por ejemplo los máximos de 2011 y también los de 2012. En cualquier caso es una situación muy comprometida si los dos indicadores de los que hemos hablado acaban perdiendo esos niveles.

caf.gif

Seguimos en unas bolsas que ni suben con claridad, pero tampoco tienen presión bajista. Sigamos con nuestra serie de análisis intentando ver con mayor claridad que está pasando aquí, en el artículo de hoy entre otras cosas, intentaremos reflexionar en aquellas cosas que impiden a las manos fuertes tirarse a la piscina de las compras con ganas. Pronto llegará la temporada de resultados donde volverán los catalizadores, esta semana van a haber muy pocos.

Sobre los factores que están moviendo mercado a estas horas tienen toda la información en el vídeo de medio mañana que ya está colgado.

El viernes, como siempre se dieron los datos de posiciones abiertas en derivados de los grandes especuladores. Estos son los gráficos que llaman la atención.

s1.jpg

Los largos en el S&P 500 al menor nivel desde abril de 2016.

En el euro se sigue consolidando el saldo neto largo

s2.jpg

Y en el Russell 2000, tras una sola semana con saldo neto largo vuelven los cortos.

s3.jpg

Fuente de los gráficos: http://www.hedgopia.com

¿Por qué le cuesta tanto al S&P 500 subir? Pues está muy claro que es una cuestión de valoraciones. Las manos fuertes sacan sus números y se encuentran cosas demoledoras como estas. Como pueden ver, a las valoraciones del CAP eactual, una especie de PER deflactado y proyectado con beneficios de varios años, las posibilidades de subida para los próximos años son muy bajas. Al menos eso ha pasado en la historia.

s4.jpg

Fuente: https://twitter.com/jtepper2

Así que quien más quien menos, piensa: poco potencial de beneficio, mucho riesgo. Puede que para que las manos fuertes vuelvan a entrar con ganas se necesite una corrección, que evidentemente se puede producir o no.

Tampoco ayudan en nada los datos macro, y si no vean este gráfico que es muy revelador.

s5.jpg

Como vemos, desde el mes de marzo es una sorpresa macro tras otra, pero casi todas negativas. Y a la larga, aunque en el corto a veces parezca que no, el mercado se ajustará a la situación económica real actual, que no parece la mejor de los últimos años.

Otro factor más negativo es la astronómica sobreventa, y aquí tenemos un ejemplo muy exagerado.

s6.jpg

Como ven en el gráfico 137 días seguidos del Nasdaq por encima de la media de 50 y eso nunca había pasado en la historia. En la segunda tabla tienen los períodos anteriores más largos.

También el aplanamiento de la curva de tipos preocupa a las manos fuertes. No suele ser un proceso, ese del aplanamiento favorable para nada. Lo podemos comprobar aquí, donde se compara el spread entre los bonos a 2 y 10 años en EEUU con la confianza del consumidor:

s7.jpg

Como ven lo normal es que en los aplanamientos la confianza baje claramente y viceversa.

Y todo esto en un clima de exceso de confianza. Y si no vean ahora esta tabla. Desde 1990, en este año 2017 se han dado siete de los 20 cierres semanales de VIX más bajo. Es decir es un año extremo, donde la complacencia es para asustarse. Se ha perdido el miedo por completo a un bajada en serio.

s8.jpg

En esta bajada de volatilidades general ni el oro se libra, como podemos ver aquí:

s9.jpg

Y otra anomalía más de Mercado. Esta la ha detectado la prestigiosa firma de análisis, Bespoke Invest. Desde 1995, nunca el S&P 500 había tenido unos drawdowns tan modestos como en lo que se lleva de año. Aquí tienen la tabla del estudio.

s10.jpg

Pero de la tabla se desprende una importante conclusión. No es nada fácil, cambiar a tendencia bajista tras un inicio de año tan tranquilo como este. Todo lo contrario, los años que empiezan así, suelen terminar bien. El 81% de los años terminan bien. Así que por mucha sobrecompra y complacencia que haya no nos emocionemos demasiado con posiciones bajistas, que esto podría seguir subiendo y extremándose más aun perfectamente.

Y por último un gráfico muy interesante. El autor del gráfico lo llama la oportunidad de la década. Y es que podría una ruptura de resistencia que ha aguantado durante 30 años, imaginen el potencial que puede tener esto:

s11.jpg

Si le gustan las inversiones sofisticadas y se confirmara la ruptura podría ser muy interesante. 

Si miran el gráfico adjunto a meses, los máximos del año en curso están justo a la altura de los máximos de 2007. Una vez tocado ese punto, hemos dejado una muestra de interés vendedor parcial, esto es, tenemos una vela karakasa invertida en zona de resistencia pero además en sobrecompra. Lo que le falta es que el volumen haya sido superior al de la del anterior, cosa que no ha sucedido.

Estas situaciones son algo difíciles de manejar porque un volumen más bajo de lo que requiere la situación siempre deja viva la esperanza de que tengamos un ligero retroceso, encontrar mejor precio y tener un rebote al alza. La cuestión es que los meses van pasando y el volumen no mejora, dejando por debajo de los siete euros sombras inferiores.

La cuestión está en el RSI, ya que en los intentos de mejora no estamos teniendo más fuerza si no al contrario y estamos a punto de salir de la sobrecompra y, al igual que en otras ocasiones, debemos vigilar que la salida de dicha área pueda llevarse por delante la directriz alcista desde la sobreventa de 2011, ya que este movimiento suele hacer bastante daño.

azkoyen.gif