LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

LONDRES, 16 de agosto (Reuters) - El rendimiento de la deuda pública de la zona euro se mantuvo en mínimos históricos el viernes, lo que refleja las mayores expectativas de que el Banco Central Europeo se relaje pronto y la preocupación por los riesgos de recesión mundial.

El rendimiento de los bonos a diez años en Alemania e Italia estaba a punto de registrar sus mayores caídas semanales desde mediados de 2018, mientras que el rendimiento a diez años de España, 23 puntos básicos menos esta semana, está en camino de alcanzar su mayor caída semanal desde 2016.

El jueves, el responsable de la política monetaria del BCE, Olli Rehn, señaló la necesidad de un paquete de medidas de relajación significativo en septiembre, enviando las rentabilidades a través del bloque a nuevos mínimos.

Junto con la creciente preocupación por los riesgos de la recesión mundial, alimentada después de que la curva de rendimiento de los bonos estadounidenses del miércoles se invirtiera por primera vez en 12 años, esto ha significado otra semana estelar para los mercados de bonos mundiales, donde los precios se han disparado, lo que ha empujado a la baja los rendimientos.

"La preocupación y los factores subyacentes, como la recesión y la expectativa de una respuesta política agresiva, alimentada por los comentarios de Rehn de ayer, han dado al mercado de bonos otro impulso a niveles ya elevados", dijo el estratega de tipos de interés de Commerzbank, Rainer Guntermann.

Al principio de la sesión, el rendimiento de la mayoría de los bonos a 10 años de la zona del euro se mantuvo plano y algo por debajo en el día.

La rentabilidad de los bonos a 10 años de Alemania se mantuvo cerca de un mínimo histórico el jueves, en -0,714%, y esta semana ha bajado en torno a 12 puntos básicos.

En Italia, la especulación de que el BCE recortará los tipos de interés y dará a conocer otras medidas de alivio en su reunión de septiembre ha ayudado al mercado de bonos a recuperarse de las fuertes ventas de hace una semana, después de que la perspectiva de una elección rápida volviera a centrar la atención.

Los rendimientos italianos a 10 años han bajado casi 45 puntos básicos esta semana y fueron un poco más altos el viernes, alrededor del 1,36%, manteniéndose cerca de sus niveles más bajos en casi tres años.

Los analistas también observaron un fuerte endurecimiento de la brecha entre los diferenciales de los swaps y el rendimiento de los bonos alemanes esta semana, lo que indica que los mercados estaban reduciendo la prima de escasez vinculada a la tenencia de bonos alemanes y al posicionamiento para el estímulo fiscal en la zona del euro.

Y aunque muchos esperaban que el rendimiento de los bonos se mantuviera en niveles ultra-bajos, algunos creían que la preocupación del mercado por los riesgos de recesión -reflejada en la inversión de la curva de rendimiento a 2-10 años de los Estados Unidos esta semana- había sido excesiva.

"No vemos una recesión inminente a pesar de que la curva de rendimiento de Estados Unidos se ha invertido", dijo Fahad Kamal, estratega jefe de mercado de Kleinwort Hambros. "Los bonos siguen siendo terriblemente caros."

(Reportaje de Dhara Ranasinghe Edición de David Holmes) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Los operadores dicen que es por la subida de los futuros americanos en el Globex y por fin se sabe ya a que se debe la subida. 

En realidad han sido los operadores chinos quienes han subido los futuros comprando, tras las noticias de esta noche de que el gobierno chino iba a lanzar un plan de estímulo de la economía y del consumo bastante importante. 

Estas noticias empujan especialmente al alza al sector de semiconductores europeo. 

Los buenos resultados de Nvidia también influyen. 

E igualmente el buen ambiente creado por Rehn ayer al decir que el BCE preparar un importante paquete de estímulos.