LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Ratio bid to cover de demanda sobre oferta en el bono a 2024 queda en 3,2 veces demanda sobre oferta y en el bono 2024 en 2,5 veces. Como vemos alta demanda y nula afectación de la crisis política. 

Ayer conocimos las cifras de la reservas semanales de crudo en donde obtuvimos un descenso de -6.000.000 cuando se esperaba menos de 1 millón de rebaja. Con respecto a los destilados, otro descenso de -2,6 millones y con respecto a las gasolinas, una subida de 1,6 millones de barriles.

Tomando los datos en crudo, podemos ver que poco a poco se está restableciendo el funcionamiento normal de toda la producción, descenso de la reservas de crudo porque las refinerías vuelve a estar activas, lo compran, y empiezan a generar gasolina, lo que aumenta la reservas de este último.

Sin embargo, el precio no se está viendo especialmente favorecido, está subiendo ligeramente en el día de hoy 0,5%, mantenerse por encima de los 50,2 $, porque vuelve otra vez el miedo a un incremento de la producción a medio plazo.

Vamos por partes. Primero, veamos la situación de la reservas de crudo en donde podemos ver que seguimos por debajo de la franja alta de la media de los últimos cinco años, algo que realmente es positivo para el precio del crudo.

reserv.JPG

Con respecto a la producción de destilados, la producción de la refinerías, podemos observar el fortísimo parón que hemos tenido por los desastres naturales que obligaron a parar gran parte de toda la industria. Sin embargo, la última semana ya tenemos un cierto repunte, que coincide con el aumento de la reservas de gasolinas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estamos en un período del año en donde hay estacionalmente un descenso, la finalización de las vacaciones, donde se consume mucho combustible, y estamos en la bajada previa a comenzar el invierno, donde vuelve otra vez a aumentar la producción de las refinerías de cara al consumo de las calefacciones.

refin.JPG

Pero el problema más gordo lo tenemos aquí. Recuerden que esta semana hemos conocido que el recuento de las instalaciones de crudo en activo realizado por Baker Hughes ha tenido un repunte, cortando en seco el descenso previo que experimentamos en las semanas anteriores. Ese dato sentó muy mal al precio del crudo y los alejó de la zona de los máximos del mes, porque ya se veía un aumento de producción a medio plazo. Pues bien, fíjense el salto cuantitativo importante que hemos tenido esta semana la producción, casi alcanzando los máximos del año, lo que confirma que Estados Unidos sigue peleando por mantener el precio del crudo bajo y buscando compensar todo movimiento que hagan el resto de productores. Este empeño viene claramente para no perjudicar el capital disponible las familias y así poder seguir manteniendo la economía, pues si suben mucho los precios de las gasolinas, ya no habrá tanto dinero para gastar en otros productos.

prod.JPG

Se esperaba con mucho interés esta subasta dada la situación política actual, estos son los resultados. 

El Tesoro coloca 304 millones de euros en obligaciones a 2024 ligadas a inflación al marginal del -0,036% frente el +0,125% anterior. 

Coloca 3208 millones de euros en el bono a 2022, al tipo del +0,45%, este bono es nuevo, no hay referencia anterior. 

Coloca 1086 millones en obligaciones a 2029 cupón 6% al tipo marginal del +1,878% desde el +1,896%

Por lo tanto no ha afectado la situación política prácticamente nada, que se ha colocado con normalidad y a tipos normales. 

Como cada día, desde markettiming.es ofrecemos a los lectores de Serenity Markets nuestro cálculo del posicionamiento de la Mano Fuerte por sectores. 

Movimientos sectoriales de la mano fuerte

Volvemos hoy a la disección de los comportamientos de la mano fuerte sector a sector con las habituales tablas después de dos días de análisis pormenorizado de los gráficos sectoriales europeos y americanos.

 MF1 (39).png

Sigue destacando el buen momento de la mano fuerte en Europa, que ya empieza a notarse en los graficos de los índices generales y que, sin embargo, se notó mucho antes en los datos de los sectores. Otra razón más para este tipo de análisis. Son muchos más los sectores que tienen el saldo y el rastro de la mano fuerte en configuración alcista que los que la tienen bajista. Ganan por goleada.

Por la parte de arriba, destacar la escalada de Alimentación y Bebidas en las dos tablas y el tirón de Cuidados de la Salud en la tabla de rastro. Por lo demás, siguen arriba Servicios FinancierosBancosEnergíaQuímicas o Tecnología, cada una con sus peculiaridades y casi todas en solo una de las dos tablas.

En la parte de abajo, en cambio, unanimidad total. La mano fuerte no quiere ver a los sectores de TelecomunicacionesUtilities y Real Estate. Supongo que después de los gráficos que hemos visto en los últimos días, no sorprenderá a nadie esta unanimidad.

En el capítulo de discrepancias, que es el que mejor podemos aprovechar a priori, Químicas y Construcción tienen mucho mejor rastro que saldo. La apuesta es, por tanto, extensa en el sector y, posiblemente, está perdiendo fuelle. Pasan a observación.

Todo lo contrario ocurre con Comercio/RetailViajes y Ocio y Medios de Comunicación. Hay entrada de la mano fuerte pero por el momento concentrada en pocos valores. Puede ser momento de buscar oportunidades, especialmente entre los valores de Comercio/Retail.

MF2 (37).png

En Wall Street tenemos una gran diferencia entre la tabla de rastro, con casi todos los sectores claramente alcistas, y la de rastro, con un sector más en configuración negativa. Es lo lógico y lo que cabe esperar de una subida como la que llevamos. La mano fuerte va reduciendo su entrada y poco a poco regula incluso ir soltando papel. Pero no se nota a efectos del número de valores apoyados por el dinero inteligente. Cuando el rastro comience a caer es cuando debemos empezar a preocuparnos.

En las preferencias de la mano fuerte apenas si hay cambios. Cuidados de la Salud ya venía despuntando desde el viernes pasado y posiblemente la mayor novedad sea la subida de Viajes y Ocio en la tabla de saldo. No obstante, ambos sectores están abajo en la tabla de rastro lo que nos habla o de comienzo de una fase alcista o de que la apuesta es muy concentrada en unos pocos valores.

Por supuesto, ConstrucciónServicios Financieros y Bancos siguen por arriba en las dos tablas y Automóviles y Recambios recupera el pulso en cuando a saldo de la mano fuerte. Vuelve el dinero inteligente a entrar en el sector al calor de las buenas ventas de Ford.

Por la parte de abajo, también unanimidad y también en los mismos sectores. Nadie apuesta por TelecomunicacionesReal Estate o Utilities. Ya es significativo que haya unanimidad total en Europa y en Wall Street acerca de lo que no conviene. Bueno, pues seguro que más de uno pensará que es ahí donde hay que entrar ahora porque es donde hay oportunidades...

Y también parece que la mano fuerte está dejando de lado a las Aseguradoras. Ha caído en picado en la tabla de saldo aunque de momento se mantiene en las primeras posiciones en la de rastro. Lo ponemos en seguimiento.

El informe completo está disponible en este enlace. ¡¡Buen trading!!

Dada la preocupación que existe vamos a seguir profundizando en la relación entre los bancos y la grave situación actual en Cataluña.

Lo primero que creo necesario sería intentar determinar el sentimiento de peligro que realmente tienen las grandes manos fuertes sobre los bancos catalanes.

La mejor manera de ver esto no es la cotización que, desde luego, qué duda cabe es clave, pero hay otra forma más pura de mirarlo. Vía los Credit Default swaps. Es decir, los instrumentos derivados que usan las manos fuertes para cubrirse en una cartera de deuda del banco implicado. En este mercado no hay manos débiles, ninguna, y las manos fuertes tienen muchas regulaciones que les impiden especular más de la cuenta, quien está aquí se está cubriendo de verdad.

Son una especie de seguro, que cuando lo del Popular valía su peso en oro para quien lo tenía.

Veamos a Caixabank, para empezar, los datos están sacados de Thomson Reuters y son de elaboración propia tomados ayer al cierre.

s1.jpg

Vamos a interpretar este enredo de tabla.

En la primera columna en azul, tenemos el plazo, credit default swaps a 5 o a 10 años.

En la segunda que tipo de deuda cubre, o bien deuda senior, más segura y por tanto con la prima de riesgo más baja o bien deuda subordinada con la prima de riesgo más alta.

Lo demás son datos técnicos que nos los saltamos para no liar al lector que no esté acostumbrado a ver estos derivados y directamente nos vamos a la última columna. Ahí salen las posibilidades de default de cada tipo de deuda.

Es decir, las posibilidades de que no pague Caixabank su deuda senior a 5 años son del 6,623%. Su deuda subordinada a 10 años del 12,192%, la senior a 10 años del 15,662%, es lógico es más alta porque a mayor tiempo más riesgo y del 27,147% deuda subordinada a 10 años.

Veamos ahora el Sabadell.

s2.jpg

Como vemos no hay demasiada diferencia con las de Caixabank, están por el estilo.

Vamos a comparar ahora con un banco de fuera de Cataluña, por ejemplo el Santander: ´

s3.jpg

Como ven claramente más bajas, el mercado ve más peligro en Caixa y Sabadell que en Santander, aunque no algo exagerado, solo algo más. La diferencia es pequeña y nos da ya la primera pista seria, no hay un miedo excesivo.

Veamos BBVA:

s4.jpg

Las tiene algo más altas que el Santander, y mejores que los dos bancos catalanes, pero como ven la diferencia es estrecha, ahora mismo no hay claramente un miedo de la mano fuerte a Caixa y Sabadell.

Ahora tenemos que buscar bancos extranjeros, para ver si a los bancos españoles se les tiene más miedo que a los de fuera.

Veamos un banco que ha dado muchos sustos últimamente, aunque ahora está más tranquilo Deutsche Bank:

s5.jpg

Pues ya ven que anda muy a la zaga de los españoles.

Y ahora busquemos un banco extranjero sin líos alrededor, por ejemplo BNP

s6.jpg

Y aquí sí que tenemos la clave. Los bancos españoles están con primas más altas todos ellos, y dentro de ellos catalanes peor, que los bancos europeos sin problemas. No de una forma exagerada pero sí clara, de hecho BNP tiene la prima casi a la mitad en muchas líneas.

Pero aunque esto no es un hecho, y toda la banca española, ya sea catalana o no, tiene castigo, no son cifras demasiado altas, no es miedo para nada. ¿Y qué es miedo en este tipo de cosas?

s7.jpg

Ese es el gráfico del credit default swap a 5 años de deuda subordinada del Santander, como ven está lejísimos del miedo, lejísimos. Ahí sale la cotización no las posibilidades de default, pero nos vale exactamente igual.

Y veamos ahora la Caixa por ejemplo

s8.jpg

Ya ven que también anda muy lejos, no hay miedo de las manos fuertes, de momento no, a pesar de los ríos de tinta que están corriendo. Hay sobreprecio en las primas de los seguros pero muy moderado.

Y en este gráfico de los CDs del Popular de deuda senior a 5 se ve claro lo que es miedo de verdad en este mercado

s9.jpg

Ya ven cómo se dispararon las primas antes del desastre que ya de por sí eran muy altas, y daban muchas más posibilidades de default que ahora, y ahora donde están ya tras la venta al Santander por 1 euro.

Más o menos esas cotizaciones daban a la deuda senior a 5 años que ahora tiene como los demás bancos una posibilidad de default del 7%, pues llegaron a dar casi el 35% de posibilidades y cuando el mercado ya no se fiaba nada del Popular se movían en el entorno de veintitantos por ciento, eso es miedo del mercado a un banco moverse en ese tipo de tasas, y como vemos ahora estamos muy lejos del miedo. Las manos fuertes no lo tienen. Evidentemente esto es a cierre de ayer. Si en los acontecimientos venideros viéramos que estos CDS se ponen peligrosos por supuesto avisaremos. Todo puede cambiar rápidamente dada la muy grave inestabilidad política que hay ahora mismo.

Espero que además de para centrar la situación este artículo haya servido para que conozcamos este derivado que es muy muy usado en el análisis de las manos fuertes.

Si vemos uno de los bancos catalanes, Caixabank, por ejemplo a nivel de recomendaciones de bancos, ya muy poco fiable, vemos lo siguiente,

s10.jpg

Fuente: Confección propia/Reuters

Ahí se puede ver la evolución de las recomendaciones desde septiembre de 2015 a la fecha. Ahora mismo hay 2 recomendaciones de fuerte compra, 11 de compra, 11 de mantener, 3 de fuerte de venta y 2 de fuerte venta. Como vemos las recomendaciones no se mueven desde hace tiempo, y son muy poco efectivas respecto a cómo se mueve el valor.

El gran problema puede venir si otros bancos o grandes instituciones empezaran a desconfiar de los bancos catalanes por ejemplo y a retirarle partidas importantes. Anteayer el diario Expansion publicaba un interesante artículo donde se veía que los que habían retirado dinero y acelerado la crisis de liquidez eran en realidad muy pocas manos fuertes. Hablaba de no llegaba a 40 manos fuertes contando instituciones estatales.

Estas son las manos peligrosas.

Ayer ya se vio a un bróker, ibroker, cambiando los saldos de sus clientes fuera del Sabadell por ejemplo. No es un bróker de tamaño grande, pero si viéramos en días sucesivos que instituciones más grandes hacen cosas parecidas entonces sí que hay que andarse con mucho ojo, ese sí sería un síntoma inquietante.

Si no hubiéramos vivido todo lo que hemos vivido desde el 2008, podríamos decir, es imposible que caiga ningún banco de este tipo, pero desgraciadamente ya saben, en el mercado nunca se debe decir nunca jamás. El consejo calma, pero calma sensata vigilando la situación y las cosas, porque la crisis política es la más grave en nuestro país desde hace muchas décadas, y los bancos en concreto son muy sensibles a las crisis políticas, en otros sectores este efecto se diluye mucho más.

Y además hay que añadir una última posibilidad que ya hemos visto en muchos bancos europeos. Que se empezara a vender agresivamente por la razón que sea, con fundamento o sin él, y la bajada de cotización fuera tan grave que destrozara a la compañía por dentro. Hemos visto a muchos bancos, de menor calado eso sí, a los que su propia cotización en violenta bajada y con grandes posiciones cortas han llevado a espirales muy difíciles. Incluso la prohibición posterior de cortos, no funcionó.

Todavía recordamos aquellos momentos después de la crisis en donde se empezó a realizar el programa cuantitativo en Estados Unidos, cosa que iba a exportar inflación al resto de países, sobre todo los emergentes, mientras obligaba a los inversores a buscar activos de riesgo para poder compensar la ausencia de rentabilidad. Las críticas mundiales fueron enormes y coincidió con aquel mandato de Obama de multiplicar por cinco las exportaciones norteamericanas. Todo el mundo sabe que una manera de exportar mejor, es hacer que tu moneda sea más barata, por lo que la coincidencia de eventos daba un carácter ciertamente sospechoso a todo el movimiento. Y con todo esto, la Reserva Federal no paraba de decir que su deseo era la de tener un dólar fuerte.

Pues bien, fíjense la evolución del par eurodólar desde 2008… Como se puede observar, el dólar ha ganado fuerza en todo este movimiento pero hay que tener en cuenta que la economía norteamericana es mucho más dinámica que la europea, por lo que la recuperación de Estados Unidos jugó a favor de tener una demanda potente, lo que restaba flujo de capitales hacia nuestra economía.

eurusd.gif

La cuestión es que estamos hablando de casi 10 años de evolución, y aunque en un gráfico se vea todo muy resumido, los distintos zigzags que se puede ver en el gráfico levantaron todo tipo de suspicacias por tener movimientos que hacían ver que era la zona euro la que estaba aguantando la mejoría norteamericana precisamente al permitir que el dólar se devaluara en tramos muy largos.

Durante todos estos años se avisó en su momento de que había una guerra de divisas encima de la mesa en donde uno de los participantes era China, pues todos los países que tienen superávit, porque son netamente exportadores, intentan tener bajo control la cotización de su moneda para no perjudicar su economía, así que el movimiento de la Reserva Federal fue contestado por otros países.

La misma tensión con los tipos de cambio parece que va a estar otra vez encima de la mesa desde bien pronto en 2018. La cuestión es que este mes el BCE debe empezar ya a decantarse por algún tipo de movimiento y además también la Reserva Federal quiere comenzar a deshacer su hoja de balance. Un movimiento así por parte de la Reserva Federal debería ser positivo para el dólar, porque haría subir los tipos de interés en algunos activos de deuda en el mercado secundario, pero es que el comienzo, o parada, de las medidas extraordinarias por parte del BCE, debería tener el mismo efecto para el euro. Aunque parece que nos podemos quedar en un empate técnico, dependiendo de la cuantía y el momento de inicio de esas acciones, pueden crear un desfase entre ambas plazas que genere movimiento hacia uno o hacia el otro lado. Hasta aquí parece sencillo, pues simplemente hay que anotar en el calendario quién empieza antes, y vigilar los datos macroeconómicos.

La guerra de divisas puede comenzar a partir de febrero porque es cuando termina el mandato la presidenta actual de la Reserva Federal y podría entrar una persona muy cercana a Donald Trump, que se ha quejado muchas veces de la política de la FED y además acusa a otras monedas y áreas económicas de manipular su divisa a la baja para perjudicar a Estados Unidos. Esto abre la puerta a un presidente que esté menos preocupado por la inflación, lo que podría traer consigo una ralentización de las subidas de tipos de interés. Esto podría representar debilidad del dólar y más fortaleza para el euro. Si la moneda única se revaloriza, mucho cuidado con las rentabilidades en el mercado secundario porque podría haber daño para nuestra economía, ya que las exportadoras saldrían perdiendo y el encarecimiento de la deuda desequilibrar algunas cuentas nacionales. La situación se complicaría para el BCE porque cuanto más alto es del tipo de cambio para el euro, más difícil tiene deshacer sus medidas cuantitativas, porque darían más cuerda al alza al tipo de cambio, cayendo en una espiral de daño bastante importante.

Veamos ahora la situación de la hoja de balance tanto de la Reserva Federal como del BCE. Como se puede ver, el programa cuantitativo en Europa comenzó cuando se cerró el de Estados Unidos y coincide en fecha con el descenso del par de divisas a comienzos de 2014. Por lo tanto, tenemos aquí uno de los factores que va a mover de forma importante el par de divisas, quién será el primero en dar el paso y en qué cuantía.


source: tradingeconomics.com

Ahora, si comparamos los tipos de interés en ambas áreas económicas, podemos ver que justo cuando el BCE ha llegado a mínimos, la Reserva Federal ha empezado a subirlos, pero si volvemos a observar el gráfico del par de divisas, en 2016 no hemos tenido un aumento de la cotización del dólar, sino más bien todo lo contrario. Esto está metiendo muchas dudas a muchos participantes del mercado, y les hace pensar que, si subiendo los tipos de interés el dólar se debilita, ¿qué puede pasar si la Reserva Federal deja de preocuparse por la inflación y no sube los tipos de interés tan rápido como hasta ahora?


source: tradingeconomics.com

Por lo tanto, todavía estamos con mucho tiempo por delante, pero en el gráfico del par de divisas no debemos dejar de vigilar la directriz bajista que viene desde los máximos de 2008, porque quizá la visitemos o tenga mucho que decir en febrero de 2018.

Según algunas crónicas internacionales, el Ibex mejora, porque los operadores extranjeros andan más tranquilos al ver que en las declaraciones de ayer Puigdemont no citó expresamente la declaración de Independencia. 

Posiblemente, no sea por eso, sino por la alta volatilidad que tiene el índice y sus valores clave en el proceso actual. 

El 10.000 es un nivel donde puede pasar días dando vueltas, tiene un poder magnético muy alto por su significado psicológico