LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

La tercera lectura del producto interior bruto del segundo trimestre de la zona euro nos deja un crecimiento del 0,6%, lo esperado y lo mismo que la anterior, pero sube con respecto al 0,5% al trimestre anterior.

En la interanual, tenemos un crecimiento del 2,3%, que está por encima de la lectura anterior del 2,2% y además sube con respecto al 1,9% del trimestre anterior.

Son buenas noticias para la economía, buenas noticias para el euro y debería serlo también para los tipos de interés.


source: tradingeconomics.com

El tesoro español coloca 1776 millones de euros con un vencimiento a 2022 con un tipo del 0,223%, bajando desde el 0,25% de la subasta anterior.

Se colocan 1308 millones de euros a 2027 con una rentabilidad que baja del 1,548% hasta el 1,45%.

Se colocan 997 millones a 2033 con una rentabilidad que también vuelve a bajar pasando del 2,305% hasta el 2,18%.

También se subasta deuda ligada a la inflación con un vencimiento de 2027 por valor de 700 millones con un tipo del 0,384%.

La bajada de rentabilidad algo que puede poner mucho más nervioso a los alemanes y que aumente la presión sobre el BCE para que cambie la política cuanto antes. Es una mala noticia para el sector bancario.

Recordamos: 

1- Ofrecemos 380 horas de clase casi el triple de lo que ofrecen en la competencia. 

2- Tratamos todos los plazos de tiempo de inversión, con estrategias numerosas para todos los plazos. 

3- Abundantes clases de prácticas en todos los plazos, en horarios con mercados activos y abiertos. 

4- Única formación donde Cárpatos da personalmente clases. 

5- No habrá otra convocatoria hasta octubre de 2018. 

6- El enfoque que se da es totalmente profesional. 

7- Comunidad de alumnos de por vida. 

 

 

Hace pocos días escribí un artículo comentando que septiembre estacionalmente y siempre hablando de promedio pues luego año a año no siempre es así, es el peor mes para las bolsas. Mucho peor que cualquier otro.

Es el mes final de la pauta archiconocida de que de mayo a septiembre la bolsa lo hace peor que el resto del año. Es el mes final de vacaciones, lo cual conlleva mucha carga psicológica. Es el mes en que en EEUU hay enredos a menudo con los presupuestos del gobierno. El caso es que como estudiamos es un mal mes.

En este artículo muy interesante, encontramos más información sobre este mal mes. Lo pueden leer aquí:

THE BEST TIME TO SELL STOCKS IN SEPTEMBER

Stock markets fare better in the long term after a win streak when average returns are modest

http://www.schaeffersresearch.com/content/analysis/2017/09/06/the-best-time-to-sell-stocks-in-september

Voy a destacar varias cosas del artículo, la primera la confirmación de la mala pauta estacional que tiene septiembre, tabla de 50 años:

s1.jpg

Clarísimo, es el único mes con rentabilidad media negativa. Sólo el 44% de los meses de septiembre de los últimos 50 años han sido positivos.

Y aquí un gráfico de Reuters con más índices

s2.jpg

Bien, ya sabemos que septiembre es un mes flojo, pero ¿dentro del mes cuál es el comportamiento de esta pauta negativa? Pues la tienen en este gráfico que aparece en el artículo reseñado:

s3.jpg

La línea azul es el promedio de un mes de septiembre de los últimos 50 años, la línea naranja de los últimos 20 y la negra de los últimos 10 años.

Aunque diferentes, todas coinciden en algo. El mejor momento del mes, donde incluso se acumulan subidas interesantes es a mediados de mes. Y el peor momento del mes sin discusión son los 10 últimos días, suele terminar el mes en mínimos. Interesante, al menos para mí que ya saben que me encantan las pautas estacionales.

Pero para que nadie se asuste en el artículo, aparece al final otra pauta interesante. Wall Street ha conseguido cinco meses seguidos de ganancias. Y en la tabla que les paso a continuación se demuestra que cuando la tendencia es tan fuerte cuesta muchísimo girarla:

s4.jpg

Pues ya ven, el 80% de las veces desde 1950 en que S&P 500 subió 5 meses subió un sexto. No es nada fácil girar la tendencia, incluso tras cinco meses de subidas el retorno a un año daba 96% positivo. Como ven no hay que dejarse llevar por pensamientos apocalípticos cuando una bolsa acumula muchos meses subiendo por aquello de la “sobrecompra” el mercado puede estar más tiempo en tendencia que dinero podemos tener nosotros para empeñarnos en ponernos a la contra.

Y hoy tenemos al BCE.

s5.jpg

 Muy importante lo que pase a partir de las 14h30, no tanto porque se esperen grandes cambios, sino porque el divorcio entre Draghi y el mercado es impresionante. Y lo vamos a demostrar con cifras en la mano. Vean este gráfico que he preparado:

s6.jpg

Bien, como ven hay dos líneas verticales, unas continuas y a partir del 27 de junio todas son discontinuas. Las discontinuas son de la época del divorcio, y las otras de cuando el matrimonio de Draghi y las bolsas era idílico.

Las líneas verticales continuas corresponden a todas las reuniones del BCE con posibilidad de tocar tipos que hubo hasta la fecha.

La pauta siempre era la misma, como pueden comprobar poco más o menos. El gráfico es de 4 horas para que se vean los movimientos más claros que en uno diario, y las líneas están trazadas exactamente en la vela que recoge la rueda de prensa de Draghi.

La pauta, como decía, era clara. Varias velas antes movimiento lateral. La gente no quería líos antes de las reuniones. Y cuando estas pasaban, tras algo de volatilidad, se montaban unos tirones alcistas de gran envergadura. “Love is in the air”.

Pero el 27 de junio, la primera línea discontinua, Draghi se echó al monte como Curro Jiménez. En Portugal dejó caer que el tapering estaba cerca. Hay que recordar que ya se había hecho una rebaja, pero aquel día ya dejó caer que se hablaba del fin de la QE. La reacción del Bund fue tremenda:

s7.jpg

Pero volvamos al gráfico anterior del Dax, vamos a ampliar la zona de divorcio para verla más grande:

s8.jpg

Tras la bajada dura del 27 de junio, llegó la reunión del BCE operativa del 20 de julio. Esto dijo:

Sobre la base de nuestro análisis económico y monetario periódico, hemos decidido mantener sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Esperamos que se mantengan en los niveles actuales durante un período prolongado que superará con creces el horizonte de nuestras compras netas de activos. En relación con las medidas de política monetaria no convencionales, confirmamos que las compras netas de activos continuarán al ritmo actual de 60 mm de euros mensuales hasta el final de diciembre de 2017 o hasta una fecha posterior si fuera necesario y, en todo caso, hasta que el Consejo de Gobierno observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo de inflación. Las compras netas se llevan a cabo paralelamente a la reinversión del principal de los valores adquiridos en el marco del programa de compras de activos que vayan venciendo.

Como vemos, el mercado de uñas con Draghi, aunque ahí no se dice nada demasiado claro bajó con fuerza.

Y también en la cita posterior que fue otra reunión no operativa.

¿Seguiremos hoy con la racha? Pues ya veremos. No es fácil la predicción. O quizá sí. Ayer por la tarde la agencia Bloomberg dijo que según sus fuentes, era poco probable que en esta reunión el BCE abordara el rema de la reducción de la QE. Y creo que pueden tener razón. La fortaleza del euro, es un condicionante de primer orden. Una subida del calibre de la que lleva el euro recientemente tiene un efecto importante macro deflacionista. Se puede equiparar a una subida de tipos de interés. Con lo cual tomar medidas que puedan hacerle subir más, podría ser bastante contraproducente. Las fuentes de Bloomberg dentro del BCE suelen ser muy fiables. Estas fuentes dicen que incluso el BCE puede bajar las previsiones de inflación ligeramente.

Además hay otro factor. El BCE siempre ha sido sensible a los problemas geopolíticos. Ha sido cuidadoso con estas cosas, y con el asunto de Corea del Norte encima de la mesa, seguramente no querrá problemas.

Se sabe que los alemanes aprietan. Ayer sorprendió el presidente del Deutsche Bank pidiendo subidas de tipos. El Bundesbank ha hecho declaraciones agresivas. Personas del gobierno como Schauble también, pero seguramente esperarán al 26 de octubre.

Otra cuestión muy diferente, es que aunque no haga ni diga nada, el mercado se lo pueda tomar mal, como está pasando en cada ocasión que hay reunión y hemos visto en el gráfico anterior, simplemente porque psicológicamente se le tiene miedo a Draghi…