LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Vean la comparativa entre España e Italia. La fuerza comparada no se va de madre y se mantiene el soporte. La recuperación desde los mínimos de la semana es evidente en los dos, pero en la española es más que fuerte. Esperemos que terminemos la semana con una karakasa y tengamos un soporte de corto plazo.

espaita.gif

Los pedidos a fábrica en Estados Unidos en el mes de agosto tienen un repunte del 1,2%, por encima del 1% esperado y que da la vuelta al descenso de -3,3% del mes anterior.

Si quitamos los transportes, tenemos una mejora del 0,4%, un poquito más abajo que el 0,5% anterior.

El dato es muy positivo para la economía porque perddos a fábrica significa que hay tirada en la parte minorista, lo que habla de crecimiento económico. Buen dato para el mercado, buen dato para el dólar y malo para los bonos.

Y mucho cuidado, porque este comentario, que exactamente ha dicho que no siempre son la mejor solución a los problemas financieros, los entes estatales deberían situarse en una posición equilibrada, le acerca más a ser un candidato a la presidencia de la Reserva Federal.

Lo dicho, alguien cercano a Trump, con las mismas ideas, que puede dar alas al mercado a expensas de aumentar los riesgos de problemas en no demasiado tiempo.

Algo así ya nos tememos con el posible cambio de presidente de la Reserva Federal en el mes de febrero a una que no sea demasiado agresiva con la inflación, pero por si acaso, el presidente de la Reserva Federal de San Francisco ha dicho que la tendencia de la tasa de crecimiento económico anual ronda el 1,5%, así que hay que prepararse para que los tipos estén bajos, y los diferenciales más bajos, y esto lo ha avisado a un grupo bancario. Dice que la baja inflación parece que va ser temporal y eso propicia que haya más subidas de tipos de interés.

Considera que un resurgir del crecimiento económico repentino meramente podría alimentar burbujas o alta inflación.

Lo de los tipos bajos es porque avisa que estamos en un mundo de crecimiento económico moderado, así que los bancos deben crear planes para adaptarse a esos tipos.