LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Hoy hemos tenido un pésimo dato de empleo. Los más escépticos empezarán a asumir en EEUU que el enfriamiento les llega. Ayer el BCE tras negar la evidencia durante algún tiempo no le quedó otra que asumirlo.

Y no nos equivoquemos los aranceles de Trump tiene mucha mucha culpa de este enfriamiento económico. Es una medida mala y errónea por mucho que a él le parezca que no.

Veamos otro ejemplo histórico.

El 7 de junio de 1930 en plena Gran Depresión se aprobó en EEUU lo que se llamó la Ley Hawley-Smoot.

Fue una ley propuesta por estos dos senadores y que colocó aranceles como medida mágica para paliar la depresión.

Vean esta cita de la Wikipedia:

"Lo destacable de esta norma fue el notable aumento de los aranceles fijados y su extensión a cerca de 20.000 productos importados, lo que causó un fuerte impacto en el comercio internacional de la época. De hecho, las tasas de aranceles en la Ley Hawley-Smoot fueron los segundos más elevados de la historia estadounidense, después de los fijados en la Ley de Aranceles de 1828, pero con la diferencia que a un siglo de distancia los EE. UU. se habían transformado en el principal mercado de importación y exportación del mundo.

El incremento de los aranceles estuvo destinado a proteger a los agricultores y trabajadores de EEUU contra la competencia foránea, especialmente después que se agravara la Gran Depresión. Si bien el presidente Herbert Hoover mostraba deseos de aumentar los aranceles a los productos agrícolas en febrero de 1929, tras el jueves negro de octubre de ese año los senadores Smoot y Hawley postularon la urgencia de elevar los aranceles también a productos industriales, presentado su propuesta en marzo de 1930 ante la Cámara de Representantes.

Ya con la propuesta de elevación de aranceles agrícolas en febrero de 1929 el gobierno de EEUU había recibido protestas de 23 países que se veían perjudicados como socios comerciales, entre ellos Canadá. No obstante, la versión final propuesta en marzo de 1930 aumentaba más el alcance de los nuevos aranceles e incrementaba sustancialmente las tasas de éstos, lo cual motivó una protesta formal de 1028 economistas de todo Estados Unidos, firmando una petición para que el presidente Herbert Hoover vetara el proyecto en el Senado.

Desde luego que este medida de poner aranceles se tomó en otro momento histórico diferente alctual se tomó en otro momento histórico. Pero mi teoría es que estas cosas nunca salen bien, y de hecho ya estamos viendo que con todos los aranceles que ha colocado Trump, el déficit comercial se ha ido a máximos históricos, porque los chinos por ejemplo han dejado de comprarle.

El problema de este tipo de cosas es que lógicamente los demás países no se quedan de brazos cruzados y contratacan con medidas que hacen mucho daño a EEUU. Vean lo que pasó siempre siguiendo la Wikipedia en aquella ocasión:

Tal como muchos habían temido, surgieron de forma inmediata en todo el mundo las represalias comerciales contra EEUU. Canadá, el principal exportador de productos agrícolas al mercado estadounidense, decidíó elevar sus aranceles en un 30% contra 16 productos originarios de EEUU, mientras formaba nuevos vínculos económicos con la Commonwealth británica. Por su parte Gran Bretaña y Francia adoptaron también medidas de proteccionismo como represalia contra la Ley Hawley-Smooth, mientras que Alemania optaba por aspirar oficialmente a la autarquía económica en lo que fuese posible o desarrollar lazos comerciales sólo con Europa. Otros países a lo largo del mundo adoptaron medidas de represalia parecidas en lo que fuese posible, o dirigieron sus exportaciones preferentemente a mercados ajenos a los Estados Unidos.

Si bien los primeros efectos de la Ley Hawley-Smoot beneficiaron a corto plazo a las industrias estadounidenses y a los agricultores de ese país, con el transcurso de los meses se apreció que las represalias arancelarias del resto del mundo perjudicaban el comercio internacional y particularmente la exportación de productos estadounidenses, causando perjuicios a su industria".

 Ahora en menor escala pasará igual.  Será pan para hoy y hambre para mañana, es una medida desfasada en un mundo que no funciona ya así, y que no traerá nada bueno para nadie. Ojala se llegue a acuerdos pronto y se vayan quitando aranceles.

Vean este gráfico:

s1.jpg

Fuente: https://twitter.com/OddStats

Como ven 100$ invertidos en el S&P 500 tras esta declaración solo valían 20 poco tiempo después, no se hizo más que bajar desde la ley.

Insisto esto hay que verlo en contexto. Se estaba en depresión y la medida fue tremenda sobre 20.000 productos, pero sólo he pretendido dejar clara la idea central, que no es otra que  estas cosas, no suelen funcionar bien.

Los mercados llevan ya tres años acostumbrándose a que Trump no es un presidente como los otros. Dudo mucho que en varias décadas haya habido un presidente con tanta influencia sobre los mercados. Su carácter pintoresco, sus salidas de tono, sus tweets capaces de hundir mercados o dispararlos. Los despidos masivos de cualquier político a su alrededor que le lleve la contraria. Sin precedentes el número de altos cargos que ha cambiado en su presidencia. 

¿Qué otro presidente con un breve mensaje de texto pudo provocar no hace mucho tiempo una caída del petróleo de la envergadura que registró?

No hace muchos días otro tweet, de unas pocas frases protestando por el precio del petróleo ha detenido al futuro del crudo desde hace muchas sesiones. Es como si su tweet hubiera dibujado una imaginaria resistencia técnica, la realidad es que de ahí no pasa.

Ha provocado caídas violentas de valores, con otro tweet, y si no que se lo digan a uno de sus más odiados enemigos ¡Amazon! Nunca se había visto a un presidente descendiendo a este tipo de cosas, a amenazar valores concretos y a presidentes de compañías con hundirles.

Y no digamos las reacciones del mercado simplemente por la aplicación de su programa electoral.

Su programa de reducción de impuestos causó una subida tremenda, tan acelerada, que desembocó en un brutal ajuste en el mes de febrero. Pero fueron muchos meses de subida interminable.

Luego empezó a aplicar sus ideas puede que de otro tiempo, pero estaban en su programa de establecer guerras comerciales por todos lados.

Especialmente la guerra comercial con China.

Una guerra comercial que lleva meses moviendo mercados. Que ha acelerado violentamente la caída de la economía china, y que ha afectado gravemente de manera global a todas las economías. Y lo peor de todo, es que a pesar de su retórica a EEUU no le ha servido para nada. El déficit comercial que se suponía se iba a arreglar con estas medidas toca máximos históricos.

Podemos estar a favor o en contra de este presidente, de acuerdo o en desacuerdo con él, pero tenemos que aceptar la realidad. Trump mueve mucho más mercado que la mayoría de indicadores y cosas que antes movían las bolsas.

Y vengo a hacer este razonamiento, porque si partimos de la base de que mueve mercado con facilidad y él lo sabe, debemos reflexionar sobre algo.

Trump se presenta a su segundo mandato en noviembre del año que viene. Y desde luego no tiene ninguna intención de no conseguir un segundo mandato, como han conseguido la mayoría de sus predecesores.

Y Trump, ya ha empezado a dejar caer de manera expresa, para quien quiera oírle, que la bolsa es muy importante de cara a su elección. Lo tiene clarísimo. Y va a hacer todo lo que esté en su mano para que la bolsa no se desplome. Y creo que ya ha dado sobradas muestras de lo que es capaz.

Lo que hemos dicho antes no es nada, si tenemos en cuenta que fue capaz de acogotar a toda una Reserva Federal, llamándoles ineptos, y dejando claro que Powell podía ser despedido de inmediato. Algo no tan fácil legalmente, pero a él le daba lo mismo y bombardeaba insultos y amenazas. Luego ya tiene a Kudlow y a Pompeo como fontaneros y bomberos de todo lo que dice.

Nunca jamás en la historia de los EEUU se había visto a un presidente atacando de esa manera a su banco central, y amenazándole de esa manera. Y como no hemos nacido ayer, sino hace muchos años, no nos creemos la “casualidad” de que justo cuando llegan las amenazas pidiendo que dejaran de subir los tipos de interés, Powell que es invitado a una misteriosa cena con Trump, cambia radicalmente de opinión pocas horas después. Y a la vez “casualmente” toda la FED cambia de opinión…

Trump venció… y los mercados se tranquilizaron.

Y se propone bajar el petróleo y lo consigue, y los mercados encantados.

Y de vez en cuando suelta una andanada contra el dólar y el dólar baja y los mercados encantados.

Estamos todos, si somos sinceros, pensando que esto es imposible que suba más. ¿A qué si? Y pensamos que está muy sobrecomprado, y que estamos en enfriamiento económico y que ya se ha subido mucho…Pero ojo con el medio plazo. Ahora tenemos el put Trump. Un presidente dispuesto a cualquier disparate o numerito por alucinante que sea, con tal de que los mercados aguanten el tipo.

Bien es cierto, que para noviembre queda mucho, y que podríamos tener sustos, seguramente los tendremos, pero cuando llegue el susto él va a actuar, y el put Trump va a estar siempre ahí.

Por otro lado, aunque aparentemente nos dé la sensación de que el mercado ya ha descontado totalmente el acuerdo con China, la realidad es que si ese acuerdo supone el levantamiento de aranceles masivos por ambas partes, ojo, porque automáticamente en relativamente poco tiempo, los PMIS de manufacturas empezarán a girar. En este enfriamiento económico se ve claro que no es servicios el problema, sino el sector industrial. En el momento en que China se quitara de encima los aranceles, y empiecen a comprar productos americanos, esto podría hacer de correa de transmisión al resto de economías globales. Y si las bolsas intuyen que el ciclo de enfriamiento se va deteniendo van a anticipar el giro con mucho tiempo.

Conclusiones: El put Trump es mucho más importante de lo que se puede pensar a primera vista. Y las bolsas lo tienen puesto de forma gratuita hasta primeros de noviembre del año que viene.

No lo menospreciemos, como mínimo lo tenemos que tener encima de la mesa en nuestro análisis.

Cuidado no obstante con una cosa...El put Trump está puesto en Wall Street, pero en Europa cuidado. No se puede descartar que si Trump consigue el acuerdo con China ataque de inmediato a Europa, Japón e India con aranceles. Y esto no sería bueno para sus bolsas. Dudamos que sean aranceles generalizados como con China, eso sería muy improbable. Pero sí sobre productos concretos. En concreto sobre los automóviles alemanes el peligro es máximo. Será una negociación a cara de perro, entre alguien tan imprevisible como Trump y la euroesclerosis habitual europea. Entre alguien que no tiene paciencia y los que tienen demasiada siempre...

Como llevamos varios días con análisis complejos, hoy vamos a dedicarnos a curiosidades del mercado, simplemente, sin mayores pretensiones.

Ahí va la primera.

Es una evidencia que en los mercados financieros pesa mucho el factor psicológico. Las emociones excesivas son un gran lastre para el inversor y una de las causas más habituales de no conseguir los objetivos impuestos como inversor profesional o particular. Esto es un hecho incuestionable.

Por eso se ha escrito en varias publicaciones serias que un psicópata, desprovisto de sentimientos, podría ser el inversor ideal. Ninguna emoción podría perturbarle se pensaba.

Bueno, esto nunca ha sido algo relevante, francamente nadie quiere vérselas con un psicópata.

Para empezar es que los psicópatas si pueden sentir emociones, y si no vean esta cita de la Wikipedia:

Un mito muy extendido es que los psicópatas no pueden o no sienten emociones. Tal como se ha explicado en la definición científica de la psicopatía, no se puede considerar a todos los psicópatas por igual. Hay psicópatas que pueden sentir perfectamente el espectro normal de emociones humanas y hay otros que no. Gracias a la nueva tecnología fMRI, se han realizado recientemente estudios que revelan que los psicópatas que tienen déficits emocionales, los tienen en todas las emociones.78

Cuando el público general oye el término "psicópata" inmediatamente piensa en violencia. Sin embargo, la psicopatía existe tanto en el mundo criminal como en el mundo civilizado y muchos psicópatas no tienen ninguna historia de violencia en su pasado.9​ Esto no significa que no haya psicópatas con tendencia a la violencia, pero lo contrario (que todos tengan esa tendencia) es igual de falso.

¿Y por qué vengo a comentar todo esto? Pues por un estudio que se ha dado a conocer que está teniendo bastante repercusión.

Los administradores de fondos de cobertura con tendencias psicopáticas perjudican a los inversores

Leanne ten BrinkeAimee Kish , Dacher Keltner

El estudio destroza el mito de que un psicópata es el inversor perfecto.

Aquí ven el resumen

En general se supone que los rasgos de personalidad psicopáticos promueven el éxito en contextos competitivos y de alta potencia, como la inversión financiera. Por el contrario, los estudios empíricos encuentran que los líderes psicópatas pueden ser encantadores y persuasivos, pero de bajo rendimiento que manejan mal, intimidan y se involucran en conductas no éticas. Al codificar comportamientos no verbales mostrados en entrevistas semiestructuradas, identificamos las tendencias psicópatas, maquiavélicas y narcisistas en 101 gestores de fondos de cobertura, y examinamos si estos rasgos estaban asociados con el rendimiento financiero a lo largo de 10 años diversos de volatilidad económica (2005-2015) . Los gerentes con mayores tendencias psicopáticas produjeron rendimientos absolutos más bajos que sus pares menos psicópatas, y los gerentes con mayores rasgos narcisistas produjeron menores retornos ajustados al riesgo.

Así que respiren ustedes tranquilos. No hace falta ser un psicópata para ser un buen inversor.

Y ahora la segunda curiosidad que no tiene nada que ver con la primera.

Las complejas relaciones entre las bolsas y los políticos.

Es curioso que por una vez en la historia se haya subido tanto por un político, por Trump, porque las bolsas y los políticos y las bolsas no suelen llevarse bien.
 
Hay un curioso trabajo a este respecto de los profesores Michael F. Ferguson de la universidad de Cincinnati y de Douglas Witte de la Universidad de Missouri. Los resultados son contundentes y demuestran con claridad que los mercados se ponen nerviosos cuando los políticos andan reunidos, quizá por aquello de que, como dice el refrán, "reunión de pastores, perdición de las ovejas".
 
Se tomó como referencia al actividad del Congreso, que de hecho es una de las actividades políticas más light, si esto lo llega a hacer con reuniones como las antes citadas estoy seguro que habría salido todo más exagerado aún.
 
Pueden ver el estudio en este enlace:
 
papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm
 
Resulta que el Congreso de EEUU no ha estado reunido de media unos 116 días al año en los 105 años del Dow Jones, el resto del tiempo han estado debatiendo.
 
Pues bien, el 90% de las ganancias del Dow Jones desde 1897, es decir, desde hace más de 100 años, y el 70% de otros índices importantes, están concentradas exactamente en los días en que el Congreso está cerrado y además la volatilidad -y esto es casi más importante- es sensiblemente más baja cuando no hay sesión en el Congreso y más alta cuando sí la hay.
 
Cuentan que un dólar invertido en el Dow Jones en 1897, usando una táctica de estar sólo cuando no hay sesión, en 2001 se habría convertido en 216, excluyendo dividendos y comisiones para mayor simplicidad. Ese dólar invertido en 1897 en lugar de convertirse en 216, se convierte sólo en 2 dólares si lo que se está es siempre dentro de mercado cuando hay sesión. Realmente curioso.
 
Curiosamente, los beneficios son menores y la volatilidad mucho más alta cuando el gobierno es impopular.
 
Para ser exactos las cifras serían las siguientes:
 
Desde 1897 a 2004, el Dow Jones obtiene el 93,3% de sus ganancias totales en los 12.657 días en que el Congreso no está reunido, frente a los 16.919 días en que sí lo está. La media anualizada de días en sesión es de sólo +0,38% al año, mientras que la media anualizada de días en que no hay sesión es de +5,30%.
 
En el SP desde 1957 a 2004, tenemos que el 73,4% de sus ganancias totales están en los días en que el Congreso no está reunido. La media anualizada de días en sesión es de solo +1,87% al año, mientras que la media anualizada de días en que no hay sesión es de +5,17%.
 
Así que confirmado, las reuniones de políticos tienden a deprimir a las bolsas. Qué gran verdad es ese refrán del que les hablaba antes: reunión de pastores, perdición de las ovejas.

Y claro el político más grande del mundo es el presidente de EEUU.

Veamos hablando de presidentes ahora una pauta curiosa. La mayoría de las veces, cuando inicia mandato un presidente hay una bajada en el S&P 500, las pocas veces en que esto no pasa y el nuevo presidente empieza con la bolsa sin corregir el mandato es un festival alcista, y si no vean el gráfico siguiente. Y ya saben cómo va esta legislatura… en fin, solo es una curiosidad, en cualquier caso el gráfico sirve para ver cómo le fue a cada presidente, en el gráfico no está incluido Trump.

s1.jpg

 

Vamos a retorcer esto  ahí va un  gráfico similar al anterior de cómo le fue al Ibex ante cada presidente de los EEUU, aquí lo tienen:

s2.jpg

 

Y aquí tienen otro de cómo reaccionan las bolsas desde 9 meses antes hasta 24 meses después de nombrar a un presidente nuevo.

s3.jpg

Se aprende mucho cuando repasamos la historia bursátil sobre la situación actual. Cuando se ven las cosas bajo la perspectiva del tiempo todo se relativiza mucho.

¿Qué les parecemos si comparamos como eran las bolsas en 1900 con las actuales? Verán que cosas más interesantes.

Vamos a basarnos en este trabajo:

Excelente publicación la que ha hecho Credit Suisse:

Credit Suisse Global

Investment Returns

Yearbook 2018

Elroy Dimson, Paul Marsh, Mike Staunton

Pueden ver un resumen aquí :

http://publications.credit-suisse.com/index.cfm/publikationen-shop/research-institute/credit-suisse-global-investment-returns-yearbook-2018-en/

Ahí va un primer gráfico que ya da para una gran reflexión:

s1.jpg

El tamaño relativo de las bolsas a nivel mundial del 31 de diciembre de 1899 con el del 31 de diciembre de 2017.

En aquel lejano día, la bolsa de Londres lo era todo. Era el 25% de todo el negocio bursátil del mundo. Ahora todo eso queda muy lejos, “sólo” es el 6,1%.

En cambio el emergente entonces EEUU, que era “sólo” el 15% mundial, ahora es el 51,3%.

Los giros de la historia, nada es para siempre, nada, los imperios caen y suben…

¿Y qué me dicen la bolsa rusa? En aquella época aún no había estallado la revolución bolchevique y aún había bolsa y era el 6,1% del mundo, ahora tiene un tamaño insignificante.

Alemania antes de meterse en el berenjenal de las dos guerras mundiales era enorme casi el 14% del mundo. Ahora está muy lejos de eso con el 3,2%.

No había bolsa japonesa entonces, y ahora es más del 8% del mundo.

Ya ven como cambia la historia.

¡Definamos largo plazo! J

Otro gráfico desde 1900 que desmitifica.

Se suele decir ¡el dinero está en las bolsas emergentes! Las bolsas desarrolladas dan mucho más dinero, pues un craso error:

s2.jpg

En 117 años la línea azul son los mercados desarrollados y la línea amarilla los emergentes.

Siempre dio más dinero el mercado bursátil de países desarrollados. Excepto en 1917 cuando estalló la revolución rusa. Debido a que los inversores perdieron todo su dinero, temporalmente las bolsas desarrolladas lo hicieron peor.

¿Y cuánto se habría ganado invirtiendo en diferentes clases de activos? Parece que una perspectiva de 118 años sí que es válida, pues aquí lo tienen:

s3.jpg

La inversión en bolsa gana por goleada. Ajustado por inflación que es lo que vale, se habría ganado un 6,5% en bolsa, con grandes sustos por el camino. Se habría ganado un falso 3,7% invirtiendo en deuda a corto que teniendo en cuenta la inflación se queda en el 2,6%. Y en bonos a largo plazo un 2% anual teniendo en cuenta la inflación. Si no la tenemos parece que hubiera sido una inversión muy tranquila y estable, pero es falso. Miren la línea amarilla del gráfico de la derecha, contando la inflación los bonos no dieron rentabilidad casi en décadas. La bolsa en ese aspecto se ha mostrado siempre imbatible. Para la reflexión esas rentabilidades ajustadas con inflación para los bonos…

Lo mismo que acabamos de ver pero por países.

s4.jpg

Llamo la atención sobre el caso de España. Aquí la brecha entre la rentabilidad real de bolsas y bonos es mucho más estrecha. También la bolsa habría ganado más, pero mucho menos que en EEUU. En todos los países de la muestra en el largo plazo la bolsa se muestra imbatible. Incluso en Japón a pesar del crash que tuvieron en los años 80.

¿Y en que hubiéramos ganado más en el largo plazo? ¿En valores pequeños, medianos, grandes? Pues aquí tienen la respuesta:

s5.jpg

Cuanto más pequeños los valores más rentabilidad acumulada tienen, aunque ojo a los drawdowns, se ven un poco mal porque el gráfico es de muy largo plazo, pero los períodos malos de estos valores han sido más profundos. El valor grande siempre lo tiene todo más amortiguado, ganancia y pérdida.

Y un último gráfico, precios inmobiliarios de estos 118 años:

s6.jpg

Por ahí se ve alguna burbuja aún sin pinchar.

En el trabajo pueden ver muchos más gráficos, y explicaciones profundas de todos ellos, merece la pena leerlo. Mi único objetivo en este artículo, era darles unas pocas pinceladas, de si nos metemos de verdad en el análisis del largo plazo, cuales suelen ser las claves del mismo. Siempre es bueno saber si la circulación atmosférica viene del este o del oeste ¿no les parece? En España, por ejemplo las borrascas vienen de oeste hacia el este…

Para terminar una curiosidad del euro.

Lo publicó el año pasado la web alemana Seasonax siempre pendiente de pautas estacionales curiosas.

Vean el euro por días de la semana:

s7.jpg

Pues ya ven el lunes es el día negro para el euro y en los viernes acumula todas sus ganancias.

Y aquí tienen otro gráfico

s8.jpg

Desde el año 2000, un inversor que solo comprara euros los lunes y cerrara al final del día, habría perdido dinero y se habría perdido toda la subida del euro. Un inversor que solo llevara 18 años comprando euros los viernes habría ganado mucho más de lo que lleva subido el euro.

Se lleva mucho tiempo pronosticando una caída mucho más fuerte del euro, pero esta nunca se produce, y es que es no están fácil que el euro baje demasiado.

Parece claro que el euro solo se puede debilitar seriamente, si entramos en una crisis y el dólar empieza a jugar su rol habitual de valor refugio. Siempre sucede así.

Así el dólar subió frente al euro en la crisis del 2008 o en la crisis de la zona euro en 2012, entre otras.

Pero si no hay crisis difícil esta.

Vamos a intentar explicarlo de manera sencilla porque es algo complejo y lo importante es que se vea clara la idea central.

Nos vamos a apoyar en un estudio del banco francés Natixis.

El punto central es que el euro desde hace tiempo se ha convertido en una moneda de reserva. El dólar en mucho mayor medida lo es, desde hace mucho, y el euro aunque en menor medida también lo es.

Veamos la definición de moneda de reserva según la definición de Wikipedia: 

Una moneda de reserva es la moneda que es utilizada en grandes cantidades por muchos gobiernos e instituciones como parte de sus reservas internacionales. Además también tiende a ser la moneda a través de la cual se establecen los precios de bienes comerciados en el mercado global tales como el petróleo, el oro, etcétera. Más recientemente algunos países, especialmente en Asia, han estado acumulando enormes reservas con el propósito de fortalecer la competitividad de sus exportadores al no permitir la apreciación de la moneda local. También lo hacen con el objetivo de contener grandes y rápidas entradas de capitales y para amortiguar grandes crisis financieras como la crisis financiera asiática.

Esto permite al país emisor la compra de productos a unas tasas marginalmente más baratas que otras naciones, que tienen que cambiar sus monedas con cada compra, incurriendo en unos costes de transacción (para las monedas más importantes, este coste de transacción es inapreciable con respecto al precio del producto). También permite al gobierno la emisión de moneda para endeudarse a una mejor tasa, ya que siempre habrá un mercado mayor para esta moneda que para otras.[cita requerida]

Bien pues la principal moneda de reserva del mundo es el dólar. Según los datos de Wikpedia con un total de acumulación del 64% en esa divisa. La segunda del mundo es el euro con una acumulación del 20%. Aunque esto es muy fluctuante y ha llegado a tener casi el 27% en los mejores momentos.  Ya a mucha distancia tendríamos a la libra y al yen con apenas 4%.

Por lo tanto las monedas de reserva mundiales son el dólar y el euro.

Pues bien, que pasa con las monedas de reserva :

  • Reciben capitales de todos lados.
  • A EEUU estos capitales les viene de maravilla. ¿Por qué? Pues porque tienen un fuerte déficit exterior y una deuda externa fuerte.
  • Pero al euro le llegan capitales que no necesita. ¿Por qué? Porque tiene superávit y una deuda externa muy baja.

Vean estos gráficos:

s1.jpg

Como ven gráficos impactantes. El gráfico 4ª es la balanza por cuenta corriente en % del valor del PIB. Eurozona es la línea negra y EEUU la azul.

Déficit fuerte en EEUU crónico y superávit importante en la zona euro.

Y en el gráfico 4b con los mismos colores vemos los activos o deudas exteriores netas en % del PIB.

Europa tiene unas deudas netas muy ligeras exteriores. EEUU tiene unas enormes deudas exteriores y además que van creciendo.

¿Resultado? Pues Natixis comenta que la zona euro no tiene unos activos que ofrecer al capital que entra en la misma escala que EEUU, así que los capitales que entran y no son necesarios provocan una sobrevaloración crónica o estructural del euro sin solución fácil a medio plazo. Solamente una crisis, rompería el equilibrio pues el dólar haría valer su rol de valor refugio, que en eso es imbatible.

Este factor macro va a seguir pesando como una losa sobre la cotización del euro.

En resumen, que no deberíamos esperar grandes caídas del euro por todo lo expuesto en el artículo no solo por este factor salvo crisis.

Y hablando de crisis, que eso sí que podría perjudicar al euro, el verano suele ser traicionero para estas cosas, especialmente septiembre. Y más teniendo en cuenta que las bolsas una vez descontado el acuerdo con China tendrán falta de catalizadores alcistas.

Septiembre es un mes peligroso, lo avisamos con tiempo ¿Cómo de peligroso?
 
Vean este artículo del año pasado de Fund People:
 
¿Deparará septiembre más sorpresas bursátiles? La historia dice que sí
http://www.fundspeople.com/noticias/deparara-septiembre-mas-sorpresas-bursatiles-la-historia-dice-que-si-214087
 
Vean esta cita:
 
Malas noticias para los inversores (o buenas si son contrarians): la evidencia histórica demuestra que, desde 1957, el único mes que siempre ha marcado la misma pauta para el S&P 500 es septiembre; en concreto, el índice ha registrado pérdidas medias del 1% durante el noveno mes del año en los últimos 58 años.

Es la conclusión de un análisis realizado por BlackRock a partir de datos de Bloomberg, del que se hace eco Russ Koesterich, estratega jefe de la gestora. Éste destaca otra conclusión del estudio, el hecho de que septiembre figure “como el único mes en el que el mercado ha caído más veces de las que ha subido”. Con todo, Koesterich cree que “lo que distingue realmente a septiembre de otros meses son los meses malos”. Se refiere a que los septiembres más negativos desde que empieza la serie histórica han generado pérdidas medias del 3,5%, lo que le lleva a concluir que “cuando septiembre es malo, tiende a ser muy malo”. 
 
En este gráfico de Mark Hulbert, se ve lo malo que es septiembre:

s2.jpg

 http://www.estrategiasdeinversion.com/adjuntos/s2(154).jpg 

Desde hace bastante más de 100 años es el peor con mucha diferencia, pero por mucha…
 
Y les recuerdo además esto que también comenta en mi Libro: Leones contra gacelas, edición 2015 (Editorial Planeta):
 
Septiembre. Mes más peligroso del año y no octubre como se dice.
 
Supongamos que invertimos 1 dólar en desde 1890 a 1996 en el Dow Jones. Es decir 106 años, más de un siglo…
Al final tendríamos 180 dólares que no están mal.
 
Pero supongamos que en cada uno de esos años eliminamos la inversión a final de agosto y la retomamos en octubre.
¡Habríamos ganado quitando septiembre 681,92 dólares por dólar invertido!
 
Desde siempre septiembre ha sido un mes complicado estacionalmente.

Hace unos días ya comentábamos un estudio muy curioso en el que se veía que el euro había beneficiado mucho a los países centrales y perjudicado a los periféricos. Evidentemente esto es mucho más complejo y hay otras cosas en las que ha beneficiado. Pero desde un punto de vista del crecimiento las cifras eran claras.

Vamos a abundar un poco en todo este tema.

Hace un par de años aproximadamente salió un estudio, que si no fuera por el periódico donde apareció, The Telegraph, y es que  los periódicos británicos son poco fiables cuando airean estas cosas, por su eurofobia innata que ha terminado con el Brexit, es para reflexionar con el tema del euro y de la eurozona.

El estudio es este:
 
University of Michigan professors Christopher House y Linda Tesar, con  Christian Proebsting of the Ecole Polytechnique Federale de Lausanne.
 
La verdad es que aunque el Telegraph , como decíamos, suele ir contra el euro a menudo,  los autores del estudio de la Universidad de Michigan y de Lausana, pues parecen más tranquilizadores. Así que vamos a ver lo que tienen que decir porque ya les anticipo que es profundamente perturbador.
 
El estudio parte de la crisis de 2008. Se remonta a ese año, y hace una compleja simulación de lo que habría pasado si no estuviera el euro.
 
Esta cita es clave:
 
Grecia, Irlanda, Italia, España y Portugal se contrajeron entre ellos en un 18%. Luego realizaron una simulación en la que no había euro, y esos países pudieron devaluar sus monedas, o simplemente fueron quedando debilitadas por los mercados. En ese universo, la producción para finales de 2014 habría sido un 7% mayor de lo que realmente era. El resto de la zona euro fue más o menos neutral, porque ya se benefició de un tipo de cambio más débil.

En una segunda simulación, trabajaron con  las mismas cifras para un mundo en el que no se había impuesto la austeridad exigida por el Banco Central Europeo y por una Unión Europea encabezada por Alemania, y esos países eran libres de establecer su propio sistema fiscal y de política monetaria ¿El resultado? Los países periféricos se habrían contraído solo con 1pc, no con el 18pc que realmente hicieron. Entonces, en total, el producto ahora es un 17% menor en esos países de lo que hubiera sido sin la unión monetaria y la austeridad que exigía.
 
Vamos que si no hubiera estado el euro, la contracción del PIB habría sido mucho menor e incluso neutral, contando desde 2008 a 2012. En otra simulación suponen que no había euro y por lo tanto no se impone la austeridad que se llevó a cabo, liderada por Alemania. El resultado vuelve a ser el mismo la periferia no se habría contraído.
 
También parece que el endeudamiento no sería tan alto como el actual. Un estudio inquietante. Evidentemente la prensa británica cuando salió el estudio estaba cargando con él para justificar el Brexit.

Es evidente que esto no es tan simple como dice el estudio, y hay que tener en cuenta otros factores, bastantes más, pero bueno, es un dato que hemos creído importante que lo tuvieran en cuenta, como ya pasó con el estudio de hace unos días. No todo es maravilloso ni perfecto.
 
Yo creo que en relación con todo esto, un fracaso gordo, ha sido el tema bancario. Se pretendió separar el riesgo de los bancos de los estados, pero no se ha conseguido nada de eso, como destaca un interesante estudio de Natixis de hace unos meses
 
Muy al contrario, los bancos han sido los compradores del incremento de deuda pública, con lo cual tienen unida su suerte indefectiblemente al de la deuda del estado en donde están ubicados. Ya comentamos hace unos días que bastaría que la rentabilidad de los bonos pasaran por encima del promedio de su cartera para que llegaran problemas serios, aunque eso de momento queda lejos, pero no imposible. 

s1.jpg


En ese gráfico la deuda pública en manos de los bancos en % del valor del PIB, y es muchísimo.
 
Y miren el dineral de recapitalización de bancos pagado por los estados y los fondos europeos destinados a este fin, vamos pagados por el contribuyente. 

s2.jpg


Como ven aquí no se libra nadie. Socialización de las pérdidas bancarias.

El euro ha servido para muchas cosas, pero no ha salido bien en otras. Nosotros seguimos pensando que si la UE no es capaz de idear algún tipo de eurobono, vamos a seguir con sustos y sufrimiento.

El gran problema para que estos eurobonos se den, es que los países centrales no quieren ser los financiadores de otros países que gastan demasiado. Y el problema es que esos países que gastan demasiado que tras sufrir mucho para ajustarse, están volviendo a una senda peligrosa, de gastar sin reparar en cómo se va a financiar eso.

Muy interesante el nuevo trabajo que publicó ayer la Reserva Federal de San Luis titulado:

Predicting Recessions: Which Signals Are More Accurate?

Como pueden ver han estudiado los indicadores que puedan tener mayor grado de acierto intentando anticipar las recesiones. Algo que en estos tiempos de claro enfriamiento global, no está precisamente de más. Los bancos centrales han apostado por un enfriamiento suave, pero el 100% de los enfriamientos duros seguidos por recesión fueron calificados por los bancos centrales en los primeros momentos como leves. Así que mejor que nos apliquemos en ver cuáles son estos indicadores más finos para ver cuando puede llegar una recesión.

Lo pueden leer al completo aquí:

https://www.stlouisfed.org/on-the-economy/2019/february/predicting-recessions-which-signals-accurate

En primer lugar consideran como un predictor, uno ya conocido y ampliamente comentado en esta sección, la inversión de curva de tipos. Algo que no está lejos de producirse. Esta es la cita traducida donde explican este asunto.

“Para esta publicación, estamos definiendo la curva de tipos como el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años menos el rendimiento de los bonos del Tesoro a un año. Tradicionalmente, los rendimientos de los bonos a 10 años son más altos porque el gobierno debe compensar a los inversores en consecuencia por mantener su dinero por más tiempo.

Sin embargo, si los inversores pensaban que se produciría una recesión el próximo año, es posible que prefieran comprar bonos del Tesoro a 10 años incluso con rendimientos más bajos para evitar recibir y reinvertir su dinero durante una recesión cuando las tasas de mercado están cayendo”.

Cuando suficientes inversionistas comparten esta misma opinión, la demanda de bonos del Tesoro a 10 años aumenta (lo que les permite ser vendidos con un rendimiento más bajo), y la demanda de letras del Tesoro a un año disminuye (lo que hace que sus rendimientos aumenten para atraer inversores). Si la relación tradicional se revierte por completo y el rendimiento es mayor en los bonos del Tesoro a un año que en los bonos del Tesoro a 10 años, esto se denomina inversión de la curva de rendimiento.

Actualmente ya saben que se está muy cerca de la inversión.

A continuación consideran otro factor como predictor. La construcción de viviendas.

En esta cita traducida explican porque para ellos es digno de considerar.

“Un sector que es particularmente interesante es la vivienda. Cuando se anticipa una recesión, las personas recortan sus gastos, y una de las primeras compras en retrasarse es la nueva casa. Por esta razón, si las empresas de construcción piensan que se avecina una recesión, comenzarán menos proyectos de vivienda nuevos. Las disminuciones significativas en estos "inicios de vivienda" durante varios meses pueden ser un indicador de una recesión venidera”

Van a definir como posible anticipación de una recesión, por un lado cuando la curva de rendimientos se invierte en más del 0,25% y en cuanto a la construcción de viviendas cuando se producen cuatro meses consecutivos en los cuales hay una disminución promedio en cada uno de los 4 meses del 4% en el inicio de construcción de viviendas nuevas.

Bien, pues vayamos a la tabla de resultados que es lo que interesa.

s1.jpg

 

La tabla se lee así según el estudio. Hay algo más del 20% de posibilidades de  inicio de una recesión a los 3 meses, pero ojo, hay más del 50% usando el indicador de construcción de viviendas. También a los 6 meses es mucho mejor predictor la construcción de viviendas. Ya de cara a un año y en adelante la inversión de curvas de tipos se impone, aunque tampoco por demasiado.

Es muy importante ver además de que cada uno de los dos indicadores usados funcionan mejor en un espacio de tiempo que en otro, que los indicadores funcionan. La clave la da la barra roja del histograma, que sería la posibilidad de anticipación aleatoria. Como vemos las posibilidades que marca la línea roja en un plazo de tiempo razonable son muy bajas.

Esto nos confirma que los dos indicadores son perfectamente válidos y que es obligatorio que los sigamos a partir de ahora. Personalmente añado al arsenal el indicador de construcción de viviendas que hasta ahora desconocía que tuviera esta función.

La mala noticia es que las curvas de tipos están muy cerca de la inversión, y los indicadores inmobiliarios en EEUU últimamente son los que más sustos están dando, por lo que por ambos lados tendríamos señales de alerta y que nos obligan a seguir atentos por lo tanto.

Aquí tienen un gráfico de la evolución del dato de construcción de viviendas desde diciembre de 2017.

s2.jpg

 

Como vemos no parece muy tranquilizador que digamos.

Y aquí otro desde los años 50 para que lo vean con perspectiva histórica

s3.jpg

 

Veamos ahora como se comportó antes de la última grave recesión  del 2008

s4.jpg

 

Como ven a simple vista, la FED de San Luis tiene razón y el indicador se adelantó muy claramente a la recesión, dándose la vuelta a la baja con tiempo.

Seguro que si es usted aficionado a las películas clásicas habrá visto o al menos conocerá la comedia que lanzó a la fama a la legendaria Marilyn Monroe "Los caballeros las prefieren rubias", producida en 1953 por la Twentieth Century Fox bajo el título original de "Gentlemen Prefer Blondes".

La película estaba basada en un musical de mucho éxito en el teatro, estrenado en 1949 y que a su vez se basaba en best-seller de la escritora Anita Loos.

Pero lo que es menos conocido es el remoto origen del título de la novela de Anita Loos y que aparece por ejemplo en esta cita de un artículo de la revista de México, Fortuna, de la pluma de Héctor Amador, referido a la crisis del 29 y que como aporta muchas más cosas interesantes les dejo el enlace por si lo quieren ver completo:

 http://revistafortuna.com.mx/opciones/archivo/2004/septiembre/html/finanzas/el_crack.htm

La cita clave a la que me refería es la siguiente, verán como el origen viene del sitio más insospechado:

Todo se aceleraba aún más porque en la década de 1920 la gente comenzaba a descubrir el crédito al consumo. Es decir, compre ahora y pague después. Se podía estrenar un Ford modelo T con sólo 20 por ciento de enganche. La desgracia fue que las personas, en su ignorancia y falta de experiencia, hicieron extensivo el uso del crédito de la compra de un coche a la adquisición de una acción en la bolsa de valores. La inversión en renta variable entonces era un fenómeno relativamente nuevo para el gran público.

Hasta antes de la década de 1920 la gente prefería invertir en bonos. Inclusive el famoso banquero JP Morgan acuñó la frase Gentlemen prefer bonds (Los caballeros prefieren bonos). En un juego de palabras, poco después, Anita Loos escribió una novela titulada Gentlemen prefer blondes (Los caballeros prefieren rubias) que se hizo un éxito musical en Broadway y posteriormente se inmortalizó en el cine con Marilyn Monroe.

Así que ya ven cómo han cambiado las costumbres inversoras, antes "Gentlemen prefer bonds". Vamos a dar algunas pinceladas para poder comprender algo mejor el mundo de los bonos. No tiene otra pretensión este artículo.

Ahora todo parece depender para las bolsas a medio plazo de que los Gentleman sigan prefiriendo bonds, porque con el burbujón de bonos como dejen de preferirlos…

La situación es muy diferente a otros antecedentes históricos por la burbuja que han creado los bancos centrales, con niveles de deuda no vistos jamás en la historia y la surrealista historia de los tipos de interés negativos.  Además tenemos el problema que llevamos 30 años donde los bonos no han dejado de caer en rentabilidades, nadie de nuestra generación ha vivido un mercado alcista de rentabilidades alcistas de bonos. Pero vamos a centrarnos en esto ¿y es imposible la inversión en renta fija en un mercado alcista de rentabilidades mayor? Pues nos vamos a llevar una sorpresa.

Nos vamos a basar en los datos que aparecen en este interesante artículo de Marketwatch:

Por qué los inversores no deberían entrar en pánico por la caída de los precios de los bonos

https://www.marketwatch.com/story/why-investors-shouldnt-panic-over-falling-bond-prices-2018-02-13

Esta cita es la clave, porque en el cómputo del estudio si que se incluyen largos períodos alcistas de rentabilidades:

Desde 1923, la nota del Tesoro a 10 años nunca ha visto una pérdida anual nominal de más del 12%, según Ben Carlson de Ritholtz Wealth Management. Eso es más pequeño que la corrección típica en acciones de alrededor del 15%.

Y hacer coincidir el período de mantenimiento con la duración promedio de un fondo de bonos es una buena manera de asegurar rendimientos positivos.

Los analistas de AllianceBernstein calcularon el impacto de una venta masiva en los rendimientos de los fondos de bonos y encontraron que "los inversores que tienen una visión a largo plazo pueden descansar tranquilos".

"Un año después del pico del 1% [en rendimientos], el Tesoro de los Estados Unidos a siete años TMUBMUSD07Y, + 0.00% cuya duración es similar a la del Agregado de EE. UU., bajaría casi un 2%. Pero con el tiempo, los rendimientos más altos conducen a mayores rendimientos. Nuestro análisis sugirió que los inversores que permanecieron quietos durante tres años y reinvirtieron sus cupones podrían haber obtenido un rendimiento acumulado del 6%. Seis años después, el retorno en nuestro análisis fue de casi el 17% ", escribió AllianceBerstein.

Y vean también esta tabla comparando el comportamiento de los bonos en los desastres bursátiles:

s1.jpg

 

De 1980 hacia atrás era un gran mercado alcista de rentabilidades.

Otro factor más vean en este estudio de Ned Davis como afectan la subida de rentabilidades de bonos a las bolsas

s2.jpg

 

Como puede verse cuando las rentabilidades están por debajo del 4% como es el caso, la correlación entre bolsas y rentabilidades de los bonos va en la misma dirección. En suma no hay que temer demasiado mientras las subidas no sean muy fuertes.

También les recomiendo este trabajo muy bueno de PIMCO sobre las reacciones de los bonos en entornos de subidas de tipos, que es muy tranquilizador, en este enlace se puede bajar el pdf

Pero sobre todo vean esto:

Muy interesante a este respecto este artículo de Mark Hulbert.
 
Don’t dump your bonds when interest rates rise
Opinion: Return on bond portfolio can be positive even with higher rates
 
http://www.marketwatch.com/story/dont-dump-your-bonds-when-interest-rates-rise-2014-04-04?siteid=rss&utm_source=tf
 
Mark analiza la peor época aparentemente para las carteras de bonos. Toma de 1966 a 1981, y como referencia una cartera de bonos a 5 años. Fue un período aparentemente letal, porque la rentabilidad de los bonos a 5 años se triplicó. Fue una época de mucha inflación inducida por la subida de los precios del petróleo.
 
Pues bien, esa cartera a 5 años, en un período tan hostil dio una rentabilidad media cada año del 5,8%. Como vemos ningún problema…
 
Es más, comenta un estudio científico hecho por  Martin Leibowitz and Anthony Bova, que demuestra sin lugar a dudas que en época de subidas de tipos estos bonos siguen yendo bien. ¿Por qué? Pues porque los números demuestran que la bajada de cotización se compensa porque conforme la cartera vence y se compran nuevos bonos el tipo de interés más alto que pagan compensa con creces esa otra parte negativa. El resto es dejar pasar el tiempo.

En resumen, una subida de rentabilidades al ritmo de la actual no es un problema para el inversor recurrente en bonos. Otra cuestión es la burbuja sobre la que estamos sentados, sin precedentes históricos, y todo el numerito de las rentabilidades negativas y tan bajas,  ese es el problema…Pero en el mundo de los bonos hay otras posibilidades. El factor clave es la duración, o vencimiento medio de nuestra cartera, no es momento, incluso buscando alternativas, de meternos en grandes duraciones.

Como llevamos días con análisis complejos y algo duros (pero necesarios) contra el establishment, hoy vamos a ver una estrategia muy fácil para descansar la mente.

Ya hemos traído en alguna que otra ocasión a esta columna alguno de los sencillos sistemas de trading en acciones de EEUU, aunque totalmente replicables en acciones europeas que suele publicar cada mes Ken Calhoun en la revista Stocks and Commodities.

En el número de febrero del año pasado publica otro que nos ha parecido bastante interesante, dentro de su sencillez, el siempre busca cosas fáciles de entender y aplicar, y no por ello menos efectivas.

Para entender bien el sistema, lo primero que tenemos que hacer es repasar el concepto de bandera alcista.

Recordemos como se explica esto de las banderas en el Libro Leones contra gacelas, de Editorial Deusto-Planeta.

Los patrones de banderas y gallardetes son muy comunes en los mercados. Es una de las figuras que más se ve, especialmente si se trabaja en gráficos intradía en futuros donde se producen constantemente. Como todas las figuras que estudiamos, se pueden producir indiferentemente al alza o la baja, por lo que tendremos banderas y gallardetes alcistas y bajistas.

Son figuras de continuación de tendencia muy claras y se forman de la siguiente manera:

En un determinado momento, normalmente en la mitad de una tendencia, se produce un movimiento muy brusco en una sola barra del gráfico de la cotización por el motivo que sea, por ejemplo una noticia fundamental de importancia. El volumen en esa barra es muy alto. El movimiento es tan brusco que los operadores ya no se atreven a seguir entrando en el mercado en ese precio y se entra en un período de consolidación, donde algunos toman beneficios. Pero como el motivo de la fuerte subida o bajada subyace aún, otros aprovechan para tomar posiciones, con lo cual la cotización no se termina de mover gran cosa pero, eso sí, el volumen baja muchísimo. La barra inicial es el mástil de la bandera y las barras sucesivas con poco movimiento y volumen forman el trapo de la misma. Una vez que termina el período de consolidación se rompe al alza la parte alta del mástil y, con fuerte volumen, se continúa la subida. El objetivo mínimo de movimiento tras la ruptura del mástil es una distancia equivalente al tamaño del mismo aproximadamente.

Para una mejor comprensión, a continuación pueden ver todo ello representado en diferentes dibujos en los que aprovecharé para explicar la diferencia entre la bandera y el gallardete.

5.7.1.- Bandera

Tras formarse el mástil en una bandera alcista, entramos en un período donde las barras son mucho más suaves pero parecen moverse contra tendencia. En el dibujo siguiente vemos un ejemplo en el que tras la ruptura del mástil se produce una nueva explosión.

s1.jpg

 

5.7.2.- Gallardete

Vemos en el dibujo un gallardete alcista. Como se puede comprobar, la diferencia es que el período de consolidación forma un triángulo simétrico. En esencia por lo demás es igual. Es muy importante destacar que, como en el caso anterior, el volumen debe ser alto en el mástil y en la ruptura posterior y bajo en la formación del triángulo

s2.jpg

 

Bien, ya tenemos repasado el concepto, no olviden en las banderas la cuestión del volumen, es importante, y evita señales falsas y otro tipo de figuras.

Volvamos al sistema.

s3.jpg

 

Fuente: Revista Stocks and Commodities, número de febrero

El método sería, buscar patrones en los que se vea una ruptura al alza del valor de tres días con volumen ascendente en los tres días, esto lo vimos hace algún tiempo.

Esperar a un pull back de dos o más días donde se formará la bandera.

Entrar cuando se rompa la bandera, y que rompa también la resistencia  más un filtro de 0,50$ según el autor con stop loss de 2$. El autor hay que tener en cuenta que trabaja sólo con valores que coticen entre 20 y 70$ por lo que habría que ajustar la parte proporcional si se trabaja con valores que coticen más alto o más bajos. En cualquier caso creemos que esta no es la parte más relevante y se puede poner esto según nuestras propias reglas de money management.

Es importante, aunque no lo dice el autor el fijarse que dentro de la bandera se produce bajo volumen y en la vela de ruptura de la misma sube.

Varias observaciones personales.

La figura es bastante exigente y no es fácil encontrarla, por lo que se puede no ser demasiado exigente con las tres velas iniciales, basta con que sean alcistas, aunque una sea pequeña, siempre que se esté rompiendo una resistencia.

Lo pueden ver en el ejemplo siguiente del S&P 500.

s4.jpg

 

Las 3 velas que están el círculo rompen la resistencia anterior, la de en medio es un doji, pero todas tienen volumen ascendente. Con esto lo daríamos por válido, porque si no es francamente difícil encontrar los patrones.

Luego llega la bandera donde el volumen baja fuertemente, esto es vital, y a continuación se rompe, si se fijan la primera vela de ruptura de la bandera tiene el volumen descendente y no debe darnos nunca la entrada, pero la siguiente si aumenta con violencia el volumen y puede valer.

Hemos hecho pruebas y la sencilla estrategia también es válida por ejemplo en gráfico de una hora y 4 horas.

Como vemos todo muy sencillo, pero como decíamos más arriba no por ello hay que descartarlo, este método tiene como clave chequear muchos gráficos todos los días hasta que se encuentre el patrón. El resto es paciencia. Las cosas sencillas también funcionan bien. O también puede formar parte de una estrategia más elaborada.

A estas alturas del partido, preguntarse si lo mejor para un país x es estar dentro o fuera del euro, es un debate sin sentido. Los planteamientos de por ejemplo algunos miembros de Liga Norte de que Italia estaría mejor fuera del euro, son acallados rápidamente por sus propios compañeros.

La hecatombe económica que se podría producir con esa salida, frena a cualquiera. Y no olvidemos las tremendas cifras del target 2 por ejemplo, de las que hemos hablado muchas veces, en las que se ve que Italia y España por ejemplo deben casi 500.000 millones de euros cada uno a Alemania. No es exactamente así, pero lo podemos dar por válido.

Ahora ya es tarde, haya sido bueno el euro o malo para cada país, estamos ya tan avanzados en su uso como moneda única que ya no se puede salir sin consecuencias muy graves para todos.

El euro tiene un gran fallo de base. Es un experimento monetario en el cual muchos países sin unión política real y con muchas divergencias económicas y en ciclos económicos diferentes convergen en la misma moneda.

Hay un banco central único que intenta contentar a todos lo cual evidentemente no es posible.

Y esta combinación de moneda única y de diferentes ciclos económicos, sin eurobonos, y con cada país emitiendo su propia deuda es su principal defecto de fábrica. La falta de eurobonos siempre genera tensiones constantes. Cualquier problema de un país determinado se magnifica aumentando dicho spread. Lo que condene al BCE ad eternum a estar el BCE actuando de bombero.

En los inicios de todo esto, los países centrales especialmente Alemania lo estaban pasando mal. Así que el BCE aparece con una política laxa, cuando todos los países periféricos estaban fuertes y les tocaba más bien una política dura. Esto simplificando mucho, provoca una burbuja inmobiliaria y de otros activos enorme. Como hubiera aparecido en Alemania o en Holanda si hubieran estado en un ciclo expansivo y les hubieran bajado tipos etc.

Cuando revienta la burbuja los periféricos entran en ciclos de gran debilidad, cuando los centrales se estaban recuperando. Otro giro del BCE.

Y así hemos estado una buena temporada, dando vueltas con el ciclo cambiado.

Más recientemente tras la grave crisis del 2008, se cambian las tornas las políticas centrales son muy laxas, cuando los países centrales estaban mucho mejor, y se alzan las voces desde allí pidiendo más dureza y más austeridad a los otros.

Todo es muy complejo, y dista mucho de ser perfecto.

Pues bien, vamos a poner cifras a todo esto, mediante un excelente estudio que publica Reuters esta mañana y que merece la pena. Aporta cifras muy importantes, respecto a quien le ha ido mejor y peor con el euro.

Las conclusiones no dan lugar a dudas. A los países centrales les ha ido mucho mejor. A los otros mucho peor. Partiendo de esta base hay quien se está sabiendo adaptar y quién no. Vamos a leerlo con calma.

Reuters. Alemania y los Países Bajos se han beneficiado enormemente del euro a lo largo de los 20 años transcurridos desde su lanzamiento, según un estudio, mientras que para casi todos los demás miembros la moneda única ha sido un serio obstáculo para el crecimiento económico.

El estudio, realizado por el Centro para la Política Europea, un think tank alemán, muestra que los devotos más escrupulosos de la ortodoxia fiscal del bloque monetario, que han sido los más críticos con los rescates de los países periféricos endeudados a lo largo de los años, han sido sus mayores beneficiarios.

Lanzado en 1999, el euro desencadenó un auge del crédito y de la inversión al extender los beneficios del entorno de bajos tipos de interés de Alemania a toda la periferia del bloque.

Pero esas deudas se volvieron difíciles de sostener después de la crisis financiera de 2008, con Grecia, Irlanda, España, Portugal y Chipre, obligados a buscar ayuda financiera a medida que el crecimiento se ralentizaba y la financiación se hacía escasa.

Durante todo el período transcurrido desde 1999, se estimó que los alemanes eran en promedio 23.000 euros (26.000 dólares) más ricos de lo que habrían sido de otro modo, y los holandeses 21.000 euros más ricos. Por el contrario, los italianos y los franceses fueron cada uno 74.000 euros y 56.000 euros más pobres, respectivamente.

Irlanda, una de las economías de más rápido crecimiento de Europa, no fue incluida en la encuesta debido a la falta de datos adecuados, señalaron los autores.

Los autores del estudio, Alessandro Gasparotti y Matthias Kullas, estimaron cómo se habría desarrollado la producción económica en ocho países de la zona del euro si no hubieran adoptado la moneda única, comparando su trayectoria de crecimiento con la de las economías no pertenecientes a la zona del euro que anteriormente habían mostrado tendencias de crecimiento similares.

Las economías con las que se comparó a Alemania incluían a Bahrein, Japón y Gran Bretaña, mientras que la canasta de Italia también incluía a Israel. Entre los comparadores de Portugal se encuentran Barbados y Nueva Zelanda.

La mayoría de los miembros de la zona del euro han disfrutado de períodos durante los cuales la unión monetaria ha sido positiva en términos netos, pero estos períodos han sido superados con creces por los períodos en los que se ha arrastrado el crecimiento. Grecia fue una excepción parcial.

"En los primeros años después de su introducción, Grecia se benefició enormemente del euro, pero desde 2011 ha sufrido enormes pérdidas", escribieron los autores: durante todo el período, los griegos fueron cada uno 190 euros más ricos de lo que habrían sido.

Dado que ya no pueden restaurar su competitividad devaluando sus monedas, los países perdedores tendrían que duplicar las reformas estructurales, concluyeron los autores, señalando a España como un país que estaba en vías de eliminar el déficit de crecimiento que había acumulado desde la introducción del euro.

"Desde 2011, la adhesión al euro se ha traducido en una reducción de la prosperidad. Las pérdidas alcanzaron su punto máximo en 2014. Desde entonces, han estado cayendo constantemente", escribieron. "Las reformas que se han llevado a cabo están dando sus frutos." ($1 = 0.8827 euros) Reuters (Reportaje de Thomas Escritt; Edición de Toby Chopra)

Traducción realizada por www.serenitymarkets.com

Bueno, pues las conclusiones son claras. El euro ha beneficiado a los países centrales y perjudicado a los periféricos. Pero la realidad es que es lo que hay y salir del euro es algo impensable, por lo que a los países periféricos solo les queda sí o si, el camino de las reformas estructurales inteligentes para conseguir compensar el déficit de crecimiento que genera el euro. Una moneda no tan perfecta, o sí, según para quien.