Domingo, 16 Diciembre 2018

Serenitymarkets.com. José Luis Cárpatos. Los asistentes a  muchas conferencias, y todos los alumnos de Intefi Escuela de Negocios https://www.intefi.com/ ya habrán visto que me gusta enseñar un espectacular gráfico que muestra que desde hace muchos años toda la subida del S&P 500 ha estado basada en los gaps de apertura.

Esto es un hecho incuestionable desde hace muchos años.

Las sesiones en sí mismas, solo son una guerra entre máquinas y manos fuertes, que trabajan más el swing trading, como algo más rentable que la búsqueda de ninguna tendencia.

Por eso si trabaja el muy corto plazo busque mejor un punto de entrada tras un rebote que la continuación de tendencia que en intradía no es fácil.

Aunque ya hemos hablado en esta columna de todo esto hoy vamos a profundizar de manera más completa en este curioso comportamiento del mercado. Verán como si se quiere trabajar en búsqueda de una tendencia consistente o se queda uno abierto por las noches o no hay nada que hacer. La tendencia se forma por la suma de los gaps de apertura.

Nos vamos a apoyar en este buen artículo (en inglés) que toca muy a fondo este tema:

Una notoria anomalía del mercado y razones por las que puede no desaparecer pronto

http://www.priceactionlab.com/Blog/2018/11/market-anomaly/

Bien, veamos ante todo un gráfico que nos va a disipar las dudas por si alguien pensaba que estaba exagerando.

s1.jpg

Es un gráfico diario del S&P 500 en concreto del etf SPY desde 1994 hasta la fecha actual.

La línea roja en el segundo apartado del gráfico nos muestra lo que hace a lo largo de los años en los gaps de apertura. Como vemos una gran subida y una gran ganancia.

La sorprendente línea verde, es lo que hace el gráfico dentro exclusivamente de las sesiones. Es decir en intradía de apertura de la web a cierre.  Se hubiera perdido bastante dinero.

El último apartado del gráfico se muestra cuando la anomalía es más fuerte o más débil.

Este último apartado, donde se marca máximo de anomalía y ausencia no tiene desperdicio. El autor no lo dice en el artículo, pero es muy importante que nos fijemos cómo se comporta el efecto en los grandes mercados bajistas del 2000 y del 2008. En ambos períodos la anomalía toca máximos, es decir podríamos concluir:

Uno. Cuando el mercado es alcista o lateral las subidas que se produzcan al final se producen en los gaps de apertura no en las sesiones.

Dos. Pero cuando el mercado es bajista, las bajadas son mucho más importantes dentro de las sesiones que en los gaps. Es decir en un mercado bajista podría ser más rentable teóricamente estar corto solo dentro de las sesiones. Todo esto al menos en teoría. Esto que estamos estudiando hoy es solo una idea para que tengamos claro cómo se mueven los mercados, pero replicar esto en cualquier dirección es complicado por el elevado coste de comisiones que tendríamos que asumir al entrar y salir tantas veces. Los costes de las comisiones son un lastre muy muy importante siempre, nunca debemos olvidarnos. Y menos ahora que se están poniendo de moda los absurdos impuestos de transacciones financieras, en diversos países como por ejemplo el nuestro.

Por tanto queda aclarada como la anomalía se comporta muy diferente según el mercado sea alcista o bajista. Y es importante que tomemos nota.

Volvamos al artículo.

El autor publica como se ha movido la anomalía en el año 2018, un año que al final ha sido muy movido y volátil.

Veamos el gráfico.

s2.jpg

Como vemos en el 2018 de nuevo se gana mucho más estando en los gaps de apertura que quedándose durante la noche, no es una excepción. Aunque como el autor repite en el artículo, los costes de los brokers complicarían mucho la rentabilidad. Y no solo los costes de los brokers, algunos mercados como Eurex por poner un ejemplo cercano cobran francamente unas tarifas de cámara de compensación demasiado subida de tono. Pero lo importante es que el efecto sigue ahí.

En valores sueltos todo sucede igual, este gráfico lo demuestra:

s3.jpg

Este es un gráfico de Apple desde 2001 y la diferencia vuelve a ser espectacular, de hecho un hipotético inversor que tuviera comisiones y que hubiera estado solo dentro de las sesiones habría perdido dinero. Otro que hubiera estado solo abierto durante la noche habría ganado una fortuna.

Y terminamos con una cita del autor, en la que explica cómo, en su opinión, este curioso efecto va a persistir en el tiempo y no se va a anular. Esta es la cita traducida.

Pero tenga en cuenta que aprovechar esta anomalía notoria implica los siguientes factores adversos:

  • Costo de la transacción
  • Riesgo durante la noche

Los dos factores adversos anteriores contribuyen a la persistencia de la anomalía y, especialmente, al riesgo durante la noche, ya que disuade a los operadores de mantener el ETF durante toda la noche y venderlo en la próxima apertura

Francamente tiene toda la razón en lo que dice, y va a ser difícil que esto deje de pasar.

Y esto se debe a que Huawei es uno de sus más duros competidores, así que los problemas de la firma china les benefician comercialmente

serenitymarkets.com. Un estudio interesante.
 
Está realizado por los profesores de la Universidad de Richmond, Tom Arnold, John Earl y David North.

Se han entretenido en ver todas las portadas o noticias principales desde 1983 a 2002, de las conocidas y prestigiosas revistas de EEUU, Business Week, Fortune y Forbes.

Han extraído los diferentes valores que se recomendaban en cada número de estas publicaciones y los valores que eran mal considerados, y a continuación han visto cuál era la rentabilidad del valor. Las conclusiones son claras:

- Una recomendación positiva significa de media ganancias en el corto plazo para los valores.

- Una recomendación negativa significa de media pérdidas en el corto plazo para los valores.

Queda claro que las revistas poderosas mueven mercado en el corto plazo con sus recomendaciones, pero lo curioso del estudio viene ahora:

- La conclusión final a la que llegan tras las oportunas pruebas estadísticas es que cuando un valor aparece en una de estas revistas, de media, en poco tiempo da por terminada una tendencia muy fuerte, que le ha llevado a aparecer en la revista porque estaba en un punto extremo.

- La aparición de un valor en la portada de estas revistas es de media, según los profesores de Richmond, un indicador contrario en el medio plazo

Ya ven hay que andarse con cuidado, aunque sí mueven en el corto plazo, lo que pasa es que el descuento de lo que dicen los medios en el corto es tan rápido que difícilmente es aprovechable, la mayoría de las veces lo encontraremos de gap de apertura.

Pasemos a otro tema.

En nuestro mundo económico, un caso típico son los exageradísimos sueldos que tienen los directivos de muchas grandes empresas

Los altos directivos que pasan 12 horas en una oficina y ni viven ni duermen, luchando por la compañía, aún tienen pase, pero si calculáramos lo que ganan algunos consejeros por minuto presentes en las oficinas de la empresa, nos saldría un disparate de magnas dimensiones. En algunas ocasiones los sueldos son tan altos que en la época de la burbuja.com llegaron a suponer la riqueza más floreciente y retorcida para los directivos y la ruina vil para los accionistas. Esto es un abuso que nadie tiene ningún interés en parar, porque... a ver quién le pone el cascabel al gato.

Tras la gran crisis iniciada en 2007, se han intentado muchas medidas para paliar estos abusos en muchos países, pero no da la sensación de que se haya conseguido, salvo en casos contados. Especialmente elevadas las pensiones de jubilación doradas de algunos directivos de bancos españoles.

En esta línea de pensamiento me ha parecido realmente muy curioso un estudio publicado hace unos años en EEUU y del que se hacía eco un artículo de Daniel Gross en la web de EEUU Slate hace algún tiempo.

El estudio está realizado por los profesores David Yermack de la Universidad de Nueva York et Crocker Liu de Arizona y se llama algo así como ¿dónde están las mansiones de los accionistas? en clara alusión a ese libro tan famoso hace algunos años que se llamó ¿dónde están los yates de los clientes?

No se les ha ocurrido otra cosa que comprobar a base de investigaciones bastante complicadas, pues no es un dato fácil de obtener, donde vivían 488 de los 500 presidentes de cada compañía del S&P 500. Los resultados son más que curiosos.

Lo pueden encontrar al completo en inglés en este enlace, vamos a comentar lo más destacado.

http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=970413

1- Lo primero que se ve es que, como era de esperar, viven bien. La casa media de presidente de compañía del S&P 500 tienen 1.600 metros cuadrados, 11 habitaciones, y 4,5 cuartos de baño por casa. El precio medio de cada casa, casi siempre unifamiliares es de unos 3 millones de dólares comparado con el precio medio de una casa de EEUU que es a nivel nacional de 274.000 dólares.

Las casas tienen de media 17 años de antigüedad y fueron compradas de media poco más de un año antes de su acceso al cargo.

2- Un 44 % de la casa la financian con préstamos y un 32% con ventas de acciones de su compañía.

3- Si la casa la compran después de ser nombrados presidentes, ésta es más grande , 13.1 habitaciones, y casi 4 millones de dólares de valor de mercado. Las casas según fotos aéreas tienen como elementos comunes, piscinas, pistas de tenis, jardines, saunas anexas, casas de invitados o de guardeses.

Pero ahora viene lo interesante:

Resulta que se estudia a continuación de forma detenida la correlación entre el tamaño y precio de la casa y la cotización de las compañías de los presidentes, y se encuentra que por ejemplo en el 2005, los valores de las compañías cuyos presidentes viven en mansiones más suntuosas y muy por encima de la media de los otros presidentes, lo han hecho de media un 3,35 % peor que los de las compañías de los presidentes que viven en casas por debajo de la media.

Y más interesante aún, los casos más extremos, es decir, los presidentes que viven en las mansiones más caras de todos, con un mínimo de 3.000 metros cuadrados de mansión, lo hacen peor sus compañías en 2005 ¡un 7%! que los de las compañías de los presidentes que viven en las casas más modestas del segmento.

Cuando un presidente compra una mansión (y para ello suele vender sus propias acciones) su acción tiende a hacerlo peor, al ritmo de casi el 1,25% al mes.

Datos muy curioso, realmente curiosos, y que dan totalmente pie a ese título que los autores del estudio han dado: ¿dónde están las mansiones de los accionistas?...

Para terminar veamos como marcha el sistema de largo plazo de la web amiga Traderalia aplicado al S&P 500 que venimos observando desde hace años. Nota: Nosotros personalmente en serenitymarkets.com  ya saben que nos fijamos en la media de 10 meses que no fue superada al cierre del mes pasado, por lo que seguimos en situación de no recomendar aún bolsa.

POSICIÓN ACTUAL SISTEMA DE TRADING MINI S&P 500

Como cada fin de mes actualizamos el seguimiento del “Sistema TRADERALIA Mini S&P 500” en gráfico de velas mensuales y con media simple (SMA) de 12 periodos.

                                                         

Al cierre de la última sesión de NOVIEMBRE de 2018, el futuro del Mini S&P cotiza en los 2.764 puntos y por ENCIMA de su SMA de 12 meses situada en 2.754 por lo que el "Sistema TRADERALIA Mini S&P 500" cierra la posición corta o vendida abierta el 31-10-2018 en 2.706 puntos generando 58 puntos negativos.

Y abre una posición larga o comprada en el mismo momento (cierre 30-11-2018) y nivel (2.764 puntos).

Sin tener en cuenta dicha posición actual, el balance acumulado de trades ya cerrados (entre agosto 1998 y noviembre 2018) arroja un resultado positivo de 2.669 puntos o 133.450 $ para un único contrato del futuro del Mini S&P y con solo 18 operaciones en todo el periodo.

Pueden ver la explicación del sistema y el gráfico de operaciones y rentabilidades acumuladas en los últimos 20 años en el siguiente enlace:
https://www.traderalia.com/biblioteca-del-trader/sistema-de-trading-mini-s-p-500/

LONDRES, 4 de diciembre (Reuters) - La advertencia de recesión enviada por una curva de rendimiento del Tesoro de EE.UU. que se está aplanando rápidamente es fuerte y clara, pero el movimiento desde el fin de semana por la 'tregua comercial' también revela un giro significativo en el sentimiento de los inversores en los últimos dos meses.

A pesar de una subida de las cotizaciones bursátiles mundiales el lunes, después de que Washington y Pekín pusieran fin a la aplicación de nuevos aranceles durante 90 días, la brecha entre los rendimientos del Tesoro a dos y diez años se ha reducido a su nivel más estrecho desde 2007, a sólo 13 puntos básicos, desde una inversión que, según muchos, anuncia el inicio de la recesión.

Esta medida detuvo el mercado de valores, ya que los inversores se centraron rápidamente en el riesgo de que el ciclo económico expansivo ya muy longevo girase, en lugar de en un cambio táctico en la guerra comercial.

La velocidad con la que la euforia se desvaneció fue una de las señales más claras hasta la fecha de un cambio fundamental en el comportamiento de los inversores, que pasaron de la actitud de los años pasados de "comprar en las caídas" a "vender en las subidas". Los acontecimientos del día a día están pasando a un segundo plano en el panorama general.

Durante la mayor parte del año 2018, sin duda a partir de febrero, el apetito por el riesgo de los inversores no se vio mermado, incluso en un contexto de subida de los tipos de interés en Estados Unidos, fortalecimiento del dólar y guerra comercial. Al menos en lo que respecta a Wall Street.

La curva de rendimiento se aplanó a lo largo de todo este período, pero los precios de los activos en Estados Unidos subieron.

La narrativa fue en gran medida así: la economía era lo suficientemente fuerte como para justificar tasas más altas, mientras que la curva de aplanamiento y la inversión que se avecinaba ya no tenían los mismos poderes de predicción del pasado. Esta vez fue diferente, así que Wall Street siguió funcionando muy bien.

Pero esa narrativa se está desvaneciendo. Ahora, hay una sensación inconfundible de que el tiempo se agota en una de las expansiones económicas y mercados alcistas más largas de la historia de Estados Unidos, la Reserva Federal es demasiado agresiva en cuanto al endurecimiento monetario, y las perspectivas de rendimiento para el próximo año se están oscureciendo.

Los inversores se están comportando en consecuencia. Ajustado por la volatilidad, el efectivo ofrece ahora mejores rendimientos que la renta variable estadounidense por primera vez en una década, según JP Morgan Asset Management, que ahora prevé "un entorno de ralentización del crecimiento de los beneficios y aumento de los riesgos macroeconómicos".

Por ejemplo, los recientes rebotes de los mercados de renta variable se basan en datos económicos sorprendentemente sólidos o en titulares de buenas noticias sobre el comercio mundial, que son cada vez más efímeros.

Según Morgan Stanley, 2018 es el primer año desde principios de la década de 2000 en el que las estrategias  de "comprar en la caída" han fracasado.

¿RECESIÓN DEL 2020?

El S&P 500 perdió 7 puntos porcentuales en octubre, su peor mes en siete años; la capitalización bursátil de los cinco "FAANG" cayó hasta 1 billón de dólares, empujando al Nasdaq hacia abajo hasta 16 puntos porcentuales; y la curva de rendimiento retomó su tendencia de aplanamiento a un ritmo llamativo, a 13 puntos básicos desde los 37 puntos básicos de hace sólo dos meses.

Wall Street y el índice mundial MSCI han reducido a la mitad estas pérdidas, pero el impulso alcista se está desvaneciendo. La "tregua" de la guerra comercial entre Estados Unidos y China en la cumbre del G20 en Argentina durante el fin de semana supuso un rally  en las bolsas mundiales que apenas duró 24 horas.

Mientras tanto, los precios del petróleo cayeron más del 30 por ciento desde principios de octubre, los altos funcionarios de la Reserva Federal han comenzado a indicar que los tipos de interés podrían no tener mucho más recorrido al alza.

El consenso entre los estrategas de mercado es que las rentabilidades de las acciones de EE.UU. serán de un solo dígito. Esta cifra está muy por debajo de los 25-30 puntos porcentuales de este año, pero sigue siendo mejor que la de Europa.

Es probable que el próximo año se caracterice por un "crecimiento decepcionante y un rango de valoración mucho más estrecho" frente a una fuerte desaceleración del crecimiento económico, escribió el martes el equipo de estrategia de renta variable estadounidense de Morgan Stanley en su perspectiva para 2019.

"Hay más de 50 por ciento de posibilidades de que experimentemos una modesta recesión de las ganancias en 2019. Es probable que esto se vea compensado en cierta medida por una Reserva Federal que interrumpe su campaña de subida de tipos en junio", escribieron.

Los economistas de Goldman Sachs y JP Morgan mantienen su postura a favor de cuatro subidas de los tipos de interés de la Reserva Federal el próximo año. Eso parece una apuesta muy audaz.

Casi nadie espera una recesión en Estados Unidos el próximo año, aunque las posibilidades de que eso ocurra en 2020 están entre el 20 y el 35 por ciento. Una inversión de la curva de rendimiento estadounidense de 2s/10s ha precedido a cada recesión en los últimos 50 años.

Queda por ver si la curva se invierte y si sigue la recesión. La primera parece probable, y partes de la curva en el extremo corto, como la diferencia entre los rendimientos a tres y cinco años, ya se han invertido.

Las señales de advertencia están ahí, y los inversores están tomando nota.

(Por Jamie McGeever, edición por Andrew Heavens) Editado y traducido por serenitymarkets.com