LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Habrán observado que nos hemos colgado unos minutos sobre las 11h. Simplemente es que poco a poco están ustedes aumentando de número, y ya son tantos que nos han dejado pequeño el servidor, así que esa hora hemos tenido que aumentar su capacidad, y ahora ya soporta el tráfico intenso. 

Muchísimas gracias por confirmar en nuestra modesta web, hemos tenido que superar muchísimas dificultades, más de las que parecen, para poder ponernos en marcha de nuevo, pero si ustedes están ahí, ha merecido la pena el esfuerzo. 

Gracias. 

Se espera una apertura alcista en EEUU tras más datos macro que empujan al alza las perspectivas económicas y también noticias positivas sobre valores tecnológicos que ponen al Nasdaq en cabeza en el nocturno.

Nueva tanda de datos positivos en Estados Unidos que vuelve a azuzar a los inversores para buscar cotas más altas.

Primero, demos un vistazo a cómo quedó la sesión en el día de ayer, con más máximos históricos en prácticamente todas partes.

iws.gif

Recordemos que tenemos una marea de fondo de datos macroeconómicos positivos con los ISM tanto de manufacturas como de no manufacturas en niveles muy anteriores a la crisis, el período que va desde 2004 hasta 2005.

Pues bien, hoy hemos conocido que el paro semanal vuelve a bajar otra vez, se aleja de la zona crítica de los 300.000 y está ya en los 260.000. Esto es un dato muy positivo porque el daño de los huracanes pueden no ser tanto como se esperaba, por lo menos en el empleo. Cuanto más rápido descendamos en este dato, mayor será la vuelta a la normalidad.

También hemos conocido la balanza comercial del mes de agosto en donde el déficit se reduce por un poco menos de importaciones pero un incremento importante de las exportaciones, lo que ayuda también al dólar y también a la Reserva Federal a seguir manteniendo su perspectiva de una subida más de tipos de interés antes de 2018. Precisamente, hoy voces de la Reserva Federal dicen que sobre el papel está una subida más este año y tres el año que viene, pero en febrero la presidencia de la Reserva Federal cambia, y ya hemos discutido hoy la posibilidad de que entre una persona cercana a Donald Trump y para fortalecer la economía no suba tanto los tipos de interés, algo que también está ayudando a que haya nuevos máximos en los activos de riesgo.

Manteniéndonos en la órbita de los datos macroeconómicos, 30 minutos después de la apertura conoceremos los pedidos a fábrica, así que podemos tener algo de volatilidad en ese momento.

Tras la apertura, tendremos también más comentarios de personal de la Reserva Federal, así que es posible que se mantenga la mayoría a favor de una subida más de tipos de interés este año.

En valores concretos, más protagonismo por parte de las tecnológicas:

Amazon sigue siendo como el caballo de Atila, donde pisa no vuelve a crecer la hierba, ya que está preparando su propio servicio de entrega, lo que haría muchísimo daño tanto a FedEx como a UPS. Ojo al Dow Jones de transportes.

Microsoft tiene una recomendación de compra que sube desde mantener porque se piensa que su crecimiento de largo plazo se va a acelerar.

Apple también tiene buenas noticias porque su reloj inteligente tuvo problemas de conectividad nada más salir al mercado, pero ya aparece un parche que puede solucionar el problema, lo que ayudaría a acelerar las ventas.

Alphabet ha presentado nuevos productos de hardware, portátiles y móviles, que podrían darle impulso.

Luis Javier Diez.

La balanza comercial de Estados Unidos del mes de agosto nos dejó un déficit de -42.400 millones de dólares, 300 millones por debajo de lo esperado y además descendiendo desde los -43.600 del mes anterior.

Con respecto a las importaciones, reducen el descenso pasando de -0,2% a -0,1%. Las exportaciones se incrementaron fuertemente pasando de un descenso de -0,2% a tener un incremento del 0,4%. Recuerden los buenos datos del ISM de manufacturas.

El departamento de comercio dice que el impacto de los huracanes probablemente se note en los próximos informes.

El dato es positivo para la economía y para el mercado, negativo para los bonos y positivo para el dólar.

Ya saben que seguimos vigilando la cota psicológica de los 300.000 en un momento en donde los desastres naturales nos hicieron casi tocarla, pero no sobrepasarla. La gracia de momento es ver en cuánto tiempo volvemos otra vez a los niveles anteriores, porque significaría una revitalización de la zona y que, en términos de empleo, se recupera pronto.

Las peticiones de desempleo semanales quedan en 260.000, 5000 por debajo de lo esperado y descendiendo desde las 272.000 de la semana anterior.

La media de cuatro semanas baja de 277.750 a 268.250.

El total de perceptores sube de 1,936 millones a 1,938 millones.

Es un muy buen dato para la economía, malo para los bonos y bueno para el dólar. Debería ser positivo para el mercado porque avisa de que podemos recuperarnos pronto del golpe de los huracanes.

El futuro del Ibex se está recuperando al ver que las empresas cogen el toro por los cuernos y mueven ficha para proteger el negocio, depositantes y accionistas. Ver que ya está en marcha las tomas de decisión sobre el traslado de la sede social de Sabadell y Caixabank ha calmado los nervios. El sector bacario del Ibex rebota pero ojo, todavía hay tensión para rato así que ojo cuando toquemos la media de 200 sesiones con nocturno por si hace de resistencia.

ieu.gif

Por lo que respecta a la comunicación, los miembros coinciden ampliamente con las sugerencias formuladas por el Sr. Praet en su introducción. Era importante subrayar que el fuerte impulso de la economía de la zona del euro respaldaba la confianza en que la inflación alcanzaría gradualmente niveles acordes con el objetivo a medio plazo del BCE. Al mismo tiempo, debía reconocerse que la dinámica de la inflación seguía siendo moderada y la paciencia todavía era necesaria para que la inflación convergiera de manera sostenible a niveles compatibles con la meta de inflación del Consejo de Gobierno. En este contexto, debe subrayarse que la reciente volatilidad del tipo de cambio del euro ha representado una fuente de incertidumbre, lo que ha requerido un seguimiento con respecto a sus posibles implicaciones para las perspectivas a medio plazo para la estabilidad de precios. Aunque debía recordarse que el tipo de cambio no era un objetivo político para el BCE, era muy importante para la evolución del crecimiento y la inflación en la zona del euro.

Hubo amplio consenso en destacar, como en ocasiones anteriores, la necesidad de que la política monetaria permanezca persistente y paciente. Todavía era necesario un grado sustancial de ajuste monetario para que las presiones inflacionarias se acumularan. Para la presente reunión, esto implicaba confirmar que se mantendrían todos los elementos de la orientación futura del Consejo de Administración, incluida la secuenciación implícita de los instrumentos de política incorporados en la orientación a seguir, y reiterando que el Consejo de Administración estaba dispuesto a aumentar el tamaño y / sus compras de activos, si es necesario.

En lo que respecta al futuro, el Consejo de Administración ha aprovechado una comunicación clara y prospectiva, aunque se requiere cierta flexibilidad para preparar y calibrar adecuadamente el grado necesario de acomodación monetaria. Por lo tanto, era necesario reiterar que el Consejo de Gobierno decidiría en otoño la calibración de sus instrumentos de política más allá del final del año, teniendo en cuenta la trayectoria esperada de inflación y las condiciones financieras requeridas para un retorno sostenido de las tasas de inflación hacia niveles inferiores, pero cercanos al 2%. En este contexto, es necesario resaltar que cualquier reevaluación de la orientación de la política monetaria se basó en la evaluación del Consejo de Gobierno de las perspectivas a medio plazo para la estabilidad de precios.

Teniendo en cuenta la discusión precedente entre los miembros, el Consejo de Gobierno, a propuesta del Presidente, decidió que el tipo de interés de las operaciones principales de financiación y los tipos de interés de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito se mantendrían sin variación al 0,00% 0,25% y -0,40% respectivamente. El Consejo de Gobierno esperaba que los tipos de interés clave del BCE se mantuvieran en sus niveles actuales durante un período de tiempo prolongado y superaran el horizonte de adquisición de activos netos. Con respecto a las medidas de política monetaria no normalizadas, el Consejo de Gobierno confirmó que las compras de activos netos, al ritmo mensual actual de 60 000 millones de euros, debían ejecutarse hasta finales de diciembre de 2017 o, si fuera necesario, el Consejo de Gobernadores vio un ajuste sostenido en el camino de la inflación consistente con su objetivo de inflación. Las compras netas se realizarían junto con las reinversiones de los pagos de principal de los títulos vencidos en el programa de compra de activos. Si el panorama se volvía menos favorable o si las condiciones financieras se volvían incoherentes con los nuevos avances hacia un ajuste sostenido de la inflación, el Consejo de Gobierno estaba dispuesto a aumentar el programa en términos de tamaño y / o duración.

Posteriormente, los miembros del Consejo de Administración finalizaron la declaración introductoria que, como de costumbre, el Presidente y el Vicepresidente presentarán en la conferencia de prensa tras el final de la actual reunión del Consejo de Gobernadores.

El BCE si que debatió varios opciones en relación con la QE vía tamaño y extensión de las compras. Se habló de pequeñas rebajas y corta duración o más fuertes pero con más duración.  No obstante parece que el debate aún no está maduro. 

Praet advirtió que se fijarán muy de cerca en lo que estaba haciendo el euro. Otros decían que se estaba infravalorando el impacto de la subida del euro, y personalmente nos parece que efectivamente es así. 

La consultora Challenger, Gray & Christmas estima que el recorte de empleos corporativos en el mes de septiembre es de 32.300, casi sin variación desde los 33.800 del mes anterior.

Es un buen dato para el mercado, buen dato para el dólar y malo para los bonos.