LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Creo que con la de años que llevamos juntos, ya todos tendremos claro que la bolsa tiene muchas peculiaridades y factores a considerar, y es un lugar, especialmente durante los últimos años, donde no funciona precisamente bien lo que sería más lógico.

Estamos en semana de vencimiento de opciones y vamos a tener manipulación no lo duden. En los últimos años suele ser una semana alcista como puede verse en esta tabla de los hermanos Hirsch.

s1.jpg

 
Pero vayamos al meollo de la cuestión que nos ocupa hoy.

Muy interesante el estudio realizado por Ben-David, Itzhak, de la Universidad de Ohio, Franzoni, Francesco A. del Instituto de Finanzas suizo de Lugano, Landier, Augustin de la Escuela de Economía de Toulose y Moussawi, Rabih de la Universidad de Pensilvania.
 
Según sus conclusiones tras un sesudo estudio han encontrado lo siguiente:

Han encontrado evidencia matemática y estadística de que los hedge funds manipulan los precios de los valores en las fechas de informes críticos. Así, han documentado y probado, que los valores que tienen en cartera los hedge funds experimentan mayores subidas en el último día del trimestre, seguido por un retroceso al día siguiente... Por ejemplo, los valores que están más en manos de hedge funds tiene subidas anormales de 30 puntos básicos el último día del trimestre, y hay un reversal igual de anormal de 25 puntos básicos al día siguiente. Usando datos intradía, los profesores demuestran que una parte significativa de las subidas se producen en los últimos minutos del día, y se acelera casi pegados al cierre.
 
Comentan que esto evidencia que los hedge tienden a inflar su track record mensual comprando los valores que tienen en cartera.
 
¿Qué les parece?
 
Pueden encontrar el estudio en este enlace al completo:
 
http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=1763225

Especialmente interesante el gráfico de la página 47 donde aparece la cantidad de dinero que hace falta para mover un 1 % un valor en los 10 últimos segundos de la sesión.
 
Depende, lógicamente, de lo grande que sea el valor, pero podríamos decir que un valor de los menos líquidos lo pueden subir un 1% a falta de 10 segundos con tan sólo de 100 a 500.000 dólares.

Ya ven, se manipula sin muchos problemas. Y en este vencimiento de opciones pues lo llevarán a donde les interese que no nos queden muchas dudas.

Pero sigamos, sigamos con la manipulación.  Se van a llevar una gran sorpresa al ver este informe de Mark Hulbert sobre la manipulación. Es de hace un par de años, pero totalmente en vigor. Sobre como los insiders compran disimuladamente antes de que haya grandes noticias y se aprovechan ilegalmente de esto. Ni la SEC los caza, y eso que se lo suele tomar bastante en serio. Lo pueden ver aquí.

Company executives can be the biggest threat to your stocks

http://www.marketwatch.com/story/company-executives-can-be-the-biggest-threat-to-your-stocks-2015-06-11?siteid=rss&utm_source=tf

El estudio lo hace Espen Eckbo de Dartmouth College donde es profesor de finanzas, y recoge 32 años, desde 1980 a 2012, con más de 7.000 adquisiciones de compañías. Vean que descarado, este gráfico lo dice todo:

s2.jpg

Ustedes mismos. Vean como 40 días del anuncio, el valor de media sube fuertemente porque los insiders que saben la noticia compran descaradamente…cuando sale la noticia el valor evidentemente sigue subiendo, y ahí es de suponer que es cuando venden…es como pescar en un barril…

¿Existe o no existe la manipulación?

En la bolsa española ha habido muchos casos así, muchos.

Más impactante aún, miren como manipulan, las cotizaciones cuando les van a dar opciones, así el valor cuanto más bajo mejor, porque les dan más, y luego lo fuerzan al alza en cuanto las tienen…

s3.jpg

Estos son cálculos de 7 años…

Y si fuera poco con estos manejos esto no es el mundo de la lógica y si no vean.

La falta de lógica ha sido estudiada de forma científica tal y como se comenta en The Economist.

El estudio está hecho por profesores de la London Business School y retrocede hasta el año 1.900 para comparar el crecimiento de las economías y los resultados obtenidos por el mercado de valores.

La relación es la contraria de la lógica, es inversa.

Tras dividir los países en dos grupos, según el crecimiento de los últimos cinco años, en cada ocasión, se encuentran con lo siguiente: ´

1- Los países de alto crecimiento tienen de media un crecimiento del 6% al siguiente año.
2- Y los de bajo crecimiento tienen exactamente el doble, el 12%.

¡No nos sorprendamos por tanto de que subamos cuanto más atroz sea el dato de empleo de EEUU! Ya ven que las cosas no son tan diferentes desde hace más de un siglo…

Eso sí, una cosa es crecer menos y otra estar en recesión, eso ya sería harina de otro costal. Pero desde luego que el dato no deja de ser curioso.

Pero por supuesto dejemos siempre la posibilidad abierta de la manipulación.
 
Para terminar, otra curiosidad.

Muy interesante este trabajo que se publicó el 11 de marzo de este año:
 
The Wisdom of Twitter Crowds:
Predicting Stock Market Reactions to
FOMC Meetings via Twitter Feeds
Pablo D. Azar and Andrew W. Lo
 
Lo pueden descargar en este enlace:
 
http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2756815
 
Lo que demuestran los autores es que analizando los twitters que se van publicando sobre las reuniones de la FED, incluso 24 horas antes de la reunión, se puede predecir la reacción posterior que va a tener el mercado.
 
Realmente curioso, funciona bastante mejor que comprar y mantener.
 

En una entrevista que me hicieron ayer para una revista me preguntaron un tema, que me hizo pensar. En concreto me dijeron si el elevado número de etfs, que hay ahora mismo por el mundo podrían ser un peligro grave en el caso de que llegara un día duro de bajadas, tras tantísimo tiempo de volatilidad nula.

Francamente no lo sé, pero si me gustaría hacer una advertencia sobre los ETFs. Me gustaría recordarles lo que escribía un servidor en mi crónica de mercados del 31 de agosto de 2015, no se lo pierdan puede ser muy importante si las cosas se vuelven a poner feas.

Que el lunes de la semana pasada fue un día muy duro, está fuera de toda duda, vean en este gráfico lo extraño que es que se dé una caída así:

 
s1.jpg

 

Fuente: http://blog.alphaarchitect.com/

  

Pero además, sirvió, también para darse cuenta de algunas cosas. Por ejemplo de los problemas de los ETFs que se supone replican los índices cuando las cosas se ponen feas. Todos los ETFs tienen alguna gotera por algún sitio, lo del lunes fue una vía de agua.

 Bespoke Invest. Comenta el tema en un artículo, y desde luego que pone los pelos de punta:

 Lo primero para centrar las cosas, es calcular lo que hizo el S&P 500, no ETF, vamos a verlo por ejemplo con el futuro.

 -  El futuro llegó a perder en el peor momento el 9,59% respecto al cierre anterior, un crash en toda regla, para de ahí al cierre remontar el 2%.

Pero vean ahora el desmadre de los ETFs:

 S&P Midcap 400 llegó a bajar el 23,30% para recuperar al cierre más del 25%

 S&P Smallcap 600 bajó casi el 30% para recuperar desde ahí el 35%

 Y ahora viene el que más grande tuvo el flas crash, el RSP que es el S&P 500 pero con todos los valores con igual ponderación, que suele ir muy ceñido al índice general, llegó a bajar en el mínimo del día el 42,67% para recuperar después más del 60%, y a media tarde del viernes desde mínimos recuperaba 75%.

 El SPY que se supone es de los mayores ETFs del mundo, llegó a tener una divergencia con su subyacente del 2,5% en los peores momentos.

 Como vemos instrumentos no muy eficientes que digamos cuando las cosas pintan mal, es un error considerar que replican a la perfección a los subyacentes.  Aquí tienen la tabla completa:

 s2.jpg

Fuente: https://www.bespokepremium.com/think-big-blog/the-great-etf-crash-of-2015/

 No olvidemos que el ETF no es una especie de clon del subyacente como podría ser el CFD, cotiza en sí mismo, vamos que ante una oleada de ventas puede caer más deprisa que el subyacente por sus propias ventas.

 No olvidemos que esto lo escribí el 31 de agosto de 2015. Se le echó la culpa al gran número de valores suspendidos, casi 1.000. Sí, ya sé lo que me van a decir. Cuando pasó este desastre con los ETFs se tomaron medidas para que no volviera a pasar.  Es verdad, y se asegura que con esas medidas es “imposible” que vuelva a pasar algo así. Pero francamente, de estas en los más de 30 años que llevo he visto muchas y las medidas no han funcionado. No me fío absolutamente nada, y la realidad es que no se han puesto a prueba estas medidas. Así que ya saben lo que pasó.

Aquí van algunas de las medidas:

s3.jpg

No me fio.

Aquí pueden documentarse más sobre estas reformas, es un documento bastante completo al respecto:

http://www.marketwatch.com/story/on-the-first-anniversary-of-am-etf-freakout-concerns-linger-2016-08-24

Vean esta cita:

"Ciertamente nos sentimos alentados por el anuncio de que los mercados harían algunos cambios, y creo que son mucho mejores para anticipar cuándo podrían surgir estos tipos de eventos", dijo Joel Dickson, estratega senior de ETF en Vanguard en Valley Forge, Pa "Pero hasta la fecha, no hemos visto nada que pueda evitar que otro 24 de agosto ocurra hoy".

Enlazando con este tema, he encontrado también en Marketwatch un artículo interesante que pueden leer aquí:

¿Qué harían los ETF en un desplome bursátil de 1987?

http://www.marketwatch.com/story/would-etfs-hold-up-in-an-1987-style-crash-2017-10-16

Aquí va una cita sobre el tema que nos ocupa:

"En términos de lo sucedido en agosto de 2015, las cuestiones específicas que afectaron a los ETF han sido bastante abordadas", dijo Joel Dickson, director mundial de investigación y desarrollo de inversiones en Vanguard. "Siempre se planteará la cuestión del próximo problema que podría causar problemas, pero dadas las reformas, si ese mismo entorno volviera a ocurrir, los ETF deberían reflejar los valores subyacentes de sus valores, más o menos una prima de liquidez. "

En el artículo se destaca que en el Brexit por ejemplo no volvió a pasar esto.

Perdonen mi empecinamiento, no se fíen.

Respecto a la influencia de los etfs en un desplome importante como factor acelerador:

David Lafferty, estratega jefe de mercado de Natixis Global Asset Management, dijo que había escuchado predicciones de que los ETFs exacerbarían una disminución, al igual que lo contrario.

"Generalmente escucho que lo harán de los gerentes activos, que están molestos de que están perdiendo dinero en forma pasiva, o son los grandes patrocinadores de la ETF que me dicen que no va a suceder. Sospecho que la verdad está en algún lugar en el medio ", dijo.

"Francamente, gran parte del dinero que se destinó a los fondos pasivos habría ingresado en muchos de los mismos valores de todos modos, solo en un vehículo diferente. Si el S & P 500 cae repentinamente en un tercio, nunca sabremos si hubiera bajado en la misma medida si los ETF no hubieran existido. Sin embargo, parece ingenuo pensar que no tendrían algún impacto ".

Aunque nunca se sabe. Vamos a filosofar un poco. Es muy preocupante la tendencia de pensamiento, de que la bolsa siempre sube y ya está, ya hemos rebatido esto durante años. Y hoy quisiera recordar un episodio olvidado en el tiempo, del que nadie habla…y que en este artículo se recuerda:

 
The Worst Bear Market That Nobody Ever Talks About

http://theirrelevantinvestor.com/2016/05/04/the-worst-bear-market-that-nobody-ever-talks-about/
 
Se habla mucho de la crisis del 29, de la crisis del 2008,  del 2000, pero nadie se acuerda de una de toma pan y moja, la olvidada crisis de 1973…
 
Miren este gráfico del Dow Jones de mi Visual Chart:
 
s1.jpg
 
Ya ven, en el 73 se divide el Dow Jones por la mitad…y luego se tira que es lo peor para mí, hasta 1985 casi para superar donde llegó antes de la caída.
 
De hecho si miran esta tabla de volatilidades históricas se ve como en aquella época estuvo la cosa peleona:
 
s2.jpg 
 
Y lo que fue peor en aquel terrible 1973, el mercado dio rebotes constante de más del 5% que eran interpretados indefectiblemente como que se estaba dando la vuelta al alza, ya saben como son esas cosas.

s3.jpg

La devastación en toda clase de activos fue tremenda, vean esta tabla:

s4.jpg

Tan sólo se salvó el que invirtiera en oro, un valor “seguro” no tan seguro porque su propia volatilidad habitual es tremenda, y este año hubiera ido bien pero en otros hubiera sido perdedor.

Fuente: http://www.fool.com/investing/general/2016/05/04/wonderful-worlds-that-never-existed.aspx 

Y claro el 1973, hay que ponerlo en contexto. Se nos vende la burra de que esto es gestión pasiva, comprar y esperar ya subirá…¿seguro? Pues vamos a ver 1973 en contexto…

s5.jpg

¿Qué les parece el lateral?

Pues ahí lo tienen desde 1964 a 1983, casi 20 años de un terrible mercado lateral que iba y venía camino de ninguna parte. ¿Se imagina lo poco de moda que estaría la inversión pasiva en 1983? ¿O la de value tras 20 años de lateral? Ahora que estamos tan felices con las subidas es momento de recordar que el mercado también hace estas cosas ¡19 años de lateral con unos bandazos de los buenos! Y es que entre el suelo y el techo del lateral había mucha distancia. Una persona que comprar en el pico de 1965 no vio ni una perra hasta bastante más de 20 años después si tenemos en cuenta la inflación.


 
¿Y si nos pilla ahora un período así? Sí, ya sé, la respuesta oficial. Imposible, ahora es diferente, ahora es imposible, siempre es imposible, pero el mercado nos demuestra que lo imposible es siempre posible. ¿Solución? Pues la de siempre, andarse con mil ojos, y actuar como nos dicen los gráficos, sin creernos falsos paradigmas de que la bolsa siempre sube. El problema es definir la palabra siempre…a ver quién aguanta todos esos años…Hay que estar siempre estudiando, e inventando estrategias nuevas por si el mercado entra en una fase diferente.

En este buen gráfico se ve este difícil período. Es un gráfico actualizado donde se marcan todas las tendencias alcistas y bajistas de Wall Street desde hace casi un siglo.

s6.jpg


En este gráfico podemos tener una ilusión óptica.

Mirarlo rápido sin fijarnos mucho. Ah, está claro las tendencias alcistas son muy largas, y las bajistas cortas, no hay problema, me tiro de cabeza.

Pero fíjense bien y se irá la ilusión. Se ven claros esos 20 años sin ganar nada que ocupaban el artículo de hoy y la década perdida de principios de los 2000.

Es muy fácil de catalogar una inversión cuando se empieza con ella de: la compra y me olvido. Esa palabra olvido, es muy difícil de cumplir en la realidad.

Y a título de curiosidad 100 años antes exactamente, es decir en 1873…las bolsas también vivieron muy malos momentos, en lo que se llamó el pánico de 1873…aquí tienen una cita de la Wikipedia:

s7.jpg

El pánico de 1873 o crisis económica de 1873 es el nombre con el que se conoce a una ola de pánico económico desencadenada en Estados Unidos por la quiebra de la entidad bancaria Jay Cooke and Company, de la ciudad de Filadelfia, el 18 de septiembre de 1873, junto a la previa caída de la Bolsa de Viena el 9 de mayo de 1873. Fue una de las series de crisis económicas que azotaron la vida económica de la última parte del siglo XIX y principios del XX. Supuso el inicio de una dura depresión económica de alcance global, conocida como la Gran Depresión de 1873 (en inglés: Long Depression, literalmente traducida como depresión prolongada), que perduró hasta el año 1879, coincidiendo con el inicio de la Segunda Revolución Industrial. Es la primera de las grandes depresiones o crisis sistémicas del capitalismo.

En septiembre de 1873, Jay Cooke & Company, una importante entidad financiera se vio incapaz de lograr la suscripción de bonos por importe de varios millones de dólares de la compañía ferroviaria Northern Pacific Railway. Cooke, como muchas otras entidades, había realizado importantes inversiones en el sector ferroviario. En un momento en que los bancos de inversión estaban necesitados de más capital para sus empresas; la política monetaria restrictiva del presidente Ulysses S. Grant de contraer la oferta monetaria empeoró la situación para las entidades que se encontraban fuertemente endeudadas. Mientras que las empresas se estaban expandiendo, los recursos que necesitaban para financiar ese crecimiento eran cada vez más escasos.

En 1870, el Ferrocarril del Pacífico Norte (Northern Pacific Railway) encargado de la construcción del segundo ferrocarril transcontinental de Estados Unidos, tenía, como agente financiero exclusivo de sus bonos a Cooke & Company. Cooke tuvo dificultades para vender estos bonos entre los inversionistas y terminó con el control de una participación del 75 por ciento en la empresa, excesivo para el banco. Cuando esta participación se hizo pública, los inversionistas comenzaron a retirar dinero de Cooke & Company. El 18 de septiembre, la empresa se declaró en bancarrota.123​ La línea del Pacífico Norte no se completó hasta 1883 por el financiero Henry Villard.45

Si ya sé, hombre estos son cosas de hace 150 años, estas cosas ya no pasan. ¿Seguro? El hombre y su espíritu es exactamente el mismo…

A estas alturas del año ya no se cuenta con este indicador, pero puede ser muy efectivo en pocos meses.

 Existe un indicador estacional que suele funcionar muy bien en cuanto a advertir de peligros venideros. Es el indicador que se conoce en EEUU como "December Low Indicator".

Este año no se ha activado en ningún momento, ni parece que lo vaya a hacer, tendría que bajar de 2.200 el S&P 500, y esto está muy lejos. Pero vamos a tenerlo muy en cuenta para el año que viene, donde las posibilidades de corrección notable son importantes. Con todo lo que llevamos subido, con la sobrecompra que hay si el año que viene se activa, sería para andarse con ojo.

Para entenderlo hay que tener en cuenta una cosa. El primer trimestre, como ya he comentado ampliamente, se ve beneficiado por pautas estacionales muy proclives a las alzas. Son días en que se tiende a subir, hay ajustes de cartera, recompras por motivos fiscales, etc. Por lo tanto, cuando durante los primeros tres meses se rompe el mínimo de diciembre, un mes que a su vez se beneficia de numerosas pautas estacionales alcistas, algo anda mal en el mercado.

Según el Stock Trader´s Almanac de los hermanos Hirsch, Lucien Hooper fue el inventor de esta pauta de la que hablamos a continuación. Este analista de Forbes en los años setenta escribió que era peligroso cuando en el primer trimestre del año se perdía el mínimo de diciembre; posteriormente, Jeffrey Saut, de la firma Raymond James, lo estudió en serio; y se popularizó en EEUU cuando lo publicaron los Hirsch en su calendario de la bolsa anual y que van repitiendo cada año dada la importancia del modelo.

Según el estudio sistemático de los Hirsch desde 1952 hasta 2009, y que cualquiera puede comprobar viendo los datos en cualquier base de datos, el mínimo de diciembre se ha visto rebasado durante el primer trimestre en 31 ocasiones. Como vemos, es frecuente y además para el resto del año sirve bien poco pues en estas 31 ocasiones, 13 veces el año terminó al alza, lo que deja claro que no hay pauta demasiado clara a priori.

Lo verdaderamente importante de este "December Low Indicator", como lo llaman los Hirsch, es que la media de bajada desde el cruce del mínimo es de más del 10,8 por ciento y esa mucha bajada, en tiempos normales. Lógicamente es una media y así en el 2005 se limitó a bajar el 4%, pero por ejemplo vean la lista de las últimas veces en que se dio este fenómeno acertando (quitamos por tanto el 2006 donde falló):

- En el año 2000, la bajada desde mínimos fue del 10,9%. La fecha de cruce fue el 4 de enero.

- En el año 2001, la bajada desde mínimos fue del 19,3%. La fecha de cruce fue el 12 de marzo.

- En el año 2002, la bajada desde mínimos fue del 25%. La fecha de cruce fue el 16 de enero.

- En el año 2003, la bajada desde mínimos fue del 7,5%. La fecha de cruce fue el 24 de enero.

- En el año 2005 volvió a pasar como ya he comentado antes.

- En el año 2007, la bajada de mínimos fue mucho menos de lo normal con 1,4 %, la fecha de cruce fue el 27 de febrero.

- En el año 2008, la bajada de mínimos fue del 11,4%, la fecha de cruce fue el 2 de enero.

- El año 2009, la fecha de cruce fue el 15 de enero. Se bajó en el Dow Jones de 8117 a 6470 el 6 de marzo. Es decir un desplome de nada menos que 1.647 puntos o lo que es lo mismo del 20,3 %, ahí es nada.

- En el año 2010, la fecha de cruce fue el 22 de enero, y el Dow Jones bajó de 10.334 a 9.835. Es decir un 4,8% que no es poco.

- En el año 2011, no se llegó a cruzar el mínimo de diciembre en el primer trimestre.

- En el año 2012, tampoco se llegó a cruzar.

- En el año 2013 con la euforia total no se llegó a cruzar.

- En el año 2014 si se perdió, pero la bajada fue pequeña de 1,4%.
 
- En el año 2015 si se perdió en los sustos de agosto, y bajó más del 6% desde ese punto.

- En el año 2016 si se perdió y la bajada fue prácticamente del 10%.

Así que actualicemos datos de los Hirsch.

Desde 1952 hasta la fecha el mínimo de diciembre fue cruzado en 35 ocasiones.

Podríamos pensar que quizá esa media sea poco indicativa y que haya muchos cruces de muy poquito compensados por otros grandes, pero no es así. Y si no, vean cómo quedó el asunto en los 35 cruces a la baja del último medio siglo hasta el 2016:

- Tan sólo tres veces se siguió bajando menos del 1 por ciento.

- Otras cuatro quedaron en el entorno del 2 por ciento.

- Del resto, 24 superaron el 5 por ciento de bajada, teniendo en cuenta que en estas últimas nada menos que 9 superaron el 15 por ciento de bajada. El récord 1962 con el 25,1 por ciento de bajada.

Por cierto, en el caso contrario, es decir, cuando el mínimo de diciembre no se rebasó a la baja en el primer trimestre, cosa que sucedió 30 veces desde 1950, en 28 el año terminó al alza, con una media de subida de nada menos que dos dígitos anuales, lo cual también es realmente muy interesante y digno de tener en cuenta. La última vez que esto sucedió fue en el 2010 y 2004 y antes en los años 1999, 1997, 1995, 1992 y 1989. Los años 2012 y 2013 en que no se cruzó fueron años muy alcistas, como está siendo este 2017 en que tampoco se cruzó.

Esta pauta puede aportar bastante en un año normal, y no está de más recordarla para guardarla en el arsenal.
 
En caso de pérdida uno puede intentar jugarse unos contratos cortos a ver si se cumple. Insisto con la sobrecompra que hay si esto sigue así hasta finales de año, perder el mínimo de diciembre sería muy peligroso, no soy muy amigo de los cortos en bolsa, pero esta podría ser una ocasión.

Pasemos ahora, ya que está todo tan lento a pensar en el largo plazo, para animarnos, pues no hay lentitud que cien años dure.  Y vamos a hablar de una táctica muy famosa, la de los perros del Dow Jones. Ya hemos hablado en alguna ocasión a lo largo de los años de esta táctica, que vamos a actualizar. Pero vamos a añadirle una novedad, que es ver si esto funciona en Europa. 

Como decía, una conocida estrategia de largo plazo, es la llamada la de “los Dogs del Dow Jones”. Hay varias estrategias que usan esta acepción de los Dogs, no se extrañen si ven otras con el mismo nombre. A la que nos vamos a referir hoy es a la que se dedica simplemente a comprar a finales de cada año los 10 valores del Dow Jones que más dividendo pagan. Y se aguanta hasta finales del año siguiente, donde se vuelve a hacer la misma jugada sustituyendo los valores que se correspondan. Según Investopedia, estos serían los resultados por poner un ejemplo entre 1973 y 1996.

s1.jpg
 

Es tan popular que hay hasta una web dedicada solo a la estrategia:

http://www.dogsofthedow.com/
 
Tienen newsletter y todo por si les interesa. Vamos a tomar de esta interesante web cómo fue la cosa en los últimos años:

s2.jpg 
 
Como ven no fue nada mal y batió a la estrategia de comprar y esperar todos los valores. Olvidé decir que se compran los valores a partes iguales.
 
Si se fijan, la que mejor funciona es la variante que ellos llaman Small Dogs es decir los pequeños perros, vamos, los cachorros. Es una variante muy interesante. Verán hay que hacer lo mismo que en la variante normal. A finales de año ver los 10 que hayan pagado más dividendo. Y entonces de esos 10, seleccionar los 5 que tengan la cotización más baja. Los resultados los tienen ahí, entre 2012 y 2016, el Dow Jones normal gana 6,9% de media, los dogs normales el 8,6% pero los pequeños perros el 10,4%. Y no ha habido un solo año en que no se haya batido por mucho al Dow Jones normal hasta el 16 donde los cachorros ganaron solo un poco menos. Especialmente llamativo como en el difícil 2015, el DJI ganó el 0,2% y los cachorros el 10,3%.

Veamos cómo va el año para la patrulla canina del Dow Jones:

s3.jpg

Aún queda año, pero de momento los perros ganan el +12,3%, los cachorros se han quedado más descolgados pero ganan 6,9% y el índice gana más del 13%. Pero ganan todos…

Estos son los 10 perros del Dow de este año:

s4.jpg

Pero vamos a ver qué pasa en los años difíciles.
 
Pues si nos vamos al 2008, vemos que en los desastres ni dogs ni nada, -51% los pequeños perros y -37% el DJI normal.
 
Otro año nefasto como el 2002. Los perros -14% el Dow normal -18%.
 
En suma una excelente táctica en los períodos buenos, y en los malos tiene los drawdowns parecidos al índice general.
 
Es decir, que si nos espabilamos y cortamos lo que sea, los perros, los gatos por ejemplo si se pierde en gráfico mensual una media de 10 meses como hemos explicado muchas veces en lugar de quedarnos mirando ganaríamos tiempo y dinero.

¿Y todo esto del mundo canino en bolsa funciona en las bolsas europeas por ejemplo en el eurostoxx 50?  Pues sí y además de forma parecida. Es decir, se gana más, mucho más con la estrategia por ejemplo de los cachorros que el típico buy and hold, eso sí en los grandes drawdown se pasa igual de mal, por lo que valdrían las mismas instrucciones.

Y esto queda demostrado en esta tesis que se puede encontrar en internet:

 Can the ”Puppies of the Euro Stoxx” beat the European market?

A study of high yielding European stocks during the years 2001 - 2010

http://lup.lub.lu.se/student-papers/record/2156464/file/2204710.pdf

El estudio no deja lugar a la duda, vean esta tabla:

s5.jpg

El estudio, que por cierto es muy bueno y con un enfoque científico perfecto, se centra en una década muy difícil, la que se llamó la década perdida. Desde finales de 2000 a finales de 2010, como se ve en la tabla en eurostoxx perdió el 2% de media. Pero la estrategia de los cachorros habría ganado un 9,69% de media, y eso es mucha diferencia.

s6.jpg

Como se puede ver la estrategia quedó muy afectada por el espeluznante año 2008, donde perdió bastante más que la de comprar y mantener y tuvo que volver a empezar, si quitáramos ese año 2008 los resultados habrían sido espectaculares, A pesar de esto, la estrategia se ve que es mejor que comprar y mantener, y con un poco de cuidado saliendo cuando se crucen medias importantes como hemos comentado antes no está nada mal, comparado con la pasividad total.

En suma los cachorros bursátiles ya sean americanos o europeos, son una estrategia muy sencilla, pero a considerar entre otras, porque gana más que el comprar y mantener, sin incrementar mucho el riesgo, como demuestra el hecho de que en la tabla de resultados se ve una desviación estándar solo ligeramente superior a la de los 50 valores del índices, cuando por lógica, al ser 10 veces más valores, que la estrategia de los cachorros este parámetro debía ser significativamente menor en teoría, como así destaca el autor del estudio.

Hoy vamos analizar un estudio interesante del banco francés Natixis, que nos va a llevar a reflexiones importantes sobre las bolsas europeas.

Creo que aunque algunos índices como el Dax en máximos históricos, estaremos de acuerdo en que las bolsas europeas no han seguido el mismo camino alcista de otros índices mundiales como por ejemplo EEUU.

s1.jpg

Este es un gráfico del spread entre el Dow Jones y el stoxx 600. Especialmente desde mayo de 2017 el spread ha empeorado fuertemente en contra del índice amplio europeo.

Y es muy raro sobre todo por una razón, porque los inversores no residentes se han volcado a comprar bolsas europea muy fuertemente

s2.jpg

Ahí lo tienen, justo cuando lo hemos hecho peor más dinero entraba de no residentes.

Las elecciones francesas dispararon dichas compras.

Natixis comenta que estas compras de hecho como venían desde otras divisas influyeron en la fortaleza del euro.

Aquí tienen otros gráficos donde se puede poner todo en contexto

s3.jpg

Como ven hay algo que no cuadra. ¿Por qué esas entradas no han supuesto una notable mejora? Claro podemos pensar, porque los domésticos no compraron. Pero los gráficos no dicen eso, vean el siguiente:

s4.jpg

En este gráfico se comparan las compras de residentes en la eurozona con el índice.

Si comparamos con los gráficos anteriores, vemos que históricamente la bolsa europea ha estado muy altamente correlacionada con las compras de no residentes y muy poco con las compras de residentes.

Bien en el estudio de Natixis se comenta que no es fácil dar con la solución al dilema, pero aventuran una hipótesis basada en este gráfico:

s5.jpg

Creen que el problema estaría, en que son los residentes en la eurozona los que venden, y anulan las compras de los no residentes, debido a que han comprado tanto que han alcanzado el límite máximo de riesgo VAR o el límite regulatorio (solvencia).

En fin, creo que es un estudio para la reflexión, y desde luego el fenómeno ahí queda. Compras masivas en 2017 de bolsa europea en 2017 que no han servido para llevar a estas bolsas a donde hubiera sido lógico ante ese aluvión de dinero.

Pasemos ahora a nuestro deporte favorito, rebuscar en las alcantarillas de las bolsas pistas interesantes.

Vean este gráfico que salía recientemente en un estudio muy comentado de Bank of America:

s6.jpg

Como ven la volatilidad realizada del SPX está en el menor nivel en un mes de octubre, que suele ser un mes volátil desde 1928. ¡El menor de la historia!

Esta es la definición de volatilidad realizada:  Un método sencillo que no se basa en modelos consiste en calcular la desviación típica de los rendimientos de un determinado activo observados durante un horizonte temporal concreto, obteniéndose la llamada volatilidad realizada (a veces denominada histórica)

Fuente: s7.jpg

Y ahora vean esto:

s8.jpg

En Zero Hedge interpretan bien todo este estudio de Bank of America en este artículo:

http://www.zerohedge.com/news/2017-10-10/october-realized-volatility-now-lowest-record

Pues bien, veamos primero qué es el skew de las opciones call o de compra.

Sin embargo, si analizamos la volatilidad implícita de las opciones de diferentes precios de ejercicio de un mismo vencimiento, observamos que éstas varían. Así, definimos la curva skew de volatilidad como la función que relaciona, para un determinado vencimiento, los distintos precios de ejercicio con su nivel de volatilidad. Por otro lado, opciones del mismo precio de ejercicio pero de distinto vencimiento, se valoran también con volatilidades distintas, es lo que denominamos estructura temporal de la volatilidad.

Tanto el Skew como la estructura temporal, varían con las circunstancias del mercado, también lo hace la volatilidad y así, dan lugar a diferentes estrategias que tratan de explotar dichos cambios, al igual que suelen hacer estrategias de gestión activa en renta fija para aprovechar los cambios de pendiente y diferenciales de la curva de tipos de interés.

Fuente: Enrique Castellanos en funds people.

Bien, como vemos el skew de los calls está al menor nivel en mucho tiempo, según Zero Hedge esto significa que hay un muy fuerte posicionamiento de estrategias en opciones que apuntan a una subida bastante fuerte del S&P 500 para finales de año.

Y sigue el artículo enlazando con un comentario de Morgan Stanley diciendo que los inversores están mediante estrategias de opciones apostando por fuertes alzas en las dos últimas semanas que desde 2007. En concreto habla de las mayores compras de delta desde 2007.

Bien ¿y cuál es el problema? Pues que desde 2007 esto ha sido un precursor de problemas, supongo que por la de sentimiento de mercado y extremo de mercado. Pues significa que los operadores no se están poniendo largos en acciones sino en opciones fuertemente apalancados.

Y este es el gráfico clave:

s9.jpg

Y si quieren más muestras de la madre de todas las sobrecompras, vean este otro gráfico:

s10.jpg

Ya no queda mucha más gente para ponerse largo….

Algo complicadillo y rebuscado el asunto, pero en las alcantarillas siempre se ven pistas fiables. No lo saquemos de quicio, es solo un dato, pero desde luego que la sobrecompra empieza a ser histórica es una realidad. De momento sólo eso y lo dejamos aquí.

La psicología humana lo es todo en bolsa. Veamos tres ejemplos.

La importancia que le damos a los resultados como el único fundamento de subidas o bajadas.

Ahora que estamos a punto de iniciar la campaña de publicación de resultados, igual es interesante, que demos un vistazo a estos datos.

Es realmente muy bueno el trabajo que publicó hace unos años la firma FACSET a través de sus analistas Jean Luc Buchalet y Pierre Sabatier en un número de "The Outlook".
 
En el mismo estudiaron si hay alguna correlación y hasta qué punto en la evolución de las bolsas en función de las revisiones de los resultados empresariales. Porque una cosa es lo que decimos un poco de oídas, se revisan los beneficios esperados al alza, más subidas en las bolsas, se revisan a la baja pues pensamos que vienen las caídas. Y ojo porque en la realidad no es exactamente así y de hecho los resultados son bastante sorprendentes.
 
1- En EEUU no hay correlación alguna.
 
Como lo oyen. A mí no me sorprende porque si recuerdan publiqué una estadística hace dos años y pico en las que se veía que las bolsas de EEUU, a pesar de lo que todo el mundo cree, tienen mucha más correlación con la inflación que con los resultados. En concreto, desde 1997 la correlación entre las revisiones de beneficios y la cotización del SP 500 es de 13,5%; es decir, no hay correlación alguna, por raro que nos parezca.
 
2- En cambio, en Europa sí hay muchísima correlación, tenemos un coeficiente desde 1997 del 70%, tanto en el índice amplio Eurostoxx 600 como en el Eurostoxx 50, y esa es muchísima correlación.
 
¿Qué nos dice este estudio de FacSet? Pues que las bolsas europeas, a diferencia de las de EEUU que son muy complicadas y cotizan una amalgama de factores muy grande además de los resultados, son más sencillas para el análisis y en ellas los resultados siguen siendo, como pensaría la ortodoxia clásica, un factor vital que puede anticiparnos lo que va a pasar.

Además en las publicaciones de resultados se suele ver un efecto psicológico que es que los primeros resultados mueven mucho más mercado que los últimos, en igualdad de condiciones de desviación sobre lo previsto etc.

Y por ejemplo tenemos el caso de la temporada de publicación de resultados pasada, donde no ponderaba nada sacar buenos resultados, o se subía muy poco cuando se sacaba el promedio por valor, y sin embargo se castigaba muy duro el sacar malos resultados. La campaña al final se consideró como “buena” pero cuando se veía la afectación por valores, quedó muy entredicho su importancia.

En fin, dicho esto, vamos a olvidarnos, porque ya verán la de ríos de tinta que van a correr en los próximos días sobre los resultados que serán excusa para todo J.

Segundo efecto psicológico.

Realmente muy interesante este estudio sobre la influencia de los días de la semana, para la mente humana y su relación con los mercados financieros. ¿Usted está igual de animado un lunes que un viernes cuando se acerca el descanso? ¿Verdad que no? Pues esto se refleja en los mercados.
 
Lo pueden leer en este enlace en inglés:
 
Day of the Week and the Cross-Section of Returns
 
http://blog.alphaarchitect.com/2016/04/25/how-the-day-of-the-week-affects-stock-market-anomalies/?utm_source=Alpha+Architect+Website+Users&utm_campaign=9496b84568-RSS_EMAIL_CAMPAIGN&utm_medium=email&utm_term=0_2f87b7924e-9496b84568-188295765#gs.TCzrXYI
 
Vean este gráfico de nuestros sentimientos en los días de la semana:
 
s1.jpg
 
¿Está claro no?
 
Pues vean ahora como influye nuestro estado de ánimo tan peculiar según el día de la semana:
 
VIX sube el 2,16% de media los lunes, y baja el 0,7% de media los viernes.
La media de retornos en la deuda americana a 1 años, es cuatro veces más alta los lunes que los viernes…
 
Los resultados dicen lo mismo, los lunes nos arriesgamos más, y conforme estamos más contentos hacia el final de la semana hay el típico vuelo a seguridad…
 
En el artículo citado pueden ver todo el artículo que es bastante complejo, pero muy concluyente.

Tercer efecto psicológico.
 
La psicología es compleja en bolsa. Otro de los sesgos más peligrosos que tenemos es a la hora de invertir en fondos de inversión. Normalmente lo tenemos claro. Nos tiramos de cabeza al fondo, sin considerar ningún otro criterio, que haya dado más rentabilidad el año anterior. Asunto solucionado. Y esto es un grave error. Vean este interesante artículo de la revista dedicada a los fondos Fund People.
 
Por qué comprar el último fondo con el mejor rendimiento es un error
 
http://es.fundspeople.com/news/por-que-comprar-el-ultimo-fondo-con-el-mejor-rendimiento-es-un-error
 
Este gráfico es tremendamente concluyente:
 
s2.jpg
 
Un simple comprar y mantener es muchísimo más rentable que comprar los fondos que más rentabilidad han dado.
 
En el artículo se cita otro dato demoledor . De los 678 fondos de EEUU que estaban en el primer cuartil en 2013, a los 5 años no quedaba ninguno en esa zona.
 
En el artículo se dan más datos interesantes.
 
El problema, está en que hay que mirar no solo la rentabilidad, según la categoría del fondo, sino también entre otros muchos factores, pero para mí es uno de los más importantes, la volatilidad que suele tener el fondo en la generación. Porque un fondo que gana mucho un año determinado, que tenga mucha volatilidad, nos dice que es bastante posible, que tengamos una gran variabilidad en sus rentabilidades a largo plazo, o al menos existe ese riesgo. Los drawdowns que siempre es lo más duro, serán mucho menores en promedio, etc. 

Y para terminar una curiosidad.

Efecto psicológico 4. ¿Cómo no va a pagar un país grande su deuda?

¿Les parece poco grande el antiguo Otomano?

Soy coleccionista de acciones y títulos de deuda antiguos. Y el año pasado compré  un título de deuda antigua del Imperio Otomano. El título está fechado en París en 1.933 y dentro pone el desglose de lo que le corresponde a cada país, y a Grecia le sale el que más con el 48%. No deja de ser una curiosidad histórica. El título es precioso, y ya ocupa lugar destacado en mi colección.
 
s3.jpg

Hoy vamos a descansar un poco de estudios de mercado, y a evadirnos de la crisis política que afecta a la economía. Vamos a hablar de un tema desligado de las bolsas, pero no de los mercados financieros.

Los lectores veteranos que me leen desde hace muchos años recordarán que allá por el 2010 tuve una odisea inmobiliaria que conté en la web. Fui uno más de los atrapados en la burbuja inmobiliaria.

Desde entonces, se instauró en mí un proceso interno de reflexión “inmobiliaria” que me ha llevado a la conclusión, que de nuevo los lectores veteranos ya conocen, que no es otra que jamás compraré una vivienda si tengo que hipotecarme para ello. Jamás. Si este debe ser el caso, estaré en alquiler. Mi ejercicio de sadomasoquismo hipotecario terminó hace años y procuraré que no vuelva.

Para mí esta es una posición innegociable. Como en todo en la vida, puedo estar equivocado, claro. Pero es mi posición, y a mi edad no creo que cambie.

Recientemente el dueño de la vivienda en la que vivo, de alquiler, me calentó la cabeza para comprar. Los números eran tan abrumadores que casi me da un dolor de estómago de pensarlo. Solo los impuestos que tendría que pagar por la compra serían equivalentes a ¡dos años de alquiler! Para eso no los pago y dentro de dos años me voy a otra casa más nueva… A este respecto hay muchas más reflexiones que hacer. La fiscalidad de la vivienda en nuestro país es un disparate. Pero claro, de ella vive mucha gente, principalmente el Estado.

Y luego viene la segunda parte, los altos riesgos que se corren en un contrato tan complicado como la hipoteca. Y a los ejemplos me remito, clausulas suelo, más pagos a Notarios, registros, tasadores, y no sé cuanta gente más (más meses de alquiler que podría sacar). Y ahora un caso espeluznante que aparecía recientemente en la prensa. Problemas al ejecutar los seguros cuando el propietario de la vivienda fallece porque el seguro tiene como beneficiario al banco, en algunos casos este tema se complica mucho.

Una pesadilla recurrente que me venía a visitar cuando tenía hipoteca, era que el banco me ejecutaba, la ejecución salía por bastante menos de lo que me costó, y al final me quedaba sin casa y debiéndole al banco un dineral extra de por vida. Esta situación fue muy frecuente durante la crisis inmobiliaria. Hay casos dramáticos. Luego se legisló para amortiguar, y se han puesto límites a los valores que pueden dar los acreedores hipotecarios a las casas, pero aun así pueden pasar este tipo de cosas.

Mi postura sigue clara. Mejor alquilar, salvo que se tenga el dinero en su totalidad, donde entrarán en juego otras cosas. Además se tiene la gran ventaja de ser más libre para cambiar de residencia, de la otra manera te quedas atado.

Pues bien les voy a recomendar leer a este respecto, un artículo muy claro, extenso y contundente, escrito hace algún tiempo por mi amigo Marcos Pérez Mesas en su blog http://elinversorsobrio.com

 Si está usted dudando en si comprar o alquilar léalo al completo. Puede que saque algunas reflexiones interesantes. Le voy a destacar algunas citas. Están reproducidas con el permiso expreso del autor.

“Es que alquilar es tirar el dinero”. El rey de los memes para justificar convertirse en esclavo de la hipoteca a 30 años o dilapidar los ahorros de nuestra vida. Este meme implica que alquilar —pagar por el servicio de vivienda— es sustancialmente diferente a otros servicios por los que pagamos sin quejarnos como el recibo de la luz, internet y agua. Entonces, siguiendo esa misma lógica y “para no tirar el dinero”, ¿lo mejor sería tener nuestro propio generador de luz y nuestra propia reserva de agua? Efectivamente, pensar que tenemos que ser propietarios de un servicio para no estar tirando el dinero es una falacia económica, pues la vivienda es un servicio por el que se paga como cualquier otro. El otorgarle una categoría conceptual distinta es una característica española puramente emocional y cultural, no justificada racionalmente. En Alemania, Francia o Suiza, la inmensa mayoría de su población viven toda su vida alquilados como hemos comentado, y no por ello son más tontos que los españolitos con su hipoteca del pisito-zulo “en propiedad”, ni necesitan ir al psicólogo por problemas de ansiedad cuando pasados los 40 “es que aún no tengo mi pisito donde encadenarme”. La comparativa financiera entre alquilar o comprar es compleja y hay que elegir bien las hipótesis, pero cuando se hacen los números (en los que hay que incluir también los gastos de ser propietario como IBI, derramas, gastos de comunidad, seguro, etc.) y se tienen en cuenta los riesgos de un compromiso a décadas vista (con el banco, con los vecinos que nos tocarán al azar y no podremos cambiar…), no compensa la esclavitud de una hipoteca frente a la libertad y diversidad que nos ofrece el alquiler.(…/…)

“Es que es algo que tienes para el resto de tu vida”. Efectivamente, si todo va bien durante las décadas de hipoteca (mucho suponer en un mundo tan cambiante como el actual…), acabamos como ancianitos habitando nuestra (¡por fin!) propia vivienda, donde pasaremos gozosamente los últimos años de nuestra vida. Esos años —pocos o muchos lo decidirá el azar de nuestra salud—, antes de que tengan que internarnos o trasladarnos a un hospital, podremos disfrutar de la libertad que da …¡no tener que pagar un alquiler! ¿Para hacer qué? ¿Quizá viajar más o poder alquilar una casita en la playa? ¿Has dicho alquilar una casita en la playa? Vaya, no puedo llevarme el piso que he estado pagando durante 30 años a la playa… Entonces, ¿por qué me hipotequé en primer lugar si al final voy a estar pagando alquiler en otra casa o a una residencia?

(…/…)

Comprar (al contado) sólo si…

Contamos con el dinero líquido (por lo que no hace falta hipotecarse) para la compra. Costes, impuestos y reformas incluido.

En el caso de que estemos comprando ladrillo no para que sea nuestra vivienda habitual, sino principalmente como inversión: El porcentaje de nuestro patrimonio destinado a la compra directa de inmuebles no debe superar la cuarta parte de nuestra riqueza personal total. En ese caso, tendremos que incorporar en nuestra decisión otras variables importantes a la hora de considerar el ladrillo como una inversión, como por ejemplo el momento del ciclo, o que el bien inmueble está bien situado (las zonas prime son menos vulnerables a las fluctuaciones de precios y mercados bajistas).

En el caso de que estemos comprando vivienda para vivir en ella: El porcentaje de nuestro patrimonio destinado a la compra de vivienda no debe superar la mitad de nuestra riqueza personal. Pues aún contando con el dinero disponible, de nuevo sería un suicidio invertir todo nuestro patrimonio en un único tipo de activo, el ladrillo, con todos los riesgos asociados que antes hemos comentado.

En cualquier caso, ¿estamos tan seguros de querer y poder vivir en el mismo sitio durante las próximas décadas, aún con el riesgo de tener que mudarnos a otro sitio por necesidad, cubrir costes y bloquear nuestro patrimonio de manera tan ineficiente?

El ladrillo (la inversión inmobiliaria) tiene su sentido dentro de un marco conceptual de inversión bien diversificado, que minimice y compense riesgos entre los diferentes tipos de activos financieros, al tiempo que se maximiza fiscalmente la eficiencia. Esto es cosa de gestión de patrimonios (Family Offices y Banca Privada) y requeriría no sólo de otro post, sino el asesoramiento de profesionales independientes (independientes quiere decir que no cobren por colocar sus productos, como por ejemplo ocurre si preguntamos en la sucursal de nuestro banco “de toda la vida”) para estudiar cada caso personal en particular. El universo de las inversiones financieras es tan extenso como pueda serlo el de la música, y no por que la radio escupa música pop a todas hora implica que no existan otros estilos musicales a nuestro alcance.

 

Esto no son más que unas pocas citas. El artículo es muy extenso, y francamente le recomiendo que lo lea, podrá estar de acuerdo con el autor o no, pero seguro que va a encontrar muchas cuestiones para la reflexión en este proceloso mundo de la inversión inmobiliaria. Lo puede encontrar aquí:

Antes pegarme un tiro que comprar piso

http://elinversorsobrio.com/antes-pegarme-un-tiro-que-comprar-piso

No me cansaré de repetir, y en esta nueva etapa de Serenitymarkets.com vamos a luchar bastante con esto, que hay que conocer las alcantarillas del mercado. Hay multitud de factores muy desconocidos que afectan a las cotizaciones, y que debemos saber.

Uno de ellos nos está perjudicando con toda seguridad ahora mismo. Es el factor del “blackout period” en relación con las recompras de acciones propias.

Ya saben que las recompras de las compañías son un factor decisivo en la bolsa de hoy en día. En muchas ocasiones, incluso, han sido casi el único factor que mantenía a los mercados subiendo.

Pues bien, según las reglas de la SEC, las compañías, para evitar manipulaciones, no pueden comprar acciones propias en EEUU, desde cinco semanas antes de publicar resultados, y hasta dos días después de haberlos publicado.

Ahora mismo, como la campaña de resultados está ya encima, multitud de compañías han suspendido sus compras, y que no les quepa ni la menor duda de que esto está perjudicando a las bolsas, y es uno de los factores ocultos, pero importantes, que están causando la debilidad de días anteriores. Es demasiado dinero el que se paraliza con este factor.

Vean en este gráfico hasta julio de este año, si influye o no el blackout, es mucho:

s1.jpg

Como se ve un poco pequeño, la línea naranja desde 1994 el período famoso, y la línea azul fuera de ese período, ustedes mismos.

Fuente: https://twitter.com/movement_cap

En febrero de este año, la CBNC escribió un artículo interesante sobre todo esto:

One way for investors to play the end of the 'buyback blackout' period

http://www.cnbc.com/2017/02/23/one-way-for-investors-to-play-the-end-of-the-buyback-blackout-period.html

Plantea en el artículo un estudio de cómo se comportan valores y ETFS desde el año 2000 al 2016 tras pasar este período, y se ve muy claramente cómo les beneficia (ahora recuerden que estamos al revés, es decir, al inicio del apagón el peor momento)

s2.jpg

 

s3.jpg

Pues ya ven, un factor que poca gente maneja, y que es necesario saberlo, y que ahora mismo nos está haciendo la Pascua con seguridad. Cuando termine la campaña de resultados, ya saben, una táctica operativa interesante. La prohibición recuerdo que es hasta dos días después de la publicación de resultados.

En esta web pueden consultar cuando son estas cosas además de más datos interesantes:

https://www.simplestockmodel.com/technicals/

 Les copio los períodos oficiales, que se toman, para quien quiere trabajar con este tema de la web citada:

Filter Rule: If Monday falls within one of the four following time periods, be out of the market: March 15 to April 25, June 15 to July 25, September 15 to October 25, and December 15 to January 25

Anoten bien, estas fechas a partir de ahora en su agenda donde anota las cosas importantes operativas. Y si no a las pruebas me remito. Vamos a ver en un gráfico del S&P 500 hasta la temporada de resultados anterior, en que períodos hubiéramos estado dentro del blackout, es decir “apagadas” las recompras, y en que períodos fuera del período, es decir “activadas” de nuevo las recompras.

 s4.jpg

Bien, ahí tenemos sombreado con un rectángulo, las zonas de blackout, recompras desactivadas, con las fechas de antes, y en elipse sombreada, las zonas con recompras activadas.

Como ven es impresionante.

Sinceramente, mucho me temo que no es que las recompras sean el factor más importante ¡es que parece no haber otro!

Vamos a poner cifras a este dibujo, donde ven que casi siempre que llega el apagón de recompras las cosas se complican y mucho.

Desde septiembre de 2016 a finales temporada pasada. Operando exclusivamente en zonas de apagón, habríamos ganado un +2,7%, sumando todos los períodos.

Desde septiembre de 2016 a la fecha. Operando exclusivamente en zonas de recompras activadas, habríamos ganado +12,6% y eso que habríamos tenido solo 3 períodos a contabilizar, frente a 4 de cuando hay apagón, no hay color como pueden ver.

Como conclusión, creo que no es ninguna tontería que tengamos controladas estas fechas, como un factor más a considerar.

Veamos gráfico del principio actualizado a la semana pasada

 

s5.jpg

 

Como vemos sigue siendo impresionante como las subidas se concentran más fuera del período de blackout.

 La cuestión es que ahora mismo estamos totalmente dentro de dicho período hasta como finales de mes. Con lo cual esto no quiere decir para nada que no se pueda subir, pero sí quiere decir que una de las principales causas de las subidas está desactivadas, es decir que si se quiere subir tiene que ser a golpe de entrada de dinero puro, como en los viejos tiempos J

 Durante todo el mes, este será un factor que en silencio, en el mejor de los casos limitará las ganancias como posiblemente esté haciendo ya. Es muy posible que si no estuviéramos desde finales de mes dentro de este período se hubiera subido mucho más.

Factor por lo tanto a tener muy en cuenta.