Domingo, 16 Diciembre 2018

Tras la sesión de ayer de Estados Unidos en donde fue algo sosa y sin movimiento, hoy nos despertamos en Europa con bastante movimiento que pone a los principales futuros sobre índices rozaron crecimiento del 0,9% de media.

  Dif. % Último
IBEX35 PLUS CONTINUOUS       0,76      10557
DAX FUTURE CONTINUOUS       0,83   12274,00
DJ EURO STOXX50 FUT. CONT.       0,84    3491,00
CAC 40 FUTURE CONTINUOUS       1,06     5194,5

 

A la inversa, fíjense los futuros sobre deuda de Alemania que están todos descendiendo, por lo que tenemos una ligera subida de tipos de interés en el mercado secundario.

  Dif. % Último
EURO SCHATZ FUTURE CONT.      -0,01    112,145
EURO BOBL FUTURE CONT.      -0,08     132,53
EURO BUND FUTURE CONT.      -0,23     163,48
EURO-BUXL-FUTURE CONT.      -0,49     165,50

 

Lo anterior no está afectando positivamente al euro, y vean que está descendiendo en todos los cruces importantes.

  Dif. % Último
EUR/USD      -0,30    1,16992
EUR/JPY      -0,09    129,652
EUR/CHF      -0,12    1,13954
EUR/GBP      -0,31    0,90893
     
GBP/USD       0,01    1,28710
USD/JPY       0,22    110,820

 

Ahora vamos a ver algunos puntos que nos van a dar las claves del movimiento anterior. Para empezar, Corea del Norte sigue dando esa especie de tregua de gracia antes de atacar la isla de Guam, así que todo mundo está aprovechando este movimiento como si fuese una muestra de debilidad y que la situación no ir más allá de una partida de póquer algo agresiva.

Como punto a favor del riesgo, fíjense en el rebote que está teniendo el dólar yen desde que tocó la zona de mínimos más reciente. Recuerden que hay bastante correlación entre el ánimo que puedan tener los inversores con la fortaleza de este par.

usdjpy.gif

Además, hemos conocido que la tasa de desempleo en Reino Unido quedado por debajo de lo esperado, lo que está dando fortaleza a la libra.

Para el euro, una de cal y otra de arena. La positiva nos la ha dado el dato preliminar de producto interior bruto del segundo trimestre que se revisa ligeramente al alza, por lo que el crecimiento está mejorando de forma lenta pero constante. Esto sería favorable para el euro y además negativo para la deuda, subiendo los tipos de interés. Algo que está pasando, pero el euro no obedece.

 


source: tradingeconomics.com

La mala nos la ha dado el BCE diciendo que la esperada conferencia de Jackson Hole la semana que viene, el máximo representante del BCE no va a decir nada relevante en cuanto a los intereses de los operadores, es decir, el cambio de tono del BCE no se va a producir ahí y probablemente dejen pasar gran parte del otoño. Esto sí puede generar debilidad en el euro.

Una subida de tipos de interés en el mercado secundario va por barrios, ya que hemos tenido subasta de corto plazo en España y los tipos negativos han aumentado y además ha habido mayor demanda, por lo que hay una cierta relación entre esa mayor espera hasta ver el cambio en el BCE y que el mercado aproveche para intentar buscar comprar deuda a bajo precio para venderla a un precio todavía más alto en este tipo de mercados.

La mayoría de los super sectores están en positivo y el de comunicaciones es el único que ha estado pisando de vez en cuando el terreno negativo.

Descripción Último Dif. %
STXE 600 BASIC RES.PR.EUR 412,62 1,87
STXE 600 IND. G+S PR.EUR 506,17 1,24
STXE 600 CONSTR.+M.PR.EUR 455,38 1,2
STXE 600 FIN.SER.PR EUR 473,4 1,17
STXE 600 CHEMICALS PR.EUR 885,53 1,1
STXE 600 AUT+PRT PR.EUR 539,81 1
STXE 600 FOOD+BEV.PR.EUR 662,72 0,98
STXE 600 OIL+GAS PR.EUR 287,97 0,94
STXE 600 TECH PR EUR 421,3 0,79
STXE 600 BANKS PR.EUR 186,49 0,71
STXE 600 INSURANCE PR.EUR 284,11 0,67
STXE 600 MEDIA PR.EUR 272,07 0,63
STXE 600 HEALTH C.PR.EUR 730,6 0,48
STXE 600 UTILITIES PR.EUR 301,57 0,41
STXE 600 TELECOM.PR.EUR 292,99 0,01

 

El de recursos básicos es el mejor del día, como se puede observar en la tabla anterior, porque el crudo está subiendo 0,5% buscando rebotar tras ayer el Instituto API pronosticar una rebaja de 9 millones de barriles. Como es lógico, el sector de petroleras también le sigue la estela.

Ya saben que ayer por la noche el API ofreció unas estimaciones de reducción de las reservas semanales de crudo superiores a -9.000.000 de barriles. Para que nos hagamos una idea de lo que está pasando, fíjense en el gráfico adjunto en donde tenemos en la línea azul el nivel de la reservas semanales y en la franja gris el rango medio de los últimos cinco años.

La conclusión es clara, hace bastante tiempo que no teníamos un cruce a la baja de este tipo y es algo que apoya al precio.

crude1.JPG

Si se confirman los descensos, dicho moviendo bajista tiene mucho más valor si cabe, porque fíjense en el gráfico ahora de la producción, ya que seguimos por encima de los niveles de producción conseguidos en el período entre 2015 y 2016, por lo que incluso con más producción, hay más demanda de crudo, y eso es muy importante para alcanzar un equilibrio positivo de cara al precio del crudo.

crude2.JPG

Ahora, veamos la situación del crudo. En el día de ayer dejamos los mínimos de la sesión muy cerca de la directriz alcista que viene desde los mínimos del año, pero tuvimos un repunte de volumen y además ayer dejamos una karakasa en esa zona, por lo que el mercado se está preparando una situación que favorecería un rebote en el caso de que el dólar nos diese un respiro en su mejora reciente, y además se confirmase el descenso de las reservas. Además, se ha dejado una clara muestra de resistencia la zona de los 50 $ por donde pasa una directriz bajista importante, por lo que nos estamos quedando sin espacio y toda muestra de apoyo, o falta de él, puede tener un seguimiento técnico importante.

wti.gif

Automoción y recambios también es uno de los mejores y un fuerte apoyo para el índice alemán porque hay algo de especulación acerca de que un grupo chino podría buscar comprar Fiat, aunque se ha desmentido.

Las constructoras también tienen buen empuje alcista tras ayer ver en Estados Unidos que ha rebotado con fuerza la confianza del sector de las constructoras.

Por otro lado, los metales preciosos no tienen el día porque aunque la economía mejora, los bancos centrales siguen teniendo un cierto freno echado, no sólo por esa espera a otoño del BCE, sino porque también los futuros sobre fondos federales no ven una nueva subida de tipos de interés en 2017, y a diciembre están por debajo del 50% tanto el mantenimiento de tipos como una subida del 0,25%, vamos, que el mercado no lo tiene claro.

Y no lo tiene claro porque necesitamos que el crudo dispare la inflación. Fíjense en el gráfico adjunto en donde vemos los tipos reales a 10 años en Estados Unidos que llevan prácticamente metidos en un rango desde finales de 2013. Necesitamos que suban y acaben rompiendo al alza para que la Reserva Federal acabe teniendo más presión para subir los tipos, cosa que puede ayudar al Oro.

real10rates.JPG

 

Sesión con algunas alzas en Europa moderadas y pocos cambios en otras bolsas del continente. 

La jornada ya se iniciaba muy condicionada por el hecho de que hoy es festivo en muchos países de Europa. En todas las potencias de la eurozona como Francia, Alemania, Italia y España era fiesta. Pero solo han cerrado las bolsas de Milán en Italia y de Viena en Austria. Pero claro, si ya de por sí hay poco volumen en agosto, hoy con la fiesta ha sido todo bastante normal sin la mayoría de operadores habituales en sus puestos de trabajo. 

Por ello no sacar demasiadas conclusiones del día, y esperar hasta mañana. En cualquier caso la sesión ha sido tranquila, con las bolsas europeas y Wall Street haciendo la digestión del fuerte rebote alcista de ayer. 

La clave del día la ha dado el líder de Corea del Norte. Este pintoresco personaje ha decidido que de momento no va a atacar la Isla de Guam, y que va a esperar la actitud de los americanos. Es de suponer que esta nueva actitud tendrá mucho que ver con que su único aliado, China, le haya amenazado con mandarles a paseo como sigan por ese camino. 

El caso es que al ver que ya no había ataque las bolsas se han relajado, y sobre todo durante el día lo que más ha llamado la atención es la desactivación de todos los valores refugios habituales, como yen, bonos, franco suizo y oro. Todos han estado bajistas. 

En valores sueltos en Europa, hay que destacar los renovados rumores sobre que Danone va a ser comprado, tarde o temprano. También la bajada de previsiones del gigante alemán de las potasas K+S que ha bajado con fuerza, y la declaración de insolvencia de Air Berlín. Su desplome ha sido brutal, pero Easyjet y Lufthansa tenían fuertes subidas porque se decía que se iban a quedar con partes de esta compañía. 

Las divisas han tenido mucho más protagonismo que las bolsas en el día. Ya por la mañana el euro se debilitaba contra el dólar después de un dato de PIB alemán algo peor de lo esperado. El gobierno había hecho mucha propaganda de este dato, para apretar a Draghi a que ponga en marcha el tapering, pero al final no ha sido para tanto. 

También la libra se debilitaba por unos datos de IPC y de PPI peores de lo esperado. 

Estas cuestiones fortalecían al dólar. Pero el billete verde aún ha acelerado más sus ganancias tras una batería de datos macro impresionantes en EEUU. Hacía mucho tiempo que en un solo día no se veían tantos buenos datos. 

Por un lado ventas al por menor al mejor nivel en siete meses, y con revisiones fuertes al alza del mes anterior. Por otro lado el Empire State de la FED de Nueva York daba el mejor nivel desde 2014. Y ha habido algún dato más en esta línea. Los futuros sobre fondos federales vuelven ahora a descontar casi al 50% una subida de tipos en diciembre. 

Desde el punto de vista técnico el futuro del eurostoxx ha vuelto a la zona no peligrosa, y en Wall Street siguen las tendencias alcistas sin mayor novedad. 

Habrá que vigilar en breve de nuevo a Corea del Norte. El siguiente episodio de tensión podría venir de unas maniobras militares que tienen previsto iniciar el próximo lunes Corea del Sur y EEUU y que no gustarán nada a Corea del Norte. Ya todos los años cuando se celebran ha habido incidentes y este que está todo tan tenso...

Antes de despedirme recomendarles que lean el artículo de situación de mercados de hoy, sobre las reacciones de las bolsas europeas a las guerras, incluidas las dos guerras mundiales, donde aparecen muchos datos curiosos: 

Las bolsas europeas y las guerras

Y esto ha sido todo por hoy queridos lectores. Yo me despido hasta el próximo viernes día 1. Voy a tomarme unos días de medio vacaciones, en los que no aparecerán mis videos y mis artículos de fondo de situación de mercados. Empiezan las vacaciones con preocupación por el peque porque sigue empeorando otra vez poco a poco, así que médicos por delante. Pero con la alegría de que el jueves viene Verónica a pasar por fin unos días a casa, que ya hace mucho que no la veo. Tiempo de leer, de ver muchas series :-) Tengo el iplus a tope de grabaciones para ver en estos días. De fútbol ¡por fin ha vuelto! y de pensar en nuevos proyectos y en desarrollar los existentes. Es cuando a uno se le ocurren más cosas. 

Que descansen, nos vemos en unos días, mientras mis compañeros seguirán atendiendo la web con normalidad. Hasta pronto a todos y a Claudia en particular. 

Hace unos días estudiamos las pautas que suele seguir Wall Street ante los conflictos bélicos. Pues bien, dado el interés que despertó ese artículo, vamos a escribir hoy, contando la reacción de las bolsas europeas a los grandes conflictos. Ya les anticipo que la historia es muy diferente y realmente apasionante.

Como apoyo bibliográfico he usado todos estos textos y trabajos.

Desperate Traders Managed To Keep Trading During The World War I Stock Market Shutdown

http://www.businessinsider.com/world-war-i-impact-on-markets-2014-8

August 1914: When Global Stock Markets Closed

https://www.globalfinancialdata.com/gfdblog/?p=2750

How the First World War affected the City

http://www.telegraph.co.uk/finance/markets/11012129/How-the-First-World-War-affected-the-City.html

Bibliografía de los estudios de la II Guerra Mundial, y gráficos:

Earning from History? Financial Markets

and the Approach of World Wars

Por Niall Ferguson de la Universidad de Harvard.

Y por último:

The French Stock Market in War

David Le Bris.

Empecemos con la I Guerra Mundial.

La espoleta de la I Guerra Mundial fue el asesinato en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando de Austria, a manos de un nacionalista Serbio, el 28 de junio de 2014. El 28 de julio los austrohúngaros invadían Serbia. UK declaró la guerra a Alemania el 4 de agosto de 1914.

El mes de julio de 2014 fue muy convulso con maniobras militares de todas las grandes potencias europeas y donde ya se veía venir lo que pasaría finalmente.

Pues bien esta fue la repercusión en las bolsas, muy diferente a las de EEUU.

Tras la invasión de Serbia, las bolsas cerraron todas a la vez el viernes 31 de julio de 1914. Se pensaba que si seguían abiertas tras la invasión, el desplome iba a ser imparable.

La bolsa de Londres no abrió hasta el 4 de enero de 1915, en horario restringido de 11h a 15h. Y además con otra condición mucho más importante, no se podía cotizar por debajo del precio con el que se había cerrado el 31 de julio. Desde septiembre ya existía una especie de mercado gris en Londres, en París desde diciembre. Pero en enero en Londres ya se pudo volver a trabajar de manera oficial. En San Petersburgo no consiguieron reabrir su bolsa hasta diciembre de 1917, pero tuvieron que cerrar pocos meses después porque llegó la revolución rusa. La bolsa de Berlín, que cerró como todas en Julio de 1914, no consiguió abrir hasta diciembre de 2017, con lo cual todos los inversores quedaron completamente atrapados durante más de tres años.

Durante toda la guerra la Bolsa de Londres de forma muy diferente a EEUU estuvo a la baja:

 

1.jpg

 

La bajada real fue mucho mayor, porque la guerra hizo subir mucho la inflación. Con lo cual el precio de las acciones bajó mucho más. El capital no entraba, huyó del mercado, y el gobierno intentaba desviar todo capital que podía a los bonos de guerra para financiar el conflicto. Las empresas solo podían emitir nuevas acciones si eran de “interés nacional” las empresas extranjeras no podían.

Lo de la inflación no la podemos pasar por alto. Vean el gráfico adjunto.

2.png

 

 

Es decir durante la guerra la inflación subió nada menos que al 25% de tasa. Por eso les decía que la bajada real de las acciones teniendo en cuenta este factor fue mucho más dura de lo que parece. Aquí tienen un estudio incorporando este factor:

 

3.png

 

Observen el batacazo de la bolsa alemana en la I Guerra Mundial.

Como se ve en el gráfico del mercado  tras el fin de la guerra empezó la recuperación con fuerza, pero durante la misma ni un atisbo de recuperación.

Alrededor de 1600 corredores de bolsa de Londres, se fueron a la guerra, de los cuales solo volvieron 1200. Combatieron en el London Stock Exchange Batallón de Royal Fusiliers.

Sin embargo durante la II Guerra Mundial las cosas cambiaron en la bolsa de Londres, que apenas estuvo cerrada unos pocos días, vean esta cita de la Wikipedia:

En 1937, los funcionarios de la Bolsa utilizaron sus experiencias de la Primera Guerra Mundial para elaborar planes sobre cómo manejar una nueva situación de guerra. Una de las principales preocupaciones fueron los ataques aéreos y el posterior bombardeo de los perímetros de la Bolsa, y una sugerencia fue un traslado a Denham . Sin embargo, esto nunca ocurrió. El primer día de septiembre de 1939, la Bolsa cerró sus puertas "hasta nuevo aviso" y dos días después se declaró la guerra. A diferencia de la guerra anterior, la Bolsa abrió nuevamente sus puertas seis días después, el 7 de septiembre.

A medida que la guerra avanzaba hasta su segundo año, las preocupaciones por los ataques aéreos fueron mayores que nunca. Finalmente, en la noche del 29 de diciembre de 1940 tuvo lugar uno de los mayores incendios de la historia de Londres . El piso de la Bolsa fue golpeado por un embrague de bombas incendiarias , que afortunadamente se extinguieron rápidamente. El comercio en el piso ahora era drástico bajo y la mayoría fue hecho sobre el teléfono para reducir la posibilidad de lesiones.

El intercambio fue cerrado solamente por un día más durante tiempo de guerra, en 1945 debido a los daños de un cohete V-2 . Sin embargo, el comercio continuó en el sótano de la casa.

 

La Bolsa alemana también resistió durante casi toda la guerra, en Francfort, pero es muy importante destacar que el régimen nazi, la intervino casi por completo y la dejó con un papel casi testimonial.

Aquí tienen un valioso gráfico de como les fue a las bolsas europeas en esta ocasión, en la II Guerra Mundial:

 

4.png

 

 

Esta vez sí que está ajustado por inflación. Como podemos ver la bolsa británica se pasó toda la guerra subiendo violentamente, muy diferente a como le fue en la I Guerra. La subida le llevó a casi doblar y como vemos lo hizo mejor que Wall Street. Los bonos ingleses y los americanos lo hicieron muy bien. Y claro los activos alemanes pues ya se pueden imaginar.

Con la euforia del inicio de la guerra, la bolsa alemana iba como un tiro (recuerdo que ajustado por inflación) para finalmente llegar un brutal desplome cuando se reabrió tras la guerra. Los bonos alemanes en cambio sufrieron un desplome constante casi desde el principio de la guerra.

Me gustaría hacer una precisión. Si se fijan, desde 1938 en que realmente se empezó a hablar de guerra muy posible por la actitud del régimen nazi, la bolsa de Londres empezó a bajar, y no volvió a subir con fuerza paradójicamente hasta que la guerra empezó de verdad.

Mientras la bolsa alemana empezó a subir cuando se hablaba de guerra y no dejó de hacerlo cuando esta estalló. Aunque insisto en que la bolsa alemana estaba muy distorsionada por las medidas a su respecto que tomó el régimen nazi.

Aquí tienen un gráfico aislado de la bolsa de Londres durante la Guerra para que se vea mejor:

 

 

5.png

Y tas la Guerra:

 

6.png

 

 

¿Y el oro? Pues estuvo alcista durante toda la II Guerra Mundial, aunque no tanto como las bolsas.

 

6.png

 

El precio de los alimentos fue lo que subió mucho, para complicar más aún la dura vida en la Guerra, el precio del trigo más que triplicó.

 

 

7.png

Pero bueno ¿y con Corea? ¿Con la guerra de Corea de los años 50? Pues como Wall Street, alcistas:

 

8.png

 

Ya ven que la bolsa británica y la alemana más bien laterales con muchos bandazos para dispararse al alza tras Guerra.

Pero volvamos a la II Guerra Mundial. Quiero tratar como un caso aparte a la bolsa francesa porque es la que más sorprendió en el estudio.

Vean este gráfico sobre la reacción de la bolsa francesa en las tres grandes guerras en las que se ve envuelta:

 

9.png

 

En la I Guerra Mundial como las británicas caídas desde el principio, para luego iniciar una tendencia de recuperación. Pero este gráfico es nominal si ajustamos por inflación la guerra termina con una bajada del 65%.

Pero lo raro es la II Guerra Mundial. Los alemanes invaden Francia la ocupan…y la bolsa francesa se lía a subir de manera violenta. Pero esto no es real.

Si como hemos hecho antes usáramos datos de ajuste por inflación y aquí añadiríamos los complejos cambios de moneda una vez ocupados por los nazis. La realidad fue esta:

La bolsa francesa que en nominal se cuadriplicó durante la ocupación alemana, en real llegó a subir un 75%, pero al final de la guerra en real llegó a perder 40%. Al final de la guerra la subida de inflación en Francia fue enorme, con tasas del 50% anuales lo que llevó a cualquier inversor a perder realmente en total casi el 88% de la inversión.

Resultaría muy complejo explicar como puso subir la bolsa francesa el 75% con la ocupación alemana, en real, no en nominal, pero es lo que pasó.

Conclusiones. Las reacciones de las bolsas europeas a los grandes conflictos son muy complejas, y dependen de numerosos factores. Además cada país tiene circunstancias diferentes, y a diferencia de EEUU muchos de los conflictos fueron en el propio suelo de los países.

En la I Guerra Mundial, las pérdidas fueron serias para todos los inversores, que además quedaron atrapados durante mucho tiempo con las bolsas cerradas.

En la II Guerra Mundial las bolsas europeas fueron furiosamente alcistas, por increíble que parezca. Incluida una Francia ocupada por los nazis, que llegó a cuadruplicar en nominal y a ganar un 75% en real en 1943.

En la Guerra de Corea, hubo volatilidad, y una especie de lateral alcista. Tengo la sensación que ante cualquier conflicto externo a Europa, las bolsas europeas modernas se limitarían a seguir a Wall Street de su manera acostumbrada. Bajando más cuando baja y subiendo menos cuando sube, pero de fondo mismas tendencias.

La única conclusión que se puede sacar de todo esto, al margen de que las bolsas son algo muy complejo, y que pueden reaccionar de manera inesperada a los grandes acontecimientos, es que en Europa ha habido de todo, y que siempre en este tipo de sucesos hay un factor que juega un papel primordial, la fuerte inflación con la que cursan si son dilatados en el tiempo.

 El único fin de este trabajo, ya que imaginaba que dadas las especiales circunstancias de la tortuosa Europa, iba a ser todo algo confuso, era dar un repaso histórico que me apetecía mucho. Sobre todo por una cosa, por ver cómo se comporta el espíritu humano en el mundo económico incluso en situaciones tan tremendamente complejas como las dos Guerras Mundiales, que destrozaron en ambas ocasiones a toda Europa. A fin de cuentas la historia de la bolsa es también la historia del hombre en la faceta económica.

Lo suelen decir en EEUU, no hay noticias, pues eso son buenas noticias. 

Y eso nos ha pasado hoy. Como no ha habido ninguna noticia relevante sobre Corea del Norte, los mercados han aprovechado para rebotar. Alguna sí que ha habido a este respecto, como declaraciones del jefe de la CIA y del Asesor Nacional de Defensa en EEUU negando que haya posibilidades de guerra. Pero en general como no ha habido nada malo, la bolsa en su asimetría habitual, ha intentando rebotar. De momento y mientras no se suba más lo dejamos en rebote técnico y nos refuerza la idea de que la bajada anterior era una corrección más o menos normal usando como excusa lo de Corea del Norte. 

No se ha perdido ningún soporte clave en ningún sitio. En Wall Street la tendencia alcista sigue exactamente igual que desde hace mucho tiempo, mientras que en Europa el Dax ha conseguido resistir justo a la altura de la media de 200.  La misma bolsa de Seúl ha rebotado al alza. 

Habrá que ver si esta semana Corea cumple con sus amenazas sobre la Isla de Guam, o no. Este es un tema que convierte a la bolsa a corto en complicada, porque cualquier mañana nos levantamos con que sí lo han hecho, y metemos un trallazo al revés. Si nos fijamos en el medio plazo, ya hemos dicho hasta la saciedad, que sería la primera vez que un conflicto como este marca tendencia de largo plazo, nunca lo ha hecho, incluso con conflictos más graves. 

Un factor que sigue apoyando bastante es el hecho de que Wall Street, siga descontando que es muy posible que no tengamos ninguna subida de tipos en lo que queda de año en EEUU. Esto les da mucha tranquilidad. 

La realidad es que con todas las divergencias y demás, la situación tiene  toda la pinta de que como se llegue a algún tipo de solución diplomática en Corea podemos liarnos a subir con mucha fuerza. Pero ahora mismo es imposible hacer pronósticos. Y de momento no se puede confundir ver volar una golondrina con la llegada de la primavera. El rebote será algo más que un rebote si se sigue subiendo, pero de momento solo se ha visto una golondrina. 

Mucho run run de fusiones y adquisiciones han animado igualmente a las bolsas europeas. Por un lado toda el día se ha estado diciendo que Fiat Chrysler podía ser comprado por inversores chinos. Y por si fuera poco también se ha dicho de principio a fin, que Danone podría recibir en cualquier momento una OPA. 

Aunque solo sean rumores no parecen descabellados ninguno de los dos. 

En China hemos tenido malos datos macro de ventas al por menor y de producción industrial, pero a diferencia de otras ocasiones esta vez no ha influido, ni siquiera en la marcha del sensible sectorial de materiales básicos. 

Los bancos han rebotado con mucha fuerza, tras las bajadas de los últimos días. 

En la eurozona se ha dado dato de producción industrial que ha quedado peor de lo esperado, con una bajada de 0,6%, pero íbamos en dinámica de rebote, y no se le ha hecho mucho caso. Olvidaba decir que estos rebotes son muy rápidos, porque se alimentan al principio de los cierres de cortos nerviosos que han acertado el movimiento anterior a la baja. 

Que descansen. Hasta mañana a todos...y a Claudia en particular. 

 

El martes de la semana pasada, día 8 de agosto, escribía un artículo, manifestando las fuertes dudas que tenía sobre que el CAPE, es decir el CAP anualizado y corregido por inflación pudiera ser efectivo realmente en la operativa y aconsejaba que solo se tratara como un factor más. Esta misma idea es por supuesto aplicable al PER que encima es más básico, y más inexacto. Son referencias, pero para nada decisivas. Es más según la historia operar en función de este tipo de parámetros nos puede causar graves perjuicios.

¿Por qué? Pues porque las fases expansivas de las bolsas a veces son muy enormes, con dilataciones alcistas muy grandes, más allá de toda lógica, y donde se pueden desaprovechar grandes movimientos alcistas durante años.

Hoy vamos a comprobar científicamente como esto es así, de la mano de un brillante artículo de Michael Batnick. Director de Investigación de  Ritholtz Wealth Management . El artículo es realmente muy bueno, e incluso se le ha dado difusión en Bloomberg. Tras leerlo, verán como todo esto del CAPE, con el que se nos bombardea a diario, que si está muy alto, que si está muy alto, deja de ser relativo. Con permiso de los coreanos del norte, claro está. Pero lo que tratamos es ir más allá del corto plazo, y ver la verdadera dimensión del tema.

El artículo lo pueden ver aquí:

http://theirrelevantinvestor.com/2017/08/10/stock-bubble/?utm_source=Daily+AR&utm_campaign=f082f502c3-RSS_EMAIL_CAMPAIGN&utm_medium=email&utm_term=0_c08a59015d-f082f502c3-140340669

Lo primero que hace el autor es demostrarnos con un ejemplo extremo hasta donde puede llegar el mercado, en fases de locura. Y toma uno de los ejemplos más brutales que ha habido a este respecto. La burbuja japonesa.

En este gráfico se resume muy bien:

 

1.jpg

 

 

Más o menos Wall Street estaría ahora como al principio de la línea verde, el CAPE está algo por encima de 30, y se dice poco más o menos en los medios que es casi imposible que se siga subiendo con un CAPE así. Pues ya ven que sí se puede seguir subiendo. El Nikkei siguió nada menos que 8 años subiendo, pasándose el CAP alto por el arco del triunfo. ¿Nos podemos permitir quedarnos 8 años fuera de mercado porque el CAPE está alto. Evidentemente no. Ojo, que esto es un caso extremo, y no estoy diciendo ni de lejos que esto vaya a pasar en EEUU. Pero desde luego que viendo cosas así, yo me voy a volver más prudente con lo del mercado está caro o barato. No ese el factor clave precisamente. Y creo que todos debemos hacer lo mismo en nuestro análisis íntimo y personal.

Pero sigamos, porque se va a reforzar esta idea. Sigamos con el artículo.

Históricamente las acciones tienden a crecer más rápidamente que los beneficios, y si no vean esta tabla desde muy atrás.

 

2.jpg

 

Creo que está bastante claro.

El autor calcula que para que el CAPE llegue a su media correcta el S&P 500 manteniendo estas correlaciones tendría que no subir nada en los próximos 13 años.

Si en cambio iniciara una tendencia bajista dura, donde estas correlaciones se rompieran, necesitaría una bajada del 30% para que el CAPE volviera a su media.

En fin, que tema para relativizar por tanto, y definitivamente concluimos que debe ser un factor más y listo.  En las burbujas se puede llegar muy lejos.

Y no solo en las burbujas de bolsa, ¿qué me dicen la que tenemos montada en bonos? Vean este gráfico:

 

3.jpg

 

Récord histórico. 12 veces más que a principios de los 90. 65% del PIB mundial. Casi nada. ¿En dónde nos hemos metido?

Fuente: https://twitter.com/Schuldensuehner

Hablábamos hace poco  de beneficios empresariales, pasemos ahora a analizar la temporada de resultados en Europa, porque hemos ido analizando la de EEUU, pero los datos europeos llegan retrasados. Ya hay más de dos tercios de publicaciones hechas en el Stoxx 600, y lo que tenemos es lo siguiente.

En cuanto a beneficios hay un 51,7% que han dado mejor de lo esperado, cuando el promedio histórico es de un 50%. En lo relativo a las ventas, hay un 54,5% mejor de lo esperado, cuando la media histórica es del 54%.

En suma, una temporada de resultados buena, pero a secas, sin grandes alardes.

Por sectores, tenemos a energía como el mejor sector, ha dado 71% mejor de lo esperado, seguido del sector financiero con el 63%. Realmente mal, utilities con solo 29% mejor de lo esperado, consumo no cíclico también con 29% e industriales con el 38%.

El problema va a estar en las revisiones a la baja futuras de beneficios como siga el euro así, vean en este gráfico de Reuters

 

4.png

 

Parece que las bolsas europeas con el euro por encima de 1,12-1,13 se ponen nerviosas y con razón.

Mientras en EEUU definitivamente la campaña de resultados en EEUU ha quedado bastante por encima de los promedios y es buena, pero no ha servido de mucho, se ha dado un fenómeno muy raro como ya anticipamos el otro día. Ahora con casi todos publicados el fenómeno se ve mucho más claro, vean esta tabla:

 

5.png

 

Se premia muy poco a los que dan buenos resultados y se machaca a los que dan pérdidas, de forma totalmente desproporcionada. Y a los que dan buenos resultados le dan la vuelta a la baja al poco.

Es como una muestra de cansancio muy grande. No es de extrañar la corrección reciente por tanto.

El viernes, se publicaron posiciones abiertas de grandes especuladores en EEUU, en derivados, demos un vistazo a las que más llaman la atención.

Los largos en el bono americano a 30 años en máximo de un año:

6.jpg

 

 

En el euro, los grandes especuladores tienen ahora mismo las mayores posiciones largas desde el año 2011 nada menos:

 

7.jpg

 

La verdad es que es uno de los productos donde más afinan. Pasaron a cortos casi clavando la tendencia bajista que se venía encima. Y han pasado a largos anticipándose a la ruptura del movimiento lateral. En el euro vamos a tener que ir dándole un ojo a este parámetro a menudo.

En el Russell de pequeñas compañías nadie se cree nada y siguen cortos:

 

8.jpg

 

Mayor nivel de cortos, como vemos en 10 semanas.

Fuente de los gráficos: hedgopia.com

Mala sesión para cerrar una semana aún peor.

Sólo el Dax se ha salvado hoy de la quema ya que los operadores han cortado las ventas en cuanto ha tocado la media de 200 en gráfico diario, nivel que no rozaba desde noviembre de 2016. Ya saben que la primera llegada a estos niveles psicológicos siempre provoca muchos cierres de cortos.

Además algunas noticias favorables en Siemens y Bayer, dos valores con mucho peso, han influido. Pero ha sido anecdótico, los demás índices mal.

Tan mal como que el CAC francés por ejemplo hoy ha terminado de perder todo lo que había ganado desde la victoria electoral de Macron. O peor aún que el stoxx 600 que es el índice europeo que más miran las manos fuertes ha bajado en la semana el 2,7% lo cual significa la peor semana desde que Trump ganó las elecciones en noviembre de 2016.

Una vez más agosto está siendo un mes problemático y donde casi siempre hay sustos.

La crisis de Corea sigue en boca de todos. Hoy Trump ha echado más leña al fuego al decir en twitter que las armas están listas para usarlas si Corea del Norte se comporta de manera imprudente. Y China ha dicho que ojo. Que si Corea del Norte ataca primera se mantendrán neutrales. Pero que si es EEUU el que ataca intervendrían en el conflicto.

Las cosas se han calmado un poco hacia el final de la sesión, lo que nos ha permitido cerrar lejos de mínimos del día, tras entrar en escena el ministro de asuntos exteriores ruso, que ha dicho que está intentando concebir un plan con los chinos para conseguir una solución diplomático al conflicto.

Seamos sinceros. De momento no ha pasado nada. Si pasa, hoy hemos expuesto las pautas que suele seguir el mercado cuando se inician conflictos.

Lo pueden leer en este enlace: 

 

¿Qué pasaría exactamente en las bolsas se se iniciara un conflicto en Corea?

 

Pero no tiene por qué pasar nada. De momento solo hay declaraciones verbales. Pero Corea del Norte está así desde hace 60 años cuando terminó la guerra entre las dos Coreas. Nunca ha dejado de provocar y de montar numeritos, y menos desde que el líder actual, del que muchos tienen dudas sobre su salud psiquiátrica está en el poder.

Y todo este enredo es la excusa que se ha buscado el mercado para una corrección que alguna vez tenía que llegar. Con un Wall Street tocando máximos históricos con cuatro valores, en un estado de sobrecompra récord histórico, sin manos fuertes desde ni se sabe cuándo, y con la volatilidad más baja de la historia. Las manos fuertes no se creían nada. ¿Se acuerdan de las estrategias de opciones del Vix que les contábamos en Situación de mercado hace unas fechas? Pues ya están ganando dinero con ellas.

Y de momento nada más, catalizador para montar una corrección y punto. Si el conflicto llegara  mayores ya entraríamos en otra dimensión. Esperemos que no sea así, y que reine la cordura y el sentido común.

Pero dejemos Corea.

Hoy han pasado más cosas en el mercado.

El sectorial de materiales básicos ha sido el peor con fuertes bajadas ante la caída del cobre y del futuro del mineral de hierro. Igualmente el sectorial petrolero ha tenido problemas, porque el futuro del crudo ha vuelto a fracasar donde siempre lo hace a la altura de la resistencia de los 50$.

Y ojo a los resultados que están dando en EEUU las grandes cadenas minoristas, que no son nada buenos. Hoy JC Penney se desplomaba más del 25% ante los suyos.

Otro factor importante en el día ha sido el dato de IPC en EEUU que ha quedado algo más bajo de lo esperado, y esto ha causado que los futuros sobre fondos federales descontaran en algunos momentos de la sesión tan solo al 35% una subida de tipos en diciembre. No ven subidas hasta marzo del 2008.

Claro está que esto ha debilitado de nuevo al dólar y hecho subir al euro que ya de por sí está muy alto, lo cual es negativo para las bolsas europeas.

Y esto ha sido todo por esta semana llega la hora del descanso, que buena falta me hace, porque con la mayor parte del equipo de vacaciones, he tenido que trabajar mucho a pesar de estar en agosto J

En la familia, volvemos a andar preocupados. Y otra vez el peque. Como le veíamos sin ganas de comer, y pálido, otra vez análisis y ayer llegaron los resultados. Otra vez la hemoglobina se desploma y ha caído a 9,5 cuando el mínimo debe ser 12 o 13. Que desesperación. Y no hay manera de tener un diagnóstico médico para poder afrontar el problema. Hasta septiembre no le van a hacer más pruebas por las vacaciones así que a seguir padeciendo. Pobrecito que vida más dura que lleva, no se lo merece con el gran corazón que tiene.

En cuanto a Verónica, deseando verla la semana que viene, el jueves la tengo por fin en casa. La pobre está pasando un verano raro, en Oxford está haciendo frio en pleno mes de agosto, y está deseando algo de sol y temperaturas más cálidas. Tengo muchas ganas de verla.

Pero bueno hay que seguir viviendo intensamente cada día. ¡Y por fin vuelve el fútbol! Que mono que tenía ya, y este fin de semana primer clásico de la temporada. Y además tengo dos series. La 5 de Ray Donovan una serie de culto para mí. Y tengo las temporadas 5 y 6 enteras de Scandal. Una serie que me gusta mucho, sobre enredos de un presidente en EEUU entre otras cosas.

Ya saben que les espero bien temprano como siempre, el lunes, tras la pantalla de mi ordenador, buen fin de semana a todos y a Claudia en particular.

Corea del Norte está en todos los análisis de los medios en estos días. Se teme una guerra entre EEUU y el régimen norcoreano, una especie de Reino Feudal de la Edad Media que aún sobrevive en nuestros tiempos. ¿Cómo podría reaccionar la bolsa?

Pues qué les parece si repasamos la historia, porque no es la primera vez que se enzarzan ambos países…

Ya hubo otra guerra en Corea como todos sabemos, entre 1950 y 1953. Una cruenta guerra que le costó a EEUU la vida de 36.574 soldados nada menos. Las pérdidas en toda Corea contando Norte y Sur fueron espeluznantes, varios millones.

Está claro que las cosas no son exactamente iguales ahora. Porque Corea del Norte podría tener armas de destrucción masiva, que entonces no tenía, y que las bolsas eran diferentes, pero aun así puede ser interesante repasar que pasó en las bolsas. El ser humano que hay detrás de las bolsas sigue siendo el mismo.

Desde 1948, las escaramuzas eran constantes entre Corea del Norte y del Sur,  hasta que el domingo 25 de junio de 1950 Corea del Norte invadió a Corea del Sur. EEUU y otros países se involucraron rápidamente en la guerra. Pues bien, analicemos la reacción del Dow Jones.

1.png

 

 

La línea azul vertical muestra el día en que las bolsas se enteran desde la apertura que Corea del Norte ha iniciado la invasión. Como vemos,  el Dow Jones venía de una muy fuerte tendencia alcista desde el verano de 1949, donde había subido más del 40% nada menos. Es decir,  su estado de sobrecompra era más violento casi que el actual, que ya es decir. Situación similar.

Estalla la guerra y el día del estallido cae algo menos del 5%.  Durante unos pocos días más sigue bajando y acumula una bajada del 14% aproximadamente. Toca un retroceso significativo de Fibonacci y corta en seco su bajada. El 4 de octubre de 1950, es decir, poco más de tres meses después del estallido, anula por completo la bajada.  El 3 de agosto, poco más de un mes desde el inicio de la guerra, ya había recuperado la mitad de la bajada.

¿Y a partir de ahí? Pues por increíble que parezca desarrolló otra fuerte tendencia alcista mientras la guerra transcurría, a pesar de las pérdidas de vidas humanas terribles y de los daños. La bolsa en el largo plazo es indiferente a estas cosas. Vean el gráfico.

 

2.png

 

La primera línea vertical es como antes el inicio de la guerra. La segunda línea es un hecho negativo muy relevante. Ese día, los norcoreanos, apoyados por los chinos, habían vuelto a tomar Seúl. Las bolsas no hicieron el menor caso, muy al contrario aceleraron las subidas, a esas alturas ya no hacían caso. La tercera línea azul es el final de la guerra. Curiosamente, el final de la guerra ¡desencadenó una fuerte corrección! Le llevó tiempo recuperarse y luego siguió subiendo como vemos.

Y esto no es una excepción, es algo bastante regular.

Es lo normal que hace Wall Street, incluso con cosas gravísimas, como fue esta guerra entre 1950 y 1953. Reacciona inicialmente a la baja cuando estalla el conflicto. Ahora seguro que haría lo mismo, puede que con las maquinitas no fuera un 14%, puede que nos fuéramos al 20%. No se sabe, pero a las pocas semanas empieza la recuperación, el mercado se “acostumbra” al conflicto. Hay sectores que se benefician incluso de todo esto, y la bolsa sigue su devenir como si no pasara nada. Y de hecho suele ser habitual una caída tras el fin del conflicto.

Aquí tienen el gráfico del Dow Jones en un conflicto mucho más grave, la devastadora II Guerra Mundial.

 

3.png

 

Las dos línea son la fecha de entrada en la Guerra de EEUU y el día en que firmó la paz definitiva con los alemanes. Como vemos, también caídas relativamente fuertes iniciales para recuperarlas e iniciar una tendencia fuertemente alcista que se mantuvo durante casi tres años de guerra.

Exactamente el mismo patrón cuando se declara la Guerra del Golfo en 1990, donde entra EEUU frente a Irak.

 

4.png

 

La línea vertical es el inicio de la guerra. Siempre igual. Caída fuerte, pero no catastrófica. Recuperación al cabo de un par de meses y se inicia una fuerte tendencia alcista.  Casi no hay diferencias entre los tres conflictos expuestos.

Y ahora un caso aparte, pero que se podría parecer quizá más a lo que está pasando ahora. La crisis de los misiles de Cuba. El 15 de octubre de 1962, se descubre que había bases de misiles balísticos rusos de alcance medio en Cuba, que lógicamente podían alcanzar sin problemas EEUU. La crisis fue muy grave, y terminó el 28 de octubre de 1962, con tensiones fortísimas, cuando se desmantelaron las bases y se devolvieron a la Unión Soviética. Vean el gráfico del Dow Jones.

 

 

5.png

 

Pues ya ven, la primera línea marca el inicio de la crisis y la segunda el final.

El Dow Jones cayó, pero lo hizo un 6,8% que dado lo que pasó parece poco. Como siempre ya estaba rebotando antes del final de la crisis, como siempre pasa con estas cosas, y luego gran tendencia alcista. Este episodio insisto, que podría ser el que más parecido podría tener con la situación actual, de no tanto temer una guerra, como algún lío de misiles.

Los mecanismos por los que se mueve Wall Street están muy alejados del dolor humano, del horror  o del sufrimiento. Esto funciona de otra manera y es lo que hay. Es una cuestión de dinero. Punto. Nos guste o no. Y esas son las reglas del juego.  Sólo los factores económicos, endógenos de las bolsas, de verdad hacen girar a los mercados. No lo hacen, nunca lo han hecho los conflictos políticos, incluidas las guerras, por graves que hayan sido. Porque francamente más grave que la II Guerra Mundial no se me ocurre nada. Devastó a medio planeta, y las pérdidas humanas fueron horrorosas.

Todo esto no es más que un repaso histórico de grandes conflictos y su repercusión en las bolsas. Ojalá reine la cordura  y nos tengamos que olvidar de estos horrores.

Así que para quitarnos el mal sabor de la boca, volvamos al mundo económico puro y duro. Y quisiera destacar algo que ayer me llamó poderosamente la atención. Vean este artículo:

An Indicator of Peril

https://www.720global.com/article/an-indicator-of-peril-598b0231d5bc1

Resulta que al autor habla en lugar del PIB del VAB. Voy a ponerles una cita de la web del BBVA donde explica este concepto para no liarme en la explicación.

Método del valor añadido: si una manera de calcular el PIB consiste en sumar los gastos, parece lógico pensar que otro método se base en la suma de las ventas u oferta de los productores (lo que se compra debe ser igual a lo que se vende). El problema está en que este procedimiento produciría duplicidades; es decir, se sumaría varias veces el valor de un mismo producto, dado que los productos finales de un productor son, a menudo, un consumo intermedio de otro. Por ejemplo, si sumamos el valor de las ventas de una empresa de ruedas y el valor de las ventas de una empresa de coches, el valor de las ruedas se cuenta dos veces (como ruedas y como componente del coche).

 

Por eso, lo que se hace es sumar el valor de las ventas de los productos de las empresas pero restando, en cada caso, el valor de las materias primas y de otros bienes intermedios utilizados en la elaboración de dichos productos: con esto se obtiene el Valor Añadido Bruto.

Fuente: Banco Bilbao Vizcaya Argentaria

 

Si quitamos además el efecto de la inflación para evitar distorsiones, nos queda el RVA. Una media bastante limpia de la actividad.

Ahora vean este gráfico tomado del artículo antes citado:

 

6.png

 

El RVA tiene sus defectos y no es más que un indicador, pero lo que el autor observa es que siempre desde la II Guerra Mundial que ha pasado a negativo,  siempre, y han sido 12 veces la economía ha pasado a recesión. Siempre, cero excepciones.

Y ahora está en negativo.

Ya sé que es sorprendente. Que no tiene la economía pinta de eso, pero ahí queda el dato. A ver si nos acabamos llevando una sorpresa… o falla por primera vez en 13 ocasiones o esto para el mercado podría ser bastante peor que lo de Corea. Este tipo de cosas si pueden hundir a las bolsas…

Lo de que agosto es un mes complicado y correoso empieza a ser la norma en lugar de la excepción. Cada vez hay más meses de agosto conflictivos. Cuando es por una cosa es por otra, pero la realidad es que es un mes que al bajar notablemente el volumen, es muy típico que demos bandazos duros a la baja, ya que se mueve el precio más de lo normal. 

Hoy hemos seguido en la tónica de ayer de aversión al riesgo en incremento por la fuerte tensión geopolítica que hay en Corea. La tensión ha vuelto a aumentar, tras varios factores. 

En primer lugar por el detallado plan que han dado los coreanos, según el cual van a disparar cuatro misiles contra el territorio de EEUU más cercano que es la Isla de Guam. Según ellos caerán a 30 o 40 km, de la Isla como advertencia o algo así. Pero durante la mañana aliados de EEUU, como Corea del Sur o Japón, han hecho declaraciones, que no eran de calificar todo esto como bravatas. Los dos países temen que el disparo se haga, y que aunque no se causen daños, EEUU lo tome ya como una provocación en regla, tome represalias militares y las cosas se enreden. 

No somos analistas militares, y no sabemos que puede pasar, desde luego si todo queda en escalada verbal el mercado lo olvidará pronto. Si de verdad esto va a mayores, va a ser  un mes muy complicado. Porque con volumen bajo, y sin manos fuertes, cualquier reacción puede magnificarse. 

Todo esto hay que ponerlo en un contexto de mercado, con bajo volumen por agosto, por un lado. Y por otro con un subidón en Wall Street que puede invitar a más de uno, de dos y de doscientos mil a tomar beneficios ante tamaña sobrecompra a la más mínima que se presente. Y puede que lo de Corea de momento sea la excusa. Si esto llegara a mayores, ya no será una excusa será un batacazo. Al menos en el corto plazo. A largo plazo como ya hemos comentado muchas veces este tipo de sucesos no son suficientes para que se hagan cambios mayores. Pero evidentemente en el corto plazo pueden dar mucha volatilidad. 

También ha influido negativamente el hecho de que varias cadenas minoristas en EEUU, estuvieran cayendo fuertemente tras malas ventas. Es un sector muy importante para los operadores, pues a fin de cuentas son un reflejo del consumidor. 

Ha habido muchos resultados publicados hoy en Europa, pero todo ha quedado eclipsado por la tensión. Durante la mañana europea los activos refugio no andaban demasiado activados pero a estas horas sí. 

Técnicamente hablando la buena noticia es que nadie ha perdido soportes. El futuro del eurostoxx se ha quedado justo encima de la base del canal triangular descendente que dura ya varios meses. El Dax pegado al nivel psicológico de los 12.000. Y el mini S&P 500 pegado a su media de 50 días que ya le ha funcionado como soporte en otras ocasiones. 

El dólar muy flojo de nuevo, bastante lastrado por el débil dato de Índice de Precios de Producción que ha quedado netamente por debajo de lo esperado en EEUU, con la mayor caída en 11 meses. Lógicamente con un dato así, el mercado sigue sospechando que la inflación no va a ser un problema y esto sigue bajando las posibilidades de una subida de tipos. Si el dólar sigue débil, el euro no baja y esto es otro factor en contra para las bolsas europeas. 

Que descansen. Hasta mañana a todos...y a Claudia en particular.