LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Las declaraciones de ayer de Yellen fueron más importantes de lo que parece, y hay que tenerlas muy en cuenta a partir de ahora.

Llevábamos 15 días acogotados porque BCE, FED y Banco de Inglaterra, se habían puesto de acuerdo para hacer repentinamente declaraciones a favor de tensiones en los tipos de interés. Y todos hablaban, especialmente la FED, de factores “transitorios” que mantenían a la inflación baja.

Y ya saben que no estábamos de acuerdo con lo de “transitorios”. Porque la cruda realidad, es que el petróleo hoy por hoy es la clave más importante para la inflación y con mucha diferencia. Y ahora mismo, salvo que cambien bastante las cosas, el petróleo lo tiene muy difícil para subir con fuerza en lo queda de año. Ayer mismo, sonaba a broma cuando la OPEP daba sus cifras mensuales, y al final si uno usaba la calculadora, de la demanda que decían que había y lo que habían producido, no salía lo de la reducción notable de existencias salvo milagro, pero milagro de los gordos. Así que por macro, y más teniendo en cuenta que la OPEP en solitario cada día está más claro que no puede controlar ella sola como hasta ahora el precio, el petróleo lo tiene difícil para subir mucho. Y si no sube con claridad la inflación, pues igual. No hace muchos días ya publicábamos gráficos en los que se ve que la curva de la inflación en la eurozona es casi la misma curva que la de la cotización del petróleo. A título de curiosidad les dejo aquí el gráfico del IPC alemán desde la II Guerra mundial a la fecha, fuente Reuters: 

s1.jpg

En octubre de 1950 -7,6%.

Pues bien, ayer Yellen, abrió la puerta a la lógica, y lo que hizo fue empezar a reconocer, dentro del lenguaje complejo de los banqueros centrales, que se puede estar equivocando y que los presuntos factores “transitorios” que mantienen a la inflación baja, no sean transitorios. No olviden que el índice que de verdad mira la FED es el PCE, el que aparece en este gráfico:

s2.jpg

Y como ven va en dirección contraria al objetivo.

Además del petróleo, otro misterio para la FED es la falta de presión al alza de los salarios según sus previsiones, en este gráfico de Reuters lo tienen.

s3.jpg

s4.jpg

Así que ojo, la FED cambia de tercio, y ahora no tiene tan claro que necesite muchas más subidas de tipos. De hecho los futuros sobre fondos federales que descontaban abiertamente una subida más de tipos en diciembre, ahora solo dan un 50% de posibilidades.

La FED francamente parece un poco desconcertada, y con muchas dudas sobre el momento real del ciclo económico en que se encuentran. Han cambiado de opinión varias veces en poco tiempo, y ni les cuento el Banco de Inglaterra que cada semana dice una cosa. Draghi, parece menos cambiante, pero aun así… Los banqueros centrales no son infalibles, de hecho más bien aciertan menos de los que nos creemos a la hora de acertar en el momento del ciclo.

Mucha gente dice cuando la FED lo estima así será por algo… ¿seguro? Veamos un gráfico

s5.jpg

Pues ya ven, la FED no es nada de fiar haciendo pronósticos, y casi nunca acertó cuando se le venían encima las recesiones, ni de lejos…

Pueden leer más sobre todo esto en este interesante artículo:

The Fed often starts worrying about an overheating economy 'just as the recession it never sees is about to start'

http://www.businessinsider.com/feds-optimistic-forecasts-tend-to-miss-recessions-2017-6

El artículo es bastante crítico con la muy baja capacidad de anticipación económica de la FED, a pesar de los medios de los que dispone…Vean esta cita:

A look back at the Fed's policy musings in the most recent pre-crisis era offers a sense of just how disconnected central bankers were from recessionary risks that were in fact imminent.

Here's what Anthony Santomero, ex-president of the Philadelphia Fed, said in November 2000, just two months before the economy entered a brief post-tech bubble slump: "I continue to be concerned about inflation. Measures of inflation continue to accelerate; and not all of the increase is due to oil prices."

Then, in August 2007, just as the credit crunch was starting to erupt in some corners of the market, minutes from the central bank's meeting showed "participants continued to agree that risks to the outlook for sustained moderation in inflation pressures remained tilted to the upside." 

 

Como ven no son nada fiables. Y ayer Yellen dijo también otra cosa, que debemos catalogar en las declaraciones estilo “en Tarragona fa bon sol”, se quedó tan fresca diciendo que “el balance” se habrá normalizado hacia 2022. Eso es menos creíble que decir que antes de ese año, mi equipo el Hércules de Alicante gana la Champions dos veces. Qué más quisiéramos nosotros. Es absurdo, utópico, y una declaración gratuita. Ya muchos analistas escribían debajo de esa declaración… ya sería bastante con que no llegara al doble…. No hay vuelta atrás con esos balances, ningún banco central va a poder reducirlo. Como ningún país redujo en realidad su deuda sobre PIB a pesar de los duros años de austeridad reciente. Cuando la pelota se hace tan grande, ya no hay vuelta atrás, solo hay patadas hacia adelante como en el rugby.

 ¿Quieren una conclusión con aplicación a la bolsa? Los tipos van a seguir bajos durante mucho tiempo más en todas las potencias, posiblemente durante varios años más, y eso no le va a sonar mal a la bolsa, para nada. La gran duda es qué pasará con el tapering en Europa, porque es que aunque quieran, es bastante insostenible porque hay mucha escasez de deuda. Igual optan por una reducción bastante lenta, que puede ser la solución ideal.  Tampoco eso sería mala noticia para las bolsas…

En cualquier caso debemos estar muy mentalizados de que vivimos un momento muy raro de mercados, y de ciclo económico que desconcierta hasta a la FED, y con la volatilidad más baja de la historia en casi todos los mercados ya sean de bolsa, divisas, materias primas o bonos  y en momentos así es muy fácil montarse películas peligrosas, que solo funcionarán en circunstancias tan especiales como las actuales, pero nunca cuando cambien, que a la larga será lo más normal.

Especialmente cuidado con sistemas mágicos que nos parezca que son infalibles. Simplemente podrían estar funcionando en circunstancias tan raras como las actuales. Vean este interesante extracto del libro de New Trading Systems and Methods de Perry Kaufman. Más bien era la situación contraria, es decir miedo a la inflación por alta, al revés que ahora, pero la moraleja es exactamente la misma.
 
La plata y el Nasdaq – demasiado bueno para ser verdad
 
Esta historia sobre el trading de la plata podría aplicarse al índice Nasdaq o al S&P a finales de los 90. La palabra "plata" podría reemplazarse por "Intel". No cabe duda de que las circunstancias reaparecerán de vez en cuando.
 
En 1974, la toma de conciencia pública sobre la inflación causó un interés desbordante en todo tipo de protección frente a la misma, con grandes números de ingenuos inversores comprando plata y oro como protección de su poder adquisitivo. Muchos inversores sofisticados se dirigieron a los mercados de futuros, que ofrecían apalancamiento sobre sus compras; algunos aprendieron cómo utilizar los mercados por sí mismos y otros dependieron de los consejos de terceros.
 
Un sistema de inversión que se vendió en aquella época era más un sustituto apalancado a la compra de lingotes que una estrategia de trading. En el momento en que fue publicado, siempre había funcionado – el patrocinador del sistema lo respaldaba con su reputación. Las reglas del sistema eran:
 
1. Operar con futuros sobre la plata por su valor intrínseco, rendimiento histórico, potencial y demanda fundamental con escasa oferta.
 
2. Utilizar el contrato de futuros que esté a entre tres y siete meses de la entrega para combinar las ventajas de la liquidez y la duración.
 
3. Siempre comprar, nunca vender, porque siempre tiene éxito.
 
4. Compre cuando quiera. Aunque se puede utilizar cualquier método sofisticado, a largo plazo da igual – comprar al azar funcionará igual de bien. Siga el mismo método para añadir a las posiciones o vuelva a entrar tras cerrar una operación.
 
5. Cierre la posición cuando haya un beneficio, no antes.
 
6. Cubra todas las peticiones de garantías adicionales – no permita que el mercado le venza.
 
7. Invierta $5.000 por contrato (5.000 onzas troy). Esto le permitirá un movimiento adverso de $1 por onza (la plata estaba a $4,50 por onza).
 
8. Cuando dude, vuelva a leer el razonamiento de este sistema.
 
9. No permita que nadie ni nada interfiera con el seguimiento de este sistema.
 
¿Cómo les fue a los inversores? Dependió del momento en que empezasen. Comenzar en la primera mitad de 1975, poco después de que fuese publicado el sistema, mostró unos rendimientos por contrato individual entre beneficios de 51 céntimos a pérdidas de 18 céntimos por onza. A continuación, una caída en los precios de la plata produjo pérdidas de hasta $1,02 por onza durante los siguientes 9 meses (ligeramente por encima del 100%), seguidas de una subida de dos meses y pérdidas de nuevo. Este sistema habría funcionado entre 1979 y febrero de 1980 y después habría perdido durante los siguientes 6 años. Un inversor que siguiese estas reglas, entrando al azar, habría tenido una probabilidad de más de 10 a 1 de perder. Cualquier beneficio que hubiese conseguido lo habría perdido después si hubiese persistido en seguir el método.
 
Los mismos resultados se habrían producido operando sobre el Nasdaq. Comprar en cualquier momento durante los 90 habría generado beneficios.
 
Independientemente del método de tendencia, los indicadores, filtros o la diana de dardos que hubiese utilizado, si uno compra y los precios suben, siempre gana dinero. Un trader que continuase comprando entre el 2000 y el 2003, se habría enfrentado a la misma pérdida total que el trader de plata. El único test válido de una estrategia es la capacidad de ganar dinero en distintos tipos de mercados.
 
Al intentar entender cómo un sistema como éste puede tener una posibilidad de llegar al público, recuerde el momento en el que se introdujo. Con los precios aumentando drásticamente, la escasez de comida y la publicidad sobre la devaluación del dólar EEUU, la lógica del sistema parecía justificable. Se habló en serio de crear fondos apalancados de inflación utilizando futuros.

Vimos la misma euforia por parte de los traders inexpertos que compraron el Nasdaq a finales de los 90. No esperaban ninguna pérdida. Estos sistemas cubren una necesidad inmediata, sin importarles las consecuencias a largo plazo. No cabe duda de que, si vuelve a aparecer una inflación alta, u otro mercado alcista, volverán a aparecer sistemas como éste justo cerca del máximo.

Los mercados celebraron el dato de empleo del viernes por todo lo alto. Se celebró que la creación de empleo es enorme. Y es verdad, el paro semanal a mínimos desde los años 70… y esto que para mí es más importante:

s1.jpg

En este gráfico se ve como el número de personas que pasan de estar fuera de la fuerza laboral al estatus de empleado, es el más alto de la historia.

Es posible que estemos dentro o muy cerca de lo que técnicamente se denomina pleno empleo.

Fenomenal ¿no? Pues la economía es muy compleja. De fenomenal nada, pero para nada. Porque el empleo es el indicador más retrasado que existe, el último que da señales de alerta cuando las cosas se ponen feas, y el que siempre se pone perfecto cuando el ciclo está ya a punto de terminar.

Primero se necesita ya una recuperación económica palpable para que los empresarios empiecen a contratar, al final del ciclo pasa justo todo lo contrario. Algunos economistas cifran el retraso habitual del empleo en unos dos o tres trimestres. Es decir el empleo empezaría a repuntar como a los 6 a 9 meses de producirse una recuperación, y llegaría a su plenitud por su retraso habitual muy pegado al final del ciclo económico. Hay que recordar que los datos macro llevan ya tiempo siendo persistentemente malos y que los índices de sorpresas económicas están muy bajos, como no se veía en años. Sírvanse ustedes mismos:

s2.jpg

En el índice de sorpresas económicas de Citigroup, estamos hace poco, en el mayor número de sorpresas desde el año 2011… y el empleo, como va retrasado, pues no se ve afectado en demasía… Y claro si comparamos con el PER de la bolsa…

s3.jpg

Pues la bolsa aún no ha tomado nota de que económicamente las cosas están empeorando…

Fuente gráficos: yardeni.com

Si nos fijamos en un indicador que se confecciona de manera compleja para adelantarse al ciclo y poder predecirlo, el que calcula el Instituto de estudios del ciclo económico ECRI, este sería su gráfico de largo plazo desde los años 60

s4.jpg

Como vemos no estamos en un momento brillante del ciclo, sino más bien en un momento neutral.

Si nos fijamos en el gráfico más detallado de corto plazo, el deterioro reciente es notorio.

s5.jpg

Estaríamos en el peor momento desde hace unos 15 meses y bajando muy deprisa.

Pero volvamos a ese posible pleno empleo en este entorno donde tenemos dudas sobre el momento del ciclo, de momento solo dudas.

El banco francés Natixis publicó ayer una nota, que viene muy bien para este razonamiento, en la que dejaba claro, lo que suele pasar en EEUU en los momentos de pleno empleo, y más teniendo en cuenta que tras muchas dudas, y tras un período expansivo muy largo ahora le ha dado a la FED por ponerse a subir tipos.

El peligro está en este gráfico:

s6.jpg

Vamos a interpretarlo, siguiendo la guía de su autor:

En 1968

En 1973

En 1979

En 1989

En 2000

Y en 2007

Todas las ocasiones en que se llegó a situación parecida de pleno empleo, se vio en breve una ralentización económica en el mejor de los casos, y frecuentemente una recesión.

¡Y justo en este momento sube los tipos la FED y dice que estará bastante tiempo así!

Natixis identifica varios factores que podrían acelerar esta situación:

  • Una bajada de las inversiones de las empresas con bajada de su rentabilidad. A mi modo de ver esto ya se está dando.
  • Un alza importante del precio del petróleo, de momento no parece muy posible
  • Una fuerte bajada de la construcción residencial. De momento no vemos peligro
  • Una recesión en otro país de los grandes. De momento no se ve ninguno.
  • Y ahora el más interesante: Una fuerte corrección de la bolsa dado que en EEUU está caro.

“Pero un momento” dirá el amigo lector. ¿En una situación así puede una caída de la bolsa forzar una recesión? ¡Vaya que si puede! Y de hecho ya ha habido casos en la historia reciente, como tras el crash bursátil del 2008 y gravísima. Hasta no hace muchos años afirmar esto habría sido una herejía económica, pero ya Alan Greenspan cuando era presidente de la FED se dejó de tonterías al afirmar, que en los tiempos modernos, fuertes movimientos de las bolsas arriba y abajo podrían ser los precursores de períodos expansivos y contractivos de la economía, y no al revés como se consideraba hasta entonces.

Natixis llega a afirmar que es imposible con todos estos condicionantes que la economía de EEUU crezca en las circunstancias actuales lo suficiente como para que se justifiquen las previsiones de la FED sobre crecimiento.

En suma, y como resumen, el empleo va muy bien en EEUU, pues vamos a preocuparnos… qué complicado es esto ¿verdad? Históricamente está demostrado que subir tipos a destiempo por parte de los bancos centrales causando ralentizaciones económicas e incluso recesiones, es más norma que excepción. Aún está en la memoria de todos la histórica subida de Trichet muy cerca de lo que sería una gran recesión.

Para terminar una cita, que viene muy al caso de lo que hemos debatido hoy:

Es de Thomas Jefferson de 1.802, que no tiene desperdicio. No olviden la fecha, 1.802...

"Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa, y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron".

Hace bastante tiempo parecía que era apostar sobre seguro el entrar en spread largos en Europa y cortos de EEUU. Parecía que Europa lo tenía todo a su favor. Yo mismo lo recomendé varias veces, al principio fue muy bien, pero al cabo de varios meses cuando se empezó a poner demasiado de moda, se dio la vuelta y acabó saliendo mal. La popularidad del tema, se puede ver en este curioso gráfico de Zero Hedge, con algo de humor sarcástico, de cuando apareció el asunto en la portada de Barron’s

s1.jpg

El tema como decía antes funcionó bien al principio, pero a partir de hace un par de meses, Europa se cansó de hacerlo tanto tiempo mejor que EEUU, y el spread entró en una clara corrección en la que aún sigue, tras el susto introducido por Draghi. Realmente EEUU parece estar impermeable a los problemas, pero en Europa las cosas no nos van tan bien. Cuando no es por Draghi, es por cualquier otra excusa.

Pero el tema está de nuevo encima del tapete. Y yo creo que con razón. Ayer UBS publicó una pieza sobre este tema que está teniendo mucha repercusión. Vean ante todo estos gráficos:

s2.jpg

Desde 2007 lo que lleva EEUU haciéndolo mejor que Europa parece una enorme exageración. La brecha que se ha abierto es impresionante. Por puro sentido común, no parece, salvo grandes noticias en contra en Europa, que sea algo fácil de sostener en el tiempo. De hecho el problema es que EEUU tiene un exceso de valoración. No se trata de que vaya a bajar o no, sino de que por lógica debería subir menos que Europa. Porque al final si nos fijamos en la caída 2007 a 2009, a la hora de bajar sí que se caía a velocidades muy similares en ambos casos.

En el gráfico de la derecha tenemos lo mismo, pero a corto plazo. Con el tema de las elecciones francesas se empezó a hacer mejor, pero al final de nuevo se está haciendo peor, y la culpa no es de Draghi, porque en el gráfico se ve claro que el declive empezó antes.

Por macro esto no se sostiene, vean este gráfico de comparación de PIB entre ambas áreas:

s3.jpg

UBS comenta además que si nos fijamos en el valor en libros, la infravaloración de Europa frente a EEUU es nada menos que del 36%.  Creen que sería mejor spreads a favor de Europa y en contra de EEUU, en materiales básicos, industriales, valores financieros y energía, por ejemplo.

Lo que podría echar por tierra este planteamiento, es que a EEUU le dé por corregir los excesos de golpe. Me parece que como pasó en 2007 y 2008 en caída es misión imposible que recuperemos el spread. Si Wall Street cae en serio, es francamente difícil que no bajemos a la misma velocidad. En mercado base alcista o lateral, sí que sería posible la recuperación. Y creo que es correcto pensar que Wall Street está más o menos en el punto que se indica en este gráfico:

s4.jpg

Podría ser perfectamente que aún quedará por ejemplo a finales de año un último tirón de euforia, para extremar el dolor de los cortos que hay por ahí esperando la corrección, y ya en la euforia, y sin cortos, llegar los problemas en serio. Por CAPE cuadraría también un escenario así, tenemos las terceras mayores valoraciones de la historia solo superadas en las valoraciones alcanzadas antes de dos grandes crisis, pero la realidad es que aunque muy caras, las valoraciones están aún lejos de las que se alcanzaron antes de las caídas. Para una caída profunda, se necesita extremar mucho más las valoraciones, y que en las crónicas se diga cada día, que esta vez es diferente, y que estamos ante una nueva era de valoraciones. Con las valoraciones actuales, no deberíamos esperar si llegara una corrección más que una corrección… pero de ninguna manera un crash. No se ha extremado todo lo suficiente.

Fuente del gráfico: http://www.marketwatch.com/story/this-chart-screams-get-out-of-the-market-2017-07-03?link=sfmw_tw

Vean este gráfico de Natixis:

s5.jpg

No es fácil sostener estas valoraciones en el medio plazo, nada fácil, y si se corrigen Europa irá detrás, Europa tiene capacidad de subir más en un lateral o alcista, pero difícilmente aguanta las correcciones de Wall Street.

Un factor que va a ser absolutamente clave. Que Trump cumpla o no su promesa fiscal con las empresas. Si no cumple caeremos. Si cumple se puede aguantar. En medio hay muchos matices grises, de cumplirla de aquella manera… que son más posibles que los matices blanco o negro.

En fin, que mercados algo dificilillos, y mientras ¿en qué se mueven las manos fuertes…? Pues en este artículo cuenta algunas cosas interesantes:

GOLDMAN SACHS: Here's how to make money in the most boring market in years

http://www.businessinsider.com/goldman-sachs-how-to-make-money-in-the-most-boring-market-in-years-2017-7

Aquí tienen un gráfico resumen de las inversiones que suelen funcionar mejor en entornos de muy baja volatilidad como el actual:

s6.jpg

El punto naranja sería el nivel actual. Las barritas azul oscuro, es lo que han hecho los diferentes activos desde 1990. Y las barritas azul claro, lo que han hecho desde 1990 esos mismos activos, pero solo en períodos de baja volatilidad. La mayoría de inversiones ideales en estos períodos ya están por encima de la media, con lo que se han quedado sin recorrido, aunque aún quedan algunas cosas. ¡Hasta esto está agotado! Ya ven qué pocas oportunidades quedan. No les extrañe esa apatía de las manos fuertes que comentamos a diario en Mundo hedge fund, con su posición neutral larguísima, desde hace meses, solo interrumpida por un breve período modestamente comprador.

Pero si quieren cosas rebuscadas ¡y que funcionan! Vean esta curiosidad:

A living artifact from the Dutch Golden Age: Yale’s 367-year-old water bond still pays interest

http://news.yale.edu/2015/09/22/living-artifact-dutch-golden-age-yale-s-367-year-old-water-bond-still-pays-interest

Cuenta la historia de este bono holandés, vean esta cita traducida:

El bono de Yale, escrito en piel de cabra, fue emitido el 15 de mayo de 1648 al Sr. Niclaes de Meijer por la "suma de 1.000 Carolus Guilders de 20 Stuivers una pieza". Según sus términos originales, el bono pagaría 5% de interés a perpetuidad . (La tasa de interés se redujo a 3,5% y después 2,5% durante el 17 º siglo.)

Los pagos de intereses se registraron directamente en el bono. La junta de agua utilizó el dinero recaudado para pagar a los trabajadores en un cribbinge recientemente construido, una serie de muelles cerca de una curva del río que regulaba su flujo y evitaba la erosión.

Yale adquirió el bono en 2003. Ese año, Geert Rouwenhorst, profesor de finanzas corporativas y subdirector del Centro Internacional de Finanzas, tomó el bono a los Países Bajos para recaudar 26 años de intereses atrasados.

 

Pues ya ven, emitido en 1648 y ahí está pagando sus intereses casi cuatro siglos después…

El petróleo sigue siendo una pieza clave en el rompecabezas macro que tenemos por delante. Lo comentábamos en nuestro vídeo de las 4 claves de la semana el sábado. Nadie cree ya a la OPEP. Su capacidad de influir en el mercado se ha desvanecido desde que el jueves apareció este dato, que la compañía Thomson Reuters ha reflejado muy bien en este gráfico:

s1.jpg

Ustedes mismos. Las exportaciones de la OPEP de Junio las mayores desde hace un año. Casi 1,9 millones de barriles diarios más que el mismo mes del año anterior. La barrita azul es la de Arabia Saudita, como ven muy por encima de los dos últimos meses, y por encima del mismo mes del año anterior. Así que no le echen la culpa como están haciendo a los países fuera del acuerdo. Es cierto que están produciendo mucho más, pero los otros tampoco se quedan atrás. Hay que recordar que solo EEUU produce casi 10 millones de barriles. La cuota de mercado que les estaban quitando a los grandes países exportadores puede que esté detrás de todo esto. Históricamente estos acuerdos no suelen funcionar realmente durante mucho tiempo. Así que prudencia con el barril de petróleo de aquí a fin de año.

Vean en este gráfico de 60 minutos del futuro del crudo cómo se tomó el mercado la aparición de estos datos de exportaciones:

s2.jpg

Como podemos ver la reacción fue fulgurante. En una hora perdió casi 1 dólar completo, y ya no paró de caer.

Y la otra pieza, los bonos, que con  todos los acontecimientos recientes están dando pérdidas. En los últimos 20 años es el tercer peor rendimiento anual, se puede ver en este gráfico:

s3.jpg

¿Y queda potencial de bajada? Pues muchísimo, porque los hedge funds aún ni han empezado a vender, esto ha sido un arañazo, se puede ver aquí:

s4.jpg

Y en los mercados de futuros sigue habiendo mucho largo en bonos a 10 años:

s5.jpg

Por cierto que en el S&P 500 mayor número de largos por parte de los grandes especuladores en 8 semanas, como puede verse aquí:

s6.jpg

Y las cifras que se manejan son gigantescas. En esta semana se han perdido a nivel global 681.000 millones de dólares. Fíjense que cifras tan abultadas… y lo que se podría perder si la caída fuera en serio:

s7.jpg

Fuente: https://twitter.com/Schuldensuehner

Y las bolsas no son indiferentes a las pérdidas de los bonos, como ya hemos visto, de la misma fuente:

s8.jpg

Es decir, en bolsa por esta bajada de los bonos se han perdido en la semana 278.000 millones de dólares. El autor de los gráficos habla de bondageddon…

Los bonos y las bolsas intentan unir su suerte. De hecho la correlación entre la volatilidad de la bolsa y de los bonos está al mayor nivel de toda la historia. Vean este gráfico donde se compara el VIX y el MOVE (que mide la volatilidad de los bonos)

s9.jpg

A vigilar pues  el gráfico de rentabilidad del bund, que es el que manejan las manos fuertes y que por todo lo que estamos viendo será importante para las bolsas y no el de cotizaciones:

s10.jpg

Soporte clave en el +0,50%... mientras no se meta por debajo puede llegar al +1%, y teniendo en cuenta que a mediados del 2016, estaba casi a -0,20%, es decir, rentabilidad surrealista negativa. Todos los que compraron con esa rentabilidad ahora están perdiendo mucho dinero.

Hace unas líneas hablábamos de la influencia de la renta fija sobre las bolsas. El otro día incluso poníamos un gráfico donde se veía que así era. Pues bien, Gonzaga, nuestro profesor de Largo Plazo en el Master anual, se puso a estudiar de una forma muy concienzuda y eficiente, como suele ser habitual en él, este asunto y ha encontrado un método de inversión basado en estos principios que funciona muy bien. Lo pueden ver en este artículo:

Una idea sencilla: cómo usar las letras del tesoro para batir al mercado

https://slowinver.com/una-idea-sencilla-para-batir-al-mercado/?mc_cid=15e8f2a6cc&mc_eid=6c34ac3925

Les destaco una cita, aunque recomiendo leer todo el artículo:

Asi que he cambiado el sistema para usar el índice SP500 equal weight total return. O lo que es lo mismo, el índice de antes pero suponiendo reinversión de dividendos.

Resultados finales:

s11.jpg

Ahora si, doblamos al índice SP500. Y con 34 operaciones en 15 años, un promedio de 2 al año.

Y veamos una última correlación bonos bolsa. ¿Saben cuál estiman algunos expertos como los del banco francés Natixis que es el mayor peligro para las bolsas? Una grave crisis de deuda que se inicie donde menos esperamos…en Japón.

Ya saben que el viernes el Banco de Japón decidió, que va a mantener los tipos de sus bonos a 10 años al cero por ciento. Teniendo en cuenta que las rentabilidades de los bonos al mismo plazo en el área dólar y en la zona euro, ya son claramente mayores, no duden que esto va a provocar una salida crónica de capitales de Japón, mientras le endosan al temerario banco central de ese país todo el papel al nada por ciento que vaya saliendo. Los inversores venderán deuda japonesa para comprar deuda más rentable, y todo ese papel se lo queda el Banco central de Japón. Su balance ya es un disparate total, el peor del mundo desarrollado, pero seguirá creciendo más y más…

s12.jpg

Hasta el infinito y más allá…

Natixis cree que todo esto va a llevar a fuertes ventas de yenes, que causarán serios problemas. Aunque estiman que esto no ha pasado aún por la grotesca consideración que tiene el mercado, y sobre la que ya hemos llamado la atención muchas veces de que el yen es “valor refugio”. ¡Pues menudo refugio! Es difícil de entender, dónde ven el refugio… Si este factor totalmente psicológico se pierde, el yen por fundamentales debería caer literalmente a plomo. Y provocar una crisis de esta moneda, que podría terminar arrastrando a las bolsas. De momento tomemos nota de que invertir en yenes por aquello del valor refugio, es muy poco sensato.

s13.jpg

Como ven mucho mejor rentabilidad en otros bonos que en Japón al nada por ciento, en este plazo de 10 años.

Ya ven, bonos-bolsa, mucha riqueza de correlaciones. Un mundo a estudiar y profundizar.

En fin, nos adentramos ahora en un nuevo factor clave, la temporada de publicación de resultados, así que no está de más, que veamos cuales son las previsiones por sectores. Fuente: FacSet

s14.jpg

Como vemos las telecos son las hermanitas pobres de la temporada, mientras que las energéticas y las tecnológicas serían las estrellas.

En un mercado difícil como este, hay que buscarse la vida para encontrar oportunidades más o menos ocultas.  Vamos a intentar ver algunas, siempre pensando en el largo plazo, nunca en el corto, este tipo de cosas, pueden necesitar tiempo para dar su efecto. La idea es que vean en que cosas suelen pensar y actuar las manos fuertes cuando se está en mercados trabados como este, y algunas de las operaciones en que pueden pensar. No es nada problemático que nosotros pensemos igual. Cuatro ejemplos para ilustrar el asunto.

  • Las materias primas desde hace 45 años nunca han estado tan “baratas” en comparación con las bolsas. Es un extremo de mercado entre en el spread GSCI, es decir índice de Goldman de commodities, contra S&P 500. Una de dos, o las materias primas suben o las bolsas bajan…En este gráfico se ve muy claro:

s1.jpg

Como ven es un récord desde que se calcula. El extremo es muy importante, y sería bastante posible una vuelta a la media, o al menos una mejora del ratio, siempre hablando del largo plazo. Podría ser largo de materias primas corto de S&P 500. Pero esperando que pase julio. ¿Por qué? Pues porque Julio estacionalmente es el mejor mes del verano, y si no vean este gráfico:

s2.jpg

Como ven mayo, junio, agosto y septiembre muy problemáticos, y julio en cambio desde 1928, y especialmente en los últimos 10 años es muy fuerte. Creo que sin duda este fenómeno debe venir o por las reacciones a la temporada de resultados. O bien porque se va terminando conforme avanza el mes el blackout de recompras como ya explicamos detenidamente en un artículo anterior. O quizá una mezcla de cosas, con certeza nunca se sabe. Tienen más información sobre esta estacionalidad veraniega, bastante peculiar, pero totalmente habitual en este enlace:

https://lplresearch.com/2017/07/03/2017-so-far/

Por todo ello no menospreciemos por si acaso la bolsa hasta finales de julio. El período de agosto y septiembre de media, es muy problemático ya. Y creo que en la memoria de todos están algunos meses de agosto recientes, que nos dieron a todos las vacaciones.

Si queremos entrar ya con el microscopio dentro de julio donde se hace mejor o peor la pauta la tienen en este otro gráfico:

s3.jpg

Fuente: Trader Almanac.

Como vemos para el Russell no se cumple la pauta, es un mal mes, para los demás sí, con un retroceso estacional fuerte hacia mediados de mes.

  • Barclays decía ayer que había calculado que desde hace varias décadas nunca los bancos europeos habían estado tan bajos de valoración comparado con los bancos americanos. Podría ser aprovechar correcciones importantes de bancos europeos, que ahora parecen a pesar de esto en el corto plazo algo altos, para largos de bancos europeos y cortos de los americanos. Si bien, para este spread, igual sería interesante, esperar que pasara la temporada de publicación de resultados, porque podría extremarse más aún en el corto plazo.
  • Vean este interesante gráfico que publicaba la agencia Reuters hace pocos días

s4.jpg

 

Es el spread entre los etfs de value y el de crecimiento, Respectivamente IVE e IVW. Cuando el spread cae que es lo que viene haciendo desde 2012, el etf de value lo hace de forma regular peor que el de crecimiento. El de crecimiento rebotes aparte, lleva 5 años machacando al de value. Ahora las cosas se han extremado ya más de la cuenta. En ese mínimo que se ve, hablamos de mínimos de 17 años, esto anda muy sobrevendido. Para darle una vuelta por posible spread a la contra.

  • Otro tema de moda, operar con el “índice” FANG. O lo que es lo mismo un hipotético índice compuesto solo por 4 valores. Facebook, Amazon, Netflix y Google (Alphabet). La idea nació del popular Jim Cramer. Se sacan gráficos como si fuera un índice real. Por cierto ahora está formando un HCH que trae a muchas manos fuertes apostando a que aún les queda caída, aunque con estas figuras hay que llevar mucho cuidado, fallan mucho. Este gráfico es una de las variantes en euros del índice:  

s5.jpg

 

Como podemos comprobar el gráfico es muy muy parecido al del Nasdaq y eso que son solo 4 valores:

s6.jpg

Como ven se parecen mucho con lo cual se puede jugar al spread entre ambos. El HCH del FANG es más claro.

También es interesante estudiar el FANG pues suele ser precursor de lo que va a hacer el mercado, la capacidad de arrastre de los FANG es muy importante, especialmente claro está entre las tecnológicas.

Para terminar, y sin dejar el tema de las cosas que manejan las manos fuertes, es muy interesante leer este excelente artículo de Estratega financiero:

Indicador de diferenciales de tipos (spread curva de tipos)

https://estrategafinanciero.com/indicador-curva-de-tipos-spreads/?platform=hootsuite

Ya hemos hablado largo y tendido sobre que las inversiones de curvas de tipos son peligrosos indicadores de que viene una recesión. Pues bien Jorge Segura en el artículo ha perfeccionado y simplificado esto de manera muy eficiente. Vean esta cita:

 hay tres cosas que tenemos que tener claras:

  1. a) La economía está completamente globalizada, el foco puede nacer en una zona como México, Rusia o Indonesia (como ya pasó en los 90) y propagarse al resto de las economías.
  2. b) No sabemos si Estados Unidos tendrá siempre el mismo peso en la economía mundial, puede ir cambiando.
  3. c) La economía va evolucionando y con ella sus crisis y la manera en que se dan. Pero siempre han necesitado, necesitan y necesitarán financiación.

Por eso busco un indicador que recoja todo ese riesgo de conjunto. (si finalmente es posible).

El gráfico que obtenemos es el siguiente:

s7.jpg

Para comprenderlo bien hay que leer todo el artículo, pero la idea es muy muy buena y creo que la deberíamos aplicar todos.