LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Hace pocos días escribí un artículo comentando que septiembre estacionalmente y siempre hablando de promedio pues luego año a año no siempre es así, es el peor mes para las bolsas. Mucho peor que cualquier otro.

Es el mes final de la pauta archiconocida de que de mayo a septiembre la bolsa lo hace peor que el resto del año. Es el mes final de vacaciones, lo cual conlleva mucha carga psicológica. Es el mes en que en EEUU hay enredos a menudo con los presupuestos del gobierno. El caso es que como estudiamos es un mal mes.

En este artículo muy interesante, encontramos más información sobre este mal mes. Lo pueden leer aquí:

THE BEST TIME TO SELL STOCKS IN SEPTEMBER

Stock markets fare better in the long term after a win streak when average returns are modest

http://www.schaeffersresearch.com/content/analysis/2017/09/06/the-best-time-to-sell-stocks-in-september

Voy a destacar varias cosas del artículo, la primera la confirmación de la mala pauta estacional que tiene septiembre, tabla de 50 años:

s1.jpg

Clarísimo, es el único mes con rentabilidad media negativa. Sólo el 44% de los meses de septiembre de los últimos 50 años han sido positivos.

Y aquí un gráfico de Reuters con más índices:

s2.jpg

Bien, ya sabemos que septiembre es un mes flojo, pero ¿dentro del mes cuál es el comportamiento de esta pauta negativa? Pues la tienen en este gráfico que aparece en el artículo reseñado:

s3.jpg

La línea azul es el promedio de un mes de septiembre de los últimos 50 años, la línea naranja de los últimos 20 y la negra de los últimos 10 años.

Aunque diferentes, todas coinciden en algo. El mejor momento del mes, donde incluso se acumulan subidas interesantes es a mediados de mes. Y el peor momento del mes sin discusión son los 10 últimos días, suele terminar el mes en mínimos. Interesante, al menos para mí que ya saben que me encantan las pautas estacionales.

Pero para que nadie se asuste en el artículo, aparece al final otra pauta interesante. Wall Street ha conseguido varios meses seguidos de ganancias. Y en la tabla que les paso a continuación se demuestra que cuando la tendencia es tan fuerte cuesta muchísimo girarla:

s4.jpg

Pues ya ven, el 80% de las veces desde 1950 en que S&P 500 subió 5 meses subió un sexto. No es nada fácil girar la tendencia, incluso tras cinco meses de subidas el retorno a un año daba 96% positivo. Como ven no hay que dejarse llevar por pensamientos apocalípticos cuando una bolsa acumula muchos meses subiendo por aquello de la “sobrecompra” el mercado puede estar más tiempo en tendencia que dinero podemos tener nosotros para empeñarnos en ponernos a la contra.

Así nos ahorraremos sustos y que nos afecte en la salud. Porque los sustos de la bolsa afectan a la salud y si no vean esta curiosidad.

Interesante este estudio que se ha publicado sobre los efectos en la salud de las caídas de Wall Street. Lo han determinado estudiando todas las admisiones en un Hospital de California durante cerca de 30 años, y comparando con momentos difíciles de mercado. Lo pueden encontrar aquí:
 
Worrying about the stock market:
Evidence from hospital admissions
 
http://rady.ucsd.edu/faculty/directory/engelberg/pub/portfolios/HEALTH.pdf
 
Creo que con este gráfico ya se puede hacer una idea, vean lo que pasó el día del crash de 1987:

s5.jpg

Indudables los malos influjos sobre la salud de los sustos del mercado…

Eso sí, en lo que sí nos tenemos que fijar, es si no operamos demasiado en no perdernos los mejores días del mercado, y si no vean esta tabla que aparecía en un interesante artículo de la revista Funds People:

Fuente: http://www.fundspeople.com/noticias/la-calma-vuelve-a-los-mercados-208985
 
Vean esta cita del artículo:
 
El inversor tiende a comprar arriba y vender abajo. Esto se conoce como ‘perseguir al mercado’ y los estudios demuestran que es una estrategia de inversión nefasta. Según explican desde Fidelity Worldwide Investmentexisten dos grandes sesgos cognitivos que se dejan sentir durante las fases de tensiones en los mercados y que obligan a los inversores a capitular y a vender en el momento equivocado por las razones equivocadas: seguir al rebaño y huir de las pérdidas. Durante los periodos de tensiones e incertidumbre, solemos recurrir al sistema de nuestro cerebro que es automático y emocional, en lugar de enfrentarnos a la mayor carga de procesamiento cognitivo que impone la parte de nuestro cerebro que es controladora y calculadora. “La necesidad imperiosa de hacer lo que hacen los demás es un sesgo especialmente fuerte en el comportamiento humano que ha contribuido al desarrollo social, pero no siempre ha ayudado a la hora de invertir”.
 
Recomiendo leer todo el artículo es muy interesante. 

En esta situación de mercado, es importante no caer en el sesgo psicológico  de confirmación.

Según la prensa siempre todo es idílico y cualquier cosa que pase se minimiza.  Vean este titular del Financial Times del 30 de junio de 1914…

El 31 de julio, un mes después de este titular, y otros parecidos que siguieron las bolsas de Europa cerraron por el estallido de la guerra, y mucha gente quedó cazada, algunos para siempre, otros durante mucho tiempo. Ya hemos hablado y debatido mucho sobre lo que afectan las guerras a las bolsas, en anteriores artículos y no vamos a entrar ahí. Pero sí, vamos a entrar en este momento complejo, en cómo nos informamos sobre el mercado para aplicar esta información en nuestras inversiones.

s1.jpg

El mercado actual es un mercado complejo. Que requiere de análisis fino. Hay que ser muy cuidadoso en no formarse una opinión dejándonos llevar por nuestros sesgos psicológicos. Lo ideal es informarse a fondo. Leer personas a favor y en contra y quedarse con lo bueno de cada opción. Pero no es eso lo que nuestra mente humana suele hacer. Más bien caemos en lo que se llama: el sesgo psicológico de la confirmación.

Vean la definición que hace del sesgo la Wikipedia:

El sesgo de confirmación o sesgo confirmatorio es la tendencia a favorecer, buscar, interpretar y recordar la información que confirma las propias creencias o hipótesis, dando desproporcionadamente menos consideración a posibles alternativas.1​ Es un tipo de sesgo cognitivo y un error sistemático del razonamiento inductivo. La gente muestra esta tendencia cuando reúne o recuerda información de manera selectiva, o cuando la interpreta sesgadamente. El efecto es más fuerte en publicaciones con contenido emocional y en creencias firmemente enraizadas. También tienden a interpretar que las pruebas ambiguas apoyan su postura existente. 

(…/…)

El sesgo de confirmación puede llevar a los inversores a sobreconfiarse, ignorando pruebas de que sus estrategias les harán perder dinero.480​ En estudios de mercados de valores políticos, los inversores lograron mayores beneficios cuando se resistieron al sesgo. Por ejemplo, los participantes que interpretaron la actuación de un candidato en un debate de manera neutral tenían más posibilidades de obtener beneficios.81​ Para combatir el efecto del sesgo confirmatorio, los inversores pueden tratar de adoptar el punto de vista contrario «por el propósito de discutir».82​ En una técnica, los inversores imaginan que pierden sus inversiones y se preguntan a sí mismos por qué podría ocurrir esto.4

Esta viñeta ilustra muy bien el asunto:

s2.jpg

Fuente: https://skepticalscience.com/americans-more-polarized-on-climate-change.html

Según Mikael Mangot, en su libro "50 petites experiences en psychologie" páginas de 17 y siguientes, comenta que este sesgo se da cuando las personas buscamos expresamente y de forma excluyente las informaciones que confirman nuestras opiniones evitando escrupulosamente cualquiera que sea diferente.
 
Por ejemplo, cuando compramos un coche tendemos a fijarnos mucho menos en los anuncios de modelos de coche que hagan la competencia al nuestro para no tener que cuestionarnos la decisión tomada. Ni les cuento en bolsa. Tendemos a rebuscar a fondo hasta que encontremos opiniones que coincidan con la nuestra, evitando a toda costa las que piense en la posición contraria. 
 
En general es una tendencia humana el evitar los momentos de duda.
 
Una buena muestra de cómo a poco con esta forma de proceder nuestra mente humana llega a desvirtuar la realidad y nos lleva a tomar decisiones de inversión equivocadas, es la que cuenta Mangot en su libro a continuación.
 
Goetzmann y Peles en 1997 demostraron como dos grupos diferentes de inversores tendían siempre a sobrevalorar la rentabilidad absoluta de los fondos en los que invertían y también la rentabilidad relativa comparada con el mercado.
 
El primer grupo lo formaron con arquitectos, y el segundo con miembros de la AAII, es decir de la asociación americana de inversores individuales, que evidentemente de media están mucho mejor informados de temas financieros que otros particulares (lo cual no quita para que les usen como sentimiento contrario).
 
Pues bien:
 
1- Los arquitectos sobreponderaron en su mente, es decir en su imaginación,  un 6,22 % de media la rentabilidad que obtenían sus fondos. Ya ven que la cifra es muy elevada. Mientras tanto la rentabilidad relativa del fondo respecto al mercado estaba sobrevalorada en el 4,62%.
 
2- Los miembros de la AAII, más expertos, sobrevaloraban las rentabilidades de sus fondos en el 3,4 % y la rentabilidad en el 5,11 %.
 
Cuanto más experta era la persona, como eran los miembros de la AAII, se producía otro fenómeno curioso. Mientras que los arquitectos eran optimistas impenitentes respecto a sus fondos, como ya hemos visto a base de crearse una imagen falsa por el sesgo de confirmación, los miembros de AAII además de eso, minusvaloraban de forma significativa lo que ganaba el mercado.
 
Como vemos nadie se libra del sesgo de confirmación. Por naturaleza humana nos puede costar mucho cambiar de opinión evitando los argumentos que podrían ser razonables que podrían ir contra nuestra opinión. En estos momentos de mercado los empecinamientos pueden resultar fatales. Por eso intentemos ir con mente abierta, e intentando recalibrar nuestra opinión según las circunstancias. Personalmente he sufrido y mucho de este sesgo, y no sólo en bolsa sino en cosas de la vida, como eso de los coches que contaba antes. Es algo innato a nuestra naturaleza humana, y debemos ser conscientes de ello.

Aquí tienen un ejemplo de lo importante que es no dejar funcionar al sesgo de confirmación, que se retroalimenta, de unos a otros, y tener espíritu crítico incluso con uno mismo:

Opinion: Easy way to get rich: Buy the most hated stocks
 
http://www.marketwatch.com/story/easy-way-to-get-rich-buy-the-most-hated-stocks-2015-01-15?page=2 
 
Las cifras son muy interesantes.
 
Resulta que si uno hubiera invertido en un fondo normal de los que replican al S&P 500, 100.000 dólares en 2008, ahora tendría 170.000 dólares (el artículo está escrito en 2015). No está nada mal. 
 
Si este mismo inversor hipotético hubiera invertido los 100.000 dólares en los 10 valores más recomendados por los analistas  y a 31 de diciembre los vende, para el 2 de enero volver a comprar los más recomendados en ese momento, habría ganado 180.000. Bueno algo se gana, pero poco, estas recomendaciones tienen un valor añadido muy reducido.
 
Pero ahora viene lo bueno.
 
Si ese inversor, hubiera hecho todo lo contrario, es decir desde 2008, cada 2 de enero comprar los 10 valores con peores recomendaciones por parte de los analistas, cierra el 31 de diciembre, y vuelve a abrir el 2 de enero con los valores peor recomendados del año anterior, en lugar de los 170.000 dólares del buy and hold como hemos dicho antes, habría ganado ¡¡270.000!! Dólares… ¡Un 59% más!
 
En fin cada uno que saque sus propias conclusiones…

La semana pasada hablábamos de la mala estacionalidad del mes de septiembre en las bolsas.

Hoy volveremos a ver algunos datos más y vamos a fijarnos en otra curiosidad: La estacionalidad bursátil por días de la semana. ¡La hay! Y está bastante anclada en la psicología humana que al final es la que mueve las bolsas.

Antes de seguir, ahora mismo en el horizonte sólo se ven dos cosas que pudieran ayudar a que Europa pueda subir. Porque no olvidemos que no hemos parado de bajar mientras Wall Street, bajaba, imaginen como a ellos les dé por corregir.

  • Que se llegue a un acuerdo entre Canadá y EEUU en el marco de la negociación del tratado de libre comercio de América del Norte. Podría tener efecto temporal pero podría darnos alivio.
  • Que Trump hiciera algún gesto en las eternas negociaciones con la UE y/o con China, que no parece fácil.
  • Sería muy negativo que empezara a meterse ahora con Japón como ya amenazó el viernes.
  • También sería muy negativo que Italia empezara a tontear otra vez con los incumplimientos del déficit. Es de suponer que los políticos italianos conocerán este gráfico.

s1.jpg

Pueden soñar con todas las utopías que se quieran pero ahí está esa deuda de 492.000 millones. Por cierto la de España es muy similar, y la contrapartida en ambos casos es Alemania.

Volvamos a la estacionalidad como hemos comentado antes.

Muchas veces me preguntan si creo que hay un día de la semana peor para el mercado. Y lo tengo muy claro, ya me lo habrán oído decir muchas veces. El viernes.

Si miro hacia atrás en mis diarios de trading, que los más antiguos datan de 1985, el viernes es muy mal día. Muchos de los palos más grandes que me he llevado han sido en viernes.

Esta misma historia se la he oído comentar a muchos otros traders. ¿Leyenda urbana? Pues no, y lo vamos a ver de forma científica. Estos datos están tomados de un trabajo que publica la web especialista en pautas estacionales Seasonax. Vean desde el año 2000 hasta la fecha el S&P 500 por días de la semana.

s2.jpg

¿Qué les parece? Confirmado. No es una leyenda urbana. Los lunes es un día flojo, seguramente porque tenemos la pájara del fin de semana y pocas ganas de líos. De martes a jueves es cuando la bolsa tira, y el viernes es el peor día con muchísima diferencia.

Vean este otro gráfico:

s3.jpg

Pues ya ven, una persona que operase solo los viernes habría perdido un dineral. Una persona que operase solo los martes habría ganado más que el S&P 500 y lo que es más importante con infinitamente menos drawdown. Recuerden que la mente humana es la que está puesta encima de estos gráficos.

Los viernes posiblemente sean el peor día por varios factores. El primero psicológico, la gente tiene la cabeza ya puesta en el fin de semana y no quiere líos. Otros no quieren meterse por si pasa algo durante el fin de semana. Últimamente pasaron muchas cosas. Tampoco desdeñemos dos factores no psicológicos, más bien técnicos que para mí influyen muchísimo.

1.- Un viernes de cada mes, o es vencimiento mensual de opciones, o es cuádruple hora bruja. Y ya saben lo difícil que es el mercado cuando estos vencimientos entran en juego, nos volvemos locos y pasan muchas cosas raras.

2.- Un viernes de cada mes como hoy, tenemos dato de empleo que es un día que tiene muchísima volatilidad y aprovechado por las manos fuertes para todo tipo de manejos.

Por todo esto, creo que el viernes se comporta de esta manera tan curiosa.

Pero volvamos a los lunes. Como decíamos antes, el mal desempeño de este día esté anclado en la psicología humana, cuando volvemos del descanso del fin de semana nos cuesta arrancar. Puede que haya personas que no, pero a muchas sí. A mí me pasa, y por eso procuro siempre no ponerme citas importantes los lunes. Los martes ya me noto más rodado para afrontar el trabajo. Pues bien, este mismo fenómeno pero aplicado a meses, se da en septiembre. Ya vimos la semana pasada bastantes datos, hoy vamos a ver alguno más.

La estacionalidad de septiembre, es muy mala. Tanto, que es con diferencia el peor mes del año. La gente piensa que es octubre por aquello de los crash, pero no es así. El peor mes del año es septiembre, por lo mismo que los lunes son flojos. Es el mes de la vuelta masiva de las vacaciones. La gente anda despistada, las carteras por rehacer, cuesta, cuesta arrancar. Vamos a verlo con cifras.

Los datos son de la firma Bespoke y están calculados los retornos que habríamos tenido por 100$ invertidos en el S&P 500 invirtiendo solo en cada mes del año en los últimos 50 años hasta la fecha.

s4.jpg

La línea roja gruesa es septiembre. Como ven es el peor mes del año con mucha diferencia. Habríamos perdido dinero. En 50 años invirtiendo solo en septiembre 100$ se convierten en 71. Queda demostrada la mala estacionalidad de septiembre.  Pero es cuestión de ver el vaso medio lleno, la buena noticia es que vean como a partir de octubre la estacionalidad es muy buena. Eb octubre se habrían convertido esos 100$ en 143, en noviembre en 176 y en diciembre en 204. O lo que es lo mismo, invirtiendo solo en los últimos 3 meses del año 100$ se habrían convertido en 523.

Como vemos interesante la estacionalidad a partir de ahora, mala en septiembre, muy buena a partir de octubre, aunque evidentemente, este solo es un factor más y hay que tener muchos más en cuenta. ¿El factor más importante? Donald Trump. De él dependerá lo que pase en los mercados con sus guerras comerciales.

En mi libro Leones contra Gacelas hablo de que estadísticamente septiembre, mes de vuelta de vacaciones, por definición es uno de los peores del año.

Si miramos este gráfico comparativo desde 1950 lo veremos muy claro.

s1.jpg

En el histograma, la barrita azul es desde 1950, la amarilla en los últimos 20 años y la negra en los últimos 10.

Si consideramos la azul desde 1950, es sin duda y con mucha diferencia el peor mes del año. Luego viene lo bueno, con octubre, noviembre y diciembre rindiendo en promedio bien.

En este artículo

https://lplfinancial.lpl.com/news-media/research-insights/s-p-500-changes-and-big-market-moving-events-podcast.html

Vemos que este año se dan algunas condiciones que podrían hacer que no se cumpliera la pauta.

Es importante fijarnos en esta tabla donde se explica por qué:

s2.jpg

Ya veremos que pasa, pero al margen de esto, a largo plazo la estacionalidad del mes es bastante mala.

La casa alemana de estudios estacionales Seasonax lanzó hace pocos días un estudio sobre este efecto negativo de septiembre bastante interesante.

Comentan que no hay una sola razón para que esto suceda, pero que en primer lugar, es evidente que la influencia de que la mayoría de operadores se toman vacaciones en agosto tiene una influencia decisiva.

Dicen que cuando se vuelve de las vacaciones hay una clara tendencia a quitarse de encima valores que de todas formas se iban a vender, para iniciar una especie de nuevo “curso”.

Más importante me parece la siguiente razón que esgrimen.

Según sus estudios muchos grandes fondos cierran el año fiscal en septiembre y por ello en este mes intentan quitarse de encima muchas de sus posiciones perdedoras antes del fin de su año.

Al unirse este efecto con el de la vuelta de las vacaciones se produce este volumen de ventas fuerte típico del mes de septiembre.

El Nasdaq no se libra de este efecto, como puede verse en este estudio. Desde el año 98 solo ha subido en un 30% de los meses de septiembre.

s3.jpg

Las pérdidas acumuladas serían realmente considerables.  

En estos días hay bastantes tomas de beneficios en el Nasdaq y en los FANG en particular. Es posible que esté influyendo todo este asunto.

Pero ¿y fuera de EEUU? ¿se cumple también?

Pues veamos en primer lugar la bolsa de Londres que suele ser prima hermana de Wall Street

s4.jpg

Ya vemos que se cumple totalmente. Se ve muy claro en el primer gráfico arriba a la derecha, en azul, que es el gráfico promedio anual desde 1998.

Pero veamos si se cumple en bolsas europeas, no tan afines a Wall Street como la de Londres. Y para ello en Seasonax han escogido el eurostoxx que es un poco la mezcla de las otras bolsas europeas.

s5.jpg

De nuevo se vuelve a cumplir la pauta estacional negativa de septiembre. Sólo un 35% de los meses de septiembre fueron alcistas, y la pérdida acumulada fue muy relevante.

En todo esto la psicología humana por supuesto también tiene mucho que decir.

Una psicología que en un modelo del que hablábamos ayer en nuestra web, calculado por Goldman, nos mostraba que en Wall Street están entrando en euforia.

https://www.serenitymarkets.com/secciones/intradia/29749-goldman-lanza-aviso-negativo-para-las-bolsas-en-su-modelo-panico-euforia.html

Les refresco este gráfico del modelo

s6.jpg

Según Goldman, hay estadísticamente un 70% de posibilidades de que en 12 meses haya bajadas.

Pero la psicología humana nos va a jugar una mala pasada a este respecto. Tendemos a pensar, no hay problema, eso se va a ver venir. Pero en realidad cuando el mercado se gira a la baja no se ve venir. Por la asimetría de la bolsa, las subidas son lentas y pausadas y las bajadas fulgurantes. Recordemos por ejemplo las caídas de febrero.

En este artículo se dan algunas pistas interesantes a este respecto.

Revisando el escenario de formación de techos

http://awealthofcommonsense.com/2018/09/revisiting-the-melt-up-scenario/

Lo que me parece más interesante es la siguiente tabla. En ella se ve, desde la II Guerra Mundial, en el S&P 500, cuáles fueron las ganancias de 12 meses que tuvo el mercado antes de iniciar cada mercado bajista. Los resultados son estos:

s7.jpg

Como vemos, excepto en una ocasión en 1957, donde antes del mercado bajista se vio una lateral, en todos los otros inicios de mercados bajistas se vieron ganancias y ganancias muy pero que muy fuertes. Vamos que nada hacía presagiar lo que vendría después y de muestra un botón.

En los 12 meses previos al crash de 1987 se había ganado un 33%. El mercado dejó de subir en agosto, y en octubre se desplomó.

En los 12 meses antes de la gran tendencia bajista que se inició en 2000, se había subido 16,6% y antes del gran crash devastador del 2008 se había subido 15,9%.

Si tiramos de hemeroteca en todos los casos, cuando el mercado empezó a frenarse se hablaba de descansos lógicos y saludables tras todo lo subido.

Conclusión: en bolsa, pase lo que pase hay que dormir con el motor del coche en el garaje encendido por si hay que salir corriendo.

Es mejor perder la confianza por ser demasiado prudente que perder el dinero. Lo primero se arregla fácil, con otras buenas entradas, lo segundo no tiene arreglo.

Calviño ha dejado caer esta mañana que el Impuesto sobre Transacciones Financieras está ya en la agenda del gobierno. También Podemos ha hablado del tema.

Lo importante es que Calviño ha dicho expresamente esta mañana que lo más lógico es inspirarse en otros países que ya lo hayan establecido y ha citado expresamente a Francia. Luego por fin tenemos una pista sobre el tema, tiene toda la pinta de que van a imitar el modelo francés, si es que el impuesto ve la luz, pues el gobierno actual lanza constantemente globos sonda y luego retrocede. Como por ejemplo pasa con el Impuesto especial a los bancos, que parece haber desaparecido de la agenda.

Creo que al margen de que estemos de acuerdo o no con el impuesto, nosotros por ejemplo no lo estamos, y nos asombra la candidez de uno de los socios del gobierno insistiendo en que el Impuesto lo pagarán los bancos y no los clientes, es muy importante que intentemos centrar lo que puede ser exactamente este impuesto. En cualquier caso, también se están dejando caer frases de que en todo caso se castigará “al malvado especulador” como suele ser habitual. La demagogia con este tema es muy tentadora para los políticos y para mucha gente de la calle.

Voy a volver a publicar un estudio que ya hice en Junio, donde analizaba el modelo francés a fondo y también el italiano. Está claro que el modelo francés va a ser la clave, pero no está de más que veamos el italiano por si acaso. Con este estudio creo que vamos a tener las cosas bastante claras.

Este es el texto que publicábamos en Junio, en él verán que las afirmaciones de esta mañana de Calviño, diciendo que el impuesto en Francia ha tenido un devenir satisfactorio, no son correctas y parece que no le han informado debidamente.

Lo que proponía el Sr- Escudero, era un 0,1% de impuesto por comprar acciones normales y un 0,01% por comprar derivados.

Hablando claro. Si usted compra 10.000 euros en acciones de Telefonica por ejemplo, tendría que pagar un impuesto de 10 euros por la compra y otros 10 euros por la venta, más las comisiones de su bróker. Si usted compra un futuro del Ibex le aplicarían el 0,01% sobre el nominal es decir, como el Ibex es 10 euros por la cotización del índice, el nominal de un futuro del Ibex es un total de unos 98.000 euros. Pues bien, pagaría por el impuesto 9,8 euros por la comprar y otro 9,8 por la venta más las comisiones del bróker.

Para que el invierta en swing trading o en medio o largo plazo, esta no sería una cifra preocupante, aunque desde luego gracia no haría, pero para el que se mueva intradía podría ser más preocupante, aunque la solución la tendría fácil, dejar de operar en productos nacionales.  

Pero no corramos tanto vamos a ver si aclaramos todo esto un poco.

Como han visto antes, en el texto se decía que la idea era aplicarlo exactamente igual que en Francia, pues bien vamos a ver como se hace en Francia.

  • En Francia se puso en vigor en 2013.
  • Han ido subiendo el tipo y ahora mismo el impuesto es del 0,3%.
  • La tasa se aplica sólo sobre las compras, no se aplica cuando se vende el activo comprado.
  • Sólo están sujetas al impuesto las sociedades con sede central en Francia y con capitalización bursátil por encima de los 1.000 millones de euros. Es decir la compra de acciones extranjeras no estaría bajo el impuesto.
  • No se aplica a la operativa intradía, al principio sí, pero numerosos problemas legales y operativos causaron que no hace mucho tiempo se suprimiera el impuesto para los operadores intradía.
  • El impuesto se devenga diariamente, sacando el neto entre lo comprado y vendido de cada valor.

Como vemos si como se decía en la presentación del proyecto se aplicara lo mismo que en Francia, no afectaría al intradía, ni a la operativa en productos extranjeros, aunque sí parece que en España si se aplicaría a los derivados es de suponer que sobre acciones.

El impuesto sufrió un duro varapalo, tras unos comentarios que hizo el Tribunal de cuentas francés el verano pasado.

Vean esta cita de la prensa francesa de julio del año pasado:

El Tribunal de Cuentas examinó el impuesto a las transacciones financieras (FTT), creado en 2012, y elaboró ​​un balance crítico. En un documento al que tuvo acceso el periódico 'Les Echos', los sabios de la Rue Cambon creen en particular que los objetivos para los cuales se creó este "impuesto Tobin" a los franceses no se cumplen en absoluto. También recomiendan cambiar el sistema de gestión de este impuesto.

En teoría, se suponía que el ITF haría que el sector financiero contribuyera más a las finanzas públicas, pusiera fin a las prácticas especulativas y creara una dinámica para establecer un impuesto europeo.

De hecho, es el inversionista final el que carga el impuesto porque los proveedores financieros transfieren el monto de las tarifas que cobran a sus clientes. Para los inversores minoristas, que compran acciones en la bolsa de valores directamente, las tarifas de transacción para la compra se incrementan en la cuantía del impuesto.

Curioso, porque esto es lo mismo que se dice ahora aquí en España que es un impuesto, en palabras del propio Sánchez, para que el sector bancario contribuya más tras los esfuerzos que hizo el estado en su momento. Pero como vemos en Francia que se decía lo mismo, se reconoce que esto es algo utópico, porque los bancos cargan inmediatamente a sus clientes el impuesto, que es quien al final lo paga. Es de suponer que aquí pasaría exactamente igual.

Pero hay más:

El impuesto tampoco le ha permitido luchar contra la especulación, hecha a través del comercio de alta frecuencia. Como el ITF se aplica solo a las transacciones llevadas a cabo por actores establecidos en Francia, "no permitió la desaparición de las operaciones perjudiciales a las que apuntaba, solo las movió a otros países".

Es decir este tipo de impuesto se limita a cambiar de país a determinados actores en el mercado.

Sigue el texto diciendo que el impuesto ha supuesto una bajada del volumen de un 10% en los valores afectados.

Y sobre el intradía, que al final se quitó en parte por este dictamen del tribunal de cuentas:

Finalmente, la imposición de las transacciones intradía implica riesgos legales. De hecho, la transferencia de propiedad no se lleva a cabo de manera inmediata, sino durante la entrega del acuerdo. "La desaparición de la noción de transferencia de propiedad en la definición de la base imponible puede alimentar muchas disputas sobre la territorialidad del impuesto", advierten los sabios de la calle Cambon.

Esta última cita también es importante.

Por último el tribunal de cuentas dice que el estado tampoco ha conseguido los objetivos de recaudación que se marcó pese a haber subido la tasa. Estamos hablando de unos 900 millones de euros, por lo que en España, con menor volumen de transacciones debería ser bastante menor.

Si pasamos a Italia, otro país que aplica la tasa, aunque no es citado en la presentación citada del PSOE, se mueve de la siguiente manera:

  • No se aplica sobre operaciones intradía.
  • No se aplica sobre valores con capitalización inferior a 500 millones de euros.
  • Empresas con sede central fuera de Italia, incluso aunque sean realmente italianas. Por ejemplo a Fiat que más italiana no puede ser, no se le aplica el impuesto.
  • La tasa es del 0,2% que se aplica sobre el saldo neto diario, y como en Francia se paga solo en la compra. Si se hace la operación dentro de un mercado regulado, como es siempre en el caso de inversores pequeños la tasa es del 0,1%.
  • En derivados la tasa se aplica a futuros, cfds, warrants, opciones, mediante un tipo fijo que se detalla en un largo anexo según el tamaño del contrato. Aquí se aplica tanto en la compra como en la venta. Y en este casi sí se aplica a la operativa intradía. Siempre que se haga en mercados regulados como es la mayoría de los casos para los particulares se tiene una deducción, como pasaba con las acciones. Muy importante. Solo se consideran sujetos a la tasa los derivados que tengan como subyacente índices o acciones italianas.

Por ejemplo en un futuro del Ibex serían en total, contando compra y venta 1,5 euros. En un futuro del Dax serían 3,75 euros por compra y otros por la venta.

Conclusiones:

Si este impuesto se introduce en España, y se siguen las pautas habituales que siguen Francia e Italia, segunda y tercera potencia europea que han introducido ya el impuesto, tendríamos que:

  • El impuesto recaería sobre acciones españolas con un 0,1% solo por la compra.
  • Que no se aplicaría en intradía para valores contado.
  • Que se podría aplicar en derivados con una tasa de 0,01% dudoso si en compra o en compra y venta, y aquí sí podría entrar los impuestos en intradía. Italia si cubre Cfds, warrants, futuros y opciones. Pero de nuevo la tasa sólo está en derivados sobre acciones italianas.
  • Que no se aplicaría a valores de pequeño tamaño.
  • Es seguro que el volumen de los valores afectados bajaría.
  • El impuesto afectaría tanto al residente como al no residente en España.
  • Quien trabaje con productos que no estén basados en acciones o índices bursátiles nacionales no se verían afectados.

Es un clásico del análisis técnico, cuando entramos a la compra de un valor, el factor que da mucha seguridad, de que el volumen aumente fuertemente en nuestra entrada.

Hay gestores famosos en EEUU porque se limitan a entrar en rupturas de figuras técnicas alcistas exclusivamente con fuertes aumentos de volumen y con muy buenos resultados.

Pues bien hoy vamos a profundizar un poco más en todo esto. Y para ello vamos a reproducir un artículo de la web www.carteraglobal.com

Y que me ha parecido muy interesante.

Esta web publica unos artículos que son auténticas joyas y recomiendo su lectura habitual.

Agradezco mucho la amabilidad de que nos hayan permitido reproducir el artículo.

La idea que desarrollan no es un sistema operativo, es muy importante que lo tengamos en cuenta. Los autores sólo han intentado demostrar lo realmente valioso que puede ser este factor del volumen en fuerte incremento en señales de compra de valores individuales y como ejercicio teórico yo creo que es una muy buena lectura.

Aquí tienen el texto:

Volumen Climático.- Podríamos definir el volumen climático como aquel que supera claramente a su media. Unos hablan de doblar a la media de 10 sesiones, otros de triplicar… para gustos los colores, lo que importa es el concepto en sí.

La teoría clásica nos ha propuesto siempre que las alzas, para gozar de buena salud, deben ir acompañadas de un importante volumen (acumulación). En este artículo detallamos hace unas semanas 3 estrategias de swing, y entre ellas incluimos un sistema en donde el volumen climático tenia mucho que decir y , aunque a priori era la menos efectiva de las 3 planteadas los resultados ofrecidos no podian calificarse ni mucho menos como malos.

En el artículo de hoy hemos querido profundizar en la importancia de este concepto planteando una sencilla estrategia en la que el punto de partida nos lo da precisamente el volumen climático. Para nosotros lo interesante es, sobre todo, saber si podemos utilizar este concepto como factor desequilibrante a nuestro favor, la estrategia desarrollada debe quedar en un segundo plano. La bondad de los resultados deberá hacernos reflexionar si podemos incorporar este incremento de volumen localizado a nuestro “arsenal” ya sea a través de esta estrategia o a través de cualquier otra.

 La estrategia que hemos propuesto consiste en comprar un activo por semana y mantenerlo en cartera durante un trimestre completo. Habitualmente, cuando se produce una señal de volumen climático, no nos encontramos con un rápido y continuado movimiento.  Durante este trimestre, al activo le tiene que dar tiempo de sobra a desplegar el tramo al alza que se inicia con el incremento de volumen. Hemos optado por un trimestre, como podíamos haber cogido un mes, o un semestre… la verdad es que no hemos comprobado con que plazo funciona mejor, ya que lo que nos interesa, como hemos comentado, es el concepto.  El activo a comprar nos lo proporciona un algoritmo  que focaliza en el activo que ha tenido mayor volumen climático relativo.

Vamos a hacer un pequeño paréntesis ya que nos gustaria aclarar un aspecto importante en relación a los algoritmos desarrollados por carteraglobal.com. Es habitual que recibamos mails solicitando más información sobre las estrategias planteadas en esta web, nosotros estamos encantados de profundizar más en la materia y avanzar de forma más personalizada según el caso, pero lo que no podemos hacer pese a las continuas peticiones ( y espero que nuestros lectores nos comprendan) es publicar o compartir todos los algoritmos planteados. Hay que entender que nuestra intención es compartir el concepto, los algoritmos no son inmoviles, sufren cambios constantemente. Publicamos un artículo un día, pero seguimos trabajando en ellos hasta el punto de que el algoritmo actual no se parece en nada al planteado hace dos meses.  Pero pese a los cambios que podamos introducir,  el concepto prevalece.

Dicho esto, y volviendo a la asignación de activos, iremos incorporando un valor a la semana hasta un total de 12, dado que nuestros recursos no son ilimitados. A la semana 12, caerá el primer vencimiento e incorporaremos otro,  a partir de ese momento tendremos de forma constante 12 valores en cartera. Salvo una excepción, cuando el MACD semanal de nuestro benchmark, en este caso el SP500, esté por debajo de 0, nos mantendremos en liquidez.

Respecto a la gestión de capital, a esta estrategia hemos asignado 24.000€, en 12 bloques de 2.000€ cada uno. En el caso de que se trabaje con un broker “barato”, se podría trabajar perfectamente con la mitad de capital, lo importante es que las comisiones no supongan un lastre considerable a nuestra cartera. Logicamente, esta dispondrá de mucha liquidez durante las primeras semanas, a partir de la semana 12 estará totalmente invertida. Un aspecto muy importante y es que en esta ocasión NO REINVERTIMOS LOS BENEFICIOS.

En esta ocasión hemos cambiado la forma de presentar los resultados, y hemos dividido dos bloques de datos. Por un lado hemos desarrollado un backtest para afinar el algoritmo (no es lo mismo afinar que optimizar, no es conveniente abusar de la optimización en el desarrollo de nuestras estrategias) durante un periodo de algo más de 2 años, seleccionados de una forma un tanto aleatoria pero con mucha intención, comenzando en el segundo trimestre del 2014 y finalizando en el tercer trimestre del 2016. Decimos que hemos seleccionado este periodo con intención, ya que, desde el inicio del 2009 los periodos más “convulsos” lo hemos tenido dentro de este periodo. Por limitaciones técnicas, nuestros algoritmos multiactivos no nos permiten irnos a probar estrategias en los años de las grandes caidas. En total, el sistema nos ha proporcionado 92 operaciones de backtest con los siguientes resultados:

Operaciones

92

Ops favorables

62 (67.39%)

Ops negativas

30 (32.61%)

Capital inicial

24.000€

Capital Final

31.891€

Beneficio %

 32.88%

Beneficio por operación

 85.77€

Beneficio por operación %

 4.29%

Los resultados, sin ser espectaculares, si que superan ampliamente al benchmark. El SP500 rindió en este periodo un 20,10%.

Tras estos primeros datos y una vez validado el algoritmo, hemos querido hacer una especie de “walk forward” y probar el sistema en datos fuera de muestra. Para ello hemos operado desde el cuarto trimestre del 2016 hasta el primero del 2018. Los resultados han sido los siguientes:

Operaciones

78

Ops favorables

50 (64.10%)

Ops negativas

28 (35.90%)

Capital inicial

24.000€

Capital Final

38.456€

Beneficio %

 60.23%

Beneficio por operación

 185.33€

Beneficio por operación %

 9.27%

El SP500 en este periodo nos dió un 32.87%.

Aunque el porcentaje de operaciones ganadoras muestra cierta consistencia respecto a las observaciones del backtest, el desempeño ha mejorado drasticamente. Cuando se gana se gana mucho más. Hay que valorar que en estos datos fuera de muestra, la tendencia ha estado bastante mejor definida que en la primera serie, donde estuvimos muchas semanas fuera de mercado y en liquidez.

La comparativa de rendimientos lo podemos ver en el gráfico adjunto:

s1.jpg

Si totalizamos los datos de ambas muestras, nos quedaría la siguiente foto:

Operaciones

170

Ops favorables

112 (65.88%)

Ops negativas

58 (34.12%)

Capital inicial

24.000€

Capital Final

46.347€

Beneficio %

 93.11%

Beneficio por operación

 131.45€

Beneficio por operación %

 6.57%

Durante el total del periodo analizado, el SP500 ha tenido un rendimiento del 53.93%. Si tenemos en cuenta que hemos estado unos 4 años en el mercado, la media obtenida por nuestro sistema ha sido de un 23.28% anual, frente al 13.48% del SP500.

La curva de beneficios total de la estrategia planteada es la siguiente:

s2.jpg

Como siempre decimos, una gestión más activa de esta estrategia debería traer mejores resultados, un trabajo apoyado en los soportes y resistencias debería proporcionarnos mayores alegrias. Este trabajo se lo dejamos al lector :).

NOTA IMPORTANTE: Para la medición del desempeño de esta estrategia se han tenido en cuenta los gastos de brokerage según la tarifa de nuestros brokers de referencia.

Autores: https://carteraglobal.com/

Con permiso expreso de reproducción.

Están apareciendo numerosas crónicas en los últimos días que niegan lo que ha dicho Trump de que habrá un desplome de Wall Street si se le echa del cargo. Vaya por delante que es algo totalmente posible, dado el cariz que van tomando las investigaciones sobre sus oscuras relaciones con los rusos. Son ya varios los colaboradores muy cercanos que han caído, y aún resuenan en los oídos de todos, las críticas que recibió, él que suele ser muy duro con todo el mundo, por su actitud angelical con Putin en su última visita a Rusia.

¿Y qué pasaría si llega el Impeachement?

Pues en primer lugar veamos si esto ha pasado otras veces, y la respuesta es sí, lo tienen en esta cita de la Wikipedia.

El Artículo Primero de la Constitución de Estados Unidos garantiza que los altos funcionarios puedan ser procesados por mandato de la Cámara de Representantesa causa de delitos graves, a excepción de los miembros del legislativo (sin imposición de sanciones penales). Al igual que en el modelo británico, una vez que el Congreso abre el proceso, es el Senado quien se encarga de llevar a cabo el juicio. Para condenar al acusado son necesarias las dos terceras partes de los votos de los senadores. Este eventual castigo consiste en la destitución del acusado y su inhabilitación para desempeñar otros cargos públicos.

En Estados Unidos, de catorce procesos de destitución iniciados a nivel federal, sólo cuatro acabaron con una resolución condenatoria. Sólo dos presidentes han sido juzgados mediante este procedimiento, Bill Clinton (1998-1999) y Andrew Johnson (1868), y los dos fueron absueltos. Richard Nixon interrumpió el proceso al dimitir de su cargo en 1974 tras la aprobación de su impeachment.

Los procesos de destitución también se pueden hacer a nivel estatal, pero han sido bastante escasos.

Sería interesante ver que ha pasado en los procesos contra Clinton y Nixon, porque el de Johnson es del año de la pera y el mercado era demasiado diferente.

Pues para centrar el tiro recomiendo leer este artículo donde lo explica todo bastante bien:

¿Acusación? Los mercados no se preocupan ...

http://ritholtz.com/2018/08/impeachment-markets-dont-care/

Vean esta cita sobre Clinton:

 Las tribulaciones de Clinton ocurrieron en medio de una expansión económica rugiente, una inflación moderada y un auge tecnológico. El mercado de valores tórrido se sacudió la acusación y terminó el año con fuerza.

Fuente del gráfico Financial Times.

En cuanto a Nixon.

Nixon se enfrentó al  conjunto opuesto  de condiciones económicas y de  mercado . La inflación se volvió preocupante en 1972 y se vio agravada por el embargo petrolero de 1973. El índice Standard & Poor's 500 alcanzó su punto máximo a principios de 1973 y luego cayó a un 47 por ciento en octubre de 1974.

La renuncia de Nixon el 9 de agosto de 1974 fue en las últimas entradas por el colapso del mercado. Las acciones ya estaban en una fuerte caída antes de que Nixon se fuera, y esa tendencia continuó durante varios meses después de que dejó el cargo. En otras palabras, no hay nada aquí que sugiera que ninguno de los eventos presidenciales desempeñó ningún papel en la dirección de las bolsas de valores, ni antes ni después.

s1.jpg

Vamos a ampliar esto de Nixon.

Toda la prensa, relaciona esto con el Watergate. El Wall Street Journal se ha hartado de escribir artículos comparando ambos asuntos. Pues creo que urge ver los gráficos del Dow Jones de aquella época:

s2.jpg

La primera línea vertical la hemos trazado cuando estalla el escándalo con Nixon, y la segunda cuando dimite. Visto así es para salir corriendo porque el crash, fue durísimo. Uno de los peores de lo historia.

Pero ojo, que el crash no vino por el escándalo de Nixon, desde luego algo influyó y es muy difícil saber en qué proporción, pero el detonante ya venía de más atrás y no tenía nada que ver con el Watergate. El problema fue la ruptura de los acuerdos de Bretton Woods. En los mismos el dólar se definió como la moneda de referencia de intercambio internacional. Además para que el dólar fuera estable se adoptó la figura del patrón oro. La ruptura precisamente de esta figura hizo estallar todo por los aires, como puede verse en esta cita de la Wikipedia:

La quiebra del sistema acordado en Bretton Woods se produjo durante la Guerra de Vietnam, cuando Estados Unidos imprimía y enviaba al exterior miles de millones de dólares para financiar la guerra. Además, en 1971 el país tuvo un déficit comercial por primera vez en el siglo XX.

Los países europeos comenzaron a cambiar los dólares sobrevalorados por marcos alemanes y por oro. Así, Francia y Gran Bretaña demandaron a Estados Unidos la conversión de sus excedentes de dólares en oro. Por tanto, las reservas de Fort Knox, donde está depositado el oro de Estados Unidos, se contrajeron.

Como respuesta, el presidente Richard Nixon impidió las conversiones del dólar al oro y lo devaluó, para hacer que las exportaciones estadounidenses fuesen más baratas y aliviar el desequilibrio comercial. Asimismo, Nixon impuso un arancel temporal de 10 %, forzando a estos países a revalorizar su moneda.

Como consecuencia, las principales potencias económicas comenzaron a abandonar el patrón oro, y la economía mundial pasó a regirse por un sistema de tipos cambiarios fluctuantes.

Bien, estos son los antecedentes históricos de cosas parecidas.

Pero además hay que tener en cuenta algo muy importante. Si él se va, se pondrá el vicepresidente que en las grandes líneas de programa republicano, que afectan al mercado como los impuestos piensa exactamente lo mismo. Pero con algunas ventajas, como dice la CNBC en este artículo:

3 razones por las cuales la acusación de Trump no hundiría las acciones 

https://www.cnbc.com/2018/08/28/3-reasons-trumps-impeachment-wouldnt-sink-stocks.html

Vean esta importante cita del artículo.

Los comentarios de Trump revelan una baja opinión sobre su vicepresidente elegido a dedo, Mike Pence. Pero puede estar seguro de que las instituciones y las personas que controlan billones de dólares en capital en Wall Street, sin embargo, dedicarían un poco más de atención al vicepresidente.

"Dudo que una acusación cambiaría mucho las cosas, ya que es poco probable que Pence cambie nada de lo que hizo Trump", dice Rob Baumann, presidente del departamento de economía del Colegio de la Santa Cruz.

De hecho, cuando se considera el impacto de un presidente Pence en el mercado bursátil, algunos piensan que sería un catalizador alcista absoluto.

"Su elevación a la Oficina Oval podría levantar una pesada carga del mercado de valores: las expectativas de los CEOs de una menor rentabilidad debido a la guerra comercial de Trump", dice Peter Cohan, profesor de estrategia en Babson College.

Pence está ahí elegido por Trump porque es más papista que el Papa, entiéndame ustedes la metáfora. Con lo cual sería para el mercado un Trump en versión mejorada, puede que sin guerra comercial y sin vasallajes extraños a Putin. Al menos a priori.

Es tan surrealista el mandato de Trump, que psicológicamente hasta se le quitaría dramatismo o a un cese que no es fácil, como a una dimisión.

Por lo tanto podría ser un factor negativo a corto, e indiferente al cabo de un poco de tiempo. Incluso positivo.

No lo sería, si por presiones de la gente, o políticas o lo que fuera, se decidiera no terminar mandato y convocar elecciones. No tenemos muy claro como estaría este tema legalmente en EEUU, por lo que lo vamos a dejar solo como mejor apunte poco probable.

Si algo ha caracterizado a este mes de agosto, ha sido como se ha desmarcado Wall Street del resto de bolsas mundiales.

Para todo el mundo han sido muy negativos estos factores:

  • La guerra comercial, que a pesar del acuerdo entre EEUU y México parece que no se va a solucionar. Y recordemos que en Europa Trump ya ha dejado caer que sigue queriendo imponer aranceles a la importación de coches europeos. Cada vez parece más claro que todo esto va a detraer mucho crecimiento a nivel mundial.
  • La grave crisis emergente que se va extendiendo poco a poco. Al principio solo era Turquía, ahora se van sumando países entre los que destaca Argentina.

Estos dos factores son los más negativos con diferencia. Aunque además a nivel local tendríamos que añadir los problemas en Italia, con una gran desconfianza hacia su gobierno actual por parte de los inversores, como puede verse en este gráfico de rentabilidad de su bono a 10 años que no para de aumentar.

s1.jpg

Pero como decíamos Wall Street, que hoy está cerrado por festivo, se ha mostrado inmune a todo esto, así que vamos a dar un vistazo a la solidez de su subida con algunos indicadores alternativos.

Para ello voy a reproducir un artículo de mi buen amigo Miguel Larrañaga en su web siempre recomendable www.markettiming.es

Gracias por el permiso de reproducción. Aquí lo tienen:

La teoría dice que con un mercado en máximos, deberían ser muchos los valores del mercado que están en máximos anuales, sobre todo cuando la Línea de Avance y Descenso Acumulada o Línea AD de la suma del Nyse y el Nasdaq también está en máximos. Desde el punto de vista de la amplitud de mercado asistimos a una subida saneada porque no hay discrepancias entre lo que nos dice el índice y lo que nos dice el fondo de mercado.

Pero todos sabemos que no es la primera vez que nos la juegan. Muchas veces los indicadores de amplitud más conocidos nos alertan de los peligros, pero son muchas más las que son indicadores más secundarios los que nos ponen sobre la pista de que algo no anda bien y los mínimos y máximos anuales suelen ser una buena herramienta para este cometido.

s2.jpg

Esto que ven ahora mismo no lo verán en ningún otro sitio. Se trata de un par de indicadores que es difícil que nadie pueda calcular sin unas herramientas muy concretas: un graficador potente y capaz de recorrer bases de datos de mercados distintos y un código (nunca me cansaré de agradecerle al gran KChis esta contribución porque nos ha mejorado la vida un 100%) capaz de sumar cualquier cosa.

En el indicador superior tenemos el porcentaje de valores del Nyse y el Nasdaq que se encuentran en máximos anuales o a un 1%, un 3% o un 5%. En el inferior, exactamente igual pero para los mínimos anuales. Ya he explicado muchas veces en qué consiste este indicador: se supone que si el mercado está en máximos muchos de sus valores estará en máximos anuales y muy pocos en mínimos.

La idea parte del gran Jose Luis Cárpatos, que lo viene haciendo desde tiempo inmemorial con los valores del Dow Jones en máximos anuales, que son los que se pueden contar fácilmente con los dedos. Yo me he permitido ampliar la idea a todo el mercado americano (o cualquier otro) y estudiar qué pasa.

Y lo que pasa es que cuando un máximo en el índice no va a acompañado de un buen porcentaje de valores en máximos o cerca de ellos y, además, la comparación con hitos anteriores resulta negativa para el momento actual, las cosas pintan mal y suelen terminar en bajadas feas.

Pero si esto es malo, peor es que con los índices en máximos los valores en nuevos mínimos anuales no decaigan de forma apreciable. Vemos que desde la gran caída de febrero de este año, el porcentaje de valores en mínimos anuales o cerca de ellos permanece en cotas demasiado altas y bastante estabilizado.

Es posible que sea una consecuencia del canal en el que se ha desenvuelto el mercado y no ha permitido al indicador 'relajarse'. Habrá que seguir de cerca este indicador para ver si ahora que estamos en la zona de máximos en los índices se produce una inflexión en los valores en nuevos mínimos. Es casi más importante esto que la mejora del porcentaje de valores en máximos anuales, que también es necesaria.

También es cierto que en este tipo de indicadores pesa mucho el efecto temporal ya que estamos ante una escala móvil. Cada día que pasa cuenta con un nuevo valor en el presente y lo quita del pasado, de forma que ahora mismo comparamos contra un periodo que cuenta desde finales de agosto de 2017, cuando el mercado comenzó a coger velocidad de crucero para embalarse hasta los máximos históricos.

Los próximos cinco meses de estos indicadores se compararán contra meses de auténtica euforia alcista, lo que supone un reto importante a la hora de medir. Se dispararon los valores en máximos y se minimizaron sobremanera los valores en mínimos.

De momento, me contentaré con que la evolución de corto plazo sea positiva en los dos índices. En los nuevos mínimos anuales parece atisbarse tímidamente un retroceso; en los nuevos máximos tenemos el encefalograma plano y debería mejorar. Seguiremos informando...

Sesión negativa en el mercado europeo en estos momentos por una conjunción de factores que nos golpea en zonas importantes como por ejemplo la cierta confianza que habían ganado los inversores en que la guerra comercial se estaba enfriando tras las noticias de que Canadá se estaba reuniendo con Estados Unidos para alcanzar un acuerdo dentro del Nafta y no quedarse descolgada tras el acuerdo bilateral entre Estados Unidos y México.

Lo anterior ha saltado por los aires tras la presentación de una encuesta realizada por Reuters sobre China en donde se muestra que una gran mayoría de las personas está esperando que en el tercer trimestre tengamos una reducción de la actividad industrial por los pasos tomados por Estados Unidos y además una desaceleración de la demanda interna. Por lo tanto, se sigue pensando que el frente chino de la guerra comercial sigue muy vivo y eso acabará perjudicando a la economía mundial.

Sobre la base anterior, la amenaza sobre la economía mundial, recuerden que llevamos ya unos meses viendo que algo pasa en el mercado inmobiliario de Estados Unidos porque no tenemos un buen comportamiento tanto de las ventas de viviendas nuevas, las de segunda mano, y las pendientes de escriturar por la subida de los tipos hipotecarios. Pues bien, Morgan Stanley le ha rebajado la recomendación sobre el sector de propiedades inmobiliarias en Europa y eso está haciendo que el supersector de inmobiliarias sea el peor del día. Recuerden que también hemos visto hay ciertos factores de desaceleración económica la zona euro, que la inflación está ahí, que la seguridad de la Reserva Federal en que subir los tipos de interés de forma gradual es la mejor manera de poder sostener la economía, y que entre todos siguen obligando tanto al Banco de Japón como el Banco Central Europeo a cambiar la política monetaria. Por lo tanto, que estemos a las puestas de ese cambio de política monetaria en la zona euro, y se empiecen a rebajar las previsiones sobre el sector inmobiliario, no es una combinación favorable para el mercado.

Además, el mercado emergente sigue teniendo problemas porque hemos vuelto a tener descensos en la rupia, en la lira turca y también en el peso argentino. Precisamente, los problemas de Argentina al tener que pedir un adelanto al FMI para evitar el impago de su deuda, nos esta haciendo muchísimo daño, especialmente los países que tienen exposición a Argentina, en donde España está en los dos frentes, en Argentina y en Turquía.

Hablando de Italia, tenemos un toque de realidad muy fuerte por parte del mercado tras los resultados de una subasta de deuda de 10 y también de 5 años. Recuerden que el ministro de economía lanzó una advertencia a los políticos integrantes de la coalición de gobierno diciendo que se moderasen mucho a la hora de hablar para no crear inestabilidad en las cuentas públicas. Pues bien, hemos tenido subida de tipos potente en ambas colocaciones, lo que hace que tengan que gastar más dinero en la financiación pública y es un tirón de orejas muy importante a los políticos que siguen calentando el ambiente con el enemigo europeo. Recuerden que aparecieron noticias acerca de que Italia podría pedir al Banco Central Europeo que aumentase el programa cuantitativo para evitar la rebaja de calificación de la deuda. Recuerden, también, que pusimos en duda que ese movimiento fuese apoyado por otros países, ya que las turbulencias de Italia, en gran parte, vienen creadas por las declaraciones y las intenciones de sus políticos, por lo que estaríamos financiando esa inestabilidad creada por ellos.

Descripción Último Dif. %
STXE 600 R. EST.CA PR.EUR 177,42 -1,7
STXE 600 TELECOM.PR.EUR 242,58 -1,66
STXE 600 TECH PR EUR 480,47 -0,63
STXE 600 MEDIA PR.EUR 291,9 -0,54
STXE 600 BANKS PR.EUR 156,47 -0,49
STXE 600 TR.+LS.GRE.EUR 228,18 -0,42
STXE 600 FOOD+BEV.PR.EUR 661,89 -0,42
STXE 600 UTILITIES PR.EUR 286,5 -0,35
STXE 600 RETAIL PR.EUR 318,56 -0,33
STXE 600 BASIC RES.PR.EUR 446,02 -0,27
STXE 600 HEALTH C.PR.EUR 764,4 -0,27
STXE 600 IND. G+S PR.EUR 556,78 -0,25
STXE 600 P.H.GD. PR.EUR 843,51 -0,18
STXE 600 CHEMICALS PR.EUR 957,48 -0,17
STXE 600 INSURANCE PR.EUR 282,26 -0,01
STXE 600 FIN.SER.PR EUR 493,87 0,17
STXE 600 OIL+GAS PR.EUR 350,39 0,17
STXE 600 CONSTR.+M.PR.EUR 449,08 0,57
STXE 600 AUT+PRT PR.EUR 551,96 1,06

 

Además, el supersector de telecomunicaciones está dando mucha guerra porque hemos tenido una rebaja de recomendación sobre Vodafone al decir que afronta problemas tanto en España como en Italia. Además, Bouygues ha presentado resultados en donde dice que ha ganado 41.000 clientes inalámbricos, así que el mercado está directamente castigando muchísimo a Iliad porque es la compañía que podría haberlos perdido.

En el plano económico, vemos que los precios de importación en el mes de julio en Alemania han quedado negativos, peor de lo esperado, pero tenemos una aceleración los precios interanuales, por lo que la presión sobre la inflación sigue presente.

Sin salir de Alemania, el desempleo sigue descendiendo, y en Reino Unido la aprobación de hipotecas y los préstamos hipotecarios han descendido más de lo esperado.

En la zona euro, malas noticias por parte de la confianza del consumidor y empresarial, porque todos los indicadores de sentimiento han descendido y el único que subes la expectativa de inflación al consumo.

En España el IPC de agosto queda en el 2,2%.

En el apartado técnico, los descensos del día de hoy no son del todo extraños porque recuerden la muestra de interés vendedor que vimos hace un par de sesiones en la zona de máximos del rebote desde los mínimos del mes.

ieu.gif

 

 

Descripción Dif. % Último
E-MINI S&P CONTINUOUS -0,16 2910
MINI DOW JONES CONTINUOUS -0,26 26079
NASD E-MINI CONTINUOUS -0,17 7655,5
RUSSELL 2000 INDEX MINI FUTURES CONTINUOUS-CME -0,18 1733,4
     
IBEX35 PLUS CONTINUOUS -0,65 9510
DAX FUTURE CONTINUOUS -0,45 12504
DJ EURO STOXX50 FUTURE CONTINUOUS -0,46 3440
CAC 40 FUTURE CONTINUOUS -0,19 5489
STOXX EUR 600 FUTURE CONTINUOUS -0,28 385,2
     
FTSE 100 INDEX -0,56 7520,95
     
EURO SCHATZ FUTURE CONTINUOUS 0 111,935
EURO BOBL FUTURE CONTINUOUS 0,02 131,92
EURO BUND FUTURE CONTINUOUS 0,05 162,26
EURO-BUXL-FUTURE CONTINUOUS 0,08 176,2
     
EURO BONO FUTURE CONTINUOUS 0,04 144,9
LONG-TERM EURO-BTP FUTURE CONTINUOUS -0,05 123,56
EURO-OAT FUTURE CONTINUOUS 0,05 153,99
     
5 YEAR US TRY NOTE FUTURE CONTINUOS -0,01 113,1640625
10 YEAR US TRY NOTE FUTURES CONTINUOUS -0,01 119,953125
Thirty-Year US Treasury Bond Futures,Mar-2018,ETH -0,04 144,75
     
EUR/USD -0,05 1,17028
EUR/JPY -0,15 130,624
EUR/CHF -0,08 1,13562
EUR/GBP 0,02 0,89876
     
GBP/USD -0,07 1,30203
USD/JPY -0,1 111,619
     
US DOLLAR INDEX FUTURES CONTINUOUS -0,03 94,49
     
MINI-SIZED GOLD CONTINUOUS -0,19 1209,2
MINI-SIZED SILVER CONTINUOUS -0,88 14,68
PLATINUM FUTURES CONTINUOUS -0,26 794,5
CRUDE OIL CONTINUOUS 0,68 69,98

Sesión negativa en Europa en estos momentos aunque no para todo el mundo. Los problemas que tenemos encima de la mesa son algunas dudas sobre el acuerdo preliminar entre Estados Unidos y México, más debilidad en los emergentes y algunas rebajas de recomendación sobre valores importantes.

Primero de todo, sigue habiendo alegría en el fondo por ese principio de acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y México, pero según van pasando las fechas, vuelve a emerger la sensación de que el diablo está en los detalles. Es decir, muchos están pensando que ese principio de acuerdo entre estos dos países puede ser extrapolable a otras zonas comerciales en conflicto, pero se han dado cuenta de que dentro del escenario del Nafta, un acuerdo bilateral entre Estados Unidos y México deja descolgado a Canadá, lo que sigue representando un peligro para el comercio porque la cadena de producción de muchos productos sigue estando repartida entre los tres países. Por lo tanto, parece que Donald Trump está siguiendo la estrategia de “divide y vencerás”, lo que obliga a Canadá a buscar un acuerdo, cediendo, porque se quedaría descolgada. Hay cierto miedo acerca de que esta estrategia se pueda conseguir en otras zonas, lo que dejaría un poco tocada a la Unión Europea.

Por otro lado, el sector bancario está tocado por dos motivos. El primero de todos es porque la Lira turca vuelve a tener otra vez problemas, así que despierta ese miedo a la exposición a mercados emergentes que hay en el sector bancario, especialmente en el español. Además, los italianos también han vuelto a tener problemas por el miedo que despierta la actitud y actuaciones del nuevo gobierno del país.

Precisamente, un movimiento significativo que estamos teniendo en el día de hoy tiene lugar en el mercado secundario de deuda. Ahora mismo estamos subiendo tipos prácticamente en todas partes menos en Italia cuyo futuro de deuda a 10 años esta subiendo en precio 26 puntos ante la noticia en la prensa italiana de que el gobierno podría pedir al BCE que aumentase las compras de deuda dentro del programa cuantitativo. Esto ha generado un movimiento inmediato en el mercado secundario de deuda, pero muchos han puesto darle vueltas a la situación para ver si eso sería posible, es decir, que el BCE aceptase apoyar a Italia para que no perdiese los ratings de deuda, porque recordemos que algunas agencias de calificación han suspendido las revisiones de los mismos a la espera de tener mayor claridad sobre el camino del gasto del nuevo gobierno. Esto levanta muchas dudas porque, recordemos, los problemas que han aparecido en Italia vienen por la formación de un gobierno populista que busca un enfrentamiento directo con Europa. Ese enfrentamiento es lo que ha puesto nervioso a todo el mundo, así que si el BCE acepta financiar ese aumento de rentabilidades para que no pierdan la calificación de crédito, estaríamos pagando entre todos las salidas de tono de dicho gobierno, lo que podría ser rechazado desde países como por ejemplo Alemania. Recordemos, también, que ha habido noticias acerca de que Italia podría haberse acercado a China para buscar compradores a su deuda y que Estados Unidos podría haberse, también, ofrecido a comprar parte. En cualquier caso, parece que todo el mundo es consciente de que no estamos hablando sólo de deuda sino también una intervención en un país que busca una confrontación con el proyecto europeo, así que comprar su deuda sería apoyar esa confrontación, así que quizá más de uno se lo piense dos veces antes de intervenir en todo este movimiento.

Por último, el Ibex 35 también está tocado porque uno de los máximos representantes del supersector minorista, que está descendiendo -1,14%, tiene problemas. Inditex es el peor valor del Ibex 35 porque Morgan Stanley le ha rebajado de neutral a infraponderar y está cayendo -5%, casi -6%. Dice que cada vez es más dependiente de los movimientos en las divisas, los márgenes están descendiendo y además cada vez hay más competencia, por lo que su dominio cada día es menor. Por lo tanto, entre este valor y la presión sobre los bancos, pues no tenemos el día.

Descripción Último Dif. %
STXE 600 R. EST.CA PR.EUR 180,03 0,83
STXE 600 CONSTR.+M.PR.EUR 446,35 0,68
STXE 600 CHEMICALS PR.EUR 958,63 0,51
STXE 600 MEDIA PR.EUR 293,7 0,48
STXE 600 HEALTH C.PR.EUR 765,4 0,4
STXE 600 FOOD+BEV.PR.EUR 663,65 0,33
STXE 600 TR.+LS.GRE.EUR 229,07 0,32
STXE 600 IND. G+S PR.EUR 557,14 0,26
STXE 600 INSURANCE PR.EUR 282,25 0,23
STXE 600 TECH PR EUR 482,98 0,14
STXE 600 FIN.SER.PR EUR 492,55 0,06
STXE 600 UTILITIES PR.EUR 287,11 0,06
STXE 600 BANKS PR.EUR 156,8 0,01
STXE 600 P.H.GD. PR.EUR 845,07 -0,01
STXE 600 BASIC RES.PR.EUR 446,85 -0,06
STXE 600 OIL+GAS PR.EUR 349,25 -0,13
STXE 600 AUT+PRT PR.EUR 544,22 -0,15
STXE 600 TELECOM.PR.EUR 246,31 -0,26
STXE 600 RETAIL PR.EUR 319,28 -1,11

 

En el plano macroeconómico, la confianza del consumidor en Alemania por el GfK ha descendido ligeramente, el producto interior bruto de Francia en el segundo trimestre en una segunda lectura sigue estando en el 0,2% y el gasto del consumidor descendido un poco hasta el 0,1%.

En el corto plazo hemos conseguido crear un mínimo del día gracias a una muestra de interés comprador a 30 minutos en sobreventa en el futuro del Ibex 35, fijándonos que estamos en un momento en donde Wall Street empieza a tener el control. En el nocturno están en positivo gracias a una subida de recomendación y de precio objetivo sobre Amazon, así que parece que ahora Wall Street intentará reducirnos un poco las penas.

En el plano técnico, ayer tuvimos malas figuras técnicas en zonas de resistencias importantes en el futuro del Ibex 35, pero ahora dependemos del comportamiento de Wall Street, ya que podría todo aminorarse si tuviésemos unos nuevos máximos.

ieu.gif

 

Descripción Dif. % Último
E-MINI S&P CONTINUOUS 0,07 2901,25
MINI DOW JONES CONTINUOUS 0,02 26089
NASD E-MINI CONTINUOUS 0,18 7591,75
RUSSELL 2000 INDEX MINI FUTURES CONTINUOUS-CME 0,1 1731,2
     
IBEX35 PLUS CONTINUOUS -0,82 9540
DAX FUTURE CONTINUOUS -0,06 12540
DJ EURO STOXX50 FUTURE CONTINUOUS -0,14 3450
CAC 40 FUTURE CONTINUOUS 0,19 5493,5
STOXX EUR 600 FUTURE CONTINUOUS -0,03 385,7
     
FTSE 100 INDEX -0,33 7591,89
     
EURO SCHATZ FUTURE CONTINUOUS 0 111,94
EURO BOBL FUTURE CONTINUOUS -0,05 131,95
EURO BUND FUTURE CONTINUOUS -0,08 162,39
EURO-BUXL-FUTURE CONTINUOUS -0,19 176,48
     
EURO BONO FUTURE CONTINUOUS -0,01 145,01
LONG-TERM EURO-BTP FUTURE CONTINUOUS 0,22 123,25
EURO-OAT FUTURE CONTINUOUS -0,03 154,06
     
5 YEAR US TRY NOTE FUTURE CONTINUOS 0 113,2421875
10 YEAR US TRY NOTE FUTURES CONTINUOUS 0,05 120,046875
Thirty-Year US Treasury Bond Futures,Mar-2018,ETH -0,04 144,75
     
EUR/USD -0,27 1,16608
EUR/JPY -0,24 129,683
EUR/CHF -0,19 1,13931
EUR/GBP -0,44 0,90431
     
GBP/USD 0,18 1,28947
USD/JPY 0,03 111,211
     
US DOLLAR INDEX FUTURES CONTINUOUS 0,17 94,8
     
MINI-SIZED GOLD CONTINUOUS -0,56 1207,6
MINI-SIZED SILVER CONTINUOUS -1,11 14,733
PLATINUM FUTURES CONTINUOUS -0,67 790
CRUDE OIL CONTINUOUS 0,54 68,9