LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

TOKIO, 16 de agosto (Reuters) - El dólar se aferró a las ganancias el viernes después de que un aumento en las ventas al por menor de los EE.UU. aliviara las preocupaciones acerca de la economía más importante del mundo, pero los operadores advirtieron que se interpretarán con prudencia los datos, dados los riesgos crecientes que existen para las perspectivas.

La divisa americana avanzó con fuerza contra el yen japonés y el franco suizo, mientras que el temor por la recesión y las protestas en Hong Kong afectaron a los mercados financieros.

Durante la jornada asiática, el dólar logró avanzar y el yen cayó, mientras que el mercado de valores nipón perdió terreno, y el rendimiento del Tesoro de los Estados Unidos avanzó levemente. Sin embargo, el movimiento se desvaneció rápidamente, reflejando en parte la escasa profundidad de los movimientos debidos a las vacaciones de verano.

Frente a una cesta de seis monedas principales, el índice del dólar subió a 98,218. Desde que el 9 de agosto alcanzó su nivel más bajo en tres semanas, el índice del dólar se ha recuperado, subiendo alrededor del 1%.

Los datos que muestran que los consumidores estadounidenses continuaron derrochando dinero en julio fueron un alivio para los inversores después de que el mercado de bonos de EE.UU. hiciera sonar las alarmas de una recesión.

Sin embargo, es poco probable que la frágil calma en los mercados dure, dijeron los operadores.

La inversión de esta semana en la curva de rendimientos del Tesoro de Estados Unidos, que históricamente ha precedido a varias recesiones anteriores, ha alimentado nuevas preocupaciones sobre el impacto económico de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

El jueves, China prometió contrarrestar los últimos aranceles estadounidenses sobre 300.000 millones de dólares de productos chinos, pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que cualquier pacto tendría que ser en los términos de Estados Unidos, lo que sugiere que la resolución de la guerra comercial sigue siendo difícil de alcanzar.

Trump, que busca la reelección en 2020 y que ha hecho de la economía y su dura postura con respecto a China una parte clave de su campaña para la Casa Blanca, dijo que cualquier acuerdo debe cumplir con las demandas de Estados Unidos.

También se esperan más protestas en Hong Kong durante el fin de semana, lo que podría convertirse en un nuevo foco geopolítico y complicar aún más la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Diez semanas de enfrentamientos entre la policía y los manifestantes a favor de la democracia, enfurecidos por la percepción de una erosión de las libertades, han sumido al centro financiero asiático en su peor crisis desde que se sometiera al dominio chino desde Gran Bretaña en 1997.

"El punto más importante es que hay más señales de una desaceleración económica global", dijo Tsutomu Soma, gerente general de soluciones empresariales de renta fija de SBI Securities en Tokio.

"Las tasas continuarán bajando, y los inversores se retirarán del riesgo, lo que significa que el dinero dejará los mercados emergentes y se irá al Tesoro, al franco suizo, al oro y al yen".

Durante la jornada del jueves, el dólar no registró variaciones significativas en la zona de los 106.18 contra el yen japonés, luego de avanzar 0.2%.

Durante la semana, el dólar avanzó 0.5% contra el yen japonés, su mayor ganancia desde el 26 de julio.

Por su parte el dólar avanzó 0.3% para situarse en los 0.9787 francos suizos, mientras que el avance semanal fue de 0.6%.

La libra esterlina estuvo ligeramente por encima de su nivel de ganancia semanal desde mediados de julio, ya que los datos positivos sobre las ventas al por menor y los precios al consumidor mostraron que la economía británica está en mejor forma de lo que algunos inversores habían temido.

La libra cotizó a 1,2088$, cerca de un máximo en una semana de 1,2150$.

Sin embargo, los bajistas en la libra no cierran posiciones, dado el riesgo de que el Primer Ministro Boris Johnson saque a Gran Bretaña de la Unión Europea sin acuerdos comerciales transitorios, lo que podría causar turbulencias económicas a corto plazo. (Reportado por Stanley White Editado por Shri Navaratnam) traducido por www.serenitymarkets.com

 

16 de agosto (Reuters) - Los precios del oro cayeron el viernes, pero se dirigieron a una tercera ganancia semanal consecutiva, ya que los temores sobre la desaceleración económica mundial y la falta de claridad sobre la guerra comercial entre EE.UU. y China impulsaron el atractivo del metal como refugio seguro.

El oro al contado cayó 0.3% para situarse en los $1,518.60 la onza a las 0537 GMT, pero en lo que va de la semana ha subido casi 1.5% después de haber subido en las últimas dos semanas.

Los futuros sobre el oro en Estados Unidos cayeron 0.1% a $1,529.10 la onza.

"El oro se está consolidando aquí. La consideración importante es que ninguno de los vientos en contra ha desaparecido; los aranceles se retrasaron un poco, pero la guerra comercial subyacente continúa y los rendimientos más bajos apoyan al oro", dijo Ilya Spivak, estratega principal de divisas de DailyFx.

"Los mercados esperan con impaciencia el simposio de Jackson Hole. En el contexto de las recientes ganancias que podrían darnos algún retroceso correctivo, ya que la gente reduce la exposición al riesgo antes de los eventos".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que creía que China quería hacer un acuerdo comercial y que la disputa sería bastante corta.

Esto se produjo después de que Pekín se comprometiera a contrarrestar los últimos aranceles sobre 300.000 millones de dólares de productos chinos, pero pidió a Estados Unidos que los cumpliera a mitad de camino en un posible acuerdo comercial.

Con la saga comercial que no va a ninguna parte, los inversores se han protegido contra una desaceleración global comprando activos seguros como el oro, el yen japonés y los bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

A principios de esta semana, los rendimientos del Tesoro a 10 años cayeron por debajo del rendimiento a 2 años por primera vez en 12 años. La inversión de curvas es ampliamente considerada como una advertencia de que la economía se dirige hacia la recesión.

El oro ha subido un 7,4%, o más de 100 dólares, desde principios de mes, en medio de las crecientes tensiones comerciales y una gran cantidad de datos económicos decepcionantes a nivel mundial.

"El metal amarillo sigue beneficiándose de las entradas de refugio, lo que debería asegurar que cualquier retroceso sea limitado antes del fin de semana", dijo Jeffrey Halley, analista de OANDA, en una nota.

Los inversores se centrarán en el simposio anual de la Reserva Federal la próxima semana. Los operadores ven una posibilidad entre tres de que la Reserva Federal reduzca la tasa de interés en 50 puntos básicos en septiembre.

Mientras tanto, el índice del dólar subió el viernes y estaba en curso para una ganancia semanal.

Desde el punto de vista técnico, el oro al contado podría caer en un rango de entre 1.483 y 1.503 dólares por onza, como sugiere su patrón de olas y un análisis de retroceso, dijo el analista técnico de Reuters, Wang Tao.

Por otra parte, la plata cayó 0.4% a $17.20 la onza, pero estaba en camino por segunda vez consecutiva de ganar semanalmente.

El platino cayó 0.3% a $836.04 la onza, mientras que el paladio subió 0.2% a $1,448.01 la onza.

(Reportaje de Harshith Aranya y Brijesh Patel en Bengaluru; edición de Richard Pullin) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Se espera una apertura moderadamente alcista en Europa. 

1- El motivo principal es la subida de los futuros americanos en el Globex, aunque no está muy claro por qué suben. Se iniciaron las ganancias a partir de las 3 de la mañana, es el horario típico de cuando quien mueve este mercado son los chinos. Hay quien dice que es por unas declaraciones de Trump según las cuales la guerra comercial será corta y habrá acuerdo pero no está muy claro del todo. 

2- Ayer la sesión en Wall Street terminó bien para los sustos que hubo en el día y eso también ayuda. El dato de ventas al por menor mucho mejor de lo esperado al final fue decisivo, pues tranquilizó los ánimos en los temores a la recesión, ya que en este país el gasto del consumidor es el 70% del PIB. 

3- Hacia media tarde, ya con Europa cerrada hubo un movimiento muy violento de compra de bonos que luego se revirtió. Al parecer vino por la noticia que dieron algunos medios y que a estas horas no se sabe si era falsa o no, de que Powell prohibía a partir de ahora a los miembros de la FED que volvieran a hablar. 

Unos decían que era para plantar cara a Trump, pero otros empezaron a decir que era porque preparaban una bajada de tipos antes de la reunión de septiembre de hay que se dispararan los bonos al alza, aunque las bolsas bajaron, no se asustaron demasiado. Asunto interesante a seguir en cualquier caso. 

4- Como asunto a seguir el comentario de Rehn del BCE de ayer, según el cual están preparando un importante paquete de medidas para la reunión de septiembre que puede sorprender al mercado. Esto es un buen aliciente alcista para las bolsas europeas. 

5- Hoy hay vencimiento de opciones del eurostoxx a las 12h y a las 13h05 del Dax, lo cual puede dar pie a manipulaciones extrañas. 

6- Nvidia dio resultados tras el cierre con subidas del 6% en el mercado fuera de horas. 

7- El Nikkei cierra casi plano con ganancia de tan solo el 0,06%

8- Desde el punto de vista técnico en el Dax a vigilar el mínimo de ayer. Si lo pierde se puede ir a 11.000. Y por arriba el antiguo gran soporte ahora convertido en resistencia de los 11.540. 

9- No olvidemos, por último, que estamos a mediados de agosto, en las fechas que más operadores hay de vacaciones, con lo cual el volumen es bajo y el mercado se mueve más violento a la más mínima.