LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

La verdad es que siempre hacemos los estudios hablando de EEUU o de otros países, así que hoy vamos a dar un repaso, ahora que España está en todos los noticieros por la posible afectación económica de los problemas políticos, de diferentes datos macro, sin ningún afán que el de ver de una forma panorámica, como ha evolucionado económicamente el país.

Los datos están cerrados a finales de 2017.

Este primer gráfico es muy relevante, la rentabilidad del bono estatal central desde los años 80, desde poco después del inicio de la democracia. Fuente: Reuters

s1.jpg

Pues ya vemos teníamos los bonos a casi el 15%, era le época en que los bancos vendían como locos depósitos a altísima rentabilidad, deuda estatal a 1 año con muy buenos tipos, fondos monetarios. Y vean a donde estamos ahora. Impresionante. Y todo ello tras la intervención en la economía del BCE que se ha mostrado decisivo.

Mientras conforme bajaban los tipos la deuda se disparaba y reventaba al alza por la reciente crisis

s2.jpg

Y en este gráfico se ve otro de nuestros talones de Aquiles que nos hicieron mucho daño, los ciclos recesivos inmobiliarios, es el índice de confianza español de construcción:

s3.jpg

Tuvimos un ciclo recesivo a principios de los 90, del que personalmente me acuerdo muy bien, y a partir de ahí llegó la burbuja, como se ve claramente en el gráfico. A partir del 2008 llega el desastre que se lo llevó todo por delante.

El gasto del consumidor que tradicionalmente se había mantenido muy bien como se ve en gráfico siguiente, se desploma con la crisis inmobiliaria y nos lleva a una profunda recesión:

s4.jpg

Y aquí tienen la historia de nuestro IPC interanual desde los años 50. Muy interesante, llegamos a tener casi el 30% de IPC en la crisis del petróleo de los 70, y muchos otros picos muy altos.

s5.jpg

El nivel de precios actual muy por debajo de la media, nunca tuvimos IPC negativo hasta la gran crisis, a partir del 2010 y luego una recaída posterior.

Y aquí la historia de nuestro PIB desde los años 60. No estábamos acostumbrados más que a pequeñas recesiones hasta que llegó el desastre de 2008.

s6.jpg

Y como no, gráfico imprescindible la gran burbuja inmobiliaria y la corrección posterior.

s7.jpg

Este gráfico conlleva una mentalidad específica, que no aparece en algunos otros países de aversión al alquiler, dado que psicológicamente se piensa que es tirar el dinero, claro viendo esto, pero luego vino lo que vino…

El desmadre de la burbuja se ve en el siguiente gráfico, de viviendas en construcción

s8.jpg

Antes del estallido cuando se construían más viviendas que en media Europa junta, todo el mundo lo justificaba porque venían muchos extranjeros, y no sé cuantas más historias. Vean las que se inician ahora. Estamos muy muy muy lejos del desmadre anterior.

Y así vivió la bolsa desde el final de la guerra civil todos estos acontecimientos económicos, es el Índice General de la Bolsa de Madrid

s9.jpg

Y para terminar en el último gráfico nuestro gran problema recurrente, el paro:

s10.jpg

Y lo que todos estos gráficos nos enseñan, es que es mejor olvidarse de ese mantra de que en los mercados financieros o en la economía, que pase algo concreto es imposible. Cuántas veces no decimos en los mercados: "Bueno, a ver, es imposible que pase esto o lo otro".

Yo me acuerdo hace bastantes años, cuando decíamos que invertir en un banco era una inversión segura, que los bancos no podían irse muy abajo.

s11.jpg

O cuando decíamos “donde esté una eléctrica, eso es para “inversores” valor seguro, y encima a cobrar el dividendo”.

s12.jpg

Y es que además la bolsa siempre sube, y si baja, “pues hombre. ¡ya subirá!

s13.jpg

Menos mal que los japoneses tienen filosofía zen porque ya llevan 30 años esperando a que suba. La primera parte del gráfico rebate también lo de “es imposible que suba mucho más la bolsa” como se dice ahora… Imposible no hay nada los japoneses a 600 en 44 y a 35.000 en 90, sin parar…

Y también se dice “por eso yo solo trabajo en Forex, es muy tranquilo, y nunca me pueden pillar, además con los stops que me pongo estoy protegido…”

Se pasó por encima de todos los stops, aún hay brokers que no se han recuperado del desastre…

En mercados nunca digamos nunca jamás, en este artículo excelente por cierto, se ven muchos más casos de este tipo:

Put These Charts on Your Wall…

Autor: Charlie Bilello

Y así por ejemplo vemos:

Tiene un soporte tremendo, donde se va a parar, la manía mundial, con lo asimétrica que es la bolsa:

s14.jpg

0 ¿Cómo va a subir más con la sobrecompra que tiene?

s15.jpg

O cuando te dicen tras un análisis bastante negativo, como a mí me ha pasado muchas veces. Venga hombre, que un valor como este, importante, grande, con tanto volumen ¡no puede valer cero! Acompañado de sonrisita sarcástica

s16.jpg

O cuando se dice ¡clarísimo! Hay que esperar a la corrección que siempre viene ¿siempre?

s17.jpg

O cuando se dice y mucho, ¡donde esté la inversión en valor! ¡es fácil de seguir!

s18.jpg

Y bueno les recomiendo que lean el artículo, porque es muy bueno y hay muchos casos más de cosas, que se dice que son imposible que pasen…

La moraleja de todos estos gráficos es la misma. Hay que afrontar los mercados con humildad, porque harán lo que quieran y no lo que nosotros queramos, y debemos movernos con prudencia y sin ideas preconcebidas. Personalmente, por tonto, por cabezota, y por decir la frasecita de ¡venga hombre es imposible que…! En los mercados me he llevado más cornadas que El Cordobés. No queda otra que reflexionar y procurar no caer de nuevo en el error. En mercados ¡never say never again! (Nunca digas nunca jamás! Y como me imagino que le sonará esta frase, pues si en este momento no se acuerda es el título de una película famosa

s19.jpg

Jugar con los valores grandes y pequeños puede dar mucho beneficio. Ahora que se está congelando Wall Street hay que buscar ideas frescas en estas bolsas.  De hecho es un tema que toco en la nueva sección de pautas estacionales del libro  Leones contra Gacelas de Editorial Planeta en la página 814. Vean esta cita:

 Se me ocurrió probar un sistema tan burdo como el siguiente. Cuando un año lo hace mejor cualquiera de las partes, por ejemplo, los grandes, al siguiente se invierte en grandes y así ininterrumpidamente hasta que otro año lo hacen mejor los pequeños, entonces al siguiente se vuelve a cambiar. Pues bien, éste sería el resultado:

- Se entra en pequeños en 1975, pues en 1974 los grandes bajan el 26,57% y los pequeños el 19,95%.

- Aguantamos en pequeños hasta 1984, ya que todos los años que siguen de forma constante y sin ninguna excepción los pequeños ganan a los grandes. Ese año, los grandes suben 6,11% y los pequeños pierden el 6,67%.

- Aguantamos en grandes hasta 1988, año en que los grandes ganan el 16,32% y los pequeños el 22,87, por lo que en 1989 empezamos con los pequeños.

Esta vez la racha dura poco, pues en 1989 los grandes lo hacen mejor, +31,33 frente a +10,18. Así que en 1990 otra vez a grandes.

Sigo de forma más rápida para no aburrir:

- En 1992 entramos en pequeños.

- En 1996 en grandes.

- En 2000 en pequeños.

Éstos serían los resultados obtenidos con todo este cambio hasta 2000:

Media beneficio anual +22,5%, es decir, 10 puntos más de media anual, que estar siempre en los grandes y 5 puntos anuales más comparado con estar siempre en los pequeños, lo cual da a lo largo de 31 años muchísimo dinero de diferencia.

Lo que subyace bajo tras esta pauta es que, con alguna que otra excepción por supuesto, los períodos en que los grandes valores lo hacen mejor que los pequeños suelen agruparse en tendencias que difícilmente se interrumpen o se alternan.

Vamos a ver ahora qué pasa en la década perdida, desde 2003 hasta 2012.

- En 2003 habríamos tenido que empezar el año con pequeños, y nos habríamos mantenido en ellos hasta finales de 2007, lo que nos habría dado un beneficio acumulado del 106%.

- En 2008 habríamos entrado en grandes, en el peor año de la historia de la bolsa moderna, y se habría perdido un 39%, para a principios de 2009 darnos otra vez entrada en pequeños.

- A finales de 2010 habría dado salida de pequeños con un beneficio de 77% acumulado, dando entrada en los grandes donde se mantenía a finales de 2017 la misma señal, casi 6 años seguidos, sin dar salida aún y con una ganancia realmente enorme.

En las últimas semanas los pequeños lo están haciendo mucho peor que los grandes. No sabemos si puede ser una señal de cambio. Habrá que esperar a finales de año.

Como vemos, una posibilidad permanente para los amantes del largo plazo mejor, que el comprar y mantener convencional. Tiene sus sustos, pero menos que con otras estrategias.

Y olvide el entrar y salir de mercado con este tipo de estrategias, si se quiere seguir la tendencia, se la va a encontrar toda entera en los gaps de apertura. Toda. Y si no vean.

Muy interesante el estudio que comentaba el año pasado Bespoke Investment, desde que existe el ETF que replica al S&P 500, el SPY, es decir desde 1993 hasta 2016.

Es un estudio que refleja muy bien la esencia del mercado y lo que les acabo de decir antes, olvide salir y entrar si quiere seguir de verdad la tendencia.

“El bacalao” de la sesión, se cuece en los gaps de apertura. Las grandes tendencias no se capturan nunca dentro de las sesiones, sino en los gaps. Este es un concepto sobre el que ya he hablado en otras ocasiones, y en el libro Leones contra gacelas. Vean la diferencia que habríamos tenido si desde 1993, hubiéramos comprado SPY en apertura y vendido al cierre de cada sesión (un desastre) y lo contrario, comprando al cierre y vendiendo en la apertura (ganando un dineral)

s1.jpg

Fuente: http://www.businessinsider.com/stocks-fall-during-regular-trading-hours-rise-overnight-2016-3

Pues ya ven, blanco y en botella. Es en los gaps donde se mueven las tendencias. Dentro de las sesiones, es simplemente una guerra entre operadores intradía, camino de  ninguna parte. Por ello, ¿no debería pensar quien opere en intradía… digamos en gráfico de una hora para abajo… más en los rebotes que en las capturas de tendencia? Porque a la vista de este gráfico parece muy claro, que los rebotes tienen muchas más posibilidades… Los números son los que son, no parece que se vaya muy lejos dentro de la sesión.

Ya con gráficos con 4 horas que es el más habitual por encima del de la hora, todo cambia. Por cierto, es conveniente pasar del de 1 hora al de 4. No por capricho. Sino porque nadie se pone gráficos de dos o tres horas y ya saben que es muy importante que todos estemos viendo lo mismo a la vez. Esto hará funcionar soportes, resistencias y muchas otras cosas desde el punto de vista técnico.

De este primer tema ya les hablé ayer en el vídeo de cierre, pero dada su importancia voy a volver a repetirlo hoy.

Italia ha decidido probar suerte con el enfrentamiento con Bruselas frontal. Previamente lo intentó Grecia y le salió muy mal. Pero Italia piensa que puede tener mejor suerte porque a fin de cuentas es la tercera potencia de la eurozona. Y desde luego Italia no es Grecia.

Déficit del 2,4% y que de ahí no se bajan. Italia 1- Bruselas cero. Lo malo es que en este partido hay muchos factores, que podrían ser los siguientes:

Bruselas va a rechazar los presupuestos cuando se los presenten el 15 de octubre y tiene perfecto derecho a hacerlo según las leyes actuales. Italia 1- Bruselas 1.

Y a fin de mes Moodys, S&P tienen que revisar el rating de Italia. Y guste o no guste lo que hagan estas compañías si hay rebajas, los inversores extranjeros seguirán vendiendo bonos italianos, y el marcador pasará a Italia 1- Bruselas 2.

Pero aquí viene la buena noticia.

Aunque se está vendiendo bonos italianos duramente. Y de hecho hay que ser muy optimista, para pensar que el BCE de verdad vaya a poder dar por terminada la QE como esto siga así. Hay una cuestión primordial: No está habiendo contagio a los bonos periféricos.  

Y esto no es lo habitual. Hasta ahora el inversor ponía a toda la periferia en el mismo saco, pero no es el caso actual. Solo se venden bonos italianos, y no se están tocando para nada los portugueses o españoles que si siguen una senda de disciplina presupuestaria rigurosa, al menos por el momento y no parece que a corto plazo se vaya a cambiar.

El spread entre bonos italianos y alemanes se ha ido a más de 300 puntos al nivel más alto desde el año 2013 cuando se salía del desastre de los bonos del 2012. Pero el spread de los bonos españoles y portugueses respecto a los alemanes apenas se ha movido.

Y de hecho el spread entre bonos italianos y españoles se ha ido a máximos en mucho tiempo. En esta imagen se ve claro.

s1.jpg

La línea naranja es el spread entre Italia y Alemania, las grises y azules los spread con los alemanes de España y Portugal.

Y mejor noticia esta imagen también de la misma fuente

s2.jpg

Como vemos las posibilidades que se dan de ruptura del euro son menores al 10%, y esto no era así en el 2013 o cuando Grecia puso todo patas arriba, donde se daban por descontadas muchas posibilidades. Nadie se cree que por mucho que diga la coalición de gobierno italiana, al menos en ocasiones contra el euro, tenga ni la más mínima intención de salir de ahí.

En suma, Italia aporta malas noticias, y sus mercados son ahora mismo a evitar en bastante tiempo, pero el contagio es pequeño a nivel bonos y algo mayor eso sí en bolsas, sobre todo porque los bancos italianos caen y esto arrastra al sectorial bancario europeo. Este es el punto de débil. Es un mal asunto por tanto, pero no es un asunto catastrófico, y esto es muy importante tenerlo en cuenta.

Pasemos a la segunda noticia “positiva” para las bolsas que prometíamos en titulares dentro de este mar bastante revuelto.

Vamos a definir un índice poco conocido. Vean esta cita de la Investopedia.

¿QUÉ es el 'Índice de Confianza del Inversionista de State Street'?

El índice de confianza de los inversores de State Street es un índice que mide la confianza de los inversores institucionales. El índice analiza los niveles reales de riesgo asumidos por los inversores en sus carteras e informa sobre el penúltimo martes de cada mes, utilizando los datos que recopiló al cierre de las operaciones del miércoles anterior. Fue desarrollado conjuntamente por el profesor de Harvard Ken Froot y el director asociado de State Street, Paul O'Connell.

El índice de confianza de los inversores de State Street mide la confianza al observar los niveles reales de riesgo en las carteras de inversión. A diferencia de otros índices de confianza, no es una encuesta de actitud. El índice de State Street mide la confianza teniendo en cuenta los cambios en las participaciones de capital de los inversores institucionales. Mientras más de su cartera los inversionistas institucionales estén dispuestos a invertir en acciones, mayor será su confianza.

Cómo está estructurado el índice de confianza de los inversores de State Street

El índice de confianza de los inversores de State Street es global y se basa en la actividad en 45 países. El informe rastrea más de 22 millones de transacciones al año. Hay tres componentes publicados: América del Norte, Europa y Asia-Pacífico. Las ponderaciones separadas de los tres componentes varían mes a mes en función de la actividad de inversión y no se publican. También se incluye en el índice global, pero no publicado, la actividad en América del Sur y Medio Oriente.

Bien como vemos en esta traducción de arriba, este no es realmente un indicador de sentimiento aunque se llame así, es un índice que mide la realidad de la exposición de la mano fuerte a la bolsa. Y verán que sorpresa. Si pensaban ustedes que son ellos los que han hecho subir a la bolsa en los últimos tiempos están equivocados, las bolsas han subido por las recompras. Vean en realidad como están las instituciones.

s3.jpg

Pues ya ven, las instituciones no están participando en la última subida, al revés están muy negativas. Vean el subíndice de EEUU

s4.jpg

Fuente gráficos y más datos: https://www.topdowncharts.com/single-post/2018/09/27/Chart-Global-Institutional-Investor-Confidence-Slumps

Pues ya ven, no son las manos fuertes quienes estaban ahí, como ya habíamos detectado por otros indicadores. Y esto en el fondo es positivo, porque el índice se acerca a zonas extremas de falta de exposición en bolsa, y siempre que ha llegado ahí hemos tenido subida a continuación. Lógico, porque si estaban muy poco expuestos en cuanto han entrado esto ha subido mucho. Bien es cierto, que la historia del indicador es corta, y ha convivido siempre con una gran tendencia alcista. En realidad no sabemos cómo se comporta cuando las cosas se ponen feas.

Pero vamos a quedarnos con la conclusión que si pasaran a optimistas, hay mucho dinero que podría entrar y en segundo lugar que las recompras ya ven que son más importantes de lo que parece.

Octubre tiene mala fama, se dice que es un mes peligroso, aunque ya hemos debatido otras veces que en realidad no es así, el peligroso es septiembre. Si vemos este gráfico de 117 años del Dow Jones, vemos que octubre es un mes de quedarse más o menos igual.

s1.jpg

Pero la realidad no es así, realmente esto está muy distorsionado por el hecho de que en octubre se han dado casi todos los grandes sustos de las bolsas históricamente, si quitamos los sustos mayores, la media es bastante diferente. Aquí tienen ese ranking de grandes debacles.

s2.jpg

Esa caída del 87 distorsiona mucho la media, mucho. Y como podemos ver no ha sido el único susto que ha habido en octubre. Este gráfico es de caídas en un solo día. Pero el año en que no hay susto, octubre es el inicio de la racha buena de las bolsas. De los 6 meses mejores del año.

Vean ahora una tabla con la pauta habitual cuando agosto y septiembre son alcistas como puede ser el caso actual.

s3.jpg

Como vemos desde 1950 un agosto y septiembre alcista lleva a un octubre alcista en el 71,4% de las ocasiones con una media del +1,5% y a un noviembre alcista en el 78,6% de las ocasiones con subida media del 2,9%.

Cambiemos de tema.

Hoy se publicaba que DIA tiene ya más del 18% de su capital en cortos. Mi consejo es que evite a toda costa los valores cargados de cortos. Es sorprendente que muchos inversores no hacen caso de este factor.

Un valor con muchos cortos es un problema. Aún recuerdo una conferencia en la que estaba con otro ponente, y un asistente preguntó por un valor que era muy conocido tiene muchos cortos. Mi recomendación fue olvídese de él. El otro ponente me miró con cara rara y contestó: Pues hombre si tiene muchos cortos mejor porque así tiene más potencial de subida cuando se cierren los cortos…claro como la gente tiene mucho sesgo de confirmación, es decir le interesa escuchar quien le da buenas noticias de “su” valor, él salió por la puerta grande y a un servidor casi lo corren a gorrazos.  Pero esa no es la actitud en bolsa, hay que tener cabeza fría y conocer las alcantarillas del sistema y si no vean.

Este tipo de actitudes pueden salir caras, como la del otro ponente de la anécdota y si no  vean los fríos números:

s4.jpg

El gráfico de arriba es lo siguiente:

Haciendo un rebalanceo de cartera cada 6 meses, se tomarían dos veces al año los valores con más cortos, cuyo resultado sería la línea roja, y los que tienen menos cortos, que sería la línea verde. Al cabo de seis meses se vuelve a ver quiénes son los que más cortos tienen y los que más largos y se cambia cartera.

Como ven quien invierta en los valores con menos cortos gana desde enero de 2014 un dineral casi el 50%, mientras que el que invierte solo en los más cortos, recuerden la anécdota del otro ponente, que les he contado antes, por mucho cierre de cortos que haya pierde mucho dinero y eso que ha sido un período claramente alcista.

El gráfico de abajo sería un gráfico del spread entre ambos gráficos rolando cada 50 días. Como las diferencias son brutales.

Es muy importante evitar los valores cargados de cortos, y a ser posible entrar en los que menos tienen. Al final es lo de siempre, aquí mandan las manos fuertes, y si las manos fuertes están cortos, en algunos valores les saldrá mal, pero en la mayoría bien, y si no que se lo digan al Popular, que siempre estaba hasta arriba.

¿Y en España cómo puedo averiguar esto?

Pues de forma muy sencilla, basta mirar el valor en que nos hemos fijado en un buscador que tiene la CNMV, que va muy bien, lo tienen en este enlace:

http://www.cnmv.es/portal/Consultas/Busqueda.aspx?id=29

Además en el mismo enlace la CNMV da una hoja Excel, en la que sale todo el listado de valores con los cortos. Está muy bien porque sale toda la posición agregada de cada valor, por fechas, con lo cual uno se hace una idea rápida de cómo han ido evolucionando los cortos dentro del valor, en bastante tiempo.

Hoy vamos a hablar de una cuestión psicológica muy importante cuando se habla de la gestión de una cartera ya sea la de uno mismo, o la de otras personas porque se es gestor o asesor. Un factor que muy pocos consideran, cuando se escriben multitud de artículos académicos con todo tipo de estrategias muy técnicas.

En esta línea, me ha impactado mucho leer este artículo en la web excelente, una de las que conozco con mayor nivel, en cuanto a estudios sobre gestión de carteras: Alpha architect. Es una web casi de culto para los estudiosos de la gestión de carteras.

Las carteras de factores académicos son extremadamente dolorosas. A menos que seas un Alien.

https://alphaarchitect.com/2018/08/23/academic-factor-portfolios-are-extremely-painful-unless-you-are-an-alien/

El artículo es muy brillante, y narra una realidad que cualquier que haya estado metido en el mundo de la gestión ya hemos vivido.

Una cosa, es lo que dicen los estudios que es lo mejor para ganar dinero con la cartera, y otra muy diferente la paciencia que tienen las personas bajo gestión para aguantar los drawdowns, que suele ser muy baja.

En el artículo, hacen la siguiente analogía divertida.  Voy a intentar resumirlo mucho, porque es bastante espeso y largo. Vamos a la esencia.

Imaginemos que llega a la tierra un extraterrestre que es capaz con una máquina que tiene de ver el futuro con total precisión.

Llega a la tierra en 1927 y ve inmediatamente lo que gana el S&P 500 hasta 2017. Algo más de un 10% anualizado.

Pero él quiere sacar lo máximo posible.

Así que estudie llevar 1.000.000 de dólares que es lo que tiene aplicando factores académicos. Y valora los siguientes:

  • FF_VAL: decil superior B / M, reequilibrado anualmente, ponderado en el capital de mercado.
  • FF_MOM: decil superior 2-12 impulso, rebalanceo mensual, capital de mercado ponderado.
  • SP500: Poseer las 500 acciones más grandes, con capital de mercado ponderado.
  • 10_Year: bonos del Tesoro a 10 años.

El extraterrestre como sabe el futuro mira los resultados:

Tomamos la tabla del artículo:

s1.jpg

La estrategia de momentum es la que más gana con mucha diferencia y la que le da un drawdown menor.

Luego dice el artículo que mira la escala de valor invertida

s2.jpg

Así que el extraterrestre lo tiene claro, meterá su dinero en estrategias académicas en valor y momento que le van a dar mucho dinero.

Eso está claro.

Entonces aparece un gestor humano, en 1927, que necesita el empleo para comer, y que tiene un don…no se rían…J verán como es divertido…

El gestor ve el futuro y llega, lógicamente, a las mismas conclusiones que el extraterrestre, hay que meter el dinero en estrategias académicas de valor y de momentum, que le van a hacer ganar mucho más. Pero el gestor, se lo piensa bastante mejor… cómo ve el futuro, y sabe lo que pasará cada año, se da cuenta de que sus clientes no tendrán aguante para llegar a esos resultados y el riesgo de que le despidan será muy alto.

Vean esta cita del artículo que es la clave de todo:

Sin embargo, el administrador de activos reconoce que sus inversores están anclados en el S & P 500 como referencia. Ella sabe que si tiene un rendimiento inferior durante un período de 5 años será despedida. Para el quinto año de bajo desempeño, siempre hay otros 100 administradores de activos compitiendo en fila, diciéndole a su cliente que es inaceptable que rinda por debajo de lo esperado durante 5 años y que todos sus clientes lo hayan hecho mucho mejor.

El administrador de activos hace que su analista de investigación haga un análisis adicional sobre el rendimiento relativo. Ella observa las tasas de crecimiento anual compuesto relativo variable de 5 años de las diversas estrategias contra el SP500.

s3.jpg

Los resultados son resultados hipotéticos y NO son un indicador de resultados futuros y NO representan rendimientos que realmente haya obtenido un inversionista. Los índices no son administrados, no reflejan las comisiones de gestión o de negociación, y no se puede invertir directamente en un índice. Información adicional sobre la construcción de estos resultados está disponible bajo petición.

Hrmm. Hay múltiples periodos de 5 años cuando el valor y el impulso se arrastran en el SP500, ¡de hecho garantizando un deslizamiento de color rosa!

  • La estrategia de valor genérico supera al SP500 en períodos de 5 años solo el 65% del tiempo, dejando un 35% de posibilidades de que el administrador de activos pierda su trabajo.
  • El impulso se ve significativamente mejor en los tramos de 5 años, ganando alrededor del 90% del tiempo. Ella se enfoca en el enfoque de impulso y profundiza un poco más.

El artículo sigue hablando sobre el tema, aconsejo leerlo. Es muy denso pero muy bueno, pero para lo que yo quería transmitirles me sobra.

Esta es la realidad de la gestión. No vale con pensar en estrategias con altas posibilidades de ganar dinero en el largo plazo. El gestor, incluso aunque el gestor seamos nosotros mismos con nuestro propio dinero, tiene que pensar que en los momentos malos que durarán años, será muy difícil resistir. Y más porque lo que pone en este párrafo más arriba y que les repito va a suceder con total seguridad:

. Para el quinto año de bajo desempeño, siempre hay otros 100 administradores de activos compitiendo en fila, diciéndole a su cliente que es inaceptable que rinda por debajo de lo esperado durante 5 años y que todos sus clientes lo hayan hecho mucho mejor

Este dilema de la inversión hay que tenerlo muy claro. Por ejemplo podemos decidir que el valor es lo nuestro. Y que cuando lleguen los drawdowns duros que esta estrategia acarrea los clientes aguantarán. De hecho los de Buffett aguantaron. Pero no todo el mundo se llama Buffett y esos clientes no aguantarán.

Así que hay que combinar una buena estrategia, con un trabajo muy intenso de eliminación de los drawdowns.

La gestión pasiva no va a eliminar este sesgo de la inversión ni de broma. Ya veremos que pasa con la gestión pasiva cuando enlace varios años torcidos…incluso podrían bastar meses como pasa en cualquier cartera.

Ahí les dejo la reflexión, no es cuestión baladí…

Los mercados emergentes se suelen considerar como mucho más volátiles que los desarrollados, pero que a cambio, dan mayores retornos al final. Pero si analizamos sus cifras, posiblemente nos llevemos algunas sorpresas.

En general a los mercados emergentes le vienen bien los períodos de flexibilización monetaria en EEUU y en menor medida en otras potencias desarrolladas pues una parte del dinero que llueve sobre el mercado termina allí, y mucho peor en los períodos de endurecimiento con una mayor fortaleza del dólar.

Si tomamos desde 1988, donde se inician los datos fiables de bolsas emergentes, vía índices MSCI, resulta que hasta la fecha habríamos obtenido una rentabilidad anualizada con ellos del 10,84%. ¿No está mal verdad? Pero resulta que el S&P 500 tiene una rentabilidad anualizada en ese mismo período del…10,8%...No me he equivocado en las cifras, ambos mercados tienen exactamente la misma rentabilidad. Exactamente igual. Esto puede dar una idea muy engañosa de la realidad. Al final se llegó al mismo resultado, pero por el camino las diferencias fueron enormes.

Nos vamos a basar en estos dos artículos, que tocan muy ampliamente el tema para la obtención de datos.

https://bpsandpieces.com/2018/09/24/the-curious-case-for-emerging-markets/

https://awealthofcommonsense.com/2018/08/buying-emerging-markets-after-a-disaster/

Para empezar, efectivamente los mercados emergentes, son mucho más volátiles, aunque como vemos al final ganan lo mismo, al menos en esta serie.

La desviación estándar, que no sería la medida correcta, pero que sirve para darnos una idea es en el MISCI de mercados emergentes de casi el 24% mientras que en el S&P 500 baja a poco más del 13%.

Vean además en la tabla siguiente que ciclos tan diferentes han seguido ambos mercados, se parecen en muy poco:

s1.jpg

En el ciclo malo del S&P 500 entre 1999 a 2007 los emergentes ganaron casi 10 veces más que el S&P 500, sin embargo desde el año 2018 a la fecha ni la sexta parte.

Sus drawdowns son frecuentes y duros.

s2.jpg

Las bajadas en torno a la crisis del 2008 realmente demoledoras.

Y en esta tabla por año se ven de nuevo las grandes diferencias

s3.jpg

Raras veces se mueven a la par, con lo cual podemos ver como sugiere uno de los autores de los artículos citados que incluir un poco de emergentes a una cartera por ejemplo que se limite a replicar el S&P 500 vía gestión pasiva, igual no es mala idea. Vean esta cita:

“ A pesar de las ganancias inquietantemente similares, una combinación de los dos, reequilibrada anualmente, habría arrojado mejores resultados. En el mismo marco de tiempo:

  • 90% S & P 500/10% MSCI Emerging Markets: 11.10% anualizado
  • 85% S & P 500/15% MSCI Emerging Markets: 11.23% anualizado
  • 80% S & P 500/20% MSCI Emerging Markets: 11.34% anualizado

Estas mejoras incrementales en el rendimiento habrían estado acompañadas de una volatilidad que no es sustancialmente mayor que la de poseer únicamente el S & P 500, gracias a los beneficios de administración de riesgos que ofrece la diversificación y el reequilibrio.”

Esta es la principal conclusión a la que queríamos llegar en este artículo. Para un inversor muy de gestión pasiva, que no es mi caso, pero sí el de muchos inversores, este porcentaje, no excesivo de cartera pasiva puesta en el MSCI de emergentes, es una buena idea, teniendo en cuenta que la volatilidad no sube gran cosa, y que se complementan mucho. A tomar buena nota.

Veamos algunas curiosidades más.

Ya saben que casi siempre se considera como mercado bajista el que se llega a perder un 20% al menos. Nosotros no estamos muy de acuerdo con esto, pero es lo habitual. Pues bien el autor se pregunta primero que pasaría si se compran emergentes cuando se cae al menos un 20%, pero más adelante reflexiona que esa no es la caída media de cada pico de bajada, por lo que hace el experimento tras caídas del 35% desde que se tienen datos, que recuerden no es demasiado, desde 1988.

Vean la cita:

El mercado bajista promedio durante este tiempo ha sido una reducción de aproximadamente el 35%, por lo que el umbral del 20% no actúa exactamente como una línea en la arena. Así que echemos un vistazo a lo que habría sucedido si hubiéramos comprado después de una disminución del 30% en EM utilizando los mismos parámetros 2 :

s4.jpg

Las ganancias promedio para los que tienen el valor suficiente para comprar después de pérdidas del 30% en los mercados emergentes han sido del 17,27%, 34,22% y 91,98% en períodos de uno, tres y cinco años. La mediana de los resultados fue 17.10%, 22.28% y 50.59%.

El mercado bajista de 1997 es el valor atípico obvio que no dio resultado porque hubo mercados bajistas en 1998, 2001 y 2002 que provocaron los resultados finales. Pero el resto de las cifras de rendimiento muestran que puede haber grandes recompensas cuando evita temer cuando otros temen.

La parte difícil de invertir en clases de activos volátiles es que pueden volverte loco con su inconsistencia.

Conclusiones:

Los mercados emergentes son un conjunto de mercados bastante turbulentos y mucho más volátiles que los desarrollados. No son mercados para jugársela con ellos. Uno puede salir trasquilado. La entrada de más acciones chinas en estos índices no creemos que cambien muchos las cosas.

Pero sí parece claro que debido a que sus ciclos son muy diferentes respecto a los mercados desarrollados, un % pequeño de inversión en ellos, cuando veamos que hay posibilidades sí que puede dar algo más de sabor a la cartera.

Los lectores que lean serenitymarkets.com desde etapas anteriores, allá por principio de los 2000, recordarán que siempre me ha gustado mucho seguir a Charles Biderman que tiene la reputación de ser el analista a nivel mundial desde su firma Trim Tabs de seguir mejor los grandes flujos de las corporaciones y manos fuertes.

Pues bien, esta semana este especialista de los flujos ha lanzado una advertencia, que dada su fama ha tenido gran repercusión y ha sido citado por las grandes firmas de noticias como Reuters por ejemplo.

Su advertencia es muy sencilla. Los insiders, es decir los directivos que tienen acciones de las propias compañías están vendiendo a niveles históricos récord las acciones de sus compañías, mientras por otro lado ordenan que se recompren las acciones a niveles máximos históricos. Vamos como dice el refrán español, “consejos vendo que para mí no tengo”.

En las tres primeras semanas de septiembre los insiders han vendido al inusual ritmo de 400 millones de dólares al día. Con lo que sumaban en el total del mes nada menos que 5.700 millones de dólares en ventas en el mes. Nuevo récord histórico para un mes de septiembre. El registro máximo anterior de ventas de insiders viene de hace 6 años. En concreto del mes de septiembre de 2012.

En aquellas fechas este récord de ventas de los insiders como puede verse en este gráfico:

1.png

Llevó al S&P 500 a una caída de mes y medio, hasta que a mediados de noviembre empezó a remontar. No estoy diciendo que vaya a pasar lo mismo, simplemente es un dato.

Pero es que en agosto las ventas de los insiders fueron también elevadísimas con 10.300 millones de dólares. Nunca en la historia ellos habían vendido las propias acciones de sus compañías a este ritmo. Aprovecharon las vacaciones para soltarlas con sigilo. En Junio también se dio récord histórico para el mes. Es decir mientras la euforia reina por doquier ellos se quitan el papel de sus compañías y claro son los que mejor las conocen.

¿Tienen informaciones que no tenemos los demás? ¿Es casualidad?

El caso es que por otro lado ordenan que la compañía recompre lo que ellos mismos venden.

Hasta la fecha las recompras de acciones propias ascienden a 827.000 millones de dólares. Ojo al dato. ¡827.000 millones de dólares en ocho meses y medio! Estamos hablando de casi 100.000 millones al mes y de casi ¡5.000 millones de dólares al día! ¡Y aún nos preguntamos por que sube Wall Street cuando el resto de bolsas bajan! Y nos montamos películas sobre la confianza en la economía, las rebajas de impuestos. Con 5.000 millones de entradas mensuales diarias, como va a bajar…

Eso sí, como repetimos varias veces en este artículo, los mismos que ordenan esas compras, venden sus propias acciones a gran velocidad.

Si vemos este gráfico, comprobamos que en realidad el dinero no se mata por ir a Wall Street desde hace años desde fuera

2.png

Lo que realza el valor de las recompras, el dinero ha estado yendo a otros sitios.

El gráfico nos da otra pista que sí es importante. Vean la línea azul más fuerte que es Europa. Un desastre. En EEUU no han recibido dinero fresco y suben por sus recompras, pero en el caso no es que no se haya recibido dinero, es que lleva casi 3 años marcándose a toda velocidad. El ritmo de salida de dinero de 2018 hacia otras áreas es muy anormal y muy exagerado. Así es muy difícil que subamos y de hecho no lo estamos haciendo. Y en bolsas periféricas como la nuestra, ni les cuento, peor aún, con el miedo al contagio emergente y la inestabilidad política. Y ahora con la amenaza de un Impuesto de transacciones financieras que gravaría a las acciones locales, y las haría aún menos atractivas. Desde luego que no es el momento de Europa. Aunque claro también habrá quien vea esto como aquello del vaso medio lleno o medio vacío y diga, no puede haber más salidas ya de Europa. Lo malo es que se ven muy pocos catalizadores positivos para el inversor extranjero ahora mismo.

El BCE endureciendo el tono, pico máximo de la expansión ya atrás, líos políticos en varios países, populismo en ascenso…

Quizá pudiera ayudar si es que finalmente la UE y EEUU consiguen llegar a un acuerdo comercial, que levante el miedo del sector de automoción a que les pueden imponer fuerte aranceles.

3.png

Aunque el sector clave en una posible recuperación, tendría que ser el bancario.

4.png

Se habla mucho de que “les favorecen las tensiones de tipos” pero eso es una anécdota su triste realidad se ve muy clara en cuanto miramos un gráfico de largo plazo de este sector europeo bancario

Conclusiones:

Los insiders venden sus propias acciones de sus propias compañías a niveles récord mientras ordenan unas recompras históricas que están distorsionando a todo Wall Street. Mientras en Europa, el dinero sigue marchándose en silencio en una clara desconfianza desde hace un par de años.

El mercado de Forex es el más grande del mundo y creo que no es ningún secreto para los lectores habituales que a mí me gusta mucho, por liquidez y movimientos mucho más tranquilos que en las bolsas. Además con mayor nobleza técnica.

Es un mercado de 24 horas al día, que sólo cierre los viernes por la noche para volver a abrir el domingo noche. El resto de la semana cotiza 24 horas.

El problema viene porque es un mercado que no está regulado como podría ser por ejemplo el de la bolsa de Nueva York. Abre a su hora exacta y cierra a su hora exacta y punto. Cerrado.

Aquí no hay regulaciones, ni cámaras de compensación, ni siquiera un cambio exacto válido para todo el mundo, puede haber ligeras diferencias.

Pero es importante que sepamos que dentro de este relativo caos, hay que tener en cuenta algunas cosas importantes.

Por ejemplo.

El cierre de Nueva York es a las 17 horas de Nueva York. Es decir teniendo en cuenta que tenemos un desfase horario ahora mismo de 6 horas exactamente, el horario de cierre de Forex en Nueva York es a las 23h hora española.

s1.jpg

Fuente tabla actualizada: Babypips.com

Y creo que no hace falta esgrimir muchos argumentos para hacer ver que Nueva York es la plaza financiera más importante del mundo.

A las 23h hora española cierran ellos, y se producen ajustes, cambios de márgenes, etc. Eso sí, vuelve a abrir al segundo siguiente, pero el cierre digamos contable ya se ha producido.

Es tan importante el cierre que por ejemplo hace algunos años se popularizó una estrategia, que ahora está algo olvidada, pero que no suele ir mal del todo. Lo que más me interesa es que vean la importancia que tiene ese cierre de Nueva York, que ha dado pie hasta estrategias.

Esta en concreto la inventó Ed Ponsi y funciona así.

La estrategia, llamada el "boomerang" funciona de la siguiente manera.

Se trabaja con el par del euro contra el dólar, ya que tiene la horquilla más cerrada, y a estas horas de poco movimiento, se agradece y mucho que siga con dicha horquilla cerrada.

Bien, la forma de trabajar, según Ed Ponsi que es su inventor consiste en colocar una orden de venta 15 pipos por encima del precio de las 23 horas. Ojo. Esta estrategia, solo puede usarse con este parámetro para el euro frente al dólar, si se usa para otros cruces habría que estudiarlo aparte, pues puede tener más o menos volatilidad.

Se coloca igualmente una orden de compra 15 pipos por debajo del precio de las 23 h.

La salida para ambas órdenes, en el supuesto de que se ejecuten, estaría en el precio de las 23h. Es decir si vendemos a 1,1415, porque a las 23 horas el cruce estaba a 1,14100, cerraríamos si conseguimos que vuelva a 1,4100 sin dudar un instante.

El stop loss, está igualmente a 15 puntos. Es decir que en el caso del ejemplo se cerraría si toca el 1,4130. Todo al contrario si estuviéramos hablando de una compra.

Si salta una de las dos órdenes iniciales, ya sea la venta 15 pipos por encima del precio de las 23h o bien la de compra de 15 pipos por debajo, hay que anular enseguida la otra, solo se entra a la primera que salta.

Si a las dos horas de haberlas puesto, es decir a la 1 de la madrugada, no han saltado ninguna de las dos, nos vamos a la cama y se cancela todo. La razón de estas cancelaciones no es por necesidad de dormir. de hecho esta táctica la usan sobre todo en EEUU, donde para ellos no es tarde, sino simplemente porque a la una de la madrugada los mercados asiáticos empiezan a tener considerable actividad, y ya no podemos jugar a esta táctica que como vemos es un poco jugar a que no va a pasar nada importante a esas horas.

Parece una idea más de trading interesante. Y posiblemente combinada con alguna que otra cosilla más pueda dar buen resultado.

Pues bien. Mientras se trabaje en gráficos intradía en forex, de una hora o menos, este es un factor que no le provocará mayores inquietudes.

Pero el problema vendrá cuando trabaje por ejemplo en gráficos de 4 horas que es muy popular en adelante.

En la mayoría de plataformas se verá que la vela inicial del día empezará a las 00h, cuando muchas manos fuertes consideran que la clave está en el cierre de Nueva York, y empezarán a contar la vela inicial del día a partir de las 23h. En otras aparecerá a las 22h00. Cada uno lo hace de una manera.

La distorsión más fuerte se la van a encontrar, sobre todo en los populares gráficos de velas de 4 horas. Si se está trabajando por ejemplo en Price action, tendremos figuras muy importantes en uno, que no aparecerán en el otro.

Lo pueden ver en este artículo:

https://www.fxtradingrevolution.com/forex-blog/the-4-hour-chart-dilemma

Si quiere que le inicie la vela del día a las 23h, por ejemplo en la plataforma de Prorealtime que es ahora la nuestra referencia tiene que ir a OPCIONES - opciones de la plataforma -  zonas horarias y horas de negociación > 3r punto " utilizar diferentes zonas horarias para los diferentes mercado como se especifica a continuación" > en el listado se elige "Forex" y en Huso horario (2n punto) usar este huso horario  - UTC +03:00. 

Aquí tienen un ejemplo del artículo citado de las grandes diferencias que puede haber.

s2.jpg

Este es un gráfico de 4 horas iniciando a las 24h

Y este iniciando a las 23h

s3.jpg

Vean como por ejemplo el gráfico de inicio a las 24 a la izquierda da una clara estrella de la noche que luego no aparece en el que se inicia a las 23h.

Lo ideal sería estar en el gráfico que lo tenga más gente puesto delante. No hay estadísticas en que basarnos, pero por observación casi diría que hay más que se inician a las 24 en manos débiles con mucha diferencia, pero que hay más que se inician a las 23h entre las manos fuertes.

Hoy no voy a hablarles de cosas complicadas, ni de curvas de tipos, ni de evoluciones macro. Hoy vamos a hablar de algo muy sencillo, pero que si no nos damos cuenta puede causar algún quebradero de cabeza.

No es una cuestión baladí la forma en que calculamos la rentabilidad que podemos obtener con un sistema o estrategia de trading, o bien cuando estamos estudiando los rendimientos de los resultados de otra persona.

Es muy habitual que tomemos una media aritmética sin más. Pero esto puede llevarnos a error.

La realidad, luego a la hora de operar, es que no es lo mismo tener el X% de promedio con una volatilidad enorme de la curva de beneficios/pérdidas, que siendo ésta muy suave.

Para empezar, porque no es lo mismo psicológicamente y la psicología lo es todo en este mundillo financiero. Si igual perdemos fortunas que las ganamos, tarde o temprano la cabeza nos va a jugar una mala pasada que nos costará dinero. No se puede vivir con un estrés tremendo a este respecto.

Pero es que además los números no son los mismos, parece de Perogrullo, pero la mayoría de las veces no nos damos cuenta.

En la industria se juega mucho con esto. Un año duro como el 2008 pierde un fondo el 25%. Y al año siguiente gana un supuesto 25% que se publica por todos y le dan un premio (caso real). Pero gana el 25% de lo que le quedaba. Claro un cliente que tuviera un millón de euros, se queda en solo 500.000, si luego gana un 25% los gana de los 500.000 no del millón, vamos, que a su gestor le dan un premio y él tiene ahora en la mano 600.000, una pérdida del 40% y los números han causado una ilusión óptica.

Insisto, parece de Perogrullo pero en la industria se juega mucho con esta baza psicológica.

Vamos a verlo más detenidamente y de forma más seria.

Este artículo de la web capitaldiscussions.com está muy bien:

La importancia de la baja volatilidad anual en su rentabilidad

https://capitaldiscussions.com/the-importance-of-low-annual-volatility-in-your-returns/103655

La hoja de cálculo que aparece a continuación muestra tres traders con un saldo inicial de $ 100.000. Los operadores A, B y C tienen la misma rentabilidad media aritmética del 5% para el año.

s1.jpg

Ejemplo A. Rendimiento anual Aritmética y geométrica (incluye volatilidad)

Como ven nos podemos liar con esto, no tiene el mismo dinero en la mano el trader A, que no tiene volatilidad ninguna, que el B que la tiene más alta, que el C que la tiene altísima.

Pido disculpas por la sencillez del planteamiento, pero es que por muy de cajón que sea, es muy fácil no darse cuenta de este asunto. Nos podemos liar con nuestras propias cuentas, o nos pueden liar otros, que sería peor.

Les pongo la cita final del artículo:

Los cálculos aritméticos de los rendimientos no tienen en cuenta la volatilidad de esos rendimientos. Los rendimientos promedio aritméticos tienden a exagerar el rendimiento real. Cuando ocurre una pérdida, el resultado es menos valor en el capital.

Cuanto más volátil es el rendimiento, más importante es utilizar la volatilidad en los cálculos. La baja volatilidad de los rendimientos puede desempeñar un papel importante en la composición de sus rendimientos anuales. Es sabio ser consciente de la volatilidad de los retornos en sus estrategias de negociación y cartera total. Recuerde que para muchos traders, menor estrés conduce a una vida más feliz. "Lento y constante se gana la carrera."

Cuidado por lo tanto con estas “ilusiones ópticas con los números” Esto mismo nos suele pasar cuando hablamos de sectores en bolsa.