LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Seguro que habrán oído decir muchas veces que Forex es el mercado o conjunto de mercados, que más dinero mueve. Y es verdad. ¿Pero somos plenamente conscientes de cuánto más mueve? Seguro que se van a sorprender, porque la diferencia es realmente tremenda.

Pues ya ven más o menos lo que negocia Forex en un día, es lo que negocia el futuro del S&P 500, uno de los más grandes del mundo, en mes y medio. O lo que negocia el oro en un año…¡y eso en un solo día! Si quieren liquidez máxima, y que para mover mercado una mano fuerte con una orden tenga que sudar mucho, este es su mercado. Un gran desconocido, pero con gran riqueza para el trading.

s1.jpg

 

Según la wikipedia, este sería el desglose de ese brutal volumen diario:

  • $ 1.654 billones en transacciones spot
  • $ 700 mil millones en forwards
  • $ 2.383 billones en swaps de cambio de divisas
  • $ 96 mil millones de swaps de divisas
  • $ 254 mil millones en opciones y otros productos

Y de la misma fuente esta sería la distribución del volumen por monedas:

s2.jpg

 

En cuanto a pares en concreto, tenemos que el cruce euro dólar es el rey con una cuota total del 24%, seguido del dólar yen con el 18% y de la libra dólar con el 9%.

Y muy importante, es un mercado exclusivamente de manos fuertes, aquí las gacelas no pintan nada, motivo por el cual son más fiables los gráficos, y los movimientos son más nobles. Tenemos que el 41% de los movimientos son de banco a banco y el 50% entre banco e institución financiera. Ya ven. Aquí pueden entrar con todo el volumen que quieran que su orden no moverá mercado y le entrará casi cualquier cosa, y el grado de respeto de los niveles técnicos suele ser mucho más alto de lo habitual.

Eso sí, hay que acostumbrarse a su movimiento mucho más en lateral que otros mercados, y también a la falta de un mercado organizado. Aquí no hay como en la bolsa de Madrid, o en el futuro del dax una cámara que lo cuadra todo, ni siquiera hay un precio único, cada casa tiene el suyo, porque el precio de forex, lo dan los cruces de los bancos, y unos toman a unos como referencia y otros a otros.

 Es importante tener una buena plataforma de información que nos dé un precio bastante ajustado a la realidad. Pero no debe asustarse, si por ejemplo en su plataforma de análisis le sale un precio, y en la del broker con la que va a pasar la orden, otro, con algún pipo de diferencia arriba o abajo. Esto es normal. Es una pequeña desventaja, pero las ventajas son muchas, sin olvidar que este mercado está 24 horas cotizando, de domingo por la tarde a viernes casi hasta medianoche. Siempre hay volumen, siempre hay movimiento.

Lo que si hay que llevar cuidado es con el bróker con el que se trabaja. Los brokers serios y con trayectoria de años, no hacen cosas raras en Forex, y uno puede trabajar con total tranquilidad y con una gran liquidez. Pero dado el tamaño de este mercado, en los últimos años han surgido brokers muy raros, que han llevado a cabo muchas tropelías. Los organismos reguladores han tomado bastantes medidas contra ellos, pero hay muchos aún por ahí. Por lo tanto más que en otros mercados, debido a que al final Forex es un mercado over the counter técnicamente hablando, el trabajar con un bróker serio en este campo es importante, yo diría que primordial.

Es importante que se fije igualmente en que los spreads de la horquilla en los pares menores estén bastante cerrados. Los brokers poco serios, los abren mucho en cuanto uno sale del euro, del dólar, la libra o el yen.

En cuanto a que miran más en cuanto análisis técnico en este mercado que es super técnico. Las medias de 21, 30, 100 y sobre todo 200 son sagradas. El Ichimoku lo mira todo el mundo. Retrocesos de Fibonacci. Hay mucha gente que usa estudios de Elliott simplificados, aplicando contadores automáticos de ondas, pero yendo al bulto sin complicaciones. Y poco más. Es el mercado del mundo que tiene más operadores haciendo price action puro sin indicadores, o muy pocos, por lo que aquí velas pin bar, envolventes, estrellas y figuras aquí si tienen un gran valor.

Un fallo bastante corriente que suelen tener algunos programas de análisis técnico que siguen forex es el siguiente.

La hora oficial de cierre son las 11 de la noche hora española. Ahí hacen un cierre simbólico y sigue cotizando, porque en realidad cotiza las 24 horas del día. Pues bien muchos programas no tienen en cuenta esto. Si miramos gráficos de 60 minutos hacia abajo, esto es indiferente. Pero sí miramos gráficos de 2 horas hacia arriba, no tendremos los gráficos exactamente igual que las manos fuertes que en sus programas sí suelen tener el cierre a las 23h.

Donde más diferencia podemos tener es en los gráficos de 4 horas o 240 minutos, que son uno de los más seguidos. Pues no es lo mismo que la vela sea de 11h de la noche a 3 de la mañana, que de las 12 a las 4 de la mañana. No es un factor que nos deba obsesionar, pero sí es bueno saberlo.

Por último se estaban aplicando por algunos brokers apalancamientos enormes. Para mí gusto demasiado altos. La ESMA ha corregido esto y ahora el máximo es de 30 a 1 que ya está bien. No obstante para los inversores profesionales, no se aplica esta norma.

¿Y qué es un inversor profesional? Pues aquel que cumple dos de estos tres requisitos:

  • Tiene cuenta operativa de más de 500.000 euros
  • Ha realizado bastantes operaciones en varios trimestres anteriores, como a razón de 10 al trimestre.
  • Ha trabajado en el sector financiero al menos un año lo que le ha obligado a tener conocimientos sobre este campo.

 Otra forma de trabajar en forex es vía futuros que estos si que están completamente regulados. Eso sí, siempre que se trabaje con los pares más grandes. Si nos vamos a pares menores o no habrá futuros o si los hay serán muy ilíquidos. En los pares grandes hay futuros mini bastante razonables para practicar al inicio.

Buen artículo de Charlie Bilello escrito hace unos meses sobre la importancia de la media de 200 en Wall Street.

Personalmente lo tengo muy claro, y para mí es un indicador vital. Y no porque tenga nada de mágico, qué más da 200 que 300, simplemente porque los mercados son psicología pura, y cuando todos nos ponemos de acuerdo sobre un nivel, pues aparecen los fenómenos posteriores. Se puso de moda hace muchos años, y aquí la tenemos como un nivel imprescindible que debemos tener puesto en el gráfico.

Siempre hay operadores en EEUU, que se empeñan en quitarle importancia a este indicador, a base de simular unos sistemas que nadie pidió que funcionan comprando y vendiendo por encima o por debajo del indicador. Sin nada más, sin filtro, sin money management, sin objetivos de beneficios. Nada, a palo seco, comprar o vender según pase el nivel. Como estos sistemas no funcionan, como es lógico, dicen que el nivel no funciona y que hay que quitarlo. Si hacemos pruebas así de radicales, ni funciona esto ni funciona nada, y más teniendo en cuentas que dada la asimetría de la bolsa, en los cruces a la baja, como no andes espabilado te vuela el beneficio en menos que canta un gallo. Y desde luego si esperas a que vuelva a cruzar para cerrar sin ningún condicionante ni objetivo pues uno va a tener más preocupaciones que el fontanero del Titanic.

Pero esto es un poco absurdo, nadie en su sano juicio puede creer que esto del mercado es tan sencillo como comprar por encima de la media de 200 y vender por debajo así por las buenas. Pero sí que queda muy claro, que el nivel tiene una importancia vital como zona de soportes o resistencias clave según sea el caso. Y como zona para indicarnos si la tendencia predominante tiene un sesgo alcista o bajista de una manera rápida.

Y en el artículo que citaba al principio se ve muy claro.

Lo pueden leer aquí:

Promedios móviles y volatilidad

https://pensionpartners.com/moving-averages-and-volatility

En el artículo se comenta en primer lugar que el Dow Jones cerró la semana pasada por primera vez por debajo de la media de 200, tras casi dos años permaneciendo por encima.

No es algo excepcional, si tomamos las cotizaciones desde finales del siglo XIX, esta sería la séptima más larga.

Pero vean estos gráficos.

s1.jpg

 

En más de 100 años de mercado el Dow Jones solo se mueve por debajo de su media de 200 el 35% del tiempo. Lo cual es normal, por la asimetría de la bolsa. Las tendencias alcistas siempre son mucho más largas en el tiempo que las bajistas, que son explosivas y muy rápidas.

Veamos otro gráfico:

s2.jpg

 

Irrefutable. Por encima de la media de 200 el Dow Jones gana en promedio el 9,7% y por debajo pierde en promedio el 3,2%, siempre hablando de cifras anualizadas. Y ojo que volvemos a hablar de una estadística muy amplia, desde 1896 hasta la fecha.

Pero a mí el gráfico que me parece más importante, es el siguiente.

s3.jpg

 

Como vemos la volatilidad anualizada por encima de la media de 200 es del 13,6%. Mientras que cuando está por debajo es del 22,4%. Casi el doble. Y aquí es cuando vienen los problemas. A toro pasado se ve muy fácil operar con volatilidades tan altas en tendencias bajistas, pero en la práctica es muy difícil. Personalmente estoy convencido de que lo mejor es no operar, ¡ni siquiera corto! Porque con esas volatilidades hay rebotes terribles muy difíciles de gestionar. Por esta asimetría, siempre recomiendo si se opera a largo plazo, o largo, o neutral vía estrategias con opciones o fuera de mercado. Cortos solo si se está operando a corto plazo y con ojo. Otro tema sería si estuviéramos en forex, o materias primas, donde la asimetría no existe, entre subidas y bajadas.

Y un último gráfico interesante

s4.jpg

 

En los 100 días peores entre 1896 y hace unos meses, tan solo en un 28% de las veces se estaba por encima de la media de 200.

En suma, uno puede creer que es un indicador mejor o peor, pero la evidencia avisa, de que como mínimo hay que extremar las precauciones cuando algún gran índice de este indicador se mete por debajo de esta media.

Y ya al margen del artículo un detalle importante.

¿Y hay que poner la media simple o la exponencial o cualquier otra? Pues teniendo en cuenta que se trata de seguir lo que tienen todos en el gráfico, porque eso es precisamente lo que le da fuerza y valor como resistencia o como soporte, lo mejor es ponerse la media simple. La mayoría de operadores es esa la que tienen puesta, y esa es la que encontrarán en la mayoría de boletines de banca privada. Así que no queda otra, por mucho que pensemos que sería más eficiente, la exponencial por ejemplo que ponerse la simple para coincidir con todos y tener claro lo que todos ven. La auto profecía se cumple a sí misma. Pero ¿qué más da? No se trata de ser más papistas que el Papa sino de intentar saber dónde están los niveles importantes para el mercado.

Si uno quiere al margen de esto usar medias más eficientes para diseñar sistemas y cosas así, una buena sugerencia podría ser una media más reactiva como la de Hull por ejemplo.

Es muy importante en los cruces a la baja tener paciencia. Es muy frecuente que cruce por poco o unos pocos días para volver a situarse por encima. La mayoría de las veces la clave es el pull back tras el primer amago.

Evidentemente, si alguien con la suficiente influencia, empezara a popularizar otra diferente, no sé por decir algo la de 250 o la de 180 o la que fuera, perdería sin duda su influencia, porque insisto está más que claro, que funciona por aquello de la profecía autocumplida. Pero no es fácil cambiar esa moda, que lleva muchos años ya.

El efecto manada es un efecto que aunque se usa mucho en bolsa, es un fenómeno psicológico que afecta a muchas otras facetas de la vida de las personas.

Veamos la definición que da la Wikipedia de este efecto, que en inglés se llama efecto bandwagon:

Es la observación de que a menudo las personas hacen y creen ciertas cosas fundándose en el hecho de que muchas otras personas hacen y creen en esas mismas cosas. El efecto es peyorativamente llamado comportamiento gregario, particularmente cuando es aplicado a los adolescentes. Las personas tienden a seguir a la multitud sin examinar los méritos de una cosa en particular. El efecto bandwagon es la razón del éxito del Argumentum ad populum.[cita requerida]

El efecto bandwagon está bien documentado en psicología conductual y tiene muchas aplicaciones. La regla general es que las conductas o creencias se propagan entre la gente, como claramente sucede con las modas, con "la probabilidad de que los individuos la adopten incremente con la proporción de quienes ya lo han hecho."1​ Cuanta más gente llegue a creer en algo, otros también se subirán al carro sin importar la evidencia subyacente.

En todas las tertulias que se precien en todo el mundo sobre la bolsa, suele salir el temas de las tecnológicas.

Todo el mundo está de acuerdo en que es posible que hayan subido mucho, incluso muchas de ellas demasiado.

Vean por ejemplo el PER de Amazon el año pasado:

s1.jpg

 

Lo de “estimates” no se cumplirá ni por casualidad como el precio no baje, siempre esas estimaciones pecan indefectiblemente de optimistas.

Pero la realidad es que por caros que estén el dinero les sigue entrando. Y la historia nos demuestra que cuando un sector adquiere el dominio del mercado cuesta mucho que deje de ser así. Y si no vean este valioso gráfico de más de 200 años.

s2.jpg

 

Durante 50 años de 1800 a 1850, el mercado en EEUU era exclusivamente bancos y sector inmobiliario. No había mucho más. Entonces llegaron los valores del sector de transportes. Casi 75 años de predominio.

Durante casi otros 75 años llegó el turno de energía y metales, aunque el mercado ya no era como al principio, y aunque este sector fuera con mucha diferencia quien dominaba ya no llegaba a la misma altura de aquel sector bancario original.

Ahora desde hace unos 30 años, el sector tecnológico domina, pero ya hemos visto por historia que nada les impide seguir muchos años más.

Lo que sí es cierto, es que el mercado cada vez es más atrevido. Desde hace unos años estamos viviendo una mala racha para los inversores en valor, porque el mercado se ha radicalizado mucho. Y si no vean este gráfico que lo dice todo.

s3.jpg

 

Como ven los sectores defensivos ya no pintan mucho, cuando en los años 90 estaban por encima del 30%, ahora apenas superan el 15%.

Francamente saco personalmente la conclusión viendo este gráfico, de que por mucho que se diga, se le ha perdido mucho el respeto al mercado, e igualmente que este fenómeno tecnológico, es casi la llave que lo explica todo. Explica lo atrevidos que nos hemos vuelto todos, explica que Europa lo haga mucho peor, simplemente porque el sector tecnológico tiene mucha menos ponderación, explica que el Ibex peor aún, porque el sector tecnológico casi ni existe…

Vean esta cita:

 esta es una tendencia secular a largo plazo que ha estado en vigencia a través de múltiples ciclos ascendentes y descendentes, pero parece haberse vuelto aún más exagerada últimamente. Ha sido la ruina de los inversores de valor a lo largo de todo el período posterior a la crisis que comenzó en 2009, una década durante la cual el crecimiento ha superado enormemente a través de casi todos los períodos de 90 días, y mucho menos los períodos anuales.

Los gerentes de Crecimiento a un Precio Razonable (GARP) y los jugadores de ímpetu están festejando esta disparidad. Los gerentes más aventureros, que se autodenominan inversores de valor en sus publicaciones de marketing, han inventado razones para inclinarse más hacia el crecimiento. Hasta ahora, ha sido el movimiento correcto para sus inversores finales, incluso si huele a preservación de carrera.

De la misma pieza:

Las cinco empresas más grandes del mundo que cotizan en bolsa por capitalización bursátil ahora están todas relacionadas con la tecnología, un marcado cambio con respecto a 2009, cuando empresas como General Electric  Co.  y Exxon Mobil  Corp. dominaron la lista. Casi la mitad de los gestores de fondos mundiales ahora dicen apostar por los nombres de FAANG-Facebook, Amazon, Apple  Inc., AAPL 0,73% Netflix y Alphabet  Inc.- y sus equivalentes chinos se clasifican como el comercio más concurrido del mercado, según una encuesta de junio. del Bank of America Merrill Lynch. Eso marcó la mayor proporción de inversores desde 2015 para acordar que un comercio se estaba volviendo demasiado popular.

Fuente:

"El S & P 500 no tiene el mismo índice que cuando tu padre lo compró"

http://thereformedbroker.com/2018/06/29/the-sp-500-is-not-the-same-index-it-was-when-your-father-bought-it/?utm_source=Daily+AR&utm_campaign=e1863739df-RSS_EMAIL_CAMPAIGN&utm_medium=email&utm_term=0_c08a59015d-e1863739df-140340669

 

Las cosas están claras. Todos sabemos que esto empieza a llegar un poco demasiado lejos. La gestión pasiva incrementa el fenómeno de todos en el mismo sitio, porque es una gestión ciega que entra al valor que más ponderar si considerar si su valor es cierto o no. Pero claro…quien se baje del caballo antes de tiempo dentro de la industria de gestión de fondos, le van a dar hasta en el carnet de identidad. El efecto manada en su máxima expresión.

Con todo esto, creo que hoy más que nunca, deberíamos ponernos una nota en el corcho del despacho, donde pegamos con chinchetas las cosas importantes. Si algún día ven al S&P 500 en gráfico mensual cerrar por debajo de la media de 10 meses, sería muy sensato, mandar a la bolsa de vacaciones durante una larga temporada. Ojo si está usted en fondos de renta variable si esto pasa. Especialmente si son fondos basados en renta variable. Muy pocos gestores se cubrirán, casi nunca lo han hecho, no va a ser ahora la excepción. El que se tiene que cubrir es usted sólo, y es tan fácil como cerrando la posición y el último duro que se lo lleve otro.

Hay muchos estudios sobre el efecto manada. Por ejemplo Ohlson (2010) encontró que en general el comportamiento manada está presente en el mercado de valores de Estocolmo en el periodo de 1998 a 2009, mostrando una mayor presencia en los mercados alcistas. Lo cual cuadraría mucho con lo que está pasando ahora.

En Europa hay un estudio bastante concluyente:

Ouarda, Bouri, y Bernard (2013) estudiaron la existencia de efecto manada en 10 industrias compuestas por las174 empresas de mayor capitalización bursátil del EuroStoxx600, con precios mensuales en el periodo desde enero de 1998 hasta diciembre de 2010. Los resultados muestran que, exceptuando el sector de bienes de consumo, el efecto está presente en todos los sectores. Al mismo tiempo, la existencia del efecto se da en todos los sectores durante meses caracterizados por fuerte volatilidad. Además los autores consideran que durante la crisis financiera mundial 2007-2008 y la crisis asiática, el comportamiento manada es evidenciado.

Posteriormente, Chen (2013) realizó un estudio en el periodo 2000-2009 con 69 países, los cuales clasificó en desarrollados, emergentes y de frontera; sus conclusiones sugieren fuerte evidencia de efecto manada en la mayoría de merca-dos bursátiles, destacando que en los mercados desarrollados esta conducta es más pronunciada por la facilidad de acceso a la información que conduce a consensos en el mercado.

Fuente de estas últimas citas sobre estudios: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S018610421500128X

Donde a su vez pueden encontrar otro estudio que demuestra el efecto manada en mercados latinoamericanos.

serenitymarkets.com

La manipulación psicológica del mercado siempre es algo muy a tener en cuenta.

Las hay de todos los colores, y si no vean un ejemplo de las muchas que pone la Wikipedia:

  • Spoofinges una entidad de negociación algorítmica disruptiva empleada por los comerciantes para superar a otros participantes del mercado y para manipular los mercados de productos básicos. Los spoofers fingen interés en negociar futuros, acciones y otros productos en los mercados financieros creando una ilusión de pesimismo cambiario en el mercado de futuros cuando se cancelan o retiran muchas ofertas, o un falso optimismo o demanda cuando muchas ofertas se colocan de mala fe. La oferta u oferta de Spoofers tiene la intención de cancelar antes de que se completen los pedidos. La ráfaga de actividad en torno a las órdenes de compra o venta tiene como objetivo atraer a otros operadores de alta frecuencia.(HFT) para inducir una reacción particular del mercado, como la manipulación del precio de mercado de un valor. La suplantación de identidad puede ser un factor en el aumento y la caída del precio de las acciones y puede ser muy rentable para el spoofer que puede calcular el tiempo de compra y venta basándose en esta manipulación.

O vean esta otra cita:

Cramer describió una variedad de tácticas que los administradores de fondos de cobertura usan para afectar el precio de una acción . Cramer dijo que una estrategia para mantener un precio de abajo es difundir falsos rumores a la prensaque describió como "el Pisanis del mundo". el comentario fue una referencia al corresponsal de CNBC Bob Pisani, que informa desde el piso de negociación de la Bolsa de Nueva York. "Tienes que usar estos tipos", dijo Cramer. También discutió sobre cómo darle información al "periodista de turno de The Wall Street Journal" para que publique un artículo. Cramer dijo que esta práctica, aunque ilegal, es fácil de hacer "porque la SEC no lo entiende " . Durante la entrevista, Cramer se refirió a sí mismo como un "héroe de clase bancaria".

Pueden ver en este artículo más manipulaciones descritas por este autor, es de donde he sacado la cita: ´

https://seekingalpha.com/instablog/2918951-g-hudson/1026551-how-the-big-players-manipulate-the-stock-market

Otra más:

Creo que la manipulación del mercado bursátil por los grandes jugadores es un problema importante. Sé que este artículo se centra en una acción, pero al igual que las cucarachas, si puedes encontrar una, estoy seguro de que hay muchas más. La única forma en que vamos a hacer cambios en esta sociedad es hacer que tanta gente, especialmente nuestros funcionarios electos, conozcan este problema lo más que podamos. Estoy seguro de que este problema roba dinero de la gran mayoría de nuestras inversiones y programas de jubilación.

 

El artículo aunque es algo antiguo, es muy duro y destapa varias posibles manipulaciones que ponen los pelos de punta.

Y hablando de manipulaciones psicológicas, como bien pronto vamos a entrar en la campaña de resultados del segundo trimestre, prepárense para la manipulación que nos va a caer al respecto. La van a vivir en vivo y en directo en los próximos días.

Vamos a ver, en un interesante estudio publicado por la propia FED de Boston, en qué se basa psicológicamente esta manipulación. Es lo que se conoce por el efecto "Tom Sawyer". El efecto se llama así en honor al inmortal libro de Mark Twain y a un pasaje concreto donde el protagonista es capaz de convencer a sus amigos de lo maravilloso que era pintar la cerca, con una gran habilidad psicológica. 

El estudio se llama "Tom Sawyer and the Construction of Value" y está escrito por Dan Ariely, George Loewenstein, y Drazen Prelec. 

Este es el resumen que colocan los autores:

Este documento desafía la suposición común de que los agentes económicos conocen sus gustos.

Después de revisar investigaciones anteriores que muestran que la valoración de productos ordinarios y las experiencias pueden ser manipuladas por señales no normativas, presentamos tres estudios mostrando que en algunos casos las personas ni siquiera tienen un sentido preexistente de si la experiencia es buena o mala, incluso cuando han experimentado una muestra de ella.

Lo pueden leer al completo con sus tres experimentos psicológicos en este enlace de la FED de Boston: 

http://www.bos.frb.org/economic/wp/wp2005/wp0510.pdf 

De los tres experimentos, para que se comprenda este efecto "Tom Sawyer", voy a quedarme con el primero para no complicar las cosas. Poco más o menos consiste en lo siguiente. 

Un profesor dice a una clase que leerá próximamente un poema de un autor conocido de EEUU durante 15 minutos. Se supone que el profesor es un buen rapsoda. Entonces separa a la clase en dos grupos sin contacto entre ellos y hace las siguientes preguntas diferentes a cada grupo: 

- Grupo 1: "¿Quién está dispuesto a pagar dos dólares por escuchar mi lectura de los poemas?" 

- Grupo 2: "¿Quién estaría dispuesto a que yo le pagara dos dólares a cambio de escuchar mi lectura de los poemas?" 

La respuesta que dan los grupos es totalmente lógica. El grupo 1 registra muy pocos alumnos dispuestos a pagar por escuchar al profesor, en concreto tan sólo un 3% aceptarían pagar esos dos dólares. 

En el grupo 2, lógicamente, el número de los que están dispuestos a cobrar dos dólares por escuchar al profesor es mucho más elevado, en concreto del 59%. 

Como vemos hasta aquí todo muy normal, pero ahora viene lo bueno y la aparición del efecto Tom Sawyer. 

El profesor entonces le dice a cada grupo que la audición será gratis, es decir, que los del grupo 1 no tendrán que pagar por escucharle y que los del grupo 2 no van a cobrar por escucharle, y entonces pregunta a todos: "¿Cuántos, sabiendo esta condición de que ni cobro ni pago por escucharme, estáis dispuestos a oir mi lectura?" 

Lo lógico sería que aproximadamente el mismo número de alumnos del grupo 1 que del grupo 2, estuvieran dispuestos a escuchar la audición, una vez suprimido el cobro o el pago... pero la mente humana no es lógica y se ve muy fácilmente manipulada. Y si no, vean: 

- El 35% de los alumnos del grupo 1, es decir, a los que inicialmente se les había pedido dinero por escuchar la lectura, dice que irán a la audición gratuita. 

- Pero, sin embargo, tan sólo ¡el 8%! del grupo 2, es decir, de los que creían inicialmente que iban a cobrar, está dispuestos a ir a la lectura. 

¿Qué ha pasado aquí? 

Pues está muy claro, la pregunta inicial efectuada a los diferentes grupos ha condicionado a la mente humana, ha aparecido el efecto Tom Sawyer. Los del grupo 1 tienen un concepto del valor de la lectura del poema muy diferente a los del grupo 2, porque para ellos al tener que pagar primero y luego ser gratis, ahora vale más; para los otros es al revés, al ir a cobrar primero y ahora tenerlo que hacer gratis supone una pérdida de valor en su mente, cuando al final no hay nada de eso, la lectura tiene el mismo valor para todos. 

Este experimento ha sido repetido por numerosos investigadores de muchas maneras y el resultado siempre es el mismo. Las empresas de EEUU lo saben y lo usan para intentar manipularlos a nosotros, a los analistas y a las cotizaciones. 

Las empresas nos meten a todos en el grupo 1 de alumnos, nos dicen unas previsiones más bajas de las reales y cuando salen las de verdad, siempre mejores, las valoramos más. 

Si dijeran la verdad desde el principio, cuando salen los resultados estaríamos en el grupo 2 y, aunque la publicación fuera exactamente igual, no le ponemos el letrero de "mejor de lo esperado" y no reaccionamos igual, ni las acciones subirían tanto. 

En realidad el hecho objetivo, el resultado, es uno sólo, pero ellos conocen muy bien el efecto Tom Sawyer y saben perfectamente como un resultado normal y corriente puede ser vendido como una maravilla, todo depende del condicionamiento previo. La mente humana pone el resto. 

Como pueden ver, el concepto de bueno o malo, por ejemplo, sobre la valoración de una acción puede ser totalmente arbitrario y luego, una vez establecida, nos dejaremos llevar por la corriente, como demuestran los experimentos siguientes de este excelente trabajo de la FED de Boston. Tras leer todo esto, ¿podemos seguir estando seguros de que ésta es una "buena" campaña de resultados o quizá sólo de que "es mejor de lo esperado"? Como diría Cela, igual no es lo mismo estar dormido, que estar durmiendo...:)

Conclusiones: En el mercado hay manipulaciones para dar y tomar, y tenemos que ser fuertes para pensar por nosotros mismos, desconfiando de las cosas que la mayoría del mercado da como ciertas. Hay que tener una mente muy crítica, y pensar siempre que puede que nos esté llegando una señal falsa para conseguir lo contrario de lo que parece. No se trata de teorías de la conspiración. Vamos a dejarnos de “buenismos”. El mercado es un lugar sangriento valga la expresión, donde el de enfrente no es su amigo sino seguramente su enemigo. Como dicen los jugadores de póquer, si te sientas en la mesa de juego, y no encuentras al primo que todos quieren desplumar, es que…¡el primo eres tú!

El dato de empleo del pasado viernes más fuerte de lo esperado, ha volatilizado la posibilidad, según los mercados de una bajada de 50 puntos básicos en los tipos de interés.

No obstante ojo, porque el dato de empleo, si se mira en profundidad no es tan bueno como parece y muestra tendencias de fondo claramente de debilidad.

Lo pueden ver en este enlace:

https://www.businesscycle.com/ecri-news-events/news-details/economic-cycle-research-ecri-lakshman-achuthan-business-cycle-great-headlines-mislead-on-jobs

Vean este gráfico:

s1.jpg

 

Y estas citas:

Una parte clave de la respuesta radica en el "crecimiento" del empleo, que ha estado disminuyendo mucho más de lo que probablemente se cree. Ciertamente, esto ha causado que el crecimiento de las nóminas año tras año, basado en la Encuesta de Establecimiento del Departamento de Trabajo, que se basa en una amplia encuesta de empresas y agencias gubernamentales, se reduzca a su lectura más baja desde principios de 2018 (línea superior en el gráfico).

El crecimiento del Índice de Empleo Coincidente (USCEI) más amplio de la ECRI, que incluye tanto esas cifras como otras más, está cerca de su peor lectura desde finales de 2013 (resultado final).

Pero hay aún más motivos de preocupación. Dentro de unos meses, la Encuesta de Establecimientos se someterá a su revisión retrospectiva anual de referencia, basada casi en su totalidad en el Censo Trimestral de Empleo y Salarios (QCEW) realizado por el Departamento de Trabajo.

Las cifras de empleos no agrícolas de la Encuesta de Establecimiento se revisarán claramente a la baja, ya que los datos de la QCEW muestran un crecimiento del empleo que promedia sólo 177.000 al mes en 2018. Esto significa que la Encuesta de Establecimiento puede estar sobreestimando las cifras reales en más de un 25%.

¿Qué les parece? Pero de estas citas y de ese gráfico no hablará Trump ni ningún político. La fuente ya se habrán dado cuenta que es el muy prestigioso ECRI, Instituto de estudios del ciclo económico.

Así que el dato de empleo tiene bastantes problemas actualmente, aunque en los titulares no se ve fácilmente.

La FED si que sabe todas estas cosas, por lo que o 25 o 50 puntos básicos va a bajar en Julio. Cualquier se atreve además a no bajarlos tras los recientes tweets de Trump poniéndoles de vuelta y media durante el fin de semana, como puede ver en este artículo nuestro:

https://www.serenitymarkets.com/secciones/macroeconomia/50188-trump-vuelve-a-atacar-duramente-a-la-fed.html

Pues bien, es muy importante, dado que vamos a tener la primera bajada de tipos de un ciclo a finales de este mes, como se comporta la bolsa ante este hecho.

Antes de este hecho se supone otro estacional interesante. Estamos dentro del ciclo de los presidentes en el año preelectoral. Vamos a ver como se comporta en promedio el S&P 500 en año preelectoral porque tiene una pauta muy clara:

s2.jpg

Fuente: Nautilus Research

El estudio está hecho con 92 años de dato nada menos. Y la pauta en año prelectoral es subidas muy fuertes en la primera parte del año, cosa que ya se ha cumplido con creces. Una corrección en mayo, que también se ha cumplido…Pues si se sigue cumpliendo tendríamos que nos queda una subida en Julio para luego atascarnos por completo hasta finales de año. Donde en los últimos días aparecería el rally de Navidad que nos llevaría a máximos pero por muy poco. Un escenario parecido a este lo maneja Goldman por ejemplo, que ya no ve mucho potencial de subida y pronostica atasco lateral hasta finales de año.

Bien, ahora vamos a superponer el efecto de la primera bajada de ciclo de tipos de interés.

En este artículo se trata el tema muy bien.

http://fat-pitch.blogspot.com/2019/06/dont-fear-first-rate-cut.html

Voy a mostrarles alguna tabla del estudio donde se ven muy claras las cosas.

s3.jpg

 

En amarillo tienen  los ciclos de bajadas de tipos y en la parte de arriba la reacción de la bolsa desde los años 80.

Y en esta tabla se cuantifica de manera mucho más clara y precisa.

s4.jpg

 

Ahí tienen todos los inicios de ciclos de bajadas de tipos por parte de la FED desde junio de 1974 a la fecha.

Al cabo de un mes se sube en promedio un 2%. Desde principio de los noventa nunca ha bajado la bolsa al inicio de un ciclo de bajada de tipos el primer mes. En fechas anteriores hubo bajadas poco importantes. Y tan sólo una excepción, en 1974 donde la bajada fue muy dura el primer mes y posteriormente. Pero eso no suele ser lo normal y desde entonces no ha vuelto a pasar. En los casos en que se bajó el primer mes tras la primera bajada de tipos, las bolsas ya tenían problemas. De momento no es el caso actual para nada.

Y esta tabla para terminar también creo que puede ayudarles en su análisis.

s5.jpg

 

En suma, a priori y a corto plazo, la bajada de tipos no es algo que se deba considerar como algo negativo por aquello de compra con el rumor y vende con la noticia. Espero que todos estos datos les hayan servido de ayuda.

La inteligencia de una persona que duda cabe es una gran virtud. Si se es inteligente, se suele destacar más en todo tipo de trabajos. Pero se dice a menudo que precisamente en el mundo de la inversión no necesariamente destaca más quien es más inteligente.

Por ejemplo Warren Buffett decía que si tienes un cociente intelectual de 130, es mejor regalar 30 puntos porque no te van a servir.

Pero la realidad científica comprobada no está muy de acuerdo por una vez con las palabras de Buffett. Efectivamente quien es más inteligente lo hace mejor en el mercado y además, cosa curiosa, paga menos comisiones e impuestos…que no es cuestión baladí tampoco. No obstante hay varios factores a tener en cuenta. Vamos a verlo.

Aquí tienen un estudio que trata este tema:

https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=1364014

IQ, Trading Behavior, and Performance

Journal of Financial Economics, Forthcoming

CRSP Working Paper

AFA 2010 Atlanta Meetings Paper

EFA 2010 Frankfurt Meetings Paper

Chicago Booth Research Paper No. 09-33

Vean el, resumen del trabajo:

Analizamos si el CI influye en el comportamiento en el trading, el rendimiento y los costes de transacción. El análisis combina los datos de retorno de capital, trading y libro de órdenes con dos décadas de resultados de una prueba de inteligencia administrada a gran número de hombres finlandeses en edad de reclutamiento. Controlando una variedad de factores, encontramos que los inversores con un alto coeficiente intelectual están menos sujetos al efecto de disposición, (.../...) Los inversores de alto CI también exhiben un market timing superior, habilidad para seleccionar acciones y ejecución de operaciones.

En este interesante artículo se analiza este estudio que acabamos de citar, lo pueden ver en este enlace:

https://ofdollarsanddata.com/are-smarter-people-better-investors/

Vean esta interesante cita:

Los investigadores pudieron establecer estas conexiones porque todos los hombres finlandeses deben realizar pruebas de CI como parte de su servicio militar y deben informar toda su actividad de inversión a efectos fiscales.

En pocas palabras:  en promedio, las personas más inteligentes tienen un mejor rendimiento de inversión porque cometen menos errores de comportamiento y pagan tarifas más bajas.  

Por ejemplo,  incluye la tabla a continuación que muestra cómo diferentes inversores individuales ingresaron y salieron de las acciones durante la burbuja de DotCom en función de su grupo de IQ [Nota: puede suponer que Stanine 5 representa un IQ promedio de 100, con Stanine 9 que representa un IQ alto 126.25 o mayor (o 1.75 desviaciones estándar por encima de la media)]:

s1.jpg

 

Lo que notará es que los individuos con coeficiente intelectual más bajo (Stanine 1-4) ingresaron en posiciones (verde) más cerca de la parte superior de la burbuja DotCom en comparación con sus contrapartes más inteligentes (Stanine 9)(rojo)

Y ahora otra conclusión del trabajo realmente inteligente.

Según los estudios realizados con los finlandeses, cuando el grupo más inteligente compra suele acertar y sus compras tienen un destacable poder predictivo. Sin embargo, cuando venden no aparece ese efecto en absoluto.

En suma las personas más inteligentes tienen muy buen olfato para el momento de la compra pero no tienen más capacidad que los demás para saber cuando es buen momento de vender.

Pero ojo con llegar a conclusiones precipitadas… Dos factores destacados. El estudio tiene un promedio de personas inteligentes del entorno de 126, es decir inteligentes pero no genios, no hace falta ser tan inteligente y en cualquier caso hay que reflexionar sobre esta última cita del artículo antes reseñado que me parece bastante importante.

Aquí la tienen:

Si bien es fácil leer este artículo y decir: "Si no soy inteligente, entonces no seré un buen inversionista", creo que esto no es lo correcto.  La razón por la cual las personas más inteligentes son mejores inversionistas tiene que ver con su conocimiento de inversión, no necesariamente con la capacidad de procesamiento de sus cerebros.   Las personas más inteligentes sabían que hacer para evitar enormes costes de negociación y otros cargos, y sabían que debían tener cuidado de entrar en los mercados a valoraciones muy altas (es decir, en la burbuja DotCom), y sabían sobre sesgos de comportamiento (es decir, el efecto de la disposición). Incluso su "habilidad superior de selección de valores" parece explicarse en parte por el acceso a la información privilegiada como lo señalan los autores.

 

Creo que pone bastante los puntos sobre las íes. Me da la sensación que no es tanto una cuestión de inteligencia, como de estar formado y saber bien por donde van los tiros y como buscarse la vida en los mercados.

Para terminar vamos a dar un vistazo a que es el efecto disposición ya que es nombrado en varias partes del artículo.

La Wikipedia lo define así:

El efecto de disposición es una anomalía descubierta en el comportamiento financiero. Se relaciona con la tendencia de los inversores a vender activos que han aumentado en valor, mientras que mantienen activos que han disminuido en valor. Hersh Shefrin y Meir Statman identificaron y nombraron el efecto en su artículo de 1985, que descubrió que a las personas les disgusta perder mucho más de lo que disfrutan al ganar. 

Hace unos días en esta misma columna hablábamos de un estudio de la firma alemana de pautas estacionales Seasonax sobre cómo reacciona la bolsa a las bajadas de tipos por parte de la FED.

La pauta, vista en 30 años, era muy clara. La bolsa tendía a subir los dos primeros meses y medio después de la bajada de tipos, para luego estancarse por completo. Es más o menos lo lógico que se puede esperar en una actuación así.

Pues bien, esta semana publican cómo se comporta tras las bajadas de tipos el dólar. Y los resultados son francamente sorprendentes.

Lo lógico sería que el dólar bajara tras la bajada de tipos ¿no? Pues ya verán el resultado.

Han estudiado las 47 bajadas de tipos que ha habido en los últimos 30 años. Y visto que hace el dólar 140 días antes de la bajada y 140 días después. En este gráfico podemos ver el resultado:

s1.jpg

 

Pues ya ven, teniendo en cuenta que la línea marca el día de la bajada de tipos. Ese día con total exactitud, en promedio, marca el día de la vuelta al alza del billete verde. Ya que antes de la bajada suele venir claramente bajista.

Si vemos un gráfico actualizado del dólar yen por ejemplo, que suele ser el par más de referencia para ver como anda el dólar de fuerte o débil, encontramos que efectivamente antes de la bajada de tipos está cayendo y lo está haciendo a conciencia tal y como suele ser habitual.

s2.jpg

 

Tras esta caída, que de momento tiene soporte psicológico en 105 ¿se dará la vuelta al alza el día de la bajada a finales de julio si todo va conforme a lo previsto? Pues a la vista del gráfico de Seasonax no sería nada de extrañar, así que estén atentos y tengan este dato en cuenta si están operando en divisas.

Seasonax aventura una explicación a este comportamiento un tanto extraño que seguramente usted, amable lector, ya estará sospechando…una de las leyes más importantes de los mercados financieros…compra con el rumor y vende con la noticia.

Esto es lo que dice Seasonax a este respecto, lo pueden ver en esta cita traducida:

Los recortes de tarifas son relativamente fáciles de predecir. Por lo tanto, muchos inversores ya estarán posicionados en consecuencia y tenderán a cerrar sus posiciones una vez que se apliquen los recortes de tipos - "vender el rumor, comprar las noticias", como dice el dicho en Wall Street.

Aproveche la previsibilidad de la Reserva Federal....

Ciertamente hay otras explicaciones posibles. Por ejemplo, los recortes de tipos se asocian a menudo con escenarios de crisis. En condiciones de crisis, la demanda de dólares estadounidenses a menudo aumenta, ya sea debido a la necesidad de reembolsar la deuda denominada en dólares estadounidenses o porque el dólar se ha convertido en una moneda de cambio.

considerada una moneda de "refugio seguro". Consideraciones económicas pueden jugar un papel también.

Contrariamente a mi razón preferida de que este comportamiento representa una situación de "vender el rumor, comprar las noticias", estos enfoques no pueden explicar por qué los cambios de tendencia coinciden precisamente con los recortes de tipos.

No obstante, las razones antes citadas pueden desempeñar un papel importante como impulsores adicionales.

Y ya que estamos metidos en harina de la estacionalidad del dólar Index en el siguiente gráfico tienen la estacionalidad promedio de los últimos 12 años, es decir desde que empezó la crisis del 2008

s3.jpg

 

Como vemos si baja tipos la FED el último día de julio, se juntaría la estacionalidad al alza que tiene el dólar por este año, con un repunte típico que suele tener desde finales de julio a mediados de agosto.

En cualquier caso tomemos nota de que la estacionalidad más importante que tiene el dólar en el año, es una subida típica y bastante clara, que suele empezar a mediados de octubre y que termina a finales de año.

¿Saben quién tiene un comportamiento muy parecido al dólar en esa subida? Pues el Ibex por ejemplo, lo pueden ver en este gráfico que calcula el comportamiento promedio en los últimos 26 años del Ibex 35.

s4.jpg

 

Ahí lo tienen ahora estamos en la parte mala del año, que se termina a finales de septiembre. Evidentemente esto son promedios y no hay que tomarlo al pie de la letra.

El Dax igual, y más nítido aún:

s5.jpg

 

Y el S&P 500 también tiene esa subida final, pero no tiene tan clara la bajada veraniega de Europa, simplemente se estanca mientras aquí bajamos. En este gráfico lo pueden ver:

s6.jpg

 

El euro en cambio lo tiene todo muy confuso, aunque como el dólar tiende a subir a finales de año:

s7.jpg

No es muy conocido este mini crash. Pero en aquel año tan lejano se dio y condicionó durante varios años a los operadores. Ha llovido mucho desde entonces, de hecho un servidor por aquella época tenía 2 años y aún no se enteraba de nada J pero verán que es muy interesante.

Vean esta cita del libro:

Doce cuentos clasicos sobre Wall Street

JOHN BROOKS

Editorial Deusto-Planeta.

El lunes 28 de aquel mes, el índice Dow Jones de las treinta empresas industriales más importantes, que llevaba calculándose ininterrumpidamente desde 1897, cayó 34,95 puntos, es decir, mas que cualquier otro día excepto el 28 de octubre de 1929, jornada en que las perdidas alcanzaron los 38,33 puntos. El volumen de transacciones de aquel 28 de mayo estuvo en torno a 9.350.000 acciones, o lo que es lo mismo, el séptimo volumen más grande en toda la historia del NYSE. Al día siguiente, martes, 29 de mayo, tras una alarmante mañana en la que la mayoría de las acciones se hundieron mucho más que la tarde anterior, el mercado cambio de sentido súbitamente, remontando con asombroso vigor, y acabo el día con una ganancia de 27,03 puntos.

Aquí tienen el gráfico de Visual Chart de aquel día:

s1.jpg

 

Es el día que tiene una flecha roja arriba.

Primera lección de aquel día. El mercado ya venía tocado. Hemos comentado que un buen filtro es no meterse en líos cuando se mueve claramente por debajo de la media de 200.

Pues ya ven:

s2.jpg

 

Llevaba mucho por debajo y muy por debajo además, era un  mercado bajista.

Y como repito muchas veces al año a mis alumnos de los programas superiores de Intefi Escuela de Negocios, estaba por debajo de la media de 10 meses. Ya hemos comentado también en esta sección lo que mejora cualquier cartera de largo plazo, cuando procuramos no estar en mercado cuando se está por debajo de la media de 10 meses. Pues miren:

s3.jpg

 

Llevaba ya dos meses por debajo.

Tercera lección. He tirado de hemeroteca y en toda la caída previa se decía sin parar que no había peligro y que el mercado estaba a punto de tocar suelo. Exactamente igual que pasa ahora casi siempre.

Pero volvamos a otra cita del libro antes citado.

en todas partes se estaba produciendo una liquidación desenfrenada de acciones; en la sede de Mothner, el volumen de órdenes de los clientes estaba unas cinco o seis veces por encima de la media, y casi todas eran órdenes de venta. Los operadores estaban intentando por todos los medios que sus clientes mantuviesen la calma y conservasen sus acciones, al menos durante un tiempo, pero muchos de estos clientes no se dejaban persuadir. En otra sucursal de Merrill Lynch, situada en el 61 de la West 42nd Street, recibieron un telegrama de un importante cliente de Rio de Janeiro que decía simplemente: Por favor, vendan todo lo que haya en mi cuenta. Ante la falta de tiempo para mantener una discusión de larga distancia recomendando paciencia y contención, Merrill Lynch no tuvo otra opción que llevar a cabo la orden. Para entonces, las estaciones de radio y televisión, que a primera hora de la tarde comenzaron a ser conscientes de la noticia, ya estaban interrumpiendo su programación habitual para informar en directo de la situación; y tal y como posteriormente señalo una publicación oficial del NYSE:

Es muy posible que la atención dedicada al mercado bursátil en estas retransmisiones contribuyese a incrementar excesivamente la inquietud de algunos de los inversores. Y el problema al que se enfrentaban los operadores financieros a la hora de ejecutar la avalancha de órdenes de venta se veía agravado por factores técnicos: el retraso en el teletipo, que a las 14.26 horas ya era de más de cincuenta y cinco minutos, implicaba que la mayor parte de los precios conocidos eran de hacía casi una hora, lo que en la mayoría de los casos podía suponer una diferencia de entre 1 y 10 dólares. Por ello, los operadores se las veían y se las deseaban para poder informar con precisión a sus clientes de los precios a los que finalmente acabarían vendiendo sus acciones. Algunas entidades financieras incluso trataron de salvar el retraso del teletipo improvisando sistemas propios de información; por ejemplo, Merrill Lynch, cuyos operadores —si se acordaban y tenían tiempo— simplemente gritaban sus resultados en un teléfono conectado directamente a un altavoz ubicado en la sede central, en el número 70 de Pine Street. Obviamente, estos caóticos métodos eran propensos a muchos errores de transcripción final

Pues ya ven la que se lio, todo falló y las órdenes se pasaban a ciegas sin saber los cambios en medio del desmadre. Por mucho ordenador que tenemos ahora no ha cambiado mucho el panorama, y las cosas pueden suceder de manera muy parecida.

Pues bien en un artículo relativamente reciente que pueden leer aquí:

The Original Flash Crash (o por qué los temores de liquidez no son nada nuevo)

http://awealthofcommonsense.com/2018/06/the-original-flash-crash-or-why-liquidity-fears-are-nothing-new

Ben Carlson, cita este libro recordando aquel flas crash, y enlazándolo con la actualidad, para intentar dejar claro que cuando vuelva a estallar otro pánico habrá grandes desajustes y problemas de ejecución (y yo añadiría y donde los stop loss demasiado alejados no servirán de nada, solo se harán los cercanos).

Esto probablemente sucederá en algún momento, pero no es una conclusión inevitable que los ETF desempeñarán un papel importante durante el próximo pánico (recuerde que los ETF representan solo el 6% del mercado de acciones de los EE . UU .).

En realidad, no importa qué tipo de fondo o valores utilice para la exposición al mercado: si se convierte en un vendedor forzado o en pánico, existe una mayor probabilidad de que la ejecución del negocio sea deficiente. Esa es la compensación entre la liquidez a corto plazo y las tenencias a largo plazo.

Los pánicos no son nada nuevo, solo tiene la capacidad de entrar en pánico en una variedad más amplia de estructuras de fondos en estos días.

Y yo añadiría y si además esos etfs son algunos sin liquidez ya de por sí, que muchos inversores europeos se están viendo abocados a comprar por la burocracia “euroesclerótica” habitual tras haber prohibido la entrada en los más líquidos etfs americanos pues aún peor. Dicen que cuando a un niño se le protege demasiado es peor que el remedio que la enfermedad, los organismos reguladores europeos igual deberían tomar nota de esto. Eso sí, nadie protege de las colocaciones aceleradas de acciones con nocturnidad y alevosía entre “inversores institucionales” ni sobre el rampante uso de información privilegiada, ni sobre las comisiones abusivas, ni sobre las manipulaciones más descarnadas, etc. etc.  todo eso se investiga a fondo, pero a fondo perdido.

“Protegiendo” al inversor europeo de los etfs americanos, los van a poner en manos mucho peores…y si no al tiempo…esperemos que reine el sentido común y se vuelva a activa su compra y venta libre.

Ya hemos escrito en varias ocasiones que estamos en unos mercados extraños y diferentes, que han roto las reglas que prevalecían hasta ahora.

Las recompras de acciones propias son el comprador más importante.

Los bancos centrales inundan el mercado de dinero como, según ellos, única solución a todos los problemas.

La gestión pasiva hace cada vez más grandes a los grandes y cada vez más pequeños a los pequeños…

La gestión value, que fu el gran paradigma de la inversión durante casi 100 años ha dejado de funcionar de forma estrepitosa.

Y en este orden de cosas apareció hace unos días este gran artículo de Joshua M. Brown de la gestora Ritholz que me ha hecho reflexionar  mucho sobre la inundación de dinero de los bancos centrales y sobre la inversión value. Me he leído el artículo tres veces. Merece la pena. Pone el dedo en la llaga. Esto no funciona como antes, y como nos adaptamos a tiempo, no tenemos posibilidades de supervivencia.

Vean algunas demoledoras citas del artículo:

¿usted que cree que es mejor invertir en el centenario Goldman o en Paypal? Yo no trabajo con Paypal, chapuzas a gogo, retraso en los pagos, bloqueos de cuenta inesperados, hemos pasado un calvario. Goldman es tremendo. Pues el mercado lo tiene claro.

Goldman cotiza por debajo de su valor en libros.

Paypal cotiza al doble de su valor en libros.

Y ahora la cita:

A nadie le importa el valor contable de PayPal porque los aspectos verdaderamente valiosos del negocio de PayPal -su marca, su ubicuidad en los teléfonos de los milennials y su conocimiento tecnológico- no se reflejan en el cálculo de esta métrica. Arrendaron espacio de oficinas y se hicieron con cuota de mercado. No construyen fábricas ni levantan chimeneas al de la carretera interestatal.

Y como resultado de esta preferencia popular por empresas con modelos de ingresos recurrentes y sin activos, las estrategias de factorización (o beta inteligente) que ponderan las carteras por el valor en libros de las acciones han quedado muy rezagadas en el mercado.

¿Qué les parece? Pues a mí me parece real como la vida misma.

Y es que hay dinero por todos lados, es increíblemente fácil para cualquier echado para adelante conseguir financiación y meterse en cualquier locura. Da igual el dinero que pierda…y los responsables de esa inundación de dinero excesiva son los bancos centrales.

Miren el ratio de los valores value contra los valores de crecimiento:

s1.jpg

 

Y ya llevamos 10 años así…

Y aquí va otra cita de las duras:

Estas no son sólo líneas en un gráfico.

Son responsables del desplazamiento de billones de dólares en capitalización de mercado de un grupo de empresas a otro.

Son responsables del colapso de algunas de las mayores reputaciones en el negocio de las inversiones, y de los numerosos cierres de sus fondos.

Estas líneas han causado divorcios y matrimonios rotos entre la élite de los fondos de cobertura, ya que las superestrellas de los años 90, que una vez pudieron apostar de forma fiable contra los grandes  mientras sobreponderaban acciones más baratas, descubrieron que ya no tenían una estrategia de inversión viable. No vuelves a casa a Greenwich desde tu oficina de Park Avenue de buen humor cuando el mercado te recuerda lo poco efectivas que se han vuelto tus habilidades, día tras día y día tras día.

No hay libros de texto que elogien un enfoque de inversión en el que tiene más sentido comprar PayPal a 4 veces libros y en camino de 9 veces  mientras se abandona a Goldman Sachs por debajo de su valor en libros.

Cada mes llegan ahora nuevas ofertas públicas iniciales para compañías que valen miles de millones de dólares con poco o ningún historial de ganancias o un valor de libros tangibles. Las empresas públicas con una larga historia de rentabilidad y activos tangibles sustanciales se encuentran habitualmente con la apatía de los inversores, a menos que hagan de sus transformaciones digitales una parte fundamental de su historia (a la Walmart y Disney y McDonalds).

Y ahora viene la cita mejor que resume muy bien la absurda situación actual

Aquí está la idea de negocio perfecta para este entorno: Abra una tienda de billetes de cien dólares. Usted vende billetes de cien dólares por noventa dólares cada uno. Perderá diez dólares por transacción, pero ganará 1.000 millones en ingresos en el primer año. Crecimiento de usuarios del  orden del 1000% por mes. Mil millones de usuarios. Serás la mayor IPO de todos los tiempos cuando los clientes de Goldman se enteren de esa tasa de crecimiento. Hágase público y deje que alguien más se preocupe por un competidor que vende billetes de cien dólares por ochenta y cinco.

Por ridículo que pareciera en su momento, esto es hoy la realidad, en un mundo en el una gran parte de los bonos globales producen un cero por ciento o menos. Incluso hay una tasa de interés negativa en los mismos casos, ya que los ciudadanos alemanes y otros compradores pagan al gobierno alemán por el privilegio de prestarle dinero. ¿De qué visión terrorífica hablamos, en la tierra o en el infierno, para que los "inversores" en estos bonos rechacen otras alternativas y compren estos bonos.

En la batalla por el capital en este momento, las marcas, los intangibles, las bases de usuarios y las redes están ganando a toda costa contra las cosas que solían ser importantes. Y las compañías que son ricas en esas cosas pasadas de moda, como Walmart, Disney y McDonalds, están gastando todo su tiempo y atención para transformarse en la imagen de sus competidores recién llegados. Disney quiere parecerse a Netflix, Walmart quiere vender como Amazon, McDonalds quiere ser tan hábil y célebre por su frescura como su antiguo protegido Chipotle. Goldman Sachs quiere convertirse en BlackRock. Y al emular a estos modelos más jóvenes, esperan que sus múltiplos pronto sigan su ejemplo.

¿Conclusiones? El artículo es duro, pero tremendamente realista. Es como se consideran las cosas hoy en día, en otro pasaje por ejemplo de comenta una encuesta en la que se preguntó si se prefería un título de licenciado en una Universidad o una cuenta de Instagram con un millón de seguidores. La respuesta que ganó por goleada fue…la de la cuenta en Instagram. Es lo que hay, aferrarse a viejos paradigmas, alegando que hemos perdido el sentido común (que realmente lo hemos perdido), que esto es una locura (que realmente es una locura) y empecinarnos en seguir como hasta ahora, porque “ya volverá la cordura” es comprar un billete a la ruina. Las cosas han cambiado y por locas que sean, es lo que hay. Adaptarse o morir. Podría pasar mucho tiempo hasta que esa forma de pensar cambien. Cuando ya no nos quede dinero. Y detrás de todo, está la inundación de dinero de los bancos centrales, que no sólo no se frena, sino que va a más. Bienvenidos al nuevo mundo, un poco loco, pero es nuevo mundo real. Repito. Adaptarse o morir.

La semana pasada hablábamos de las diferentes estrategias de asignación de activos de renta variable, como value o momentum gestionadas de una manera más o menos pasiva, y sus resultados poco convincentes salvo en el muy largo plazo.

Pues bien, vamos a ver esto desde otro punto de vista y con resultados mucho mejores.

Nos vamos a basar en el trabajo titulado:

Extending Rules-Based Factor Portfolios to a Long-Short Framework

Por Jennifer Bender y Taie Wang

State Street Global Advisors

Lo pueden encontrar en pdf aquí:

https://caia.org/aiar/access/article-931

Como suele ser habitual en este tipo de estudios, es realmente muy denso, por lo que voy a intentar resumirlo de manera notable y centrarnos solo en lo primordial.

Las autoras parten de una forma de trabajo que es muy habitual en el mundo de los hedge funds, y puedo dar fe de ello cuando trabajé en este tema en Suiza y Luxemburgo, las  estrategias long-short. Es decir en lugar de estar siempre largos o compradores vía una estrategia u otra, estar a la vez largo de unos valores y cortos de otros.

El universo con el que vamos a trabajar sería este:

  • Valor: Valores de valoración muy bajos largos, cortos en los que los tienen más altos
  • Baja volatilidad: valores de baja volatilidad largos, cortos en

valores de mayor volatilidad

  • Calidad: valores de mayor calidad largos, cortos en valores baja calidad
  • Tamaño: largos en valores más pequeños, cortos en los más largos
  • Impulso o momentom: valores de mayor tendencia largos, cortos en

valores de menor momentum:

s1.jpg

 

En la tabla de arriba tienen como resultaría esto por quintiles según el factor de la estrategia. Por ejemplo en momentum, Q1 serían valores con muy fuerte tendencia y Q5 con muy baja. Así que la estrategia final está muy clara, largos según el criterio escogido, en los valores del primer quintil y cortos en el quinto. Hasta aquí supongo que estará claro.

La táctica además, y esto es muy importante es activa. Nada de quedarse dormido. Se hace rebalance cada más. Fíjense como mejoran los resultados terriblemente, respecto a lo que veíamos la semana pasada. Lo de estar pasivo es cómodo, pero a lo mejor no es lo más rentable.

Resultados de 25 años de 1989 a 2014:

s2.jpg

 

Como vemos la estrategia long short de valor gana mucho más que la pasiva total, volatilidad similar, y ratio de sharpe mucho más amplio. No olviden que la estrategia rebalancea cada mes.

Las demás estrategias funcionan mucho peor que la pasiva total, que sería la de MSCI World Index y encima tienen más volatilidad.

Pero vamos a mejorar esto. Vean esta cita:

Hasta ahora hemos supuesto que el peso en la cartera larga es 100% y el peso en la cartera corta es 100%. Esto es lo mismo que una estrategia nocional neutral o neutral en dólares en la que las carteras largas y cortas tienen cantidades equivalentes en dólares.

Específicamente, suponemos que tenemos $ 100 en el portafolio largo, $ 100  en la cartera corta, y tenemos $ 100 en efectivo. El apalancamiento es fijo en una cartera hipotética nocional por lo que si la estrategia es larga un dólar y corto un dólar por cada dólar de capital invertido, como en nuestro marco, el apalancamiento es 2: 1.

No incluimos el rendimiento en efectivo en ninguno de los resultados que se muestran para el resto del documento, aunque en la práctica, un inversor gana cierta cantidad de interés en esa cantidad

Pero a continuación los autores reconocen que de esta manera no están consiguiendo carteras neutrales, ya saben que la bolsa es muy asimétrica y baja y sube de maneras diferentes. Reconocen que esta forma de hacer las cosas no es buena en la práctica, y de hecho ponen a continuación otra tabla en la que se ve que la beta de las carteras está muy lejos de cero, que sería lo correcto en todos los casos.

Recuerdo que como hemos comentado en otros artículos, la beta de un valor es la volatilidad que tiene comparado con el índice. Vamos que como Santander tiene una beta alta se mueve más que el índice, y de hecho lo hace y por eso no es muy recomendable.

Bien, pues la beta de una cartera no es más que la beta media ponderada según el peso de cada valor en la cartera sencillamente eso.

Pues vamos a ver ahora cómo cambian las cosas, si trabajamos las cosas, hacemos cambios en la pata corta y larga aumentando o disminuyendo ambas hasta que conseguimos una beta neutral. Es imposible tenerla a cero, pero sí se puede tener muy cerca de este valor.

s3.jpg

 

Como vemos la mejora es muy fuerte. La estrategia long-short con cambios cada mes, en value sigue ganando mucho más, con volatilidad menor y sharpe mucho mejor que la pasiva total que sería la última columna. Pero el resto de estrategias mejoran notablemente el rendimiento, bajan espectacularmente la volatilidad y obtienen buenos ratios de sharpe.

Ahora ya la estrategia de momentum, empieza también a merecer la pena, y la de volatilidad la merece totalmente. Gana casi punto y medio más al año que la pasiva, la volatilidad es mucho menor y el sharpe es espectacularmente alto.

Pero todo esto tiene un serio problema. Las comisiones. El inversor pequeño tiende a darle un valor relativo a este factor que en realidad es decisivo. Según las comisiones que se tengan puede hasta quedar completamente anulada la estrategia. Es vital que siempre nos vayamos a brokers que combinen el buen servicio con las bajas comisiones. Todo lo demás sobra.

Así que los autores lo calculan con exactitud, la repercusión de las comisiones, que son demoledoras

s4.jpg

 

Así que deciden ver todo igual pero con rebalance trimestral en lugar de mensual

s5.jpg

 

Ya ven que esto no soluciona el problema. Salvo el long-short por value, que sigue siendo muy rentable, y recuerden que esta tabla no es con beta neutralizada que es la buena, con lo cual los resultados reales son mejores, bastante mejores, pero nos sirve para ver el demoledor efecto comisiones se haga el rebalance mensual o trimestral, en todas las estrategias que no sean las de valor. Las comisiones se lo comen todo. ¿Se da usted cuenta de lo importante que es que estudie usted las comisiones que va a aceptar de su bróker?

Bueno, pero tras este susto vamos con las buenas noticias, muy buenas diría yo. Atención a esta tabla, la más importante del estudio. Vamos a volver a poner la tabla de cartera con la beta neutralizada. Y además vamos a añadir una estrategia más. La de combinar las cuatro estrategias que han sido objeto del estudio en una única dándole a cada una de ellas la misma valoración, y vamos a quitar ya las comisiones, unas comisiones razonables, ojo con los brokers, que se pasan dos pueblos que le destrozarán la estrategia.

s6.jpg

 

Como vemos la combinada obtiene un rendimiento descontadas comisiones de 8,42% frente al 7,05% de la pasiva total cada año. Y eso en 25 años es un dineral a nuestro favor. Si usted tiene comisiones muy bajas, esta cantidad será mayor. Pero eso no es lo más importante, lo mejor es que nuestra cartera combinada tiene casi la mitad de volatilidad anual que la pasiva total, y eso es absolutamente vital. Y mejor aún tiene un ratio de sharpe de nada menos que 1,23 frente al 0,27 de la pasiva total. ¡Chapeau! Sharpe es el exceso de rendimiento por unidad de riesgo. Y de tenerlo a 0,23 en la gestión pasiva a tenerlo nada menos que en 1,23 con la estrategia combinada hay un mundo de ventajas, y de menores facturas del cardiólogo. La “comodidad” de la gestión pasiva tiene un precio, que seguro pagaremos tarde o temprano.

El estudio sigue pero vamos a dejarlo aquí, y a detallar mis conclusiones.

Conclusiones.

  • Gestionar una cartera necesita trabajo, lo de la gestión pasiva está muy bien, pero si uno suda la camiseta está mejor.
  • Long-Short es una estrategia viable.
  • Se gana mucho más con mucho menor riesgo si trabajamos las patas cortas y largas para dejar la beta media de la cartera casi neutral.
  • Las comisiones de los brokers son muy importante.
  • En lugar de obsesionarse con el value, el momentum, etc. lo mejor es combinarlo todo las cifras que se obtienen son brillantes y mucho mejor que la gestión pasiva, y con la mitad de volatilidad y por tanto de sustos.

Estrategias como estas y muchas otras más sencillas se estudian a fondo en nuestro Master Universitario en Mercados Financieros. Título certificado por Universidad Isabel I

https://www.intefi.com/producto/master-universitario-mercados-financieros-v-edicion/