LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

17 de abril (Reuters) - Las acciones de los mercados emergentes y las divisas se consolidaron el lunes después de que el crecimiento económico de China durante el primer trimestre subiera inesperadamente, pero las ganancias fueron limitadas ya que persisten las dudas de si aún es demasiado pronto para calificarlo como una recuperación.

El índice MSCI de acciones de los mercados emergentes subió un 0,3 por ciento hasta situarse cerca de los máximos de los últimos diez meses, mientras que su índice de divisas subió un 0,2 por ciento, con el yuan chino subiendo hasta los máximos de las últimas cuatro semanas.

La economía de China creció a un ritmo constante del 6,4 por ciento en el primer trimestre, mostraron los datos, desafiando las expectativas de una mayor desaceleración, ya que la producción industrial se disparó y la demanda de los consumidores mostró signos de mejora.

Esto se debe a una serie de datos positivos de China desde finales de la semana pasada y aunque muchos esperaban una recuperación sólo en la segunda mitad de 2019, los analistas y los operadores advierten de la sostenibilidad del cambio de rumbo.

"Por un lado, es positivo que las medidas de estímulo del primer trimestre hayan funcionado aparentemente para revertir la economía china, pero por otro lado, podría llevar a una disminución de las esperanzas de cualquier estímulo adicional y a una falta de seguimiento a largo plazo", dijo un comerciante en Londres.

El índice Shanghai Composite cerró con un 0,3 por ciento. Las acciones en Hong Kong, Corea del Sur y Sudáfrica cayeron.

Sin embargo, la mayoría de las otras bolsas en el mundo en desarrollo aumentaron con la subida de Turquía en más de un 0,8 por ciento y la subida de Rusia en un 0,2 por ciento.

Las monedas de los mercados emergentes también subieron frente a un dólar más débil. El rand sudafricano, gigante de las materias primas, se reafirmó en medio punto porcentual, mientras que la lira turca subió un 0,4 por ciento, y la mejora de los vínculos con Estados Unidos contribuyó a aumentar la confianza en el país.

El ministro de Defensa de Turquía dijo que mantuvo conversaciones "muy constructivas" con el secretario de Defensa en funciones de Estados Unidos, Patrick Shanahan, según informó el miércoles la agencia estatal de noticias Anadolu.

El portavoz del presidente Tayyip Erdogan, Ibrahim Kalin, dijo el martes que Turquía espera que el presidente Donald Trump utilice una exención para protegerla si el Congreso de Estados Unidos decide sancionar a Ankara por una compra prevista de S-400. traducido por www.serenitymarkets.com