LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

serenitymarkets.com

Se espera una apertura claramente alcista en Wall Street. Tras seis días de bajadas la sobreventa acumulada es bastante importante y favorecedora de rebotes, siempre teniendo en cuenta que aún no se ha llegado a una sobreventa extrema, de las que son generadoras de grandes oportunidades de compra. Pero sí bastante importante.

Lo podemos ver de un vistazo en el indicador de miedo de la CNN actualizado al cierre de ayer. 

fear.JPG

Ahí podemos ver que en la escala ha entrado en la zona de miedo extremo pero no está nada más que al inicio, aún podría ser bastante peor.

La principal causa del rebote la tenemos que encontrar en los Pinos. En este tipo de situaciones siempre pasa igual, Donald Trump la lía y luego tienen que ser los chinos los que den los pasos porque si no esto no tendría remedio.

Durante la madrugada el Banco Central chino ha tomado varias medidas encaminadas a frenar la fuerte bajada de su moneda. A estas horas la cotización de la moneda china está subiendo un 1,09%. Ha llegado a recuperarse incluso un 1.2% tras decir  el Banco Central chino a media mañana que ellos no son manipuladores de divisas y que van a impedir que su moneda baje demasiado. No obstante hay que aclarar que la cotización sigue claramente por encima del siete para ser exactos está en 7.05 lo cual sigue siendo un nivel muy inquietante para los operadores de Bolsa. 

Por su parte  Estados Unidos ha declarado manipulador de divisas a los chinos, y muchos se temen que esto pueda desembocar en una intervención en contra del dólar para debilitarlo o incluso que Trump  pueda llegar a subir los aranceles desde el 10% con que ha amenazado a partir del uno de septiembre hasta un 25%.

Hoy el presidente de los Estados Unidos ha vuelto a escribir otro mensaje en el que ha dicho que el dinero fluye a mansalva desde China hacia los Estados Unidos en busca de un valor refugio. Esto es absolutamente falso ya que las cifras dicen todo lo contrario. En el año 2016 entraba una inversión directa desde los chinos de casi 46,000 millones de dólares y actualmente el ritmo anual es menos de 5000 millones, es decir una bajada de casi el 90%. Este mensaje es otra ensoñación de Trump. 

El mercado tiene algunas reservas tras una publicación de Nomura en la que han dicho que no se puede descartar que de aquí a finales de agosto tengamos una segunda oleada de caídas mucho peor que la anterior y muy parecida a la de Lehman Brothers. Se basan en estudios propios de sentimiento, en la actitud de los grandes fondos de cobertura y ante el temor a que los algoritmos puedan saltar si hay una segunda oleada que rebase los mínimos bajistas anteriores.

De momento la tecnología es quien más está rebotando ante todos estos acontecimientos, y así Apple sube 1%, mientras que los fabricantes de semiconductores más grandes están subiendo alrededor del 1.5%. Los valores industriales más reactivos a la guerra comercial como son Caterpillar y Boeing están subiendo alrededor de 0.6%. Por su parte la empresa de ocio  Disney sube 1.3% ante la especulación de que los resultados que dará después del cierre serán aceptables.

Desde el punto de vista técnico está siendo absolutamente fundamental el hecho de que tanto SEP 500 como Nasdaq están tocando sus respectivas medias de 200 en sus gráficos diarios por lo que era lo más lógico que hubiera rebote en estos niveles, hay que vigilar dichas medias para ver si terminan finalmente por resistir o no.

José Luis Cárpatos. 

serenitymarkets.com

El autor británico Chesterton tenía fama de muy despistado. Y desde luego que lo era. Una de sus anécdotas más divertidas se produjo cuando estaba realizando un viaje en tren entre la ciudad donde vivía y Londres. En concreto iba camino de la capital del Reino Unido.

El revisor le pidió el billete como era habitual, y también como de hecho era muy frecuente no lo encontraba,  lo había perdido. El revisor que le conocía pues era viajero habitual de la línea, le dijo que no se preocupara que se fiaba de él y que ya sabía que era muy despistado que lo buscara con calma y si no ya encontraría una solución. Chesterton visiblemente nervioso le contesto al revisor que si buscaba afanosamente el billete ya no solo era para no tener que pagar ningún recargo sino sobre todo por una cosa bastante más importante: porque no recordaba adonde tenía que ir, había olvidado su destino. No sabía donde iba. 

Este tipo de cosas de no saber hacia donde tenía que ir le sucedió en más ocasiones y lo solucionaba mandando mensajes a su esposa que le decía donde estaba y donde tenía que ir. Esta es una faceta muy típica de los genios.

Lo malo es  cuando quien no sabe dónde ir,  es nada menos que el presidente de los Estados Unidos. Estaba demasiado acostumbrado a atacar a los demás sin que se le replicara.

Esto es algo que hacen muchas personas sin darse cuenta. A mí por ejemplo me pasó la semana pasada. En un asunto personal una persona me atacó todo lo que quiso y yo me callé, porque sabía que ante la más mínima réplica se iba a poner muy agresivo. Y es que hay personas que no se dan cuenta que a ellos también se les puede replicar y le dolería. Es un no ponerse en el lugar del otro.

Las bajadas que hemos tenido hoy en las bolsas tanto europeas como de Estados Unidos han sido graves. Los gráficos han quedado notablemente deteriorados y todo el mundo empieza descontar la recesión global que se aproxima.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump atacó primero a China la semana pasada amenazándole con la implantación de aranceles del 10 % sobre 300.000 millones de dólares en productos chinos. El problema y lo que asustado hoy a los mercados es que los chinos han contestado y de qué manera. Han declarado la guerra a Estados Unidos, al menos la guerra comercial y han tomado medidas de mucho calado para contraatacar las medidas de Donald Trump. 

La primera medida ha sido la devaluación de la moneda china, el Yuan. Ha tenido en el día de hoy la mayor caída de los últimos 11 años. Y estamos en agosto. Y hay que recordar  agosto del 2015 que empezó exactamente igual y por el mismo motivo, la devaluación del Yuan.  Eso está en la memoria de todos los operadores.

Durante casi dos años cada vez que la moneda china llegaba a la zona de siete en el cruce con el dólar, hay que recordar que el par está al revés, es decir cuando sube es que está bajando la moneda china y subiendo el dólar, los chinos frenaban la devaluación, pero hoy el Banco Central chino ha dejado pasar a su moneda de esa resistencia psicológica de siete. La reacción bajista de la moneda china ha sido brutal y esto no augura nada bueno porque todo el mundo entiende que es la primera medida de guerra que usan los chinos. Trump también lo ha visto muy claro y ha protestado ya y acusado a los chinos de graves violaciones por tomar este tipo de medidas. Ahora los operadores mucho se temen que Donald Trump pudiera ordenar al Tesoro de Estados Unidos la devaluación del dólar mediante una intervención abierta en los mercados de divisas. 

Además China ha tomado una segunda medida de guerra. El dejar de comprar productos norteamericanos vía empresas estatales. Se ha filtrado que ha dado orden a este tipo de empresas de que dejen de comprar productos agrícolas a Estados Unidos.

Hasta ahora los chinos siempre bajaban la cabeza e intentaban seguir negociando, pero el problema está en que esta vez no lo hacen. Y han decidido plantar batalla. Con una guerra comercial en aumento como bien ha dicho J.p. Morgan esta mañana a las posibilidades de escapar de una recesión global son muy bajas.

Por cierto que Morgan Stanley,  el único de los grandes bancos que se atrevió a avisar de esta bajada que se nos venía encima, hoy ha dicho que estiman que aún hay caída hasta que se llegue a un 10 % de corrección. De momento hoy el SP 500 ha sobrepasado el 5 % de bajada desde los máximos recientes cuando se atasco en la resistencia 3025. Este banco ha fijado su objetivo de caída en 2700.

Las curvas de tipos de interés en Estados Unidos están avisando claramente de que la recesión es solo cuestión de tiempo. Así destacamos el spread entre las curvas de tres meses y bonos a 10 años que se han invertido a nivel máximo desde el año 2007. En los últimos 50 años siempre que se ha llegado a niveles de inversión así se ha terminado con recesión. No vemos ni la más mínima explicación ni justificación posible a que esta vez vaya a ser diferente. Escucharán a los políticos y a los medios de comunicación explicaciones de por qué esta vez va ser diferente, pero lo que no va a ser diferente es que digan que esta vez va a ser diferente. A ver si me entienden el juego de palabras. Es mejor que nos preparemos en los próximos meses ,puede que entre seis a nueve meses ,a la recesión global salvo que Donald Trump rectifique notablemente sus actitudes cosa que no parece demasiado posible.

En cualquier caso el mercado ha adquirido ya una velocidad enorme. La volatilidad es muy alta. El índice VIX está por encima de 21 y basta con que pase por encima de 20 para considerar que es una bolsa muy volátil. En estas condiciones vamos a ver grandes rebotes seguidos de grandes caídas y todo tipo de movimientos extremos. Lo que está garantizado es que el mes de agosto va a ser muy movido. Eso queda muy claro. Así que sean prudentes y estén preparados para cualquier cosa. 

El mercado deja un poco de lado lo de las bajadas de tipos de interés, que hasta ahora, eran el gran aliciente. Ahora ya se descuenta al 100% una bajada de tipos en septiembre por parte de la Reserva Federal y se le da ya alguna posibilidad, para ser exactos el 20 %, de que bajara 50 puntos básicos.

 Lo que de verdad centra ahora la atención de los mercados es la actitud que tome Donald Trump. Cualquier intento de retroceder sobre su postura, que ha desencadenado toda esta tormenta podría ser acogido con subidas explosivas. Si al contrario, a su vez contesta a China y cada vez las cosas se enredan más podemos tener alguna bajada de gran calado que haga realmente daño a las bolsas.

Es muy posible que Trump a estas alturas ya sea consciente de que posiblemente se haya pasado de frenada. Pero es una persona muy imprevisible. Y ahora mismo tiene el mercado en sus manos. 

El deterioro macroeconómico se ha vuelto a ver hoy en Europa, con un dato de sentimiento de la eurozona Sentix al peor nivel desde el año 2014 y con un PMI Composite también al peor nivel desde hace algún tiempo. Por su parte Estados Unidos ha dado un dato de ISM de servicios al peor nivel desde el año 2016.

El euro se ha recuperado con fuerza pero no por méritos propios sino por deméritos del dólar que está muy débil ante los temores de intervención en su contra.

Los bonos siguen subiendo sin freno con la rentabilidades en mínimos históricos, y con el Bund alemán con rentabilidad negativa mucho peor que la tasa de depósito de los bancos en el Banco Central europeo, la burbuja es de las que hacen época.

José Luis Cárpatos. 

 

serenitymarkets.com

Desde que en 1998 iniciamos nuestra andadura periodística sobre el mundo de los mercados siempre le hemos dado mucha importancia a las pautas estacionales.

Estas pautas nacieron en las materias primas, por razones evidentes. No es lo mismo el precio de un producto agrícola en plena cosecha que cuando falta mucho para ella por poner un ejemplo.

Pero con el tiempo se descubrió que también existían en los mercados financieros y en concreto en las bolsas. La primera pauta estacional que se detectó fue la de las fiestas. Los días previos a las fiestas raramente son bajistas y los días después de las fiestas son más bajistas. La clave de las pautas en bolsa, la mayoría de las veces, no se basan en fundamentos económicos sino más bien en la psicología humana. Estamos contentos antes de la fiesta y bastante menos después, por lo que tendemos a vender con el estado de ánimo más negativo.

A mí siempre me ha parecido un factor a tener en cuenta. No lo veo como un generador de señales de entrada y salida, pero sí como un factor importante a considerar.

Por ejemplo no está nada mal saber que agosto y septiembre suelen ser estacionalmente los peores meses del año…

 

1.png

 

O que el recientemente dejado atrás julio, es el mejor mes del año en los últimos 10 años.

O que de mayo a octubre la bolsa lo hace peor que de noviembre a abril. Y esto ha sido así desde que las bolsas existen.

Pero es que además un estudio reciente ha puesto muy en valor este tipo de pautas.

Guido Baltussen

Erasmus University Rotterdam (EUR); Robeco Asset Management - Quantitative Investing

Laurens Swinkels

Erasmus University Rotterdam (EUR); Robeco Asset Management - Quantitative Investing

Pim van Vliet

Robeco Asset Management - Quantitative Investing

Se lo pueden descargar en pdf en este enlace:

https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3325720

Examinamos 24 primas globales de factores en las principales clases de activos a través de la repetición y la nueva prueba de muestras que abarca más de 200 años de datos. La replicación produce evidencia ambigua dentro de un marco de pruebas unificado con métodos que toman en cuenta el p-hacking. La nueva evidencia de la muestra revela que la gran mayoría de los factores globales están fuertemente presentes bajo perspectivas conservadoras de p-hacking, con un deterioro limitado fuera de la muestra de las primas. Además, utilizando nuestra muestra profunda, encontramos que las primas de los factores globales no son impulsadas por los riesgos de mercado, a la baja o macroeconómicos. Estos resultados revelan fuertes primas de factores globales que representan un desafío para las teorías de precios de activos.

Bueno, mal empezamos J un poco denso, vamos a traducir esto al cristiano y simplificarlo.

Lo que hacen es comprobar en muestras de 217 años, tomando valores, bonos, divisas y materias primas,  un total de 68 mercados individuales, como lo hacen las siguientes estrategias:

BBA: Apostando contra la beta. Aquí escogen activos con baja volatilidad.

Value: Buscando como ya es sabido valores “baratos” que se supone lo harán mejor que los demás en el futuro.

Momentum: Entrando en activos que lo han hecho mejor que los demás, es decir que el resto del mercado,  en los últimos en 3 y 12 meses.

Carry: se escogen activos que pagan altos dividendos, intereses u otras formas de retribución

Trend: A diferencia de momentum que es hacerlo mejor que los demás, aquí se mira el activo en sí mismo, y que independientemente de los demás lo haya hecho bien en el pasado, sería estrategia de tendencia pura.

Seasonality: Se compran los activos por tener pautas estacionales favorables.

Ya les anticipo que el resultado del estudio, que por amplitud de familias de activos y tiempo (más de dos siglos), parece irrefutable, es sorprendente.

Lo pueden ver en el siguiente gráfico:

 

2.png

 

El value es la segunda que peor lo hace a pesar de la gran fama que tiene, y los numerosos seguidores. El entrar en activos que pagan altos dividendos, intereses, etc, es una buena estrategia. El entrar en activos con tendencia favorable es una excelente estrategia (y luego dicen algunos que los gráficos no sirven para nada). Y la reina de las estrategias para sorpresa de todos, incluido yo mismo, es el basarse en la estacionalidad.

Si vamos a otra tabla estudiando las diferentes métricas del estudio, siguen las sorpresas:

 

3.png

 

Como vemos de nuevo las cifras de las estrategias de seguimiento de tendencia y especialmente de estacionalidad son excelentes. El ratio de Sharpe en ambas, claramente por encima de 1 es muy favorable, frente a tan sólo un 0,56 y menos de la mitad de rentabilidad en la popular y reconocida estrategia de value.

No pretendo nada más con este artículo que nos sirva para reflexionar sí el enfoque que le estamos dando a nuestra forma de operar tiene más o menos posibilidades. Lo que nos dice el estudio que operar basado en la tendencia, prefiriendo activos que paguen buenas rentas y teniendo muy en cuenta la estacionalidad, puede ser la mejor forma de enfrentar los mercados, sean los que sean, que no sólo de bolsa vive el inversor.

José Luis Cárpatos

serenitymarkets.com

Las máquinas expendedoras  tienen una larga historia. Encontramos infinidad de imágenes en blanco y negro de maquinas expendedoras de muy distintos tipos pero realmente no fueron las primeras ya que los egipcios fueron los pioneros al inventar una máquina que expedía agua bendita en los templos; y sí… las máquinas ya en aquel entonces funcionaban con monedas!

Fue un inventor griego, Herón de Alejandría, quién invento en el antiguo Egipto una máquina para dispensar agua bendita en los templos de Tebas y del alto Egipto.

Estas máquinas se encontraban en la entrada del templo y funcionaba con monedas de cinco dracmas.  Se utilizaba para lavarse la cara y las manos antes de acceder al interior del templo.

Fuente:

https://www.vendival.com/historia-del-vending-de-los-egipcios-a-la-coca-cola/

Pues ya ven, seguro que pensaban ustedes que esto de las máquinas expendedoras era un invento moderno pero que muy moderno. Pues ya ven que no y que viene del antiguo Egipto nada menos. Puede que Donald Trump piense que es el inventor de amenazar para conseguir que los otros países negocien, pero esto es algo muy viejo. El problema es que aunque es una táctica que prácticamente todo el mundo usa, posiblemente el presidente de los Estados Unidos no tenga la capacidad de aplicarla de una manera moderada y efectiva. Lo suyo es hacerlo todo brutal y directo al cuello. 

Los mercados se han asustado y mucho tras las medidas que ha anunciado de imponer aranceles a China por 300.000 millones de dólares. En concreto un 10 % sobre esa cantidad. Hoy ha intentado matizar todo este asunto al decir que si los chinos toman medidas de aquí al 1 de septiembre estos aranceles podrían retrasarse o suprimirse. Y el mercado ha reaccionado rápidamente al alza pero ha durado poco dicha reacción y a continuación se han vuelto a romper los mínimos del día. 

El mercado ya venía caliente de que el Banco Central europeo fuera más prudente de lo que se creía de cara a tomar medidas, tampoco le había sentado bien que igualmente la Reserva Federal esta semana había sido menos dovish de lo esperado. Y todo este enredo de los aranceles ha sido la gota que colma el vaso. Teniendo en cuenta que había numerosos indicadores, como habíamos indicado en las dos últimas últimas semanas, que anticipaban que el mercado estaba muy pasado de rosca, el estallido no se ha hecho esperar y ha sido bastante violento. 

Hay que recordar por ejemplo esa señal de Hindenburg Omen de la que avisamos hace unos días, que en el caso del Nasdaq no se había visto al menos con tanta fuerza desde el año 2008.

https://www.serenitymarkets.com/secciones/macroeconomia/51399-se-activa-nueva-senal-de-hindenburg-omen-algunos-analistas-se-ponen-en-guardia.html

Lo que pasa es que muchos piensan que la última cosa que pretende el presidente de Estados Unidos Donald Trump con estas nuevas medidas que anunciado es precisamente conseguir nada con China. Parece que las dificultades del acuerdo son insalvables. Y menos después de la contestación que ha dado China hoy de que no acepta ningún chantaje y que no va a moverse ni un ápice por mucho que le amenacen. Y creemos sinceramente que así será Trump no conseguirá nada.

Pero como decíamos, lo más normal es que esto sea una demostración de fuerza de cara a la Reserva Federal. Muchos analistas piensan, y nosotros entre ellos, que el verdadero motivo de Trump para todas estas medidas es mostrarle a la Reserva Federal que no se le puede desobedecer, y que a él le basta con un par de tuits para hundir a los mercados y forzar a la Reserva Federal a bajar los tipos de interés en la medida que él diga.

Ha comentado que esto es una corrección de las bolsas sin importancia y que posteriormente seguirán subiendo mucho más. Él ya tenía previsto que esto sucedería así. Puede que nos equivoquemos. O puede que todo sea cierto es decir que por un lado quiera presionar a China y que también por otro quiera presionar a la Reserva Federal, pero desde luego algo hay en este asunto relacionado con el pulso que llevan entre el Banco Central y él. 

El dato de empleo de hoy que se esperaba pudiera aumentar la volatilidad, en realidad no lo ha hecho, ya que ha salido exactamente en lo esperado. Por lo cual el mercado se lo ha tomado de forma neutral y no ha sido tan importante como todos creíamos, dejando como primera plana de la actualidad todo lo relacionado con la guerra comercial de China.

Desde el punto de vista técnico el deterioro en los gráficos europeos ha sido muy notable, ya que Europa ha bajado mucho más en estos días que Wall Street,  en cuanto al SP 500 hay que vigilar el soporte 2940 que a estas horas se ha perdido. Desde luego que el fracaso a la altura de la resistencia sobre la que llevamos varias semanas advirtiendo en 3025 ha sido notable. Por otro lado en el estado de sobrecompra en que había llegado tampoco parecía muy posible que pudiera romper en condiciones claras dicha cifra. 

Los sectores más sensibles a China son los que peor lo han pasado como el de lujo en Europa, materiales básicos semiconductores y tecnológicas en general. Apple también ha tenido una importante bajada ya que Bank Of América ha detallado las pérdidas que tendrá en sus beneficios por culpa de este factor.

Les deseo un buen fin de semana y en mi blog personal tienen mi despedida semanal. Muchas gracias por estar ahí. Recuerden que mañana tenemos el vídeo con las cuatro claves de la semana donde analizaremos de forma extensa la situación actual. Buen fin de semana a todos y a Claudia en particular.

serenitymarkets.com

El mercado es complicado. Y hay que aprender. Pero a veces nos cuesta darnos cuenta de lo más básico de todo. Por mucho que nos empeños en montarnos películas la tendencia es nuestra amiga y es la base de todo. Y si nos fiamos de ella y la tenemos como base operativa nos irá mejor, mucho mejor.

Por ejemplo a mis alumnos del master les enseño hasta nueve o diez estrategias de swing trading diferentes. Para todos los gustos. Pero todas tienen una regla que no se puede saltar: no se entra contra tendencia.

Hace unos días Michael Batnick que es el Director de Investigación de  Ritholtz Wealth Management LLC escribió un artículo muy bueno, donde se ve lo importante que es manejar una variante tan básica como esta.

El artículo lo pueden leer aquí:

Impulso simple

http://theirrelevantinvestor.com/2018/07/09/simple-momentum/

El autor reflexiona sobre lo importante que es tener en cuenta el momentum del Mercado de mil maneras diferentes a la hora de operar. Y para ilústralo sugiere un ejemplo muy muy básico.

No es una estrategia para usarla para operar. Simplemente para reflexionar. Para ver como conceptos muy sencillos, mejoran nuestra operativa notablemente.

Lo explica en esta cita:

Hoy voy a compartir con ustedes una de las formas más simples de medir y ejecutar una estrategia de impulso en el mundo real. Estas son las reglas: si el S & P 500 superó a los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 5 años en los últimos 12 meses, invierta el 100% de esta cartera en el S & P 500 en el mes siguiente. Si los bonos del Tesoro de los EE. UU. A 5 años superaron al S & P 500 en los últimos doce meses, invierta el 100% de esta cartera en bonos en el mes siguiente. Eso es. Bastante simple.

Como todas las pruebas posteriores escritas y leídas, esta se ve bastante bien. Antes de seguir, se aplican todas las advertencias habituales. Esto no es un consejo de inversión. No hay costos de transacción aquí. El S & P 500 en su estado actual no existía hasta 1957. El primer fondo índice no estuvo disponible hasta 1976, etcétera, etcétera.

Esta estrategia de impulso simple habría crecido al 10.5% durante los últimos 91 años, en comparación con el 10.1% del índice.

Como ven no puede ser más sencillo. Cada mes, se revisa si lo ha hecho mejor en los 12 meses anteriores, el S&P 500 o los bonos USA a 5 años. Quien lo haya hecho mejor se lleva el 100% de la cartera al mes siguiente. Y vuelta a empezar al cabo de un mes. Más simple imposible.

Resultados de 91 años:

1.jpg

 

 

La línea más clarita es la estrategia, la más oscura comprar y mantener. En esos casi 100 años raras veces la estrategia ganaba menos que comprar y mantener. Pero lo importante, como tantas veces decimos no es lo que se gana, sino que baje el riesgo. Pues bien lo pueden ver aquí:

 

2.jpg

 

La parte roja es el drawdown de comprar y mantener, la negra de la estrategia.

Aquí lo tienen:

 

 

3.jpg

El autor entonces reflexiona sobe algo muy importante. Lo más importante al margen de como cambia las cosas en cuanto al riesgo cualquier idea basada en la tendencia como esta tan simple.

Imaginen que ven esta tabla en 2009. Madre mía para tirarse de cabeza, con la estrategia en la caída del 2000 solo 7% de pérdidas, con comprar y mantener el 45%. Y en la gran crisis del 2007, la estrategia solo pierde el 5% frente al 51% de comprar y mantener.

Nos hubiéramos tirado de cabeza.

Pero entonces nos hubiéramos encontrado con esto los 10 años siguientes.

 

4.jpg

 

 

Ohhhhh, la estrategia durante estos 10 años de locura y subida sin fin, siempre ganó menos que comprar y mantener, en lugar de algo más del 10%, algo más del 8%.

¿Se imaginan los titulares? Que birria de estrategia. Comprando y manteniendo se gana mucho más, siempre la obsesión con lo que se gana en lugar de fijarse en el riesgo que se corre, siempre, siempre. Y claro con estos años tan alcistas, nadie se fija en que la estrategia de nuevo ha vuelto a perder menos en los momentos malos, aunque haya ganado menos presuntamente.

Eso no importa, los titulares echarían humo ¡de cabeza a la gestión pasiva! ¡Hemos encontrado el Santo Grial comprar y mantener! Y como en el cuento de la cigarra y la hormiga, nadie se acuerda de que tarde o temprano volverá a pasar esto:

 

5.jpg

 

La gestión pasiva se difuminará, entonces será todo lo contrario, y justo cuando todo el mundo se pase al otro lado, volverá a funcionar la pasiva. Es un círculo vicioso.

Es mucho mejor, y llevo ya rato mezclando algunos pensamientos míos con algunos otros que coinciden o no con el autor, tener bien claro, que con estrategia sensata, tendremos esa ventaja. Y el mal momento llegará. Y cualquier estrategia, por burda que sea, como por ejemplo salir cuando mensualmente se cruce la media de 10 en bolsa, nos evitará estar en el lado malo. A ver quién aguanta con la gestión pasiva el próximo -51% que llegará. Antes o después. Siempre lo hace, porque esa es la esencia del mercado.

Es fácil pensar a priori, bueno, yo me sabré salir a ojo, de mi gestión pasiva cuando se pongan las cosas feas. Pero el mercado está diseñado, para extremarle el dolor en esa decisión a un nivel inimaginable. Siga una estrategia, es lo más sensato aunque sea ir contra la moda. La moda nunca dio dinero, salvo a los modistos, claro está J

serenitymarkets.com

Había una vez un campesino chino, pobre pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un día su hijo le dijo: 
– «Padre, qué desgracia, se nos ha ido el caballo». 
Su padre respondió: 
– «Veremos lo que trae el tiempo…». 
A los pocos días el caballo regresó, acompañado de otro caballo. Unos días después, el muchacho quiso montar el caballo nuevo, y éste, no acostumbrado al jinete, se encabritó y lo arrojó al suelo. El muchacho se rompió una pierna. 
– «Padre, qué desgracia, me he roto la pierna». 
Y el padre, retomando su experiencia y sabiduría, sentenció:
 – «Veamos lo que trae el tiempo…».
 El muchacho se lamentaba. Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del rey, buscando jóvenes para llevárselos a la guerra. Fueron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo. En la guerra murieron todos los soldados. 

Fuente

https://www.anecdonet.com/01/07/el-chino-y-el-caballo-providencia-paciencia-abandono/

Es la realidad de la vida, las cosas son así, nos pasan cosas que aparentemente parecen malas, pero a la larga resulta que lo que nos estaban trayendo era algo mucho mejor. Las bolsas lo tienen claro. Pero sin duda alguna. Cuanto peor mejor. Cuanto peor salgan los datos macroeconómicos mejor porque así la Reserva Federal enmendará el error que cometió ayer. O al menos eso dicen.

A la Reserva Federal le llueven las críticas por todos lados. Por parte del presidente porque no han bajado los tipos de interés lo suficiente y en palabras de ayer por la noche: les ha dejado tirados a todos. En cambio para los operadores su tono excesivamente prudente fue una gran decepción ya que rebajan las expectativas de que el ciclo de bajadas de tipos sea lo suficientemente largo.

Algunos grandes bancos han escrito hoy críticas muy severas contra la Reserva Federal, acusándoles, y creo que con mucha razón, de haber perdido la independencia y de haber perdido la credibilidad. La realidad es que hacía tiempo que no se veía un Banco Central más despistado que este. Atrapado en sus contradicciones y bajo las presiones de un presidente que parece pesar más de lo que todo el mundo creía. Las justificaciones que se dieron ayer para la bajada de tipos eran bastante poco creíbles, lo que describían para el futuro era poco coherente. Y ahora mismo nadie tiene muy claro qué piensan hacer. Pero la realidad es que ayer se cerró con el pensamiento de que iban a bajarse los tipos de interés mucho menos de lo que se creía.

Pero gracias al " cuanto peor mejor" a la hora del cierre europeo la situación se había revertido por completo. Y el Nasdaq por ejemplo había recuperado totalmente las perdidas de ayer. El motivo no era otro que dos malos datos macro en Estados Unidos que de tan malos hacían pensar que la Reserva Federal tendría que rectificar. El primero era el de directores de compra de manufacturas que ha quedado muy por debajo de lo esperado al peor nivel de varios años. Bien es cierto que la economía americana solo depende de la manufactura en un 20%, pero este dato siempre ha tenido un gran poder de predicción sobre el total de la economía. 

El otro mal dato era el de gastos de construcción, que ha bajado un 1,3 %, al peor nivel en siete meses y cuando se esperaba una subida de 0,3 %. La combinación de ambos datos ha hecho pensar a los operadores que efectivamente la Reserva Federal se ha equivocado y en cuanto empiece a ver estas cifras rectificará y sí que llevará a cabo las bajadas de tipos que se descontaban previamente al comunicado de ayer y a la rueda de prensa de Powell. 

Parece algo aventurado llegar a una conclusión tan rápida como la de que la Reserva Federal va a cambiar de opinión solo por este par de datos macro. Pero aquí lo que cuenta es lo que hace un mercado extremadamente nervioso como ya se ha visto en los últimos días ante cualquier noticia relacionada con el comportamiento futuro de los bancos centrales, tanto el Banco Central europeo como la Reserva Federal.

En este estado de nervios y reacciones demasiado exageradas no hay que olvidar que mañana tenemos el dato de empleo. No hace falta deducir mucho para pensar que nos lo vamos a tomar a la tremenda, lo que hace falta saber es si será hacia arriba o hacia abajo. Pero desde luego lo que parece seguro es que la volatilidad tras el dato va a ser bastante importante.

Goldman pronostica que hay un 50% de posibilidades de bajadas de tipos en la próxima reunión de la FED.

El sector mejor en Europa ha sido el de servicios financieros que ha recibido con fuertes ganancias la noticia de que Refinitiv es comprado por el London Stock Exchange en una operación de muy gran calado que creará un gigante de la información financiera.

También en China y en Europa hemos tenido datos de directores de compra de manufacturas, en ambos casos más o menos han salido algo mejor de lo esperado, pero no de forma definitiva. Y siguen estando en zonas peligrosas y que indican debilidad económica en ambas áreas.

Otro factor que ayudado a las bolsas a su mejora ha sido el hecho de que se supiera que China había hecho un pedido, bastante moderado aún, de soja a los Estados Unidos. No compraba ni una sola partida desde el mes de junio. El montante era pequeño pero se consideraba el posible inicio de algún gesto que otro de buena voluntad. Nosotros seguimos escépticos ante cualquier posibilidad de acuerdo en lo que queda de año.

Por último, desde el punto de vista técnico el SP 500 tras todos estos temas ya comentados ha conseguido volver a meterse dentro de esa zona 3000 a 3025, que es zona de resistencias pero donde parece encontrarse bastante cómodo. Todo ello tras comprobar la fuerza del soporte que tiene en 2940, una antigua resistencia que una vez batida está actuando como soporte de gran envergadura.

Que descansen y hasta mañana a todos y a Claudia en particular. 

José Luis Cárpatos. 

Los tipos a pesar de las subidas recientes en EEUU siguen bajos y en Europa más aún. Aunque en EEUU igual no son tan bajos como parece, o al menos no tan inusuales, y si no vean este interesante gráfico de largo plazo de PIMCO, la mayor gestora de renta fija del mundo.

 

1.jpg

 

 

Ahí tienen los tipos de deuda de largo plazo desde nada menos que el año 1714 en EEUU y en UK. En muy numerosas ocasiones se han tenido tipos como estos en la historia, y ahora mismo se estaría dentro de un rango relativamente normal. Interesante la aberración que se produce en los años 70-80. Igual los nostálgicos de las letras del tesoro en España al 14%, tienen que darse cuenta que aquello fue una excepción muy difícil de volver a repetir. En mi familia hay varios mayores que cada vez que me ven me preguntan para que vuelvan a pagar eso las letras…Prefiero no explicarles porque no lo entenderían que no solo no se paga eso, sino que encima pagas tú por prestarle al estado como se nos hubiera ido a todos la pinza…

Fuente: https://twitter.com/pdacosta

En cualquier caso, lo que está fuera de toda duda es que la FED sinceramente no acierta una en las previsiones de a dónde va a llevar los tipos en los últimos años. Este gráfico lo demuestra, y es bastante decepcionante, porque es un organismo con muchos medios, como para poder centrar un poco más el tiro.

 

2.jpg

 

La línea punteada es donde están los tipos de verdad, y las líneas de colores, las diferentes proyecciones que se podían hacer según lo que iba diciendo la FED desde 2013. No han acertado ni una por casualidad. La FED lleva muchos años exagerando la verdadera capacidad de subir tipos que tenía. Razón de más para esperar muy pocas subidas más que es francamente lo que esperamos.

Con toda esta historia de que si los tipos bajos o altos, se dice a menudo que el dólar lo pasa mal. Otra leyenda urbana. El dólar sigue gozando de un excelente estado de salud. Sigue siendo la moneda de reserva mundial. Y el euro que todos pensábamos podría darle el relevo en ese rol, o al menos hacerle la competencia en serio, ha fracasado totalmente en esa tarea, y si no vean este gráfico.

 

3.jpg

 

Impresionante. El dólar sigue siendo el rey como moneda de reserva, y esto le seguirá dando una capacidad de resistencia muy importante en el largo plazo. En momentos de debilidad, el dólar seguirá siendo una buena ocasión de compra en el largo plazo.

Eso sí, no siempre ha sido así. Es realmente muy curioso, ver cómo cambian las cosas con el tiempo, y que relativo es todo en la vida. Vean este gráfico que es realmente valioso:

 

 

4.jpg

 

Fuente: https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-07-12/imf-s-ex-china-man-sees-yuan-dominance-doubtful-without-change

Desde mediados del siglo XX hasta la fecha, el dominio del dólar es incuestionable. Pero por ejemplo desde el siglo XIX hasta mediados del 20 era la libra muy claramente. Casi el 60% de las transacciones de comercio global se hacían en libras entre 1860 y 1914… no es de extrañar que el par de forex libra dólar, fuera el primero de la historia.

Y ahora viene lo más curioso. ¿Sabían que antes una moneda española fue la moneda de reserva mundial? Pues sí, así fue, el real de a ocho.

 

5.jpg

 

 

Fuente: Wikipedia.

Su importancia llegó a ser tan grande que fue moneda de curso legal en EEUU hasta 1857. Y parece que las cotizaciones de Wall Street en octavos tiene mucho que ver con ella.

Vean esta cita de la Wikipedia, donde se ve la tremenda importancia que llegó a tener esta moneda española

Si bien España impedía el libre comercio entre sus colonias y el resto del mundo, el contrabando de diversos productos se hizo común desde el siglo XVII entre colonias españolas y buques de Gran Bretaña y Holanda; ello permitió que las piezas monetarias acuñadas en las cecas de la Monarquía hispánica circularan por sitios ajenos a la jurisdicción española. Las Trece Colonias británicas en América del Norte llegaron a utilizar prontamente los reales de a 8 debido a la fineza de su contenido en plata y a su relativa abundancia en el mercado, mayor que la moneda de su propia metrópoli.

El comercio español con China, utilizando como base a las Filipinas, hizo que el real de a 8 se difundiera también en el Sureste asiático. En una época donde el valor de la moneda estaba determinado por su contenido intrínseco de plata u oro, la fineza del real de a 8 hizo que esta pieza se tornara extraoficialmente en la moneda de cambio para el comercio internacional sostenido en Asia Oriental. La llegada de comerciantes estadounidenses a China a fines del siglo XVIII impulsó más el uso del Spanish dollar, como se denominaba en inglés al real de a 8.

El real de a 8 se convirtió entonces en la divisa de más amplia difusión durante el periodo colonial en América, y por su elevado valor intrínseco así como por su fineza, se siguieron usando en Norteamérica y en el Sudeste asiático hasta el siglo XIX. Cuando estas monedas de plata llegaron a Europa, fueron comparadas con las grandes monedas de plata que acuñaba Austria: el thaler (traducido al español como tálero). No obstante su fama en Europa, el tálero austriaco no tenía la difusión del real de a 8 a nivel mundial, pero su nombre en francés y en inglés (thaller y daller), sirvieron para que en Estados Unidos el real de a 8 recibiera el nombre de Spanish daller, del cual derivó posteriormente la denominación Spanish dollar, reducido luego a simplemente dólar.

La moneda hoy en día sigue teniendo un alto valor numismático. Una pieza normal puede rondar los 200 euros y llegar a 1.000 en piezas raras. Eso sí, ojo, el gobierno inglés emitió hace varios siglos muchas piezas falsas, y dado el alto valor que tiene hay muchas piezas falsificadas en la actualidad. Pero con el asesoramiento de expertos, una excelente inversión que suele mantener su valor.

 

6.jpg

 

serenitymarkets.com

El diario ABC comentaba esto hace algún tiempo: 

 La fuerza de voluntad reduce la tasa de ejecución de los impulsos negativos del 70% al 17%. Un estudio de la Universidad de Chicago —realizado por el psicólogo Wilhelm Hofmann (2001)— demostró que cuando las personas ceden a un deseo o impulso, lo ejecutan aproximadamente el 70% de las veces, mientras que cuando se resisten los ejecutan solo el 17%. Es decir, tirar de voluntad frena más del 80% de los impulsos no deseados. No hace falta ser muy observador para detectar la incoherencia del ser humano: una cosa es lo que sabe y dice y otra —a veces diametralmente opuesta— lo que hace.

Si eres de los que cada primeros de año se propone buenos propósitos que luego no cumples, si te cuesta decir no cuando realmente quieres decir no, esta información es para ti. A mediados de enero solo el 25% de las personas mantiene sus buenos propósitos pero seis meses después esta cifra mengua hasta un 5%

Está claro que hay que usar la fuerza de voluntad para hacer las cosas. La mayoría de la gente se deja llevar por la rutina y al final no hace nada. Realmente a mí me parece increíble lo que se puede conseguir trabajando nuestra fuerza de voluntad, teniendo en cuenta que la mayoría  no lo hace.

Quien no muestra ni la más mínima fuerza de voluntad para girar o revertir la situación es la bolsa europea.

Tras el sorprendente desplome de ayer que nadie ha sabido explicar, simplemente porque no tiene demasiada explicación, hoy no ha sido capaz ni de tener un mínimo rebote como suele ser habitual en estos casos.

Durante la noche hemos visto versiones de todos los colores sobre lo que pasó ayer. Un periódico nacional de gran tirada decía que había sido culpa del Brexit, cuándo es evidente que no fue por eso. Otros decían que había sido por las palabras de Trump, lo cual tampoco es real porque cuando él habló el mercado ya llevaba caído muchísimo. Y otros, la mayoría, se dedicaban solamente a contar que se había caído signifique era poner un poco de fuerza de voluntad para intentar explicarlo. Por lo tanto seguimos manteniendo nuestra teoría de que la bolsa europea estaba muy pasada de rosca como de hecho también lo está Wall Street aunque aguante de momento. Los numerosos indicadores que mostraban que se necesitaba un descanso finalmente se han activado de forma violenta. Lo sorprendente es que se haya hecho de forma unilateral sin el concurso de Estados Unidos. 

Además de todo esto, la verdad es que ayer se juntaron un montón de pequeñas circunstancias que todas unidas formaron una tormenta de gran calado. Incluido la pérdida de grandes soportes técnicos.

No hemos podido aprovechar ni siquiera los buenos resultados de Apple que se daban ayer tras el cierre. Y que llevaban a una mañana en la que los futuros americanos estaban alegremente al alza. La subida no era pequeña para una compañía de tanta importancia, hablamos de un 4 % nada menos.

Posteriormente ya nos encontrábamos con un Wall Street que no tenía tampoco muchas ganas de complicaciones ante la importantísima cita que vamos a tener esta tarde a las ocho con el comunicado de la Reserva Federal. Y a las 8:30 con las palabras en la rueda de prensa de Powell. 

Dada la importancia de este evento y que puede hacer además cambiar totalmente a las circunstancias del mercado grabaremos un Video especial esta noche analizando lo que ha pasado y los posibles enfoques que puede tener el mercado a partir de ahora.

Se ha dado una lluvia auténtica de resultados, como viene siendo habitual en estos días, pero solo han afectado de manera sectorial y no ha movido mercado por lo cual les voy a ahorrar el tostón de repasarlos uno a uno.

Esta mañana se han dado unos datos de directores de compra en China algo diferentes. Por un lado el de manufacturas ha quedado una décima mejor de lo esperado subiendo de 49,4 a 49,7 y cuando se esperaba 49,6. Pero el de servicios ha caído de 57,7 a 54,2 y ha sido el peor dato desde noviembre del 2018.

Posteriormente en Estados Unidos hemos tenido dos datos macro de importancia. En primer lugar el dato de creación de empleos privados de la consultora privada ADP, que ha quedado con una subida de 156.000 empleos algo mejor de lo esperado. Este es el aperitivo del dato de empleo y parece que sigue mostrando que el mercado laboral está fuerte.

En segundo lugar hemos tenido un dato realmente muy malo de directores de compra de Chicago que ha caído hasta los 44,4. Ojo porque además de estar profundamente por debajo de 50 la zona de contracción, estamos hablando del peor dato desde diciembre del 2015. Históricamente un dato de directores de compras de Chicago en este nivel da unas posibilidades de 87,5 % de que haya una recesión próximamente en Estados Unidos. 

Desde el punto de vista técnico y como es lógico, el SP 500, ni siquiera se ha molestado en atacar la resistencia 3025, ya que todo el mundo tiene muy claro que la gran ocasión tanto para pasarla como para tragársela definitivamente va a estar tras el comunicado de la Reserva Federal. Incluso aunque tengamos una reacción fuertemente alcista tras el comunicado, el mes de agosto presenta muchas sombras para un Wall Street que como decíamos al principio va muy pasado de rosca.

José Luis Cárpatos

serenitymarkets. com

Estamos en plena temporada de publicación de resultados. Y muchos analistas intentarán discernir si esos resultados justifican las alturas o los infiernos alcanzados por muchos.

Pero, resulta muy interesante ver, como si estudiamos científicamente el efecto que tienen los resultados sobre los movimientos de los valores nos podemos llevar una sorpresa.

Recuerdo que hace unos 15 años cuando daba formación, en el aspecto macro me gustaba poner una tabla a los alumnos dejando claro que en los últimos 30 años, las bolsas habían subido más en períodos con beneficios más bajos por increíble que parezca.

Pero vamos a ver esto bien.

En este excelente artículo de Alpha Architect se explica bien el asunto. Se lo voy a desmenuzar porque es bastante espeso, para que podamos sacar conclusiones prácticas.

¿Los fundamentos siguen impulsando los precios del mercado?

Está escrito por Jack Vogel. Este blog para mí es de los de imprescindible consulta, porque aportan mucho valor revisando constantemente todos los papers que se publican sobre temas relevantes en la gestión de carteras y en la asignación de activos.

Bien. En primer lugar citan un trabajo de "El poder de los fundamentos de la empresa para explicar el rendimiento de las acciones", de Shao, Stoumbos y Zhang.

Para los que quieran investigar más lo pueden encontrar aquí: https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3090626

Lo que más me interesa que vean es este gráfico porque se va a caer un mito cuando lo vean:

 

1.jpg

 

Pues ya ven. Los resultados que se van publicando tienen una incidencia bajísima para explicar los movimientos anuales de las acciones. En el año 2013 por ejemplo no servían para gran cosa, casi a 0, y desde 1973 cada vez han servido menos para explicar los movimientos de las acciones.

Así que primera lección urgente, vamos a quitar de nuestra mente la tentación de explicar todo lo que le pase a las acciones en los próximos meses por la temporada de resultados actual…

Claro esto son promedios de valores en masa. A nivel de valores individuales y un relativo corto plazo si que puede afectar, pero a nivel global el efecto es irrisorio y en descenso.

Pero los autores dan con una tecla inesperada. Las temporadas de publicación de resultados poco nos van a decir pero los anuncios de beneficios, es decir las previsiones que dan las empresas son mucho más importantes. Esto sí que importa.

Vean esta cita:

Intuitivamente, los retornos de anuncio de ganancias proporcionan una mejor medida de resumen por tres razones. En primer lugar, los avisos publicitarios capturan la sorpresa del mercado con mucho menos error de medición que los cambios en las ganancias y los errores de pronóstico de los analistas. En segundo lugar, los retornos de anuncios contienen diferentes tipos de noticias fundamentales, tanto financieras como no financieras, y noticias fundamentales tanto actuales como futuras. Por último, la relación entre los rendimientos anuales y los retornos de los anuncios de ganancias debería ser más homogénea en todas las empresas que la relación entre los rendimientos anuales y las sorpresas en las ganancias. Tal homogeneidad es necesaria para medir con precisión el poder explicativo de los fundamentos de la empresa en un marco de regresión lineal.

Este gráfico explica los resultados.

2.jpg

 

 

Como vemos los anuncios sí que influyen en el retorno anualizado de los valores y lo que es más importante conforme pasa el tiempo están aumentando su influencia. Exactamente desde el 2003.

Y esto tiene una clara explicación, vean esta cita:

Pero, ¿por qué ocurriría este aumento? ¿Y por qué el 2003 es una fecha importante? Los autores señalan que las normas importantes de Sarbanes Oxley (SOX) y Global Settlement se implementaron alrededor de 2003. La legislación de SOX aumentó la credibilidad de los datos de ganancias que produjo la empresa después de la legislación. En la Tabla 3 (Panel C) del documento, los autores agregan una variable indicadora "Post-2003" a su regresión de las devoluciones de acciones en los retornos del anuncio de ganancias y encuentran una carga altamente significativa en el indicador posterior a 2003, indicando queR ^ 2sR2 shabía aumentado alrededor del 7% después de 2003.

Lo más importante y las conclusiones están en esta traducción del Abstrac del trabajo:

La literatura anterior muestra que las ganancias han llegado a explicar el movimiento de los precios de las acciones a lo largo del tiempo, lo que sugiere que los fundamentos de las empresas se han vuelto menos importantes. En este documento, reemplazamos las ganancias con los retornos de los anuncios de ganancias como una medida de las noticias fundamentales y descubrimos que las noticias sobre las ganancias han llegado a explicar el movimiento de los precios con el tiempo. En los años posteriores a 2004, las declaraciones de beneficios explican aproximadamente el 20% de la rentabilidad anual, el doble que antes, lo que indica que los fundamentos de las empresas se han vuelto más importantes, no menos. Este patrón ocurre para otras formas de noticias fundamentales. Colectivamente, los rendimientos en torno a los anuncios de ganancias, revisiones de pronósticos de analistas, recomendaciones de analistas y presentaciones de 8-K pasaron de explicar el 15% de los retornos anuales en la década de 1990 al 35% en la década de 2010. Al explorar posibles explicaciones para el aumento en el poder explicativo de las noticias fundamentales, encontramos evidencia consistente con los cambios regulatorios, tales como Sarbanes-Oxley y el Acuerdo Global, que colectivamente hacen las divulgaciones más creíbles e informativas. Por el contrario, ni las filtraciones de información previa al anuncio, ni los cambios en la composición de la muestra, ni los eventos concurrentes de información (por ejemplo, los pronósticos de gestión) explican el aumento del poder explicativo.

Les traduzco. Los beneficios de las empresas tienen mucha menor influencia en los resultados anuales de las cotizaciones de lo que la mayoría de la gente se piensa. Los resultados en sí no influyen en nada. Pero sí lo hacen los anuncios y previsiones y esto va en aumento tras las últimas medidas bajo las que las empresas pueden manipular menos las cifras. Pero aun así solo tendríamos la explicación del 35% del movimiento de las acciones, el resto lo tenemos que buscar por otro sitio.

serenitymarkets.com

El año 1815 fue muy extraño. De hecho, pasó algo tan raro como que no hubo verano. Vean esta cita de la Wikipedia

Las consecuencias en todo el planeta fueron desastrosas, ya que las temperaturas bajaron varios grados. Las cosechas se malograron, la lluvia se triplicó en algunas zonas del mundo (como en los polos) y nevó copiosamente en lugares cercanos al ecuador, como el sur de México y Guatemala.

En mayo de 1816, sin embargo, la escarcha quemó la mayoría de las cosechas que se habían plantado, y el 2 de junio una gran tormenta de nieve produjo muchas muertes. En julio y agosto, se observó hielo en ríos y lagos en latitudes tan al sur como Pensilvania. Fueron comunes impresionantes y rápidas oscilaciones de temperatura, pasando en cuestión de horas de las normales o superiores a lo normal del verano (tan altas como 35 °C) a cercanas al punto de congelación.
Aunque los granjeros de Nueva Inglaterra consiguieron que las cosechas de maíz y otros granos llegaran a madurar, los precios subieron considerablemente. La avena, por ejemplo, casi multiplicó por ocho su precio, pasando de 12 centavos por bushel del año anterior a 92 centavos.

Imagínense lo extrañado que estaba todo el mundo en aquella época mientras se veía un desastre de tal calibre. Bastante tiempo después se aclaró el gran misterio. Se había debido a erupciones volcánicas muy importantes que llenaban el cielo de cenizas e impedían la llegada normal de la luz solar. 

Hoy la bolsa europea se ha desplomado de manera brutal. Pero, a diferencia de la mayoría de las ocasiones, no hay una explicación clara para semejante desplome. Es un misterio como el del año sin verano, al menos de momento habrá que esperar para saber qué es lo que pasó realmente.

¿Puede que hoy se haya manifestado con toda claridad el temor de los operadores a estar en un mercado insostenible? Hay que recordar que llevamos más de una semana poniendo todos los días en la portada de la web artículos de advertencia sobre varios indicadores que nos muestran que el mercado estaba a un nivel muy difícil de sostener. Lo raro es que solo haya pasado en Europa y que Estados Unidos de momento aguante, pero es lo que hay, normalmente siempre somos la parte más débil.

También puede ser que hoy se haya visto que no se confía en que la Reserva Federal y sus famosas bajadas de tipos pueden seguir siendo un catalizador positivo, ya que todo lo que pueda hacer mañana da la sensación de estar más que descontado al menos por el lado favorable.

Las bajadas se iniciaban de forma moderada de buena mañana, tras darse malos resultados de dos grandes valores alemanes. El primero era Lufthanssa que ha terminado con un desplome del 6 % y el segundo la química Bayer que ha terminado cayendo 3,7 %.

Además, había malos datos macro, como un producto interior bruto en Francia peor de lo esperado y unos datos de sentimiento económico en la Eurozona que también quedaban bastante débiles.

El problema es que lo comido por lo servido, el mercado llegaba al mínimo que alcanzó cuando la semana anterior el presidente del Banco Central Europeo defraudó a los mercados. Y no se ha parado en dicho mínimo, lo cual ha hecho volar por los aires multitud de stops de venta que han acelerado gravemente las bajadas. A partir de ese punto y por este motivo técnico, la caída ha empezado a ser incontrolable. Había ventas a pánico.

Cuando los nervios estaban completamente desatados, ha aparecido el de siempre, es decir, el presidente actual de los Estados Unidos, Donald Trump.

En varios tweets ha diluido las pocas esperanzas que le quedaba al mercado de que hubiera la más mínima posibilidad de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. Sus palabras han sido muy duras y sigue repitiendo que no va a haber nada hasta su elección como presidente.

La situación, que ya era muy difícil en Europa, se ha vuelto de caída libre con los operadores vendiendo a manos llenas, sin saber ni siquiera muchos qué es lo que estaba pasando.

Al final, la bajada ha sido tan importante que estamos hablando del peor día para el Ibex desde diciembre de 2018 y el peor día para el Dax alemán desde febrero de 2019, ahí es nada.

Wall Street, mientras tanto, se mantenía relativamente alejado de la lluvia de ventas europea, lo que convierte en más misterioso el movimiento de hoy. Pero, por extraño que sea, ahí lo tenemos y hay que intentar analizarlo y vigilarlo en los gráficos.

Mañana reunión de la Reserva Federal y posiblemente mucha volatilidad tras la misma. Sinceramente creo que es imposible predecir en qué dirección vamos a ir, porque Estados Unidos también podría desencantarse al no tener mucho más de lo que ya se esperaba. 

Estados Unidos  ha dado un dato de confianza del consumidor de Conference Board al mayor nivel desde el año 2000. Pero si analizamos la historia es un indicador muy retrasado y en las dos ocasiones en que la Reserva Federal tuvo que bajar tipos siempre tocó máximos de varios años muy poco antes de que esto sucediera y de que se entrara en recesión.

Sigue habiendo mucho indicador en Estados Unidos. Por ejemplo, hoy añadíamos el ratio put call que sigue marcando que el mercado está en difícil situación de cara a las próximas semanas.

Curiosamente, hoy Goldman, que hace pocos días pronosticada un SP 500 a 3000 para finales de año, ha cambiado igual de misteriosamente de opinión y ahora dice que va a subir a 3100. Hay que recordar que ayer Morgan Stanley hablaba de 2700. Como vemos, no se ponen muy de acuerdo entre estos grandes bancos.

Que descansen y hasta mañana.