LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Leones contra Gacelas. La eterna lucha. Corren estadísticas demoledoras sobre quien gana o pierde.  Pero intentaremos en este artículo profundizar para ver la realidad. Una realidad que consiste en que los leones  también pierden , y que algunas gacelas ganan…

Desde luego que si miramos este gráfico, dejamos de leer el resto del artículo y dejamos el trading por la fontanería J, pero hay que verlo:

s1.jpg

Pues ya ven…En una estadística de largo plazo, los leones ganaron alrededor del 3,5% anualizado, mientras que las gacelas perdían, exactamente lo mismo, que ganaban las manos fuertes.

¿Entonces has dicho que nos vamos a la FP de fontanería? Bueno, aún no tan rápido J

La primera cosa que tenemos que ver es que esto no es que todo lo que ganan los grandes lo pierdan los pequeños. Para empezar, porque en las bolsas de las grandes potencias occidentales, las cosas están desequilibradas. Hay mucha mayor participación institucional que de particulares. En las principales bolsas europeas y en Wall Street puede haber en promedio, aunque cambia mucho de unas a otras, como del 20 al 40% de particulares como mucho.

Luego en esas cantidades, por pura definición matemática, hay muchos leones que están perdiendo también…

Si tomamos por ejemplo el caso del mercado de valores británico en 2012, según datos del propio gobierno, tan solo el 11% del total de las acciones, estaba en manos de inversores particulares o de gacelas. Ya ven…Los leones no tienen bastante para comer…la estadística de antes no es lo que parecía.

Un 23% está en manos de fondos y fondos de pensiones, un 6% en compañías de seguros y el resto en manos de otras manos fuertes.

Es evidente que nos tenemos que quitar de la cabeza que esto es un montaje en el que la mano fuerte le quita el dinero a la débil. Puede que en muchos casos sea así, pero la mano fuerte debe enfrentarse en la batalla del mercado a otras manos fuertes, a otros leones.

Y además no sólo se enfrenta a leones, sino a leones mecánicos…porque las maquinitas en Wall Street por ejemplo mueven más del 60% del volumen ellas solas.

La bolsa española es una que tradicionalmente tiene más porcentaje de particulares, pero aun así en los momentos mejores llegó a tener un 26% en manos de familias nadas. Todo lo demás eran manos fuertes.

Entre las excepciones tendríamos que destacar bolsas asiáticas como la de Taiwan o sobre todo la de China, donde el % de particulares es mucho mayor que el de institucionales, las usaremos luego para un experimento.

Bien aclarado, por tanto, que no hay tantos particulares como para dar de comer a todos los leones sigamos avanzando.

A lo mejor no son tan malas las gacelas, veamos estos datos:

  • These losses can be broken down into four categories: trading losses (27%), commissions (32%), transaction taxes (34%), and market-timing losses (7%).
  • Fuente: Just How Much Do Individual Investors Lose by Trading?
  • Brad M. Barber Graduate School of Management, University of California.  Yi-Tsung Lee. National Chengchi University. Yu-Jane Liu. Guanghua School, Peking University and National Chengchi University. Terrance Odean. Haas School of Business, University of California

¿Interesante no? Resulta que del total que pierden las gacelas, en realidad en el trading solo pierden el ¡27% del total de la pérdida!. La realidad es que se les va el 32% en comisiones (en muchos casos abusivas), el 34% en impuestos de transacciones y el 7% en pérdidas de market-timing. Luego ese gráfico espeluznante que ponía al principio hay que empezar a ponerlo en duda. Y ya tenemos un factor clave que puede resultar práctico para tomar medidas. Las comisiones que se pagan por hacer las operaciones suponen más dinero que lo que se pierde operando. No es una cuestión baladí por tanto el bróker que se elija, las cifras son claras, es importantísimo, hay que bajar esa partida, siempre dentro de los brokers solventes claro está.

La de impuestos no tiene remedio, pero que tomen nota todos los políticos que andan emperrados en poner más impuestos, vía numeritos demagógicos para castigar a los presuntos especuladores, como la Tasa Tobin. Ellos dirán que no, que eso lo tienen que pagar los bancos, pero hay que ser más inocente que un palomo, para no tener claro, que ellos se lo repercutirán de una manera o de otra a los que hacen las operaciones.

Sigamos avanzando. Seguimos dejando aparcada la fontanería que esto se va a arreglando J Volvamos a los chinos y a ese experimento del que antes hablábamos.

El 89% de los operadores en la bolsa de Taiwan son particulares, es una cosa rara, y por eso es el sitio ideal que usan los investigadores económicos, para hacer experimentos y estudios de lo que hacen los particulares en bolsa.

  • Los profesores (los mismos que citaba más arriba)  se han centrado en estudiar la operativa intradía de los particulares en la bolsa de Taiwan. Y no porque sí, es debido a que es una bolsa donde apenas hacen intradía las instituciones, prácticamente la totalidad del mismo está en manos de particulares.  Algo curioso, y la hace muy factible para estudios sobre esta cuestión.
  • Pues bien han estudiado todas las transacciones entre 1992 y 2006.  Han encontrado que los 500 primeros traders de la clasificación, sacan de forma consistente, año tras año, una media de 49,5 puntos básicos al día, o 28,1 deducidas comisiones. Más es casi utópico, pero ¡eso es mucho dinero! Hablando claro ¡si hay gente que gana dinero en el mercado! Pero solo los mejor preparados.
  • Si nos vamos a la cola de la clasificación tenemos que los que están en la cola pierden más de 34 puntos básicos diarios…
  • En suma es suicida enfrentarse al mercado sin preparación no es tan fácil. Hay que estudiar y prepararse. En la modalidad que sea, corto, medio o largo plazo. Pero otro mito que cae, si hay gacelas que ganan en bolsa de forma consistente.

Sigamos, la fontanería definitivamente la olvidamos, y ahora vamos a arreglar todavía más el demoledor gráfico del inicio. Según estadísticas de FXCM entre sus clientes (este bróker es enorme y tiene miles de cuentas)

  • Más del 80% de cuentas con menos de 1.000 dólares pierden. Su apalancamiento es brutal de 26 a 1.
  • A partir de 50.000 dólares en la cuenta ganan el 45% de los clientes. Apalancamiento baja a menos de 3 a 1.
  • ¡Esto cambia mucho las cosas!
  • El 59% de las operaciones que hacen sus clientes son ganadoras.
  • ¿Entonces como puede ser que haya más gente que gana que gente que pierde?
  • Media de ganancia en el euro dólar 65 pipos.
  • Media de pérdida de 127 pipos.

Esta es la clave. La naturaleza humana hace las cosas al revés. Deja correr las pérdidas y corta las ganancias.

Y no olvidemos que el 45% de los clientes con cuentas de más de 50.000 dólares son ganadores.

Ya podemos concluir que la estadística del gráfico del principio, está muy distorsionada, por esas muy pequeñas cuentas que entran al mercado, no siempre, en muchos casos, de manera alocada y muy apalancadas, y que pierden en su inmensa mayoría. Si quitáramos esa partida, las estadísticas generales mejorarían muchísimo.

Si tomamos más estadísticas similares de otros brokers tenemos una buena alegría.

  • Si quitamos ese grupo de personas que entran en mercado para divertirse, por pasión, como si jugaran a la lotto, con poquísimo dinero y nos centramos sólo en los que van más en serio, tenemos un % de posibilidades de:
  • 40% ganadores
  • 60% perdedores
  • Lo de que el 95% pierden es realmente un mito. ¡Afortunadamente!

Hasta aquí las estadísticas. Evidentemente no es fácil, estar en el lado ganador, que nadie se confíe con esto, es difícil, como en cualquier otra actividad humana que se quiera emprender. Todo cuesta, y mucho. Todo requiere, trabajo, esfuerzo, formación, prudencia, paciencia y dinero claro.

Según estudio de Lei Feng de Bear Stearns y Mark Seaholes de U.C. Berkeley.

1- Está claro que nuestra naturaleza humana nos hace siempre cortar ganancias y dejar correr las pérdidas y de ahí que el porcentaje de operadores en los mercados que pierden sobre los que ganan es terriblemente superior a favor de los que pierden. Esto es un hecho provocado por nuestra psique humana y si somos principiantes nos pasará y nos limpiarán.


2- Pero entonces se plantearon dos cosas: 

- ¿Se podría evitar este efecto con la debida formación del operador o cuando adquiere experiencia? 

- ¿Se podría evitar este efecto con la sofisticación, es decir, diversificando mucho y con productos más allá de los habituales?

  • La sofisticación predispone al operador un 67% menos al efecto disposición
  • La experiencia atenúa el 72% el efecto disposición pero no lo elimina totalmente, pero claro, una rebaja así es decisiva
  • Y aquí viene una de las cosas curiosas, la asimetría en la aplicación de estas disminuciones del efecto. Resulta que la propensión a no cortar las pérdidas casi se elimina por completo si el operador es sofisticado (diversifica mucho) y además tiene experiencia, pero la propensión a tomar ganancias demasiado pronto, ni con sofisticación ni experiencia se elimina del todo.

La sofisticación y la experiencia aumentan casi el 70% nuestras posibilidades de ganar.

  • Así pues.  Es una realidad que se puede ganar en bolsa.
  • Es un mito lo del pelotazo en bolsa, aunque sí es realidad que se puede ganar consistente.
  • La psicología juega un papel fundamental junto con unos buenos métodos operativos. La psicología es lo más importante, es un error grave pensar que lo más importante es la táctica a seguir. La psicología es lo más importante con muchísima diferencia, luego el money management y a gran distancia la táctica a seguir.
  • Como en cualquier otra faceta de la vida, es imprescindible, formarse adecuadamente y adquirir experiencia.  Intentar ganar en bolsa de buenas a primeras es misión imposible, y si esto está sucediendo en su caso, corte rápidamente, tome sus beneficios. Y empiece de nuevo el camino, esa suerte que ha tenido JAhora le espera un largo camino de practicar sobre el papel, cuando sea un maestro en esto, de empezar con poco dinero, porque le saltarán sesgos psicológicos, y solo cuando también domine esto, y habrá pasado bastante tiempo podrá empezar en serio.

Hace pocos días comentábamos que las recompras podrían verse frenadas en los próximos meses. No es esta una cuestión menor, muy al contrario, si tenemos en cuenta la dependencia tan grande que tiene Wall Street, y en menor medida Europa de este factor de las recompras. Es algo absolutamente vital. Sin ellas es muy difícil ver un mercado alcista.

Pues bien vean esta cita.

Las empresas estadounidenses han enviado a casa más de medio billón de dólares en efectivo que tenían en el extranjero en 2018 para aprovechar los beneficios de los cambios en los impuestos, pero los datos sugieren que el ritmo se está ralentizando, lo que podría eliminar una fuente clave de apoyo para Wall Street.

La repatriación de dólares en el período julio-septiembre cayó a 93.000 millones de dólares, alrededor de la mitad de los volúmenes del segundo trimestre y menos de un tercio de los aproximadamente 300.000 millones de dólares enviados a casa de enero a marzo, según muestran los datos de la cuenta corriente de Estados Unidos.

Pero el banco de inversión JPMorgan dijo que los flujos estaban en "una trayectoria de desaceleración rápida".

Los datos de la balanza por cuenta corriente muestran la repatriación en todos los sectores. Mirando sólo a las empresas no financieras, JPMorgan calcula que 60.000 millones de dólares fueron repatriados en el tercer trimestre, frente a 225.000 millones de dólares en el primer trimestre y 115.000 millones de dólares en el segundo trimestre.

Fuente: Reuters.

Pero hay otro factor muy interesante, de los que me gustan, bastante de los subterráneos que nos pueden hacer pensar en una bajada de las recompras.

Para comprenderlo primero tenemos que estudiar un asunto.

El spread entre BAA-AAA

¿Qué es esto?

Pues el spread entre los bonos mejores y peores dentro de los que se consideran dentro o en grado de inversión. Es decir dentro de la élite de los bonos. Los mejores son los que tienen el rating AAA que no son muchos, que se consideran activos de riesgo, y dentro de esta primera división los que tienen la peor calificación son los BAA, ya por debajo no se consideran bonos de primera calidad o dentro de grado de inversión.

Lógicamente cuando peor sea la calificación de rating de un bono la rentabilidad es más alta. Por lo que por un bono AAA siempre cobraremos menos que por cualquiera, sobre todo por los BAA.

Este spread en una economía normal se suele mover, en el entorno de 1. Según datos de la FED de San Luis desde los años 60, esta ha sido su media, con un valor mínimo en el período de 0,38 y máximo de 3,38.

Veamos ahora este enlace donde se estudia todo este tema muy bien

https://www.sapling.com/12107367/differences-between-aaa-vs-baa-corporate-bond-yields

Y vean esta cita:

Históricamente, el margen de rendimiento entre los bonos AAA y BAA se amplía justo antes o durante una recesión económica. Este evento ocurre cuando los inversionistas cambian a los bonos AAA más seguros, lo que reduce el rendimiento de los bonos de mayor calificación. El dinero que ingresa a los bonos AAA generalmente proviene de los bonos de menor calificación, por lo que la tasa de los bonos BAA aumentará al mismo tiempo. A medida que la economía salga de la recesión, los inversores comenzarán a tener más fe en la economía y más dinero fluirá hacia bonos de menor calificación, lo que reducirá el margen.

Como ven es algo muy interesante, y una herramienta más a nuestra disposición.

Tengan en cuenta en todo momento que estamos hablando de bonos corporativos.

Los datos los pueden sacar gratis de la web de la FED de San Luis, luego es montar una simple hoja Excel.

https://fred.stlouisfed.org/series/AAA

Por ejemplo ahí tienen la serie de bonos corporativos AAA.

Bien, pues vean en esta cita de Reuters un reciente descubrimiento que se ha realizado, con el cual se puede predecir lo que van a hacer las recompras, precisamente estudiando este spread que acabamos de explicar.

El estratega de Bernstein, Inigo Fraser-Jenkins, dice que esto puede ser particularmente cierto en Estados Unidos -donde las recompras se han convertido en la fuente más importante de demanda de acciones-, pero Europa también podría verse afectada.

"Requeriría un aumento de los diferenciales de crédito del orden de 50 puntos básicos para detener el crecimiento de las recompras, cualquier aumento de los diferenciales de crédito más allá de eso supondría una reducción en la tasa de recompras. El ajuste no es tan estrecho en Europa (ni el ritmo de las recompras es tan extremo), sin embargo, la dirección de la relación es la misma", dice.

Fraser-Jenkins ha descubierto que el nivel de los diferenciales de crédito tiene una relación estrecha (y negativa) con la subsiguiente actividad de recompra de crecimiento de 12 meses.

Vean este gráfico histórico que aparece en su estudio donde se comprende esto muy bien:

s1.jpg

Lo que claramente subyace tras este estudio a mi modo de ver, es que cuando el mercado tiene ya muy claro que viene la recesión (y por tanto aumentan estos spreads) las recompras que es la línea verde gruesa tienden a parar. Se ve muy claro en el gráfico. Las recompras no son eternas, las paran cuando se presiente la recesión.

De momento, el spread no está en zona de peligro para nada, pero no estaría de más darle una mirada. Si este indicador le parece muy complejo, piense en algo más sencillo, mire la curva de tipos entre 2 y 10 años, si se invierte también significará que el mercado se ve venir la recesión, y las recompras pueden parar. Una parada de recompras sería el harakiri para la bolsa. De momento no es el caso. A vigilar.

La psicología humana es usada de forma regular por los operadores. Y de ahí las numerosas encuestas de sentimiento de mercado.

Normalmente se usan mucho las encuestas de sentimiento del mercado para usarlas como indicadores contrarios. Pero habitualmente se comete un grave error.

Ya hemos hablado muchas veces de la asimetría de la bolsa. Motivo por el que nunca recomendaremos cortos en bolsa a medio plazo. La bolsa sube despacio y sostenidamente, durante mucho tiempo, y baja violentamente y mucho más rápido.

Esta asimetría también la debemos aplicar a las encuestas de sentimiento.

Cuando se trata de pronosticar suelos de mercado son mucho más efectivas que cuando se trata de identificar techos. Hay muchos inversores que han tenido serios problemas intentando ponerse cortos ante encuestas de sentimiento muy alcistas, muy extremas, y sin embargo las alzas han permanecido incluso años causando graves pérdidas.

Veamos estas muy interesantes tablas que dejan las cosas claras:

s1.jpg

Fuente: http://fat-pitch.blogspot.com.es/2017/12/what-to-expect-from-equities-in-2018.html?utm_source=Daily+AR&utm_campaign=3001f697cb-RSS_EMAIL_CAMPAIGN&utm_medium=email&utm_term=0_c08a59015d-3001f697cb-140340669

Como se puede comprobar, estas lecturas tan extremas llevan desde 1969 a la fecha a que tanto a 1 mes, 3, 6, 9 y 12 los rendimientos sean menores a lo normal, pero las medias son todas de subidas…Ojo con entender los extremos de optimismo por tanto como bajadas seguras…

Sin embargo, cuando se está en extremo negativo:

s2.jpg

Las ganancias son claramente superiores a partir de 6 meses y hasta 5 años a lo normal.

Y en la encuesta de la Asociación Americana de Inversores Individuales tenemos algo parecido, según nos muestra este gráfico de la misma fuente antes citada:

s3.jpg

Así que ya ven que está muy claro, la asimetría de la bolsa, es realmente muy clara, y los suelos son muy diferentes de los techos. La bolsa permanece muchísimo más tiempo alcista o lateral que bajista, eso sí yendo más lento. Incluso en ambientes muy enrarecidos y si no vean este ejemplo.

Este artículo es realmente interesante. Ya lo cité hace unos años, pero es que me parece de lo más revelador.
Bolsas de Valores (1939-1945)

www.exordio.com/1939-1945/paises/bolsa_valores.html 

Esta cita es tremenda:

Apenas estalló la guerra, la Bolsa de Valores de Londres supo qué hacer, estaba preparada para sufrir el embate y puso en práctica las medidas pertinentes. Por esa razón no ocurrió el pánico que se desató en agosto de 1914, cuando estalló la Gran Guerra.

En 1939, los grandes países europeos (Inglaterra, Alemania, Francia) estaban convencidos de la victoria de sus armas; ni los Aliados ni los alemanes dudaban que ganarían la guerra. Hasta el 10 de mayo de 1940, las bolsas de Berlín, Londres y París registraron altas lentas, pero sostenidas. Con la derrota de Francia todo cambia; Londres se pone en la baja, mientras que Berlín manifiesta una importante propensión al alza. Hasta el 31 de agosto de 1941, Berlín, seguido de cerca por Milán y Amsterdam (por el hecho de la supresión de la barrera de cambio), tuvo una alza del 75% con relación a su curso del 26 de agosto de 1939. La Bolsa de Londres, seguida de bastante lejos por la de Nueva York y Montreal, señaló una franca recuperación después del fracaso alemán en la Batalla de Inglaterra y la inobjetable duda que se produjera una invasión, pero hasta fines de julio de 1943 no se alcanzó el nivel de septiembre de 1939.

(.../...)

Desde poco después de junio de 1940 los franceses y los belgas recuperaron su confianza en la victoria aliada. A partir de julio de 1941, París y Bruselas vieron un movimiento al alza sin cesar. Las victorias soviéticas de Timochenko, la conquista de Libia y el desembarcos de Dieppe (aunque fue un fracaso, fue una advertencia) y el de Argel fueron las causas de aquella subida vertiginosa, que alcanzó su punto culminante el 19 de enero de 1943 en Bruselas (alza del 280% con referencia a septiembre de 1939) y el 21 de enero de 1943 en París (alza del 350% con relación a septiembre de 1939), después de la gran victoria de Stalingrado.

(.../...)

El gobierno del Reich, que a ningún precio quería dejar libre curso a las especulaciones de los compradores de la bolsa de Berlín, decidió el 25 de enero de 1943 fijar los Stopkursen (cambios máximos). Lo mismo se hizo en Amsterdam, pero esta última bolsa dejó entrever ciertas tendencias a la baja. Aparentemente, los cambios seguían una línea horizontal, pero la intervención a que estaban sometidos no reflejaba el verdadero sentir de los compradores o vendedores.

Serenitymarkets.com

Por Cárpatos.

Ya hemos hablado muchas veces de los desmanes psicológicos que se cometen en las bolsas. De las burbujas, como la que comentábamos ayer del bitcoin. De los manejos con las posiciones cortas. De las maniobras de los leones, para hacer saltar a los cortos. De la gente que en plena burbuja se endeuda hasta las cejas para comprar más y más.

Pues bien, hoy vamos a recordar un acontecimiento de hace 110 años, pero que parece que hubiera sucedido ayer. Verán cómo podemos sacar muchas lecciones.

Es la historia del pánico bursátil de 1907. Parece muy lejano, que era un mercado que no tiene que ver nada con el actual, pero verán como no es así. El ser humano es el mismo en 1907 que en 2019. Como si no hubiera pasado el tiempo.

En primer lugar vamos a situar el pánico de 1907 en contexto. Vean esta tabla de los peores días históricos del Dow Jones.  

Como ven no fue precisamente pequeña la bajada y hubo más. Fuente de la tabla: lamento no poder citarlo, pero la encontré por internet sin autor.

Los problemas empezaron el 18 de abril de 1906 cuando sobrevino el terremoto de San Francisco que devastó por completo la ciudad. En este vídeo pueden ver hasta qué punto:

s1.jpg

Fuente: Wikipedia.

Desolador por completo.

Unas 3.000 personas fallecidas, incontables heridos y 300.000 personas sin casa, cuando antes del terremoto había 400.000 habitantes. Duró dos minutos con intensidad por encima del grado 8.

Hasta poco antes del terremoto el Dow Jones había tenido una brillante tendencia alcista.

s2.jpg

Posiblemente demasiado brillante, porque como vemos las cotizaciones habían casi triplicado su valor en apenas tres años pasando de poco más de 40 a casi 120.

Burbuja total. Sabios inversores comprando. Vamos como en los tiempos actuales.

La línea vertical marca el día del terremoto, que causó un giro de la tendencia, que insisto ya estaba muy sobrecalentada.

Y ahora vean la cadena de acontencimientos:

  • Las compañías de seguros británicas muy activas por la zona pagaron fortunas por los daños del terremoto.
  • Los flujos de dinero y oro de UK a EEUU eran fortísimos
  • El Banco de Inglaterra tuvo que intervenir para frenarlos subiendo los tipos de interés.
  • Con el giro de los flujos EEUU también impuso políticas más restrictivas.
  • El crédito se complicó. Los agricultores de EEUU tenían problemas de crédito por todo ello. Al final la economía entro en recesión en mayo de 2007.

Todos estos acontencimientos y más la entrada en recesión, que al final era un reflejo del terremoto de un año antes, hicieron daño a la bolsa, y entonces llegó el golpe final.  Pueden encontrar más información sobre todo esto, en este enlace:

https://central-banks.economicblogs.org/ny-fed/2016/nyfed-crisis-chronicle-panic-1907-birth-fed

s3.jpg

El detonante fue un intento de especulación de cortos. Lo cuenta esta cita de la Wikipedia:

El pánico de 1907 comenzó con un esquema de manipulación de acciones para acaparar el mercado en la United Copper por parte de Fritz August Heinze. Heinze había hecho una fortuna como magnate del cobre en Butte (Montana). En 1906, se mudó a la ciudad de Nueva York, donde formó una relación cercana con el famoso banquero de Wall Street Charles W. Morse. Morse había copado exitosamente el mercado del hielo en la ciudad de Nueva York, y junto con Heinze, logró el control de muchos bancos: por lo menos, seis bancos de nivel nacional, diez bancos de nivel estatal, cinco compañías fiduciarias y cuatro aseguradoras.

El pánico comenzó en el mercado de valores que tenía lugar fuera de la Bolsa de Nueva York; este mercado limitado se convirtió más tarde en la American Stock Exchange.

El hermano de Heinze, Otto, ideó el esquema para acaparar las acciones de United Copper, creyendo que la familia Heinze ya controlaba la mayor parte de la compañía. Una cantidad significativa de las acciones de Heinze habían sido tomadas en préstamo y Otto creyó que muchas de ellas habían sido prestadas a inversionistas que esperaban que el precio de las acciones caería y que, por tanto, podrían recomprar las acciones prestadas más baratas, guardándose la diferencia (una técnica conocida como venta corta). Otto propuso una short squeeze, en la cual los Heinze comprarían agresivamente tantas acciones como fuera posible y, luego, forzarían a los vendedores cortos a pagar por sus acciones prestadas. La compra agresiva elevaría el precio de la acción y, al no poder encontrar acciones en otra parte, los vendedores cortos no tendrían otra opción que acudir a los Heinze quienes pondrían el precio a las acciones.

s4.jpg

Para financiar este esquema, Otto, Augustus y Charles Morse se reunieron con Charles T. Barney, presidente del tercer fondo fiduciario más grande de la ciudad, la Knickerbocker Trust Company. Barney había proporcionado financiación para esquemas previos de Morse; sin embargo, Morse advirtió a Otto que necesitaba mucho más dinero del que tenía y Barney declinó otorgar financiación.​ Otto decidió intentar el acaparamiento de todas maneras. El lunes 14 de octubre comenzó a comprar agresivamente acciones de United Copper, cuyo valor pasó en un día de $39 a $52 por acción. El martes convocó a los vendedores a corto plazo a devolver las acciones prestadas. El precio por acción se incrementó a casi $60, pero los vendedores a corto fueron capaces de encontrar muchas acciones de United Copper de otras fuentes fuera de los Heinze. Otto había interpretado mal el mercado y el precio de las acciones de United Copper empezó a colapsarse.​

La acción cayó a $30 el martes y cayó a $10 para el miércoles. Otto Heinze estaba arruinado. Las acciones de United Copper fueron comercializadas fuera de la Bolsa de Nueva York, literalmente en un mercado al aire libre, "en la acera" (este mercado secundario se convertiría más tarde en el American Stock Exchange). Tras el colapso, The Wall Street Journal informó que "nunca ha habido tales escenas salvajes en la acera, por lo que dicen los veteranos más antiguos del mercado exterior".

Pues ya ven.

Fueron a cazar a los cortos, para reventarles las posiciones, pero los cortos pudieron con él, hasta que le hicieron perder todo su dinero.  Esta vez a los cortos les salió bien la jugada, pero imaginen lo cerca que estuvieron ellos del desastre. ¿Ustedes creen que esto de ir a por los cortos solo se hacía en 1907 y ahora no? J

Todo este lío, encendio el crash, se contagió a bancos, a otras muchas acciones, desplome del Dow Jones y entonces no había banco central para parar el enredo. Fue JP Morgan el que consiguió uniéndose a otros banqueros calmar las cosas…En el gráfico de antes ya han visto que tras dividirse por casi la mitad el Dow Jones volvió a subir con fuerza.

La compañía afectada por los manejos sobre sus acciones United Copper que había empezado a cotizar en 1902, nunca se recuperó de esta bajada relatada antes y en 1913 presentó suspensión de pagos y dejó de cotizar.

 Veamos ahora todos estos sucesos de la mano de Lefevre en su libro Memorias de un especulador, la cita aparece en este muy interesante artículo:

http://investorsconundrum.com/2015/02/11/historias-imprescindibles-de-la-bolsa-y-los-mercados-el-crash-de-1907-ii/

A finales de septiembre de 1907 los mercados estaban avisando al mundo con megáfonos, pero la creencia en milagros mantenía a muchos inversores sin vender sus posiciones especulativas en acciones. Un bróker me explicó una historia durante la primera semana de octubre que hizo avergonzarme de mi moderación. En la época se concedían prestamos para invertir en acciones. Los bancos sabían las posiciones apalancadas de los inversores. De hecho unos pocos brokers concentraban la mayoría de posiciones apalancadas. Cada día al mediodía se publicaba la tasa de renovación de estos prestamos y entonces los brokers, al saber su posición de cash, en unas horas decidían si aceptaban mas posiciones a prestamos de inversores. A las 14,15 los brokers sabían si podían tomar nuevas posiciones o debían cancelar algunas. A principios de octubre un bróker vino a verme para explicarme que no iban al “money post” cunado tenían dinero para prestar. La razón era que varios miembros de diversas conocidas casas de comisionistas estaban allí al tanto para lanzarse ante cualquier oferta de dinero. Ningún prestamista que ofrecía dinero públicamente podía rechazar públicamente prestar a estas firmas. Eran solventes y su colateral era bueno, pero el problema venia en cuanto estas firmas recibían el dinero, no había perspectiva para el prestatario de ver devuelto su dinero. Simplemente les comunicaban que no podían devolver el préstamo y el prestatario se veía obligado a renovarles el préstamo. Los tipos de interés fluctuaban entre un 100% y un 150% anual (suelen ser operaciones a corto plazo).

La situación iba de mal en peor. Finalmente llegó el terrible día del juicio final para los alcistas, los optimistas y los ilusos. Las vastas hordas que sufrieron pequeñas perdidas al principio, iban a sufrir ahora una amputación total y sin anestesia. El día que nunca olvidaré, el 24 de octubre de 1907.

Las informaciones que me llegaban de la muchedumbre relataban que los prestatarios debían pagar los intereses que los prestamistas decidían, no había otro sitio a donde acudir. Ese día la multitud de inversores era mucho mayor a la habitual. Por la tarde había centenares de brokers delante del “Money Post” y todos esperaban recibir dinero prestado que sus firmas necesitaban con urgencia. Sin dinero, deberían vender sus acciones compradas a crédito al precio que fuese. Mi amigo el bróker se me acercó. Sabia que yo estaba fuertemente a la baja en este mercado.  Me dijo, “dios mío Jesse, no se que va ocurrir. Nunca había visto algo similar. Esto no puede continuar así. Creo que todos los inversores han reventado. No puedes vender acciones y el mercado está seco, no hay dinero.”

Todo este desastre, que por cierto terminó llevando a la creación de la FED, afectó a las materias primas y causó una crisis mundial especialmente dura en países menos desarrollados como México por ejemplo. La onda expansiva fue bastante dura.

¿De verdad han cambiado tanto las cosas? El ser humano que es el que subyace tras todo esto no.

El otro día me llamaron para dar una charla motivacional y de superación personal para chavales jóvenes que están en la tesitura de qué estudiar ahora que terminan el colegio. Fue muy agradable, y se compartieron muchas cosas,  pero me sorprendió mucho cuando uno de los chavales aunque no era el tema de la charla me preguntó si era interesante invertir en el bitcoin. Me lo han preguntado también en el bar donde tomamos de vez en cuando el aperitivo, el novio de mi hija que es una persona que vive en un mundo totalmente alejado de la economía, y muchas otras personas. Antes te preguntaban si iba a seguir subiendo. Ahora si estamos ante una gran oportunidad de compra, tras todo lo que lleva bajado. Creo que estamos llegando al desmadre total. Es la fiebre del oro, personas que no se preocupan por el mundo de la inversión están acercándose a esta historia del bitcoin.

He llegado hasta a tener discusiones muy acaloradas con algunos compañeros del equipo sobre este tema. Ya saben lo que pienso y eso que ahora me he modernizado y empiezo a aceptar que algo de valor sí que tiene, aunque solo con el tiempo, y si uno es una institución financiera, pero ellos me replican que puede subir mucho más de nuevo e incluso consolidarse. Ya ni a mi equipo consigo convencer de que esto es demasiado

Voy a intentar defender mi postura con un argumento sencillo.

¿Cree usted lógico invertir en algo que no entiende? Sólo pido eso.

Sinceramente, yo no entiendo por más que esfuerzo, absolutamente nada de cómo funciona esto del bitcoin. Y eso que mis compañeros de equipo se esfuerzan por explicármelo. Pero a mí todo eso de la minería me suena a muy raro. Los únicos mineros fiables son por ejemplo los de Asturias y ahora resulta que les cierran las minas de carbón…

Además casi el 70% de la famosa minería, que no consigo entender para nada en qué consiste, viene de China. Una país del que me fio menos que ver a la Pasionaria en misa de 12, francamente. Es el país de las copias, de los hackeos y de los líos.

Pero vean esta cita del siguiente artículo, es de hace un año, pero me parece que sigue siendo muy significativo. No sé como terminaría la cosa, pero me vale con lo que se lee aquí y me da igual como terminara.

Los reguladores deben investigar Bitcoin y Tether

https://seekingalpha.com/article/4131159-regulators-must-investigate-bitcoin-tether

En resumen, Tether es una criptomoneda emitida por Tether Limited que se supone está respaldada por reservas en USD, lo que permite a los operadores tener una versión portátil del dólar. Numerosos indicios de fraude (falta de auditoría, relaciones bancarias opacas, fuerte correlación entre el suministro de Tether y el precio de Bitcoin, entre otras cosas) me llevaron a creer que Tether Limited emitía Tethers fraudulentos (es decir, no respaldados por USD) y canalizándolos a otros intercambios a través de Bitfinex para comprar Bitcoin, aumentando rápidamente su precio en el proceso. Hoy, presento indicaciones adicionales de fraude que confirman mi hipótesis con respecto al flujo de fondos (es decir, de Tether Limited a otros intercambios a través de Bitfinex).

¡¡¡Madre mía!!!

Pero vean que esto sigue:

La participación de Poloniex es similar a la de Bittrex. Poloniex Third Party recibe Tethers de Bitfinex y Bittrex, y posteriormente los envía a Poloniex. La diferencia estética es que los depósitos se realizan en cantidades relativamente pequeñas antes de que se envíe una suma global. A continuación podemos ver que hubo recibos de Bitfinex y Bittrex, cada uno con un valor de varios cientos de miles, y una transferencia global a Poloniex de 51 millones.

¿Usted ha entendido algo? Yo ni una palabra y además se me ha puesto un dolor de cabeza terrible. ¡El Polonex! ¡El Bittrex! Me suena al Bitter Kas que me pedía cuando era joven. ¡Pero que lio del diablo es esto!

No se preocupen que el autor del artículo lo “aclara”

s1.jpg

¡Ahora si que lo hemos arreglado! Bueno ahora hablando en serio, además de no entender ni una palabra, lo peor es que el autor que sí parece entender todo este berenjenal habla claramente de fraude. Un fraude muy complicado que consiste en mover el dinero de una cosa rara de estas a otra, pasando por el bitcoin.

Por si es poco, vean este otro artículo muy interesante y muy curioso.

Bitcoin: Paralelos a la marca de la República de Weimar

https://seekingalpha.com/article/4132526-bitcoin-parallels-mark-weimar-republic

La comparación me ha parecido muy afortunada. Traza un paralelismo inverso entre el marco alemán de la República de Weimar, una época histórica por cierto muy bien recreada en la ficción en la serie de Berlin Babylon que recomiendo ver, ya han salido dos temporadas, está en Movistar y el bitcoin.

Vean esta cita traducida de como cayó brutalmente el marco alemán en los años 20, en el período de entre guerras.

 La República de Weimar sufrió una hiperinflación, y se sabe cómo terminó eso, muy mal. Después de la guerra, a fines de 1919, la marca alemana había caído significativamente, y se necesitaban 48 marcas de papel para comprar un dólar estadounidense. Pero ese era sólo el inicio.

La diapositiva continuó hasta que, en la primera mitad de 1922, la marca se estabilizó en alrededor de 320 marcas por dólar. Pero ese no fue el final. Sin una solución factible, la inflación cambió a hiperinflación, y la marca cayó a 7,400 marcos por dólar estadounidense en diciembre de 1922. En noviembre de 1923, el dólar estadounidense valía 4,210,500,000,000 de marcos alemanes 

Y lo más importante es esta conclusión final sobre el bitcoin a la que llega el autor del artículo y que desgraciadamente comparto total y absolutamente.

La marca de Weimar no proporcionó un poder adquisitivo estable debido a la falta de confianza en la moneda como una reserva de valor. Un Bitcoin impulsado por los precios del mercado tampoco proporciona un poder adquisitivo estable, debido principalmente a que su valor está sujeto a las fuerzas del mercado tipo casino, exacerbadas por la exuberancia irracional. Hay muchas cosas que pueden causar que la exuberancia irracional se desvanezca. Entonces veríamos colapsar el poder de compra de Bitcoin, igualando o excediendo la velocidad del colapso en el poder de compra de la marca de la República de Weimar.

Como el artículo es de hace un año, podemos decir que acertó y luego llegó el batacazo.

Como decía estoy totalmente de acuerdo. Es lo que hay en mi modesta opinión. Pero si estuviera equivocado, lo digo de corazón, yo no metería mi dinero en algo que por más que me esfuerzo no consigo entender. Ojo que igual estoy metiendo la pata y este tipo de cosas es el futuro.

Serenitymarkets.com

Por Cárpatos.

Si hay algo que caracteriza al ser humano en política, es en general la falta de visión a largo plazo. El cortoplacismo económico es lo que prima. Nadie piensa, o al menos pocos mucho más allá.

Un ejemplo claro fue cuando los sucesivos gobiernos de varios colores políticos españoles, se pensaron que la burbuja inmobiliaria no era eso, una peligrosa burbuja, sino un nuevo paradigma. Era mejor conseguir réditos políticos a corto plazo, presumiendo de lo bien que funcionaba la economía gracias a la burbuja, que ser inteligentes, ver más allá de la pastilla de jabón e ir diversificando la economía con tiempo. Hubiera sido redondo, aprovecharse la burbuja, tomar el dinero que entraba, reformar la economía, para cuando se acabara el chollo poder seguir funcionando de otra manera.

Pero las cosas en la realidad no suelen funcionar así. Y hoy vamos a ver un caso extremo en esta línea de pensamiento. Venezuela.

No vamos a entrar en valoraciones políticos sobre el régimen actual ni anteriores, pero sí sobre la falta total de visión que ha llevado a un país de los más ricos del mundo a la miseria. La gestión económica ha sido para ponerla en los libros de economía y que nadie cometa el disparate de repetirla.

Me ha impresionado mucho leer este artículo.

https://www.weforum.org/agenda/2017/09/venezuela-was-once-twelve-times-richer-than-china-what-happened?utm_content=buffer5adf6&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

Vamos analizarlo.

Venezuela fue una vez doce veces más rica que China. ¿Qué pasó?

Venezuela se ha ido al garete cuando es el país, por increíble que parezca, con mayores reservas de petróleo del mundo. Si, incluso más que Arabia Saudita. Tengo mis dudas sobre la exactitud de estos datos, pero tampoco pasaría nada si Arabia Saudita tuviera más, el caso es que tiene una riqueza enorme:

s1.jpg

Pero vean qué impactante es esto. Vayamos a 1950. Como se comenta en el artículo, el mundo estaba restañando las gravísimas heridas de la II Guerra Mundial, y Venezuela era un país muy rico.

s2.jpg

Increíble ¿verdad? Pues real, era el cuarto país del mundo con más renta per capita con 7.424$, cuando EEUU por ejemplo tenía 9.573 o el ahora fortísimo Japón tenía entonces tan solo 1.873$ tras el desastre de la guerra.

Hasta 1980 Venezuela siguió siendo muy rica y no paraba de crecer. Pero jamás intentó siquiera diversificar lo más mínimo. Se seguía dependiendo del petróleo y la energía en general al 100%. Y nadie quería pensar en otra cosa, y más teniendo en cuenta que el dinero del petróleo pagaba muchos servicios a los ciudadanos. Los salarios eran estupendos. Nadie se planteaba nada

¿Qué pasó? Pues en 1982 llegó el declive.

El precio del petróleo estaba a 79,50

s3.jpg

Y aquí empezó la caída.

El precio de petróleo ajustado por inflación entró en caída libre

https://www.weforum.org/agenda/2017/09/drive.google.com/drive

Ahí tienen una infografía donde se explica.

Y este gráfico es clave:

s4.jpg

La caída de los precios complicó las cosas, apareció la impresión de dinero por las buenas para compensar las cosas y luego llegó la inflación, la combinación de ambas cosas fue letal, y las cifras actuales ya con Maduro al frente sencillamente catastróficas como puede verse en el gráfico de barras.

Ese demonio de la inflación, y esto ya no aparece en el artículo, se dejó escapar en el viernes negro venezolano. Lo pueden ver en esta cita de la Wikipedia.

El Viernes Negro en Venezuela, se refiere al día viernes 18 de febrero de 1983, cuando el bolívar sufrió una abrupta devaluación frente al dólar estadounidense, derivado de políticas económicas asumidas por el entonces presidente Luis Herrera Campins, que incluyeron el establecimiento de un control de cambio, imponiendo una restricción a la salida de divisas y que fueron severamente objetadas por el entonces presidente del Banco Central de VenezuelaLeopoldo Díaz Bruzual.1

Consecuentemente, para Venezuela, el Viernes Negro representa un hito que cambió su historia económica. Hasta ese día se mantuvo oficialmente la estabilidad y fiabilidad que desde la segunda década del siglo XX había caracterizado al bolívar, cuya última cotización libre con respecto al dólar fue al valor fijo de 4,30 bolívares. Desde entonces la devaluación constante del bolívar, complicaciones con el pago de la deuda externa, el acelerado deterioro del poder adquisitivo y la implantación de un control de cambio llamado "Régimen de Cambio Diferencial" (RECADI) —que funcionó entre el 28 de febrero de 1983 y el 10 de febrero de 1989 y que tuvo graves casos de corrupción durante el gobierno de Jaime Lusinchi— hicieron desaparecer la estabilidad cambiaria de la moneda venezolana.

Tras esa devaluación inicial, ya no se fue capaz de meter al demonio inflacionista dentro de la jaula hasta la fecha.

Este es un esquema muy simplificado, habría que introducir más variables, como desigualdades sociales, determinadas cuestiones políticas históricas, etc.

Pero solo quería presentar un esquema simple, de cómo un país puede pasar a ser de los más ricos del mundo a uno de los más pobres a gran velocidad. La economía necesita visión de medio plazo. Y muchos de los errores que cometió Venezuela en mayor o menor medida puede que los estén cometiendo ahora mismo las potencias occidentales. Ahí queda para la reflexión.

Terminamos el artículo de hoy con el sistema de la web amiga Traderalia de largo plazo.

POSICIÓN ACTUAL SISTEMA DE TRADING MINI S&P 500

Como cada fin de mes actualizamos el seguimiento del “Sistema TRADERALIA Mini S&P 500” en gráfico de velas mensuales y con media simple (SMA) de 12 periodos.

Al cierre de la última sesión de DICIEMBRE de 2018, el futuro del Mini S&P cotiza en los 2.508 puntos y por DEBAJO de su SMA de 12 meses situada en 2.740 por lo que el "Sistema TRADERALIA Mini S&P 500" cierra la posición larga o comprada abierta el 30-11-2018 en 2.764 puntos generando 256 puntos negativos.

Y abre una posición corta o vendida en el mismo momento: cierre 31-12-2018 al nivel de 2.508 puntos.

Sin tener en cuenta dicha posición actual, el balance acumulado de trades ya cerrados (entre agosto 1998 y diciembre 2018) arroja un resultado positivo de 2.413 puntos o 120.650 $ para un único contrato del futuro del Mini S&P y con solo 19 operaciones en todo el periodo.

Pueden ver la explicación del sistema y el gráfico de operaciones y rentabilidades acumuladas en los últimos 20 años en el siguiente enlace:

https://www.traderalia.com/biblioteca-del-trader/sistema-de-trading-mini-s-p-500/ 

Serenitymarkets.com

Ya hemos debatido muchas veces en esta misma columna la fuerza que tiene en el mercado la Ley de sentimiento contrario. Una ley que no solo afecta a los pequeños inversores, afecta a todo el ecosistema financiero. Incluidos los asesores o analistas profesionales.

Existe un muy interesante trabajo, de Brian Livingstone, el autor del libro Muscular Portfolios,  basado en los boletines de sentímiento que publica el famoso analista Mark Hulbert del que también hemos hablado muchas veces.

El propio Hulbert ya ha avisado en muchos comentarios públicos de que el consenso extremo por un lado o por otro en sus boletines es una poderosa señal sentimiento contrario.

Pues bien, de los trabajos de Brian, vamos a entresacar varios gráficos espectaculares. Es una serie de 4 artículos, y los gráficos empiezan en este enlace:

https://stockcharts.com/articles/muscular-investing/2018/12/mark-hulbert-sentiment-indices-2.html

Aquí va el primero:

 

1.png

 

Pues ya ven, cuando los asesores y analistas recomiendan su mayor asignación de activos a la bolsa, es decir entre el 60 y el 80% de la cartera, justo en la semana siguiente es cuando el Dow Jones lo hace peor con mucha diferencia.

Y ahora otro que sería muy útil, en una situación como la actual, en la que nos preguntamos cuando tocará suelo esta caída.

Aquí lo tienen, es del bloque número 3:

 

2.png

 

La línea amarilla nos dice que hace el Dow Jones cuando los asesores están más pesimistas. ¡No para de subir! La semana siguiente, el mes siguiente, a los 3 meses y a los 6 meses.

Sin embargo en los momentos en que son más optimistas, casi que condenan al Dow Jones a hacerlo peor durante la siguiente semana y el siguiente mes.

Es impresionante la línea amarilla. La ley del sentimiento contrario es implacable.

La forma de funcionar esto, lo describe el autor en esta cita traducida:

Cada día de mercado, Hulbert promedia las posiciones que recomienda cada asesor para acciones, bonos u oro. Alrededor de una décima parte de las lecturas para el mercado de valores de EE. UU, es decir, el decil más alcista , nos hablaría de más del 60% recomendado en renta variable. Una lectura de sentimiento del 60% podría significar que la mitad de los asesores recomiendan una posición del 100% en acciones, mientras que la otra mitad recomienda el 20% en acciones y el resto en efectivo. Por supuesto, cualquier combinación de posiciones con un promedio de 60% produciría la misma lectura.

La fórmula funciona de la misma manera cuando los asesores, en general, son bajistas. Una décima parte de las lecturas de sentimiento están por debajo de –3%. Algunos asesores podrían recomendar una posición corta de –13% en el mercado de valores de los Estados Unidos, mientras que otros son muy cautelosos y recomiendan una posición larga de solo + 7%. La lectura promedio sería de –3%.

 

Creo que son datos realmente interesantes. El boletín de Hulbert siempre ha sido bastante útil, y con este estudio de indicador contrario creo que aún más.

¿Y esto es sólo para las grandes compañías? Para nada, vean el mismo efecto en las acciones más pequeñas del Russell.

 

3.png

 

Incluso es más pronunciado el efecto en las pequeñas compañías.

Y claro, se estarán ustedes preguntando ¡Y cómo está ahora este diabólico indicador contrario! ¿están ya todos pesimistas?

Pues tengo buenas noticias para ustedes.

Precisamente ayer, Hulbert escribió este artículo en CBS Marketwach

Opinion: This contrarian stock-market signal is flashing green

https://www.marketwatch.com/story/this-contrarian-stock-market-signal-is-flashing-green-2018-12-27

Les destaco una cita traducida que es realmente fundamental:

Considere la exposición promedio recomendada a la renta variable entre un subconjunto de temporizadores bursátiles de corto plazo que superviso, según lo medido por el Índice de Sentimiento del Boletín Informativo de la Bolsa de Valores de Hulbert (Hulbert Stock Newsletter Sentiment Index, HSNSI). Esta media se sitúa actualmente en -15,6%, lo que significa que el pronosticador medio está asignando alrededor de una sexta parte de su cartera de negociación de renta variable a ir en corto.

 

Esta lectura negativa del 15,6% es una de las más bajas de la historia. De hecho, sólo el 4% de las lecturas desde el año 2000 han sido más bajas. La última vez que el HSNSI estuvo tan bajo como este mes fue en febrero de 2016, que fue el punto más bajo de la corrección (algunos dicen que el mercado bajista) que comenzó en mayo de 2015.

 

Así que como ven según el estudio del inicio del artículo, una buena noticia por ley de sentimiento contrario. No obstante Hulbert es al final quien más conoce su propio indicador y hace la siguiente advertencia:

Esto no significa que el mercado de valores vaya a subir en línea recta, por supuesto. De hecho, desde un punto de vista contrario, un rally directo durante los próximos días sería realmente preocupante, ya que casi con toda seguridad llevaría a los antiguos osos a volver a subirse al tren alcista, lo que erosionaría los cimientos del sentimiento del rally.

Desde el punto de vista de los particulares, tenemos la misma situación, mayor número de bajistas desde el 2013 superando el 50%. Lo podemos ver en este gráfico de reuters

 

aaii.JPG

 

En fin estos son los datos. Nada más lejos de mi intención que esto sea tomado como ninguna recomendación. Este mercado actual es más raro que un perro verde, y el día de Nochebuena ya nos dimos cuenta de que está moviéndose de una manera nunca vista antes. Simplemente he querido exponer en este artículo una faceta poco conocida, para ampliar nuestros conocimientos financieros. Nada más.

Serenitymarkets.com

Tras los violentos movimientos de esta semana, que pasará a la historia como la Navidad más movida jamás vista, todos nos hacemos esta pregunta. 

En los mercados bajistas, donde todo cursa con mucha violencia, es habitual ver grandes caídas, seguido de grandes rebotes por cierre de cortos. Y vuelta a empezar con nuevos cortos desde más arriba. 

En el 2008 aparecieron en octubre rebotes de este estilo y aún quedaba mucho por bajar. 

Realmente es imposible saberlo, no hay bola de cristal que lo prediga, por lo que no queda otra que esperar y analizar día a día, con mucha precaución. 

Pero hay un factor que prácticamente siempre suele aparecer antes de llegar a zonas de suelos. Un indicador que indica ya fase de capitulación. Este indicador dicen los expertos que es cuando el VIX supera el nivel de 40, algo que aún no ha sucedido. Con este requisito de sentimiento negativo extremo ya se puede empezar a buscar suelos, según los expertos. 

Y si no vean esta excelente tabla calculada por https://twitter.com/NautilusCap

De momento insisto, según este criterio aún no se habría visto la capitulación. Aunque hemos andado cerca, el día de Nochebuena superó el nivel de 35. ¿Podría ser suficiente? Pues habrá que esperar. Tengan en cuenta que esta historia está siendo muy seguida por las manos fuertes, así que pasar por encima de 40, podría tener efectos psicológicos próximos...

Los datos de este artículo también pueden ayudar

https://www.serenitymarkets.com/secciones/macroeconomia/37410-el-numero-de-bajistas-se-dispara-en-la-encuesta-de-sentimiento-de-la-aaii.html

 

Aquí lo tienen de forma más completa. En este segundo gráfico se ve lo que pasó, cuando superó 35, cosa que sí que ya ha sucedido ya. Los dos gráficos aparecen igualmente en el twitter https://twitter.com/TihoBrkan

 

Serenitymarkets.com

Con tanta influencia de los bancos centrales uno llega a preguntarse, si al final, la esencia de la bolsa, sigue funcionando. Es decir, si la bolsa sube cuando la economía va bien o no.

 
Y desde luego que así es.
 
En este enlace se publican una serie de estudios que lo deja claro:
 
http://econompicdata.blogspot.com.es/2015/07/investing-with-not-so-perfect-economic.html
 
Miren este gráfico:
 

1.jpg

 

Las barras azules con los resultados desde 1979 a 2014 cuando la economía va bien, las barras granates cuando va mal.

Y este también:

2.jpg
 
Y aquí en otro artículo del mismo autor se ve todo bastante claro:

 

3.jpg

 

A simple vista se ve que, como era de esperar, la bolsa lo hace mucho mejor con economía creciente. Especialmente los valores de crecimiento, y muy especialmente los pequeños valores de crecimiento, que cuando la cosa se pone fea, rinden muy poco.
 
Y de que esto sea así ya se ocupan los leones no se preocupen. 
 
Otra demostración:

  • Global Value: Building Trading Models with the 10 Year CAPE
  • El autor, plantea un modelo basándose en el PER modificado de Shiller llamado CAPE. Hay que recordar que es un PER que en lugar de dividir por beneficios futuros lo hace por los ingresos ajustados por inflación de los últimos 10 años, dando una medida de lo caro o barato que está el valor mucho más realista.
     
  • Pues bien, el autor estudia valores desde 1811 a 2011, una muestra muy larga y completa en función de su CAPE y comprueba cuales fueron sus ganancias o pérdidas posteriores.
     
  • La tabla es realmente reveladora:
     
  • Un valor con un CAPE menor de 5, al año sube de media 25,4%, a los 3 el 18,9%, a los 5 el 21,6 y a los 10 años el 15,8%.
     
  • A partir de ahí las ganancias son totalmente decrecientes conforme va subiendo el valor de CAPE de partida.
  • Conforme sube el CAPE sigue descendiendo la rentabilidad, hasta que llegamos a valores sobrevalorados con CAPE mayor de 40.
     
  • Este tipo de valores, al año dan pérdida media de 12,5%. A los 3 años pérdida media de 17%. A los 5 años de -4,8% y a los 10 años de -3,5%.
     
  • La rentabilidad pasa a ser no interesante a partir de CAPE a partir de 20. Entre 15 y 20 ya baja mucho.

 

4.jpg

 

Cambiemos de tema.

Hay una pauta en la que las manos fuertes trabajan a menudo. La pueden ver en este artículo de Barrons.
 
How to Beat a Stock Index
The Russell 2000 Index routinely loses ground after its holdings are reshuffled at the end of June each year.
 
http://online.barrons.com/articles/how-to-beat-a-stock-index-1436588589
 
Antes de entrar en el artículo recordarles la pauta de la que hemos hablado muchas veces y que está en mi libro de que se suele ganar dinero poniéndose largo de los valores que salen de los índices y a la vez corto de los que entran. Esto funciona, porque los que entran en los índices lo hacen sobrecomprados, pues son siempre alcistas y además los han comprado los fondos que los replican intensamente en los días previos, y los que salen son casi siempre bajistas y están sobrevendidos por el motivo inverso.

Pero volvamos al artículo.
 
Cuenta que entre los cambios que se hacen, se pasan compañías que han crecido del Russell 2000 al Russell 1000, que tiene compañías más grandes. Y al revés, se bajan de división por decirlo de alguna manera a otras, del 1000 al 2000, porque las cosas no les han ido bien.
 
Si del 2000 sacan buenas compañías que han crecido y les ponen las que no han ido bien y poniendo el simil del fútbol bajan a segunda…Pues como se pueden imaginar esto provoca un efecto debilitante sobre el Russell 2000 según los estudios de casi un 2,3% anual desde 1990, que se manifiesta desde que se hacen los cambios a finales de junio hasta 3 meses después.
 
Sabiendo este truco puede ser aprovechable…
 
Aquí tiene un gráfico comparativo entre el Russell 1000 y el 2000, con un círculo puesto en el período conflictivo que acabamos de comentar por ejemplo en el año 2014.

 

6.jpg

 

 
El 2000 es la línea azul, y el 1000 es la línea verde.

Serenitymarkets.com. En estos tiempos en los que el bitcoin y otras criptomonedas han cazado a muchísima gente, siempre hay gente que puede hacer la siguiente reflexión.

“Bueno, no entiendo muy bien cómo funciona todo este asunto, pero teniendo en cuenta que hay grandes bancos que entran y gente importante que lo hace, detrás de todo ese asunto de la minería y demás tan difícil de entender tiene que haber algo real y palpable. No debe haber tanta burbuja y ahora está bajo otra vez”.

Hay que tener cuidado con este razonamiento. En la historia se ha demostrado que el hecho de que la industria financiera en su máximo nivel entre en un negocio, no significa para nada que las cosas estén claras ni tampoco que hayan hecho los estudios necesarios sobre el negocio. Puede que sea este el caso de nuevo, o no, pero simplemente quisiera dejar claro, que a veces hay negocios muy famosos que parece mentira, pero nadie comprobó en serio. Como por ejemplo, los casos Madoff, Enron… y el que les cuento hoy.

Fue tan famoso que hasta se ha hecho una película que se vio hace poco en los cines: Gold.

Aquí tienen, su cartel:

s1.jpg

Este es el resumen de la película, ojo si no la ha visto ¡spoilers!

Kenny Wells Torrent (Matthew McConaughey) es un desafortunado hombre de negocios que trabaja en la empresa minera que anteriormente dirigía su padre, recientemente fallecido. Luego de varios malos negocios, crea un equipo con el geólogo Michael Acosta (Édgar Ramírez) para encontrar el oro profundo en las junglas de Indonesia(Borneo), y con quien crea un contrato donde acuerdan dividirse 50% y 50% de las ganancias.

Luego de esto, su empresa familiar, la Washao Mining Company, llega a ser conocida como la mina de oro más grande a nivel global. Pero posteriormente se descubre que la mina realmente no posee oro y la empresa quiebra, con los inversores perdiendo todo su dinero. Mientras tanto, Acosta había invertido su dinero en el extranjero, pero según investigaciones del FBI, el gobierno de Indonesia lanzó su cuerpo desde el helicóptero en el que era transportado por el ejército, con su cuerpo siendo luego encontrado e identificado como el de Acosta.

El detective que investiga a Wells descubre que éste no estaba involucrado en la estafa, por lo que habiendo perdido todo, regresa a vivir con su mujer. Ella le guardaba la correspondencia, que le había llegado mientras él no estaba, y descubre en uno de los sobres, enviado por Acosta, un cheque por 80 millones de dólares de un banco en un paraíso fiscal, y a través del cual Acosta cumple con el trato acordado con Wells tanto tiempo atrás.

Y esta es la historia real, tal y como la conté en mi libro Leones contra gacelas que difiere bastante de la película, que se limitó a tomar la realidad y crear una nueva historia más comercial. La historia real es bastante más dura.

Bre-X era una pequeña e insignificante compañía minera de Canadá, propiedad de un antiguo agente de cambio llamado David Walsh.

Walsh se cansó de pasar penurias en 1995 y se fue a buscar oro a Indonesia. Durante dos años perforó más de doscientos agujeros en busca del dorado metal y, según se dijo entonces, había encontrado 50.000 especímenes que demostraban que allí había oro en grandes cantidades. En realidad  Walsh no había encontrado oro, a lo sumo le había picado algún que otro mosquito en la jungla, pero la idea que se le ocurrió fue mejor. Y atentos a partir de ahora, todo un ejemplo de cómo funciona el establishment hoy por hoy, y  verán como no ha cambiado nada. Deben situarse ustedes en que estamos a mediados de los 90, en los años en que las Bolsas subían sin parar, la época de la burbuja donde todo valía y nada se cuestionaba.

Ni corto ni perezoso  Walsh dijo que había descubierto un gran yacimiento de oro en Busanli, en la Isla de Borneo, concretamente en la jungla de Kalimantan. Muy bien escogido el lugar, estaba en el quinto pino en medio de la jungla salvaje y estaba seguro de que nadie iría a comprobar si era verdad que había encontrado oro o no. Desde luego los analistas bursátiles no. En el colmo del descaro, no se conformó con inventarse el yacimiento sino que además dijo que contenía el 8% de las reservas mundiales de oro, en total 6.500 toneladas. Para demostrarlo mostraba los especímenes que luego se demostró eran piedras de la zona a las que se les añadía artificialmente restos de oro de otros lugares.

No se sabe muy bien cómo, pero se lo pueden imaginar, consiguió que la dictadura que gobernaba en Indonesia confirmara el yacimiento. Todo parece indicar que se limitaron a ver las piedras falsas sin hacer más preguntas. La burbuja estaba servida. Las acciones de la compañía, que no valían más de 2 dólares canadienses en 1995, empezaron a subir hasta llegar a más de 200. Vamos, al estilo de las tecnológicas, sólo que en esta ocasión todo era un fraude. Pero eso al mercado le importaba un pimiento, tonto el último y que éste apague la luz  (y que pague el recibo). Nadie hace preguntas cuando la Bolsa sube.

El dictador del país Indonesio en la época, Suharto, luego se supo que había conseguido para él un 30 % de las acciones de Bre-X, obteniendo grandes beneficios, aunque no parece que estuviera en el ajo, pues a la postre fue el Gobierno indonesio el que destapó el "pastel".

Las ambiciones estaban desatadas como de costumbre, todos compraban Bre-X  y, como suele suceder en estos casos, una gran compañía canadiense, Barrick, la más grande del mundo en el tratamiento del oro sudafricano, se fijó en ellos y terminó comprando dos tercios de Bre-X. Una vez tomada la participación y para espantar a la competencia, la compañía Barrick ficha como intermediario a el expresidente americano George Bush y a un ex-ministro canadiense, Brian Mulroney, por supuesto desconocedores de que en realidad no había nada. El único que lo sabía era el fundador de Bre-X,  Walsh. La participación de Bush montó un gran escándalo en la época. Lean en este enlace de Internet la portada de la revista Time de febrero de 1997 al respecto, cuando aún no se había descubierto con claridad que todo era un fraude montado por los fundadores de Bre-x.

http://www.time.com/time/magazine/1997/int/970113/asia.first_family.html 

Pero, como decía antes, el Gobierno de Indonesia no veía las cosas claras y no paraba de presionar a Bre-x para que se asociase con una compañía solvente en la explotación de la mina, ya que la compañía canadiense andaba corta de capital para la explotación. La sociedad que escogieron fue Freeport McMoRan Cooper and Gold. Dicha empresa, antes de nada y como es lógico, efectuó una auditoria técnica que demostró ¡que no había oro! Es increíble pero nunca antes nadie se había molestado en hacer una comprobación in situ de la mina. Entonces, en ese momento todo el mundo recordó que otra compañía australiana Normeint Ltd. ya había dicho hacía tiempo que el 90% del oro de las muestras era aluvial, mientras que el yacimiento de Busang era primario, lo cual no cuadraba. El montaje se había destapado.

La tragedia no tardaría en llegar. Primero el capataz de la mina Michael Guzmán aparecía muerto, según dijeron al suicidarse arrojándose desde un helicóptero. Curiosa y sospechosa forma de suicidarse. Su cadáver se encontró en la selva, inidentificable. Luego se supo que él fue quien adulteró las muestras. Vamos, que era una prueba viviente de todo este lío.

Lo más curioso de todo es que Bre-X llegó a formar parte del índice TSE 30, donde cotizan las mejoras empresas de la Bolsa de Canadá y por supuesto los fondos tenían acciones por todos lados, como siempre. En aquella época era llamado un valor "de gran crecimiento" y nadie hacía preguntas, como subía pues adelante, tonto el último y que apague la luz. ¡Con qué facilidad le toman el pelo al establishment!  El presidente de Indonesia ganó una fortuna, el amigo Walsh y el vicepresidente de la sociedad ganaron en una sola operación en 1996 más de 12.000 millones de pesetas. Los accionistas, en cambio, pagaron todos los platos rotos de todo este montaje y perdieron casi 40.000 millones de pesetas. Walsh escapó a su propiedad de las islas Bahamas donde se refugió de la justicia y el vicepresidente a las islas Caimán.